buscar

Artículos

MGA: Capítulo 893 - Arrodillarte y admite tus errores

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Teo De Luna

_______________________________________________________________

Capítulo 893 - Arrodillarte y admite tus errores

 

Una lanza atravesó su pecho. Con un solo ataque, Chu Feng había derrotado a Murong Xun, quien había refinado las vidas de más de diez mil Señores Marciales.

 

Tal escena dejó atónitos a Xuan Xiaochao, a los diez hermanos de la capa dorada y a los demás. Habían esperado tal conclusión, pero nunca habían esperado tal progreso. Fue realmente muy rápido. Tan rápido el resultado fue decidido en un instante.

 

Ellos también se habían enfrentado a Murong Xun antes, sabían lo horrible que era. Sin embargo, Chu Feng aún lo derrotó con un solo golpe. Uno tenía que admitir que, en comparación con Murong Xun, Chu Feng era el verdadero monstruo.

 

"¡Joven maestro!"

 

En medio del shock que sintieron Xuan Xiaochao y los demás, el Sexto Inmortal se enfureció. Después de un largo rugido, levantó su mano y comenzó un ataque hacia Chu Feng.

 

* Boom * Sin embargo, en el siguiente instante de la liberación de ese poder, se detuvo dentro de una gran explosión: Qiushui Fuyan detuvo su ataque.

 

"¡Qiushui Fuyan, si algo le sucede al joven maestro, definitivamente te mataré!" La cara del Sexto Inmortal se volvió azul de ira cuando Qiushui Fuyan persistió en detenerlo. No siguió atacando con ceguera a Chu Feng, y en su lugar, lanzó el ataque más feroz que conoció en un intento de matar a Qiushui Fuyan.

 

"Incluso si no planearas matarme, nunca había planeado dejarte ir." Qiushui Fuyan simplemente sonrió levemente al Sexto Inmortal, que se estaba acercando a la locura. En su hermoso rostro, no había ni rastro de miedo. En cambio, dentro de sus ojos llenos de inteligencia, había incluso un rastro de desdén.

 

* Hmm * Después de atravesar el pecho de Murong Xun con su lanza, Chu Feng agitó su gran manga, y una ilimitada Formación Espiritual dorada emergió. Luego, con otra ola de la manga de Chu Feng, la Formación Espiritual se encogió rápidamente y se transformó en el tamaño de una uña. Entró en el cuerpo de Murong Xun a través de su herida.

 

"Ahh-"

 

Después de que la formación entró en él, Murong Xun soltó un grito doloroso. Al mismo tiempo, grandes cantidades de aura de color sangre brotaban de su cuerpo. Sin embargo, esta vez, no se convirtieron en cadenas de color rojo sangre, y se alejaron en su lugar.

 

Cuando se le ocurrió algo así, el cuerpo hinchado de Murong Xun se contrajo rápidamente. Incluso su poderoso aura disminuyó.

 

Con esa Formación Espiritual, Chu Feng selló la extraña técnica demoníaca de Murong Xun, lo que causó que el poder que él quitaba a otros dejara su cuerpo.

 

Después de que el poder de Murong Xun se disipó por completo, Chu Feng agitó su brazo y arrojó la Lanza del Dragón Plateado sobre sus hombros como un mástil. Luego arrojó a Murong Xun sobre él y aterrizó en un buque de guerra.

 

Después de aterrizar, Chu Feng volvió a sacudir y, como un saco de arena, lanzó fieramente a Murong Xun al suelo con un golpe sordo.

 

"¡Chu Feng, voy a romper tu cadáver en un millón de pedazos!" Después de ser arrojado al suelo, Murong Xun se puso de pie de manera tambaleante. Mientras apretaba los dientes, era como un perro loco mientras se lanzaba hacia Chu Feng.

 

"Arrodíllate." Sin embargo, Chu Feng se arremolinó rápidamente y llegó detrás de Murong Xun. La punta de la lanza en su mano pasó, y después de dos golpes sangrientos, los tendones de la pierna de Murong Xun fueron cortados.

 

* Bang * Con los tendones cortados, las piernas de Murong Xun no pudieron sostenerse y cayó al suelo.

 

Después de que Murong Xun se arrodilló, Chu Feng se paró frente a él y le dijo: "Arrodillate y admite tus errores".

 

"Veteal diab.., ¡ah!"

 

Murong Xun quería maldecirlo, pero antes de que terminara sus palabras, sintió dolor en su cabeza. Chu Feng le había agarrado fuertemente del pelo, luego, empujando hacia abajo, golpeó la cabeza de Murong Xun contra el suelo.

 

*Bang Bang Bang…*

Después de un breve instante, la sangre comenzó a fluir desde la cabeza de Murong Xun.

 

"¡Chu Feng, malditos sean tus antepasados!"

 

Al ver a su joven maestro sometido a tal sufrimiento, el Sexto Inmortal estaba a punto de explotar. Volteó su palma, y ​​aparecieron varias Medicinas Prohibidas. Sin decir nada, las consumió a todos de una vez.

 

* aooo- *

 

Después de haber ingerido esas Medicinas Prohibidas, ráfagas de coloridas auras se elevaron incesantemente dentro de su cuerpo. Al mismo tiempo, su poder se disparaba. Incluso exhaló una niebla peculiar de su boca y nariz.

 

"Mierda." La tez de Qiushui Fuyan no podía mantener la calma cuando vio el cambio que se estaba produciendo en el Sexto Inmortal. Si fuera antes, cuando luchó contra el Sexto Inmortal, no solo podría enfrentarlo con calma, calma y recogimiento, sino que incluso se benefició un poco.

 

Pero ahora, el Sexto Inmortal ignoró los riesgos para su vida e ignoró el dolor de la reacción violenta. Consumió tantas Medicinas Prohibidas, y debido a eso su fuerza era incomparable a antes. Ahora, él había sobrepasado el límite de Qiushui Fuyan.

 

* aooo- * Justo en ese momento, el Sexto Inmortal rugió furiosamente de nuevo, y lanzó un golpe a Qiushui Fuyan.

 

Ese puño realmente hizo temblar al mundo y quitó la luz del sol y la luna. A pesar de que Qiushui Fuyan dejó capas de Formaciones Espirituales y usó las habilidades marciales defensivas más fuertes que tenía, no pudo competir.

 

*Boom*

 

"¡Ahh!"

 

Finalmente, después de ráfagas, Qiushui Fuyan dejó escapar un grito. Ella fue forzada varias millas atrás por el poder de ese golpe.

 

"¡Senior Qiushui!" Cuando vio eso, Chu Feng no pudo evitar gritar alarmado.

 

* Aooo * Sin embargo, después de forzar a Qiushui Fuyan a través del aire, el Sexto Inmortal todavía no estaba dispuesto a detenerse. Agitó su gran manga, y un poder de succión sin límites estalló, atrayéndola hacia él.

 

Cuando Qiushui Fuyan regresó, el puño del Sexto Inmortal había resucitado. Además, se estaba canalizando un aura extremadamente espeluznante. Si ese puño aterrizara, Qiushui Fuyan probablemente moriría.

 

"¡DETENTE!

 

"Si te atreves a dañar al Senior Qiushui otra vez, cortaré este Murong Xun en pedazos." Capturándole a los ojos el instinto asesino del Sexto Inmortal, Chu Feng no dudó cuando agitó bruscamente la Lanza del Dragón de Plata hacia abajo, y cortó Murong El hombro izquierdo de Xun.

 

"AHH-

 

"¡Sexto Inmortal, sálvame!" Murong Xun podía soportar el dolor de su brazo siendo cortado, pero no podía soportar la sed de sangre de Chu Feng. Podía sentir la falta de garantía para su supervivencia. Entonces, rápidamente guardó su orgullo y comenzó a gritar pidiendo ayuda.

 

"Tu ..." La expresión del Sexto Inmortal cambió grandemente. Aunque estaba furioso, se detuvo rápidamente y no se atrevió a moverse ni siquiera una pulgada.

 

"Ustedes dos, deténganse también". Al ver su efectividad, Chu Feng lanzó una mirada feroz a los dos Protectores del clan Ave infernal Divina.

 

Los dos primero miraron al Sexto Inmortal, y después de una comunicación a través de la expresión de sus ojos, se lanzaron hacia atrás, abandonaron el alcance del Rey Agua y el Rey Fuego, y volvieron a sus apariciones humanas.

 

"Senior Qiushui, ¿estás bien?" Cuando se alivió una lucha tan intensa, el Rey  Agua y el Rey Fuego primero apoyaron a Qiushui Fuyan en el aire, y luego aterrizaron en el buque de guerra en el que estaba Chu Feng. En cuanto a Xuan Xiaochao y los demás, ellos también fueron rápidamente allí.

 

"Suelta a mi joven maestro, y los dejare ir sanos y salvos". El Sexto Inmortal habló. Eso no era algo que deseaba, pero no había otra opción ahora. No podía dejar morir a Murong Xun.

Login Form

CrewChat