buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1898 - Luchar una y otra vez

Capítulo 1898 -  Luchar una y otra vez

En el lado del infierno, el ejército se movía caóticamente. Estaban siendo oprimidos por los fuertes cultivadores del Continente de las Nueve Nubes.

Ji Chang dejó de atacar. Con orgullo se paró en el cielo como un rey y miró. Lin Feng y los demás retrocedieron. Vieron a mucha gente morir y caer del cielo. Sus corazones latían violentamente.

"¡No traten de protegerse, solo sigan bombardeando la atmósfera al mismo tiempo!", Gritó Yang Mian con furia. Si no se unían y atacaban caóticamente, su poder era limitado. Tenían que unir las manos. Estaban perdiendo demasiadas personas, y muchos de ellos también estaban siendo heridos.

"Vamos a perder la batalla." Dijo Lin Feng. Los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra habían subestimado al enemigo. Eran mucho más débiles. Por el lado del infierno, las pérdidas eran demasiado importantes. Los fuertes cultivadores del Continente de las Nueve Nubes los estaban matando.

Yang Mian parecía furioso. Movió sus puños y apareció una gigantesca huella giratoria que contenía la vitalidad de la tierra y el cielo. Se disparó hacia adelante. Al mismo tiempo, Yang Mian continuó atacando. Impresionantes huellas aparecieron y atacaron a otro grupo.

"¡Muere!", Gritó Yang Mian explosivamente. Se sentía como una hormiga luchando contra un ejército de leones.

”Perderemos si nos movemos caóticamente. ¡Tenemos que hacer que se dispersen también entonces! ¡Luchar caóticamente también puede ser bueno! ”, Gritó Yang Mian con furia y liberando fuerza de muerte.

Lin Feng agitó sus manos y apareció un poderoso patrón de vida y muerte. No necesitaba decir nada, entendían los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra. Comenzaron a liberar y condensar fuerza de muerte al mismo tiempo. Al mismo tiempo, Lin Feng movió sus manos hacia atrás y el patrón de vida y muerte creció a un tamaño masivo y llovió.

"¡Enfréntate a la fuerza de la muerte en las luces!", Gritó explosivamente un fuerte cultivador del Pais de las Hadas Jalacandra. Muchas personas en el lado del Infierno notaron el gigantesco patrón de vida y muerte. También comenzaron a condensar la fuerza de la muerte, que se trasladó al patrón de vida y muerte. Era cada vez más magnífico y espectacular. Luego, se desplegó como una alfombra voladora en el viento.

Los fuertes cultivadores del Continente de las Nueve Nubes fueron tomados por sorpresa. ¿Quién controlaba ese patrón de vida y muerte? ¡Sorprendentemente pudo absorber la fuerza de la muerte!

"¡Muere!" Dijo Lin Feng. El patrón de vida y muerte se convirtió en un océano mortal de energías. La fuerza de la muerte estaba destruyendo la tierra y el cielo. La gente del infierno se asombró y continuó agregando más y más fuerza de muerte.

El gigantesco patrón de vida y muerte cruzó el cielo y envolvió a un grupo de cultivadores fuertes. La fuerza de la muerte comenzó a corroer sus cuerpos, y casi instantáneamente se derrumbaron y murieron. Al instante, el otro ejército también comenzó a moverse caóticamente, tratando de alejarse del patrón.

“¡Oportunidad!” Los cultivadores del infierno comprendieron de inmediato que había una oportunidad, así que liberaron más energía de la muerte. Todo el ejército del Continente de las Nueve Nubes se vio obligado a dispersarse. ¡Si no lo hicieran, podrían morir de una vez!

Ji Chang frunció el ceño mientras miraba a Lin Feng. Se sorprendió y dejó escapar: "¡Es él!"

Ji Chang ya había visto a Lin Feng una vez, cuando él había ido al Valle del Bosque Divino y había obtenido la Madera Divino de la Gracia Celestial. Lin Feng había dicho que también quería la Madera Divina de la Gracia Celestial, y que todos se habían burlado de él. ¡Nunca había pensado en ese entonces que la próxima vez que se encontrara con Lin Feng estaría aquí!

Ji Chang estaba convencido de que Lin Feng no podría haberse vuelto demasiado fuerte. Sin embargo, no entendía por qué Lin Feng estaba aquí.

El tercer ojo de Lin Feng no tenía una huella, lo que significaba que estaba del lado del pueblo del campo de batalla de la Vía Láctea, del infierno. ¿Cómo había terminado en el infierno? Incluso para él, un cultivador fuerte del Clan Ji, solo había otra manera de ir al Infierno: ¡el área prohibida legendaria de Jiu You! Pocas personas lo sabían ...

Había otra posibilidad, que la persona no era Lin Feng, se parecía mucho a él.

Lin Feng sintió algo y miró a Ji Chang.

Cuando Lin Feng miró a Ji Chang, su alma comenzó a temblar, y tuvo la sensación de que su alma iba a colapsar. Comenzó a temblar violentamente.

Los ojos de Lin Feng brillaron. La energía vital comenzó a fluir por todo su cuerpo.

“¡Rompe!” Gritó Ji Chang desde el otro lado del campo de batalla. Todo el ambiente se sacudió violentamente. Más energías rodearon a Lin Feng, y su sangre comenzó a hervir incluso mientras temblaba.

“El Dao de Ji Chang es mucho más poderoso que el Dao de Juxiao. ¡Él es incluso más fuerte que el del cuerpo rey inmortal! ”Murmuró Lin Feng, apretando los dientes. Las energías de su vida latían a su alrededor. Lin Feng y Ji Chang ahora se miraban con calma.

Fue la primera vez que Lin Feng se enfrentó a Ji Chang, el discípulo más fuerte de la Academia Camepon. Algún día, definitivamente se convertiría en un campeón. Lin Feng tuvo que superarlo! Mientras se miraban el uno al otro, los dos ejércitos se movían aún más salvajemente a su alrededor.

Finalmente, Ji Chang dejó de mirar a Lin Feng y de nuevo a sus tropas. A pesar de que se preguntaba por qué Lin Feng estaba allí, tuvo que prestar atención y permanecer vigilante. Necesitaba liderar su ejército, ¡o no podría ganar!

Aparecieron más tótems del dragón cian. Ji Chang se arrojó sobre Yang Mian, sus Tótems Dragón arrastrando corrientes de luz. Alguien trató de detener a los dragones y murió instantáneamente. ¡Nadie podía detener a Ji Chang!

Yang Mian notó que Ji Chang venía y lo miró furioso. ¡Este iba a ser su principal enemigo!

Yang Mian hizo un golpe con el cuchillo y un río de fuerza destructiva invadió la atmósfera.

"¡Muere!", Gritó Ji Chang explosivamente. Dos rayos de luz emergieron de sus ojos, disparando a Yang Mian. Sin embargo, al mismo tiempo, el tercer ojo de Yang Mian se volvió deslumbrante y apareció una huella en el disco. Una silueta antigua apareció detrás de él, majestuosa e imponente, y formó sellos de manos reales.

Los Totems de Dragones rugieron, nueve Totems de Dragones Cian descubrieron sus colmillos. La huella antigua, ahora gigantesca, chocó con los dragones, lo que causó el impacto.

¡Qué poderoso ataque! A menos que use la fuerza del Dao, realmente no puedo competir con ellos, especialmente en términos de fuerza del alma. ¡No estoy calificado para luchar contra ellos !, Pensó Lin Feng cuando los vio pelear. Sabía lo fuerte que era realmente. Ji Chang podría matar fácilmente a alguien como Jumo. Lin Feng había logrado matar a los miembros del clan demonios antiguo gracias a sus hechizos de despliegue y al estanque de demonios. Sin embargo, todavía había una diferencia significativa entre Lin Feng y estas personas.

La batalla fue frenética e incontrolada. Había gente peleando por todos lados. Alguien de repente se tiró a Lin Feng. Lin Feng regresó a los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra y todos lanzaron fuerza de muerte al mismo tiempo.

"¡Destruye!" Dijo Lin Feng levantando la cabeza. Luces de la muerte aparecieron y atravesaron el cuerpo del hombre. Se volvió gris y murió instantáneamente.

Lin Feng recogió los artículos del cadáver y miró a lo lejos. Los cultivadores fuertes seguían muriendo uno tras otro. Lin Feng se preguntó, ¿por qué esa gente se está muriendo tan fácilmente?

_________________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 48 invitados y ningún miembro en línea