buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1893 - Luchando por la Vía Láctea

Capítulo 1893 -  Luchando por la Vía Láctea

En el vasto campo de batalla de la Vía Láctea, había una especie de pantalla protectora natural que parecía una ilusión. Parecían acantilados, pero era transparente. Por lo general, podría evitar que los cultivadores pasaran a través, pero si lo hicieran, apareció una huella en su tercer ojo y no pudieron eliminarla.

En ese momento, Juxiao había llegado a ese lugar del Clan Demonio Antiguo. No podía ver a nadie delante de él, ya que pocas personas venían a ese lugar porque era muy peligroso. Cuando las personas lo hacían, podían sentir algunas energías poderosas.

Las personas que vinieron del infierno sabían que el campo de batalla de la Vía Láctea era muy peligroso, pero las personas que venían de grupos poderosos podían ir allí si tomaban precauciones. Sin embargo, cruzar completamente fue extremadamente peligroso, porque en el otro lado había muchos cultivadores extremadamente fuertes.

En ese momento, Juxiao miró a la distancia bruscamente, sus energías demoníacas latían. Ya tenía una huella en su tercer ojo. Continuó volando hacia adelante, ya que quería ver lo difícil que era cruzar completamente el área.

"Las personas que vienen aquí morirán." Dijo alguien en la distancia, el aire temblando. Una silueta apareció y cargó contra él.

Juxiao solo gruñó, y luces afiladas emergieron de sus ojos. Su enemigo se estremeció y miró a Juxiao, petrificado. Juxiao parecía un demonio celestial. Golpeó explosivamente. Un sinfín de espadas doradas aparecieron, pero fueron destruidas inmediatamente por el golpe Deva-Mara de Juxiao.

"¡Rompe!" Después de eso, el enemigo continuó atacando alocadamente, sus energías doradas se volvieron deslumbrantes y asaltaron el golpe Deva-Mara. Juxiao siguió corriendo hacia él. Una gigantesca mano de Deva-Mara apareció cuando el cuerpo de Juxiao se volvió gigantesco.

El cultivador fuerte se convirtió en un cuerpo dorado. Juxiao lo agarró con su gigantesca mano con la misma facilidad si hubiera agarrado una hormiga.

"¡Destruye!" Gruñó Juxiao. Apretó el cultivador de oro con su gigantesca mano y lo aplastó. Dijo con frialdad: "De acuerdo con las leyendas, en el otro lado, puedes encontrar el Continente de las Nueve Nubes, tengo curiosidad por ver cuánta gente hay. Sigo el camino de los antiguos demonios y tengo un cuerpo Deva-Mara. ¿Quién puede competir conmigo en este mundo?"

Su cuerpo se convirtió en un rayo de luz. En el camino, mató a una docena de personas.

Sin embargo, después de un corto tiempo, Juxiao se detuvo en un puente. Su cuerpo era completamente negro y gigantesco, pero en ese momento, parecía sentirse mareado y estaba mirando hacia la distancia. Empezó a temblar.

“La gran guerra de la Vía Láctea”. Juxiao escuchó esa voz en su cabeza. Un ejército sin límites venía en su dirección. Ese ejército selló todo el cielo. Había personas repartidas a lo largo de cientos de kilómetros, y todas tenían un Qi asesino. El ambiente se volvió muy opresivo.

"¡Va a ser una tragedia para la gente del infierno en el campo de batalla de la Vía Láctea!", Dijo una voz en la cabeza de Juxiao. Rápidamente se dio la vuelta y comenzó a huir. Tenía mucha confianza y sabía que era fuerte. Podía matar gente fácilmente, también podía luchar contra un pequeño ejército. Sin embargo, el ejército al que se enfrentaba no era un ejército ordinario. ¡Eran una fuerza de élite! Según las antiguas leyendas, cada vez que aparecía este ejército, ¡muchas personas morían!

-

Ji Chang observó con calma a Juxiao escapar, sin molestarse en perseguirlo. Estaban allí para una guerra real, no para matar a una o dos personas. ¡Querían invadir y conquistar el campo de batalla de la Vía Láctea!

Según las leyendas, en el otro lado del campo de batalla de la Vía Láctea, había gente del infierno. El infierno estaba aislado del resto del mundo. Las personas que querían ir al infierno dijeron que necesitabas encontrar el área prohibida de Jiu You. Pocas personas sabían dónde estaba. El ancestro a menudo decía que ir al País Celestial también era una forma de ir al Infierno. ¡Pero estas eran solo leyendas!

La gente del infierno controlaba la fuerza de la muerte, y tenían poderes explosivos. En el pasado, la gente del Infierno usualmente tomaba la iniciativa de atacar primero, pero esta vez la gente del Continente de las Nueve Nubes tomó la decisión de atacar. Las tropas estaban compuestas por personas de diferentes academias. Todos tenían hechizos y técnicas increíbles, y venían de todas partes en el Continente de las Nueve Nubes. ¡Había cientos de ellos aquí ahora, una fuerza temible!

Ji Chang estuvo a cargo de dirigir el ejército de la Academia Campeon. Las personas que pertenecían a la Lista de Clasificación de Campeones Celestiales y superiores eran las tropas principales y constituían un poderoso ejército. Querían estar al otro lado del campo de batalla de la Vía Láctea.

"¡Ji Chang, deberíamos ir al otro lado del País Celestial y matar a todos!", Habló alguien emocionado a su lado. Era un hombre joven con una cara dorada.

“¡Esta vez, venimos aquí a practicar! Nuestro propósito es mostrar que en el futuro, las personas del continente pueden luchar juntas. Nuestros aliados de hoy serán nuestros enemigos de mañana. Nuestro principal objetivo es ser más fuertes de todos modos ", Dijo Ji Chang. Todo el ejército ya había cruzado la pantalla de protección, por lo que todos tenían una huella en su tercer ojo y se les consideraba intrusos. No pudieron esconderse.

Algunos cultivadores fuertes del infierno estaban al borde de esa vasta área. Cuando vieron llegar al ejército, se quedaron atónitos y sus caras palidecieron cuando empezaron a huir, intentando escapar.

"¡Muere!" Gritó Ji Chang con furia. ¡Ahora, iban a empezar a atacar!

"¡Muere! ..." gritó furiosamente todo el ejército. Sus voces hicieron temblar a todos. Se lanzó un poderoso Qi y algunas personas comenzaron a toser sangre de inmediato. Todos sus rostros se volvieron pálidos y desesperados.

La fuerza destructiva llenó los cielos. Los rostros de las personas eran tan blancos como hojas de papel cuando comenzaron a ahogarse en la fuerza destructiva.

En la distancia, algunas personas levantaron la cabeza y se sacudieron cuando vieron lo que estaba sucediendo. No pudieron mantener la calma, y ​​todos parecían aterrorizados. Miraron en la distancia, sus corazones latían con fuerza. ¡Una gran guerra sobre el campo de batalla de la Vía Láctea iba a comenzar!

Un viento poderoso comenzó a soplar. La gente en el campo de batalla de la Vía Láctea fue sacudida. La gente comenzó a huir para contarles a todos lo que estaba sucediendo. Algunas personas no creían que pudiera haber una guerra en el campo de batalla de la Vía Láctea. Por supuesto, algunas personas querían ir y ver para asegurarse, pero después de ir allí, nunca regresaron.

El ejército del Continente de las Nueve Nubes fue aterrador. Mataron su camino hacia adelante implacablemente.

Algunos cultivadores fuertes comenzaron a reunirse del lado del infierno y formaron un ejército.

——

Sin embargo, Lin Feng no sabía lo que estaba pasando. En ese momento, todavía estaba en el gran hechizo de despliegue del Clan Demonio Antiguo. La gente del Clan Demonio Antiguo también encontró difícil resistirse a él.

Ese día, Juxiao de repente regresó. Los fuertes cultivadores del Clan Demonio Antiguo rápidamente se acercaron a él.

“¿Qué está pasando?” Juxiao le preguntó a los miembros del clan demonios antiguo cuando vio que habían activado el Gran Hechizo de Despliegue del Demonio Antiguo, asombrado.

Jumo señaló a Lin Feng en el estanque de los demonios y dijo: “Ese tipo tiene una técnica misteriosa y es muy peligroso. Usó la fuerza del estanque de demonios para atacarnos. No pudimos hacer nada contra él, así que tuvimos que activar el hechizo de despliegue ... ¡pero sus hechizos de despliegue también son extremadamente poderosos!"

Juxiao miró a Lin Feng y voló hacia él. Apareció en el cielo sobre el estanque de los demonios, afiladas luces demoníacas emergiendo de sus ojos y descendiendo del cielo.

Lin Feng abrió los ojos y miró a Juxiao.

Juxiao se lanzó hacia Lin Feng en el estanque de los demonios, su cuerpo hinchándose enormemente de tamaño. ¡Parecía un demonio Deva-Mara!

"¡Muere!" Gritó Juxiao con furia. Agitó la mano y una poderosa mano celestial descendió del cielo.

Fuerza Deva-Mara Kalpa condensada. Lin Feng lanzó un poderoso y explosivo ataque Deva-Mara Kalpa. Las dos manos chocaron, ¡pero la mano de Juxiao no se rompió!

"Hmph! Juxiao está caminando en el camino de la iluminación, es un increíble cultivador de demonios y tiene el cuerpo Deva-Mara. ¡Él es invencible! ”Se burló fríamente de los miembros del  clan demonio antiguo. Esta vez, Juxiao tuvo que matar a Lin Feng!

_________________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 47 invitados y ningún miembro en línea