buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1837 - El Primer Discípulo

Capítulo 1837 - El Primer Discípulo

"¿Quién es tan arrogante?" El décimo príncipe miró a su alrededor, pero no vio a nadie.

Hubo un remolino de viento, y alguien apareció frente al décimo príncipe.

Cuando Ye Chen y Ye Xue lo vieron, se quedaron estupefactos.

"¡Tío Lin Feng!", Gritó Ye Chen, sonriendo ampliamente. Podía recordar cuando todavía era un niño y Lin Feng vino a visitarlo. No recordaba todo, pero recordó que Lin Feng había cambiado su vida. El tío Lin Feng no había cambiado en absoluto.

"¡Lin Feng!" Exclamó Ye Xue. Sorprendentemente, apareció en el momento perfecto, como la última vez.

Cuando el Maestro vio a Lin Feng, se quedó estupefacto. ¡Tenían esperanza otra vez!

"¿Quién eres?", Preguntó el décimo príncipe, entrecerrando los ojos. Era un cultivador de la parte superior del reino Zun Qi, al igual que él.

"Dijiste que si aparecía, me mataría." Dijo Lin Feng con calma. El décimo príncipe miró a Lin Feng extrañamente.

El décimo príncipe miró a Lin Feng. Lin Feng solía ser muy famoso en la región, ¿y ahora estaba aquí?

Él es solo un cultivador del reino Zun Qi, como yo? ¿Qué podría hacer algo contra mí ?, Pensó el décimo príncipe. Miró a Lin Feng con frialdad y gritó: "¡Incluso si eres realmente Lin Feng, te mataré!"

El décimo príncipe comenzó a correr hacia Lin Feng, liberando poder para rodear a Lin Feng. Algunas energías cósmicas aparecieron indistintamente. ¡Había llegado a la parte superior del reino Zun Qi!

"¡Muere!", Gritó el décimo príncipe, y golpeó a Lin Feng con todas sus fuerzas. Él tenía una sonrisa feroz en su rostro. Sin embargo, su sonrisa desapareció cuando su puño se estrelló contra Lin Feng. Era como si hubiera golpeado una piedra. Lin Feng permaneció completamente inmóvil.

El décimo príncipe usó ambos puños y comenzó a golpear locamente a Lin Feng una y otra vez. Incluso golpeó la cara de Lin Feng locamente, pero no pasó nada. En cambio, la energía de la muerte surgió de los ojos de Lin Feng y el décimo príncipe lanzó un horrible grito. Fue arrojado lejos, temblando violentamente.

Lin Feng ni siquiera miró al décimo príncipe, miró a los miembros restantes del castillo divino de Tian Long y dijo indiferente: "Tienes diez segundos para partir."

Alguien se levantó en el aire y gritó: "Vamos, no podemos ofender a Lin Feng."

La gente se elevó en el aire una tras otra. Ya no les importaban los aldeanos. Lin Feng había matado a mucha gente del Castillo Divino de Tian Long en ese entonces. Los ataques del décimo príncipe también fueron ineficaces contra Lin Feng. Si se quedaran allí, simplemente morirían.

Lin Feng los vio irse. Podría haberlos matado fácilmente, pero no lo hizo. Esperaba que los aldeanos pudieran continuar teniendo una vida pacífica. Si él mata gente aquí, más personas podrían volver para vengar a sus amigos. Si los deja salir con seguridad, no tendrían motivos para volver.

El décimo príncipe miró a Lin Feng y preguntó tembloroso: "¿Cuál es tu nivel de cultivación?"

"¡Muere!", Respondió Lin Feng, liberando energía de muerte para atravesarle los ojos. El décimo príncipe cayó despreocupadamente del cielo y se estrelló contra el suelo ante los ojos de los aldeanos. El décimo príncipe era tan fuerte, y Lin Feng lo había matado simplemente mirándolo. ¿Y el décimo príncipe se había atrevido a decir que podría matar fácilmente a Lin Feng?

Para Lin Feng, el décimo príncipe era solo un bufón. Él no se preocupó por él en absoluto. Y no necesitaba contarle sobre su nivel de cultivación, no eran amigos.

"¡Tío Lin Feng!", Dijo Ye Chen.

Lin Feng se dio la vuelta y sonrió a ese joven. "Eras solo un niño y ahora eres casi un adulto."

Cuando Ye Chen escuchó a Lin Feng, sonrió ampliamente y se rascó la cabeza. "Tío Lin Feng, he oído que dejaste el mundo pequeño y que fuiste al gran mundo, ¿es cierto?"

"De hecho", Lin Feng asintió.

"Entonces, ¿te vas a ir otra vez?", Preguntó Ye Chen. Todavía sonaba como un niño frente a Lin Feng, pero no frente a su maestro.

"¡Por supuesto!" Sonrió Lin Feng. Ye Chen quería decir algo, pero las palabras no salieron. Finalmente, logró decir, "¡Tío Lin Feng, quiero ir contigo al gran mundo!"

"Xiao Chen, el gran mundo es aún más peligroso que el mundo pequeño. Hay muchos cultivadores fuertes allí. Hay millones, sino miles de millones de personas que son más fuertes que yo en el gran mundo. Es muy peligroso. Y también, si te vas, ¿qué pasará con tu familia en el pueblo? ", Dijo Lin Feng, poniendo su mano sobre los hombros de Xiao Chen y sonrió.

"¡No tengo miedo!", Declaró Ye Chen. Miró a la multitud y sonrió,."Maestro, abuelo Wang, abuela Gao, tíos y tías, ustedes me apoyan, quieren que vaya al gran mundo, ¿verdad?"

"Xiao Chen, puedes irte. Eres el cultivador más fuerte de la aldea. Obviamente no esperamos que permanezcas en el pueblo para siempre. Puedes volver algunas veces. Eso es suficiente. No seas como yo, que se quedó aquí para enseñarles a los niños el cultivo." Dijo el Maestro.

"¡Puedes irte, niño!", Todos los ancianos del pueblo hablaron. "¡Ve y explora el gran mundo! Cuando tengas tiempo, vuelve y cuéntanos sobre eso."

"¡De acuerdo!", Estuvo de acuerdo Xiao Chen, asintiendo felizmente. Luego prometió: "Cuando sea fuerte, regresaré y les ayudaré a tener vidas largas y felices."

Lin Feng lo miró con calma y suspiró. En el mundo del cultivo, personas como Xiao Chen eran raras. Era un cultivador de la parte superior del reino Zun Qi y había conservado el corazón de un niño. Esa era probablemente la razón por la que se había vuelto tan fuerte.

"¡Me ocuparé de Xiao Chen!", Prometió Ye Xue a la multitud. En ese momento, los tres ya estaban frente a los aldeanos.

"¡Tía, debería cuidar de ti!", Se rió Ye Chen.

"¡Está bien, todo está bien!", Dijo el Maestro, antes de volverse hacia Lin Feng y decir: "Lin Feng, Xiao Chen sabe todo sobre ti y nos ha contado todo sobre ti. Nadie es tan fuerte como tú en Ba Huang. Por favor cuídalos en el gran mundo."

Entonces, el Maestro se arrodilló ante el atónito Lin Feng, y todos los aldeanos se arrodillaron ante Lin Feng un latido más tarde.

"Maestro, ¿qué estás haciendo? No soy un dios." Declaró Lin Feng, tirando del brazo del Maestro para que se pusiera de pie.

El Maestro respondió: "Lin Feng, salvaste a nuestra aldea dos veces, arrodillarse ante ti es lo menos que podemos hacer, y también lo hacemos por nuestros hijos".

"Haré todo lo posible para cuidar de ellos", prometió Lin Feng. Al mismo tiempo, una fuerza poderosa hizo que todos se pusieran de pie. Lin Feng no había tenido ese sentimiento por mucho tiempo, se sentía aún más motivado. Xiao Chen incluso tenía lágrimas en los ojos. Lin Feng preguntó: "Xiao Chen, ¿estás dispuesto a tenerme como maestro?"

Cuando Xiao Chen escuchó a Lin Feng, se quedó atónito y sintió que estaba soñando. El Maestro también estaba muy feliz y le gritó a Ye Chen: "¡Xiao Chen, respeta a tu maestro!"

Como si Xiao Chen se hubiera dado cuenta de algo, sonrió, se arrodilló y le dijo a Lin Feng: "Tío Lin Feng ... no ... yo, tu nuevo discípulo, me siento honrado de tenerte como maestro."

"¡Levántate, niñito!" Lin Feng sonrió y tiró del brazo de Ye Chen, luego golpeó sus hombros. Si Ye Chen no hubiera conservado el corazón de un niño, Lin Feng no habría tenido esta idea.

"¡Desde ahora, eres mi primer discípulo!" Sonrió Lin Feng. Xiao Chen sonrió de una manera tonta, ¡no podía creer que esto estuviera pasando!

"Bien, puedes quedarte aquí en el pueblo por unos días. Cuando regrese, nos iremos." Le dijo Lin Feng. Quería que Ye Chen pasara más tiempo con sus amigos y familiares antes de irse.

"¡De acuerdo!", Respondió Ye Chen, asintiendo muy seriamente.

Lin Feng le dijo: "No practiques demasiado la cultivación, quédate con tus amigos y familiares y disfruta de tu tiempo con ellos."

Lin Feng dio media vuelta y se fue. En un abrir y cerrar de ojos, desapareció en el horizonte. Ye Chen apretó los puños mientras observaba a su maestro. Se sintió extremadamente emocionado cuando pensó, Tío Lin Feng, siempre serás como un tío para mí, ¡nunca te decepcionaré!

Nota: Ye Chen es llamado Xiao Chen varias veces y no hay errores en eso.  Xiao! significa poco o pequeño, es una forma de decirlo con cariño> Pequeño Chen.

 _________________________________

Traducido y Editado por Gasaraki

Login Form

CrewChat