buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1225 - Ideas estúpidas de Yan Di

Duan Xin Ye

 

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1225 - Ideas estúpidas de Yan Di

"¿Estás usando tu propia vida para amenazarte?", Dijo una voz fría.

"¿Y qué? Te lo advierto, si lo matas, definitivamente me mataré a mí misma." Dijo Qiu Yue Xin nuevamente.

Lin Feng estaba asombrado. ¡Qué demonios está pasando!

Si eso hubiera sido captura corporal, la antigua Qiu Yue Xin ya no existiría, ella habría sido completamente reemplazada, pero definitivamente parecía que había dos personas en un solo cuerpo. Lin Feng no entendió. ¿Cómo? ¿Por qué?

"No olvides que estás practicando la cultivación despiadada, si te detienes ahora, ¿cómo te convertirás en un cultivador sin igual?"

"¡Nunca quise practicar la cultivación despiadada, me obligaste! ¡Puedo prometer continuar practicando la cultivación despiadada, pero no puedes matarlo!"

Desde que Lin Feng descubrió lo que estaba pasando, las dos personalidades hablaron sin ninguna restricción.

"De acuerdo, si continúas practicando la cultivación despiadada, no lo mataré, pero si toca mi cuerpo nuevamente, tendré que darle una lección", Dijo Qiu Yue Xin. Se veía normal otra vez mientras miraba a Lin Feng, "¡Lin Feng, vete ahora!"

"¿Dime qué está pasando?", Insistió Lin Feng.

"No preguntes, por favor", Dijo Qiu Yue Xin. Ella parecía estar sufriendo.

Lin Feng permaneció en silencio y asintió. Él suspiró y dijo: "¿Puedes controlarla?"

"¡No te preocupes, estaré bien!" Dijo Qiu Yue Xin sonriendo indiferentemente. Lin Feng necesitaba pensar en lo que podría hacer por ella.

Se fue, pero Qiu Yue Xin lo miró dejándolo con dolor, con un amor profundamente arraigado. Ella no quería dejarlo ir en realidad.

"Desafortunadamente" suspiró Qiu Yue Xin.

"¿Desafortunadamente? Probablemente pienses que si sigo practicando la cultivación despiadada eventualmente tomarás el control total de mi cuerpo y al final lo matarás, ¿verdad?"

"Deja de pensar en eso. Practique la cultivación y se convertirá en un cultivador sin igual ", Susurró Qiu Yue Xin, aparentemente hablando sola.

Después de eso, todo quedó en silencio.

............

Después de que Lin Feng se fue, Qiu Yue Xin se sentó en una silla de bambú. Ya no podía controlar sus emociones ... Lin Feng pronto se sorprendió con una voz sobre él, ¡era Qiong Qi!

"¡Dios mío!", Dijo el monje taoísta mientras descendía del cielo hacia Lin Feng.

"¿Sabes lo que está pasando?", Preguntó Lin Feng. Él casi se había olvidado de él. Probablemente sabía sobre la condición de Qiu Yue Xin.

"Soy omnisciente. No hay nada que no sepa ", Dijo Yan Di con orgullo, mirando a Lin Feng de una manera desdeñosa.

"¿Es la técnica de captura corporal o algo más?", Preguntó Lin Feng. A pesar de que sabía que no era así, todavía tenía que preguntar.

"Por supuesto que no, de lo contrario estarías muerto."

"Bueno, ¿qué es entonces? ¿Por qué está cambiando?"

"¿Crees en la otra vida o en la reencarnación?", Preguntó Yan Di entrecerrando los ojos.

"Sólo dímelo", Dijo Lin Feng.

"No creo en la vida futura o en la reencarnación, pero imagina si tu pequeño amor fuera la reencarnación de un cultivador fuerte", Dijo Yan Di, entrecerrando los ojos.

"Si ella fuera la reencarnación de una gran cultivadora, sería una gran cultivadora." ¿Cómo pudo haberse vuelto así?

"¿Y si ella repentinamente estuviera al tanto de su vida anterior?" Dijo Qiong Qi usando telepatía.

Lin Feng parecía sorprendido y triste, pero Yan Di sonrió y dijo: "No te preocupes, no estoy tan seguro." Te lo dije, no creo en el más allá o en la reencarnación, pero aún puedes tratar de entenderlo de esa manera. Después de todo, algunos cultivadores sin igual tienen poderes increíbles que pueden usar para volver a la vida."

Lin Feng lo miró fijamente. Qiong Qi estaba escondiendo algo.

"¿Puedes ser más claro?", Dijo Lin Feng.

"Puedo decirte cómo rescatar a tu pequeña novia" Dijo Yan Di sonriendo.

"¿Cómo?"

Yan Di entrecerró los ojos. Él ahora tenía una expresión extraña.

"Practica la cultivación despiadada que la empuja hacia la falta de emociones. Tal vez el Kamadhatu - los Seis Deseos del Cielos y las Seis Pasiones del Palacio del Cielo pueden ayudarte a controlarla." Dijo Yan Di sonriendo y riéndose.

"..." Lin Feng rodó los ojos.

"Te lo digo, ella seguirá sintiéndose aún más impasible, y cuando se vuelva completamente carente de emociones, ya no será tu amorcito. Si quieres evitar eso, tendrás que forzar las emociones hacia ella, forzándola a dejar de practicar la cultivación despiadada"

"¿Cómo puedo lanzar el Kamadhatu, el hechizo de las Seis Pasiones del Palacio del Cielo?", Preguntó enojado Lin Feng.

"Jeje, pensé que el Kamadhatu, el hechizo de los Seis Deseos del Cielos y las Seis Pasiones del Palacio del Cielo también era una buena opción para ella." Dijo Qiong Qi sonriendo.

"Pero, si quieres que renuncie a la despiadada y sin emociones, debes capturar a su otro yo, sin importar el costo." El mejor escenario sería si pudieras embarazarla, entonces ella daría a luz a un niño y no podría seguir sin emociones." Dijo Yan Di sonriendo. Lin Feng se quedó sin palabras, esa sugerencia fue más allá de sus expectativas.

"¿Estás seguro de que no estás tratando de engañarme?", Dijo Lin Feng.

"Soy un gran emperador, ¿por qué lo haría?", Dijo Yan Di poniendo su mano sobre su corazón.

Lin Feng estaba perturbado. Nunca había intentado obligar a Qiu Yue Xin a hacer nada, siempre había sido sincero con ella.

"¿Quieres salvarla o no? Esa es tu propia decisión. Pero pronto, ya no será ella misma, y ​​cuando pelees hasta la muerte, no me digas que no te advertí. De todos modos, me voy. Necesito descansar." Dijo Yan Di en serio. Luego, se dio la vuelta y fue a una habitación.

Yan Di sonrió de una manera malvada una vez que entró en la habitación. Estaba en buena luna mientras susurraba a sí mismo, "¡Eso sería extremadamente gracioso si tuvieran un bebé!"

Por supuesto, Lin Feng no sabía lo que Qiong Qi estaba pensando. Estaba sentado en una silla, mirando al techo. Estaba oscureciendo afuera y la luna estaba subiendo.

Lin Feng lanzó su conciencia divina y exploró el patio. Qiu Yue Xin estaba haciendo lo mismo que él, estaba sentada afuera, parecía bastante triste.

"¡Quién!" Qiu Yue Xin sintió algo y vio llegar a Lin Feng. Ella sonrió con indiferencia. La luna brillaba sobre ella, haciéndola parecer aún más hermosa. Lin Feng recordaba a Xin Ye en el palacio imperial, ¡se veían tan similares!

"Como somos amantes, ¿cómo podría ella no tener emociones?", Susurró Lin Feng. Él se sentó junto a ella. Se estremeció, si no tenía emociones, ¡cómo podría estar enamorada!

Login Form

CrewChat