buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1896 - Destruyendo al Clan Demonio Antiguo

Capítulo 1896 - Destruyendo al Clan Demonio Antiguo

El ejército del continente estaba rodeado de cadáveres. Los fuertes cultivadores del infierno que estaban en el campo de batalla de la Vía Láctea estaban aterrorizados. ¡No podían luchar contra un ejército tan poderoso!

Lin Feng y los demás siguieron huyendo. Los cultivadores fuertes de Pais de las Hadas Jalacandra  se reunieron porque Lin Feng tenía una huella demonio y los cultivadores fuertes del Clan Demonio Antiguo no se habían rendido después de que Lin Feng se había ido. Sin embargo, cuando Lin Feng y los demás se reunieron de nuevo, los cultivadores fuertes no se acercaron más.

"¿Me están persiguiendo?" Lin Feng miró a los fuertes cultivadores del Clan Demonio Antiguo que habían seguido persiguiéndolo.

"Cultivadores fuertes del Clan Demonio Antiguo, ¿por qué te están persiguiendo?", Le preguntó alguien del Pais de las Hadas Jalacandra a Lin Feng.

"Me hicieron enojar! ¡Tengo que matarlos! ”Dijo Lin Feng fríamente.

Los fuertes cultivadores de Pais de las Hadas Jalacandra se sorprendieron: “Los cultivadores del Clan Demonio Antiguo son terriblemente fuertes. No podemos matarlos fácilmente."

"Continuar llamando a nuestra gente. ¡Tenemos que destruir al Clan Demonio Antiguo! ”Dijo Lin Feng. Parecía furioso, sus ojos estaban llenos de energía de la muerte. Los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra se estremecieron cuando lo vieron así.

Después de ver lo que venía en el lado del infierno del campo de batalla de la Vía Láctea, muchas personas dejaron de dudar y se reunieron. Dejaron de viajar solos y luchando unos contra otros. Sin embargo, seguían huyendo. Necesitaban esperar a que sus fuerzas combinadas fueran gigantescas.

“Juxiao, ¿se atreve a decir que quiere matarnos?” Jumo y los demás notaron a Lin Feng. Todos estaban furiosos. ¿Lo contrario de antes estaba sucediendo ahora, Lin Feng quería matar y perseguirlos?

"Déjalo soñar. Él puede hablar, ¡no significa que sucederá! ”Resopló Juxiao con desprecio. Había luchado contra Lin Feng, había visto lo fuerte que era. A Juxiao no le importaban los amigos de Lin Feng. Se había vuelto fuerte, y los emperadores del infierno de alto nivel ni siquiera podían representar una amenaza para él. ¡Él podría derrotar fácilmente a la mayoría de ellos por sí mismo!

Los miembros del Pais de las Hadas Jalacandra continuaron llamando a sus amigos. Muy rápidamente, se reunieron más de cincuenta personas del Pais de las Hadas Jalacandra. Esa era una fuerza bastante grande ya. Lin Feng dijo: “Yo controlo la vida y la muerte con la intención del Dao. Cuando atacemos, no se preocupen por los ataques de muerte, simplemente condensen la fuerza de la muerte y luego atacaremos juntos. ¡Quiero ahogarlos hasta la muerte!”

Lin Feng lanzó energía vital para cubrir el grupo. Fruncieron el ceño juntos: ¡intención del Dao! ¡Lin Feng parecía un emperador del infierno de bajo nivel y una intención del Dao controlado!

"Lin Feng, esa gente es muy fuerte, ¿estás seguro?", Le preguntó alguien a Lin Feng.

"¡Debemos matarlos!", Respondió Lin Feng, comenzando hacia delante. ¡Los cultivadores fuertes del Pais e las Hadas Jalacandra aceleraron y se dirigieron hacia los cultivadores fuertes del Clan Demonio Antiguo!

"¡Nos están atacando!", Gritó uno de los miembros del clan Demonio Antiguo.

Juxiao los miró con un asesinato en sus ojos cuando de repente creció a un tamaño gigantesco, luciendo como un demonio gigante mientras gritaba, "¡Lucha!"

Los del Clan Demonio Antiguo se dieron la vuelta y se lanzaron contra los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra. La mano de Juxiao descendió del cielo. ¡En un instante, el demonio indestructible presionó a los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra!

"¡Ataca, dame algo de fuerza de la muerte!", Gritó Lin Feng desde la mitad del grupo, bañándolos con luces de vida y muerte. Los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra bombardearon las luces de la vida y la muerte con la fuerza de la muerte. Las luces de la vida y la muerte se hicieron más y más amplias. Un Qi de  muerte poderosollenó el aire y comenzó a tornarlo negro.

Los cultivadores se olvidaron del tiempo y liberaron fuerza de muerte sin cesar. Al mismo tiempo, también usaban hechizos.

“¡Muere!” Aparecieron espadas de la muerte. Dos rayos de luz de vida y muerte aparecieron y se movieron hacia la cabeza de Juxiao. Al mismo tiempo, Lin Feng agitó sus manos y las luces de vida y muerte se convirtieron en fuerza de la muerte, que luego formaron una espada Kalpa. Lin Feng se estaba moviendo a la velocidad del rayo cuando las energías se transformaron a su alrededor.

“¡Ten cuidado!” Gritaron los  Miembros del clan Demonio Antiguo. ¡La espada Kalpa tenía terribles sellos de muerte por todas partes!

"¡Mata a los seis en el costado!", Gritó Lin Feng furioso. Los fuertes cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra lo escucharon y liberaron energías cósmicas de muerte al mismo tiempo, atacando de inmediato a esas personas. Lin Feng gritaba como un loco, su voz se convirtió en un río de fuerza mortal.

Los rostros de esos seis hombres de clan se pusieron mortalmente pálidos. La espada Kalpa atravesó sus cabezas y se derrumbaron, ¡muertos!

“¡Aléjate de ellos!” Gritó Juxiao, moviéndose furiosamente hacia atrás. Lin Feng y sus amigos eran extremadamente fuertes y tenían hechizos increíbles. Los del Clan Demonio Antiguo no podían matarlos usando la fuerza de la muerte, no funcionó contra ellos. ¡Lin Feng podría usar esos ataques para su propio beneficio!

El Clan Demonio Antiguo también se dio cuenta de eso. Todos ellos lanzaron Qi al mismo tiempo. A pesar de que Lin Feng y sus amigos habían matado a seis de ellos, todavía eran más de treinta miembros del Clan.

“Retírate y pelea al mismo tiempo. ¡Aquellos alcanzados por la fuerza de la muerte morirán primero! ”Gritó Lin Feng furioso cuando vio que los del Clan que estaban atacando al mismo tiempo. Todo el ejército se retiró. Al mismo tiempo, algo de energía de la muerte del infierno envolvió a algunos miembros del clan. Una espada Kalpa cruzó el cielo y los miembros del clan demonio antiguo que estaban en frente murieron instantáneamente.

Las luces de la vida y la muerte brillaban por todas partes, rodeando a los cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra. Luchar contra ellos con fuerza de muerte ahora era imposible.

Cuando Juxiao vio caer a más de su gente del cielo, su rostro palideció. Lin Feng controlaba la vida y la fuerza de muerte extremadamente bien. ¡Incluso usó su fuerza para la suya!

“¡Retrocede!” Gritó Juxiao cuando entendió lo que estaba pasando. Sin embargo, Lin Feng sonrió fríamente. No les dejaría salir tan fácilmente.

Las agudas energías silbaban. Las luces de la vida y la muerte se convirtieron en un poderoso rayo de luz destructiva que se elevó hasta los cielos. La fuerza de la muerte se condensó y se convirtió en una poderosa espada Kalpa. Lin Feng dijo fríamente: "Todos, cualquiera que controle el viento y / o las energías cósmicas del espacio vacío, ¡ayúdenme!"

Los cultivadores del Pais de las Hadas Jalacandra pudieron liberar las energías del viento y el espacio vacío, que luego rodearon la espada de la muerte de Lin Feng. Los silbidos sonaban estridentes. Los miembros del clan demonio antiguo seguían corriendo salvajemente.

"¡Maten!" Gritó Lin Feng extremadamente fuerte. En un instante, las luces de la espada brillaban por todas partes. Olían a muerte.

Las cabezas de los cultivadores volaron lejos. El Clan Demonio Antiguo era extremadamente fuerte y orgulloso, como los dioses de la muerte, pero en ese momento, parecían asustados y se movían caóticamente.

"¡Usemos más energías cósmicas de viento y persigámoslos!", Gritó un miembro del Pais de las Hadas Jalacandra. Recogieron los tesoros de los cadáveres y continuaron persiguiendo a los miembros del Clan Demonio Antiguo y los mataron cada vez que podían. Los fuertes cultivadores del Clan Demonio Antiguo no podían luchar contra ellos en absoluto.

Lin Feng era despiadado, quería matar a todos ellos. ¡También estaba persiguiendo a Juxiao!

Juxiao se dio la vuelta y se encontró con los ojos de Lin Feng, que estaban llenos de fuerza demoníaca y mortal. Una nueva sensación de terror comenzó a llenarlo. ¡Ahora era el último que quedaba! ¡Todos sus amigos y familiares habían muerto en el campo de batalla de la Vía Láctea! Devolver el Clan Demonio Antiguo a la vida en el País Celestial ahora sería muy, muy difícil. Además, Lin Feng no lo iba a dejar ir, él y sus amigos del Pais de las Hadas Jalacandra continuaron persiguiendo al cultivador demoniaco.

“¡Incluso si muero, tú también morirás!”, Juró Juxiao. Se volvió de repente y disparó hacia Lin Feng.

"¡Muere!" Gritó Lin Feng furiosamente. Las energías de la espada llenaron el cielo. Al mismo tiempo, una docena de hilos de fuerza de muerte penetraron en el cuerpo de Juxiao. Su cuerpo se volvió gris, pero continuó golpeando en dirección a Lin Feng.

"¡Muere!" Lin Feng liberó fuerza vital. Él no se inmutó. Su patrón de vida y muerte apareció y, al mismo tiempo, también liberó energías para convertirse en un caparazón blindado.

Lin Feng fue bombardeado hacia atrás con un impacto crujiente.

Sin embargo, el cráneo de Juxiao ahora estaba lleno de espada y fuerza de muerte. Hubo un escalofrío final y un temblor, antes de que su cráneo finalmente cediera, explotando en una oscura erupción.

¡Todos los cultivadores del Clan Demonio Antiguo estaban muertos!

"Cogf ..." Lin Feng tosió sangre. Su cuerpo se sentía adolorido, en todas partes. Sin embargo, todavía parecía decidido. Se movió rápidamente y recogió los tesoros de Juxiao. A los otros no les importó. ¡Lin Feng fue el que había derrotado a la mayoría de las personas!

 

_________________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 61 invitados y ningún miembro en línea