buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1985 - La gran guerra terrorífica

 

Capítulo 1985 - La gran guerra terrorífica

El emperador santo del clan Ji gritó furioso. Las luces cian llenaron el aire y una silueta apareció frente a él.

“¡Fuerza mundial!” Frunció el ceño el Emperador Santo del clan Ji. Miró las luces cian y al anciano que había aparecido frente a él.

"Esa es la fuerza mundial". La gente en la distancia frunció el ceño. La fuerza mundial era muy rara y misteriosa. ¿Esa gente era del misterioso Clan Mundial?

“¡Destruye!”, El fuerte cultivador del Clan Mundial golpeó la atmósfera en dirección al Emperador Santo del Clan Ji. Un viento fuerte y explosivo comenzó a soplar, amenazando con derrumbarlo todo. Extrañas luces cian destellaban en todas direcciones.

El Emperador Santo del Clan Ji gimió con frialdad y lanzó una cantidad infinita de dragones cian hacia esas luces. Una fuerza destructiva aterradora llenó el aire, y las extrañas luces explotaron y crepitaron contra ella. Los dragones cian parecían inmortales, y al final, las energías se dispersaron.

Al mismo tiempo, otro cultivador fuerte apareció junto a Lin Feng, las luces cian los rodearon y terminaron en otro mundo.

“¿Por qué el clan mundial lo está ayudando ahora?” Exigió el Emperador Santo del Clan Ji al Emperador Santo del Clan Mundial con frialdad. Las luces cian en el aire eran indistintas. Lo habían llevado a otro mundo.

"Lin Feng es nuestro amigo." Respondió con indiferencia el Emperador Santo del Clan Mundial.

El Emperador Santo del Clan Ji parecía estupefacto y dijo: “Ya veo. ¡Bien, veamos si el Clan Mundial puede protegerlo o no!“

El Clan Mundial y el Mundo Animal eran extranjeros, el Clan Ji, el Clan Ying y otros eran de la Ciudad Santa y eran los Antiguos Clanes Sagrados, gobernaban la Ciudad Santa.

“Intenta, entonces.” Dijo fríamente el Emperador Santo del Clan Mundial. Habían pasado muchos años desde la última vez que habían salido. Muchos jóvenes se habían olvidado de ellos o ni siquiera sabían de ellos, también era una oportunidad para que recuperaran su prestigio.

En la distancia, la multitud estaba estupefacta cuando los escucharon. Miraron a Lin Feng; ¡Una batalla tan aterradora estaba sucediendo debido a un emperador de nivel medio! Estas personas eran todas de los Antiguos Clanes Sagrados, incluso los Emperadores Celestiales no podían involucrarse en una batalla tan aterradora, solo había Emperadores Santos o Ancestros. La Ciudad Santa no había tenido una batalla tan aterradora durante mucho tiempo, y Lin Feng fue el protagonista de esa historia.

Los fuertes cultivadores en el cielo solo podían usar la fuerza para luchar. ¡Si usaran otros métodos, millones de personas morirían en la región!

El ancestro Shi Tian y Ji Dang Tian siguieron luchando y chocando. El antepasado Shi Tian se convirtió en una energía gris oscura, energía gris ilusoria emergiendo de su cuerpo. La impresión era que los dioses antiguos habían venido para el Día del Juicio.

Ji Dang Tian gruñó con frialdad, hizo un movimiento cortante y apareció un dragón cian aterrador y gigantesco. El espacio parecía estar dividido en dos donde apareció el dragón, aterradoras energías destructivas se lanzaron a los cielos.

"¡Imprimir la muerte!", Dijo el ancestro Shi Tian con frialdad. Sus ojos se volvieron deslumbrantes cuando los rayos de luz emergieron de ellos. Los rayos azotaron directamente a los ojos de Ji Dang Tian. Al mismo tiempo, corrió hacia adelante, con una alabarda apareciendo en sus manos, fuertes energías de viento emergiendo de ella.

La alabarda cortó el aire hacia el aterrador dragón cian, un largo rastro gris apareció detrás de él.

Ji Dang Tian se hizo a un lado y cerró los ojos, se sentía como si una batalla aterradora hubiera tenido lugar dentro de su cabeza también. Sin embargo, al mismo tiempo, avanzó, la tierra y el cielo temblando violentamente. El antiguo dragón cian rugió con una furia atronadora y atacó. Algunos edificios comenzaron a colapsar cuando apareció un camino gigantesco detrás del dragón.

Ji Dang Tian siguió corriendo. El dragón cian voló hacia el Ancestro Shi Tian. La gente en el suelo levantó la cabeza, ¡ Qué batalla tan terrorífica !

“¡Atrás!” Otras personas siguieron huyendo.

El antepasado Shi Tian levantó su gigantesca alabarda y gritó extremadamente fuerte: "Ji Dang Tian, ​​¿te rendirás o no?"

"¡Lin Feng está condenado!", Dijo Ji Dang Tian con frialdad.

"¡Muy bien, veremos cómo pretendes capturarlo!", Dijo el Ancestro Shi Tian, ​​su alabarda descendiendo del cielo. Los cielos y la tierra siguieron temblando violentamente. La alabarda disparó hacia Ji Dang Tian, ​​cortando el aire. Era la fuerza especial del Ancestro Shi Tian, ​​y casi imposible de detener.

La túnica de Ji Dang Tian revoloteaba furiosamente mientras hacía algunos sellos de manos, sus dragones cian rugían de nuevo. Los cielos y la tierra siguieron temblando. Una energía destructiva pulsó hacia la alabarda.

El antepasado Shi Tian saltó hacia adelante, parecía una espada sosteniendo una alabarda. Parecía aterrador.

"¡Vete a la mierda!", Gritó Ji Dang Tian. Los dragones cian seguían atacando, las energías destructivas explotaban a su alrededor. Sin embargo, el Ancestro Shi Tian estaba rodeado de luces de espada sin par, y nada podía detenerlo. El aire estaba siendo triturado a su alrededor. Los dragones cian comenzaron a ser cortados en dos.

Ji Dang Tian siguió avanzando, retumbando a su alrededor, y aparecieron terribles fisuras cuando la atmósfera estaba literalmente siendo destruida. El aire a su alrededor seguía explotando.

La alabarda se estrelló contra sus energías. Las explosiones resonaron alrededor del Ancestro Shi Tian, ​​y sus músculos se contrajeron. Tuvo la breve impresión de que iba a explotar. Ji Dang Tian también lo estaba pasando mal, tosió sangre y fue obligado a irse.

Los dos están gravemente heridos. Pensó la multitud asombrada. ¡Que increible! Las energías de esos cultivadores fuertes no se dispersarían por mucho tiempo. ¡Las energías de los emperadores santos duraron mucho tiempo!

¡Pero las explosiones siguieron sacudiéndolos, los fuertes cultivadores en el cielo siguieron luchando!

Ji Dang Tian juró con frialdad: "¡Ancestro Shi Tian, ​​declaraste la guerra contra nuestros cuatro antiguos clanes sagrados hoy!"

"¿Y qué? Protegí a Lin Feng. ¡Nadie se lo llevará! ”, Dijo el Ancestro Shi Tian, ​​que siguió avanzando con la alabarda en sus manos. Parecía invencible.

La batalla del ancestro Xuan Tian y Ying Zi Chu también fue aterradora. Nadie se atrevió a acercarse a ellos, ya estaban a cierta distancia. Lin Feng fue el único emperador de nivel medio en medio de la batalla, pero un cultivador fuerte lo estaba protegiendo. Incluso los grandes emperadores no se atrevieron a acercarse demasiado, y se mantuvieron alejados entre el resto de la multitud.

Siguieron llegando más y más cultivadores fuertes de los cuatro Antiguos Clanes Sagrados, pero solo había Emperadores Santo  luchando, por lo que no pudieron involucrarse. ¡Qué terrorífico!

"Ese Emperador Santo tiene cientos de miles de años, es un cultivador legendario que todavía está vivo". Para muchas personas, convertirse en un gran emperador ya era extremadamente difícil. Si los emperadores santos no murieran o resultaran heridos, podrían vivir durante mucho, mucho tiempo. Eran casi inmortales.

En la distancia, la gente de la Academia Campeon observaba la batalla con asombro. Esas personas luchaban a causa de Lin Feng: los cuatro Clanes Sagrados, el Mundo Animal, el Clan Mundial y dos ancestros de la academia. ¡Qué terrible batalla! Algunas personas resultaron heridas. Esos cultivadores podrían incluso destruir ciudades enteras. Si esos Antiguos Clanes Sagrados perdieran a los cultivadores, sería una tragedia, ¡pero tal vez no hubieran anticipado que tal cosa podría suceder!

__________________________________________-

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 39 invitados y ningún miembro en línea