buscar

Artículos

GOS: Capítulo 706 - Separado

GOS: Capítulo 706 - Separado 

Shi Yan escuchó atentamente la explicación de Fergie sobre los nuevos reinos. Frunció el ceño y pensó, mientras la excitación aparecía obviamente en su rostro.

Los Reinos Dios tenían tres reinos menores y tres reinos principales. Como estaba en el Reino Dios Verdadero, en Continente Gracia, ya era el mejor de los mejores expertos. Al escuchar la explicación de Fergie, llegó a conocer un mundo completamente nuevo, un mundo que estaba más allá de su imaginación. Shi Yan sintió como si fuera una rana sentada bajo su cáscara de coco.

"La tierra extranjera es mucho más complicada de lo que pensaste. Los expertos aquí son como árboles en un espeso bosque. Sobrevivir en un continente de alto nivel es mucho más extenuante que vivir en un continente de bajo nivel". Fergie pareció encender su canal de jactancia, pero no se apresuró, mirándolo con cara fría. "Si quieres sobrevivir en tierra extranjera, siempre tienes que pensar en avanzar. No puedes relajarte."

Fergie hizo una pausa por un momento y luego se lo preguntó. "¿Cuantos años tienes?"

Shi Yan estaba desconcertada por un tiempo y luego respondió honestamente. "Creo que tengo alrededor de treinta años".

Incluso él mismo no pudo certificar su edad. Había estado yendo y viniendo por Continente Gracia, y no se había detenido por mucho tiempo en ninguna tierra. Él había estado luchando continuamente, haciendo todo lo posible para tener un mejor reino. Olvidó lo rápido que pasó el tiempo.

Los ojos de Fergie se volvieron extraños. Ella lo escudriñó, mientras sus ojos proyectaban un flujo de luz tenue. "¿Alrededor de los treinta? ¿Estás seguro?"

Shi Yan asintió.

Fergie estaba sorprendida. Después de un rato, frunció el ceño y luego dijo: "Buena dotación innata". Ella entonces contempló por un tiempo.

Shi Yan esperó en silencio sin prisas.

Fergie no continuó. Ella parecía reflexionar sobre algo. Después de un largo tiempo, las ondas de energía ondularon de ella, y parecía fortalecerse de vez en cuando. El gran Cristal divino en su mano ya no era brillante, ya que la energía interna había sido absorbida por completo.

Shi Yan se puso de pie, pero no sacudió su ropa. "Volver al trabajo."

Shi Yan se apresuró a levantarse, reuniendo su energía y esperando atentamente.

Esa bestia continuó cavando el meteorolito, esparciendo las piezas de Esencia Perecedora de cinco colores. Fergie se llevó la mayoría de ellos, y Shi Yan solo necesitaba recoger los que extrañaba. Fue mucho más fácil que cuando trabajó con Decca.

Fue otro período insondable de explotación de mineral.

Durante este proceso, utilizó los cristales divinos de baja calidad para restaurar su energía. Shi Yan podía sentir que su Esencia del árbol antiguo de Qi se volvía más vibrante, mientras que su reino se volvía más estable, y podía usar sus poderes con mayor fluidez día a día.

Hoy, mientras Fergie usaba su extraño poder para recolectar la Esencia Perecedora de cinco colores, una marca en forma de diamante en su frente brillaba de repente.

El semblante de Fergie cambió un poco, y sus dedos móviles temblaron. Docenas de piezas de Esencia Perecedora de cinco colores salieron disparadas, pero ella las echó de menos.

Shi Yan siempre prestó atención, y no se atrevió a relajarse un segundo. Inmediatamente instó a su energía y cubrió todos los cristales de cinco colores, poniéndolos en su anillo de almacenamiento.

Fergie se detuvo, señalando a la bestia.

La bestia dejó de cavar, parada en las pilas de rocas.

Fergie parecía sombría. Entornó los ojos frente a Shi Yan como si estuviera hablando con alguien que usa la marca en su cabeza. Poco a poco, su rostro se hizo más muerta. Un destello de ansiedad y preocupación apareció en sus ojos.

Shi Yan no habló. Detuvo su trabajo, mirando a la mujer como si supiera que algo inesperado había sucedido.

"Otra fuerza ha llegado a este meteorolito. Son mucho más fuertes que nosotros." Fergie se quedó callada por un momento y luego abrió más los ojos. La marca en su frente ya no brillaba, indicando que su conversación había terminado. "Anmou fue a negociar con él. Si falla, quizás... peleemos".

Shi Yan estaba sorprendido. Se sintió ansioso de inmediato. "Más fuerte que ustedes?"

Fergie sonrió forzadamente. "Guerreros del Reino Dios Rey y seis guerreros en el Pico del Reino Dios Verdadero. Parece que están preparados para devorarnos. Espero que pueda negociar con ellos. De lo contrario, tendremos grandes problemas."

Shi Yan se calmó, discretamente montando guardia, mientras calculaba la peor situación. "Deberíamos ... ¿Subir allí? Si nos quedamos bajo tierra, una vez que nos bloqueen, nosotros... no podemos escapar."

Como esas personas estaban sobre el meteorolito, una vez que comenzaba la guerra, pasaría por encima de sus cabezas. Según Fergie, seguramente serían sometidos. Si se quedaran dentro de la meteorolito, no tendrían forma de runorte.

Por eso Shi Yan se sentía tan ansioso.

Fergie negó con la cabeza. "No podemos subir ahora. Si la negociación no funciona, no deberíamos aparecer. Si llegamos allí, el peligro será mayor. Será mejor que huyamos de aquí".

Ella ordenó a la bestia directamente.

Esa bestia gruñó, luego comenzó a cavar hacia otra dirección apresuradamente. Al igual que un pangolín, cavó otra cueva más profundamente en la pared de roca.

"La roca será realmente dura si esa sección tiene cristales de Esencia Perecedora. De lo contrario, es lo suficientemente suave como para cavarla rápido." Fergie frunció el ceño mientras explicaba. "Anmou es una persona de mente simple. Su temperamento tampoco es bueno. Si no puede negociar, y tenemos que pelear, arriesgará su vida con seguridad. Anmou está en el Reino Dios Rey. Incluso si nos derrotan, él puede protegerse y huir. Y lo haremos... Entonces, deberíamos quedarnos aquí y observar."

Shi Yan estaba sorprendido.

Parecía que Fergie no quería disolverse. Ella no quería pelear, y quería huir para salvar su vida antes de que la pelea sucediera.

Bajo la mirada de Shi Yan, Fergie todavía actuaba de forma natural. "No quiero morir. Si no quieres vivir, puedes ir allí". Ella hizo una pausa por un momento y luego continuó. "Cuando sucede la batalla, ustedes, los extraños, morirán primero. Aquellos que van con ustedes serán asesinados en breve si se muestran a sí mismos. Si llegan allí, serán asesinados como ellos. No les importará su vida de la muerte."

Shi Yan descolorido. Él dejó de pensar y se calmó.

Él quería llegar allí y mirar. Sin embargo, las palabras de Fergie lo habían hecho pensar de nuevo. El otro equipo tenía dos guerreros del Reino Dios Rey. Entonces, no sirvió de nada si Shi Yan llegó allí. Él sería asesinado en breve.

BOOM BOOM!

Las explosiones retumbaban retumbando. En breve, un tremendo temblor transmitido desde arriba de sus cabezas. Ese temblor trajo una onda de energía furiosa y un poder misterioso, entrometiéndose en el suelo.

Shi Yan sintió que se le erizaba el pelo, y se estremeció bajo ese extraño efecto de energía. Su carne parecía estar estallando también. En medio de los ruidos retumbantes, la marca en la frente de Fergie volvió a brillar. Parecía que Anmou estaba hablando con ella.

Fergie detuvo la conversación. Ella gritó con una cara sombría. "¡Deberíamos movernos ahora!"

Entonces, a ella no le importaba si Shi Yan tenía alguna otra idea. Ella corrió hacia el pasaje que la bestia había cavado tan rápido como si estuviera volando.

Shi Yan quedó asombrado por tres segundos, y luego siguió a Fergie saltando al pasillo. Mientras corría tras ella, estableció muchas barreras y restricciones en un intento de obstaculizar a los oponentes.

Los ojos de Fergie se burlaban. "No sirve de nada. En tu reino, tus barreras no pueden soportar ni siquiera uno de sus ataques."

Shi Yan no respondió. Él todavía estaba tratando de establecer más barreras. Los cristales que trajo de Continente Gracia volaron y se incrustaron en la pared, creando una débil defensa de las barreras de defensa.

"La batalla ha comenzado. Anmou puede detener a los otros por un tiempo. Si nos vamos de aquí, no tendremos una emboscada". Fergie no se preocupó por él, solo estaba hablando. "Por supuesto, Anmou me odiará. Me reportara con certeza cuando regrese. De todos modos, está bien. Ser reportada es mejor que estar muerta."

La bestia frente a ellos era como un rápido pangolín cavando la roca.

Shi Yan siguió de cerca detrás de Fergie en medio de la lluvia de fichas de rocas. No les importaba la batalla por encima de sus cabezas, solo avanzando más profundo en el suelo.

Después de un rato, la bestia rugió y empujó más lejos. Luego saltó a la inmensa oscuridad.

Shi Yan y Fergie siguieron a la bestia, cayendo en la oscuridad helada.

Fergie saltó sobre la bestia y frunció el ceño, volteándose y mirándolo. Shi Yan consiguió su mirada, por lo que de inmediato voló y aterrizó en la bestia, sentado detrás de ella.

Fergie le dio unas palmaditas a la bestia. Luego se aceleró como un rayo negro, corriendo hacia un meteorolito en frente de ellos. En breve, cayeron en una tormenta de energía.

El cuerpo de Fergie brilló gloriosamente en la furiosa ráfaga de la tormenta de energía. Este halo vino de sus prendas, creando una gruesa capa que la cubría por completo. Esta protección la mantuvo a salvo del impacto de las tormentas de energía.

Cuando Shi Yan estuvo expuesto, su masivo Qi de Sangre fue activado, lo que activó su Espíritu Marcial de Petrificación. Su cuerpo se puso rígido en un abrir y cerrar de ojos. Cada músculo suyo se volvió extrañamente firme con una energía misteriosa que podría neutralizar la energía de la tormenta.

Fergie pudo sentir algo. Ella giró su cabeza, mirándolo. Sus ojos se iluminaron.

Como estaban en medio de una tormenta de energía, tuvo que usar su ropa mágica para resistir. Pero Shi Yan, quien estaba mostrando su cuerpo, podría soportar la tormenta fácilmente. Su intimidante y tenaz cuerpo era mucho más fuerte que la mayoría de los guerreros del Reino Dios Verdadero que había conocido.

Ella estaba asombrada, mirando a Shi Yan. En este momento, él había ganado un valor más alto en sus ojos.

En su opinión, este chico, que provenía de un continente de bajo nivel, tenía algo extraño. Como era demasiado joven para alcanzar el Reino Dios Verdadero, su dotación innata era excelente. Y, su cuerpo tenaz demostró que había sido entrenado arduamente por un tiempo significativamente largo.

Todos sabían que el entrenamiento físico era más arduo que aumentar el reino y el poder. Cada guerrero que tenía un cuerpo significativamente fuerte tenía una voluntad dura, ya que eran las personas más persistentes y aterradoras.

Los ojos de Fergie se iluminaron. Ella lo consideró por un momento y luego asintió discretamente mientras tenía un buen cálculo.

_________________________

Editado Y traducido por Gasaraki 

Login Form

CrewChat