buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1788 - Estudiando juntos las Escrituras del Renacimiento

Capítulo 1788 - Estudiando juntos las Escrituras del Renacimiento

Lin Feng continuaba cazando. No quería atacar a la Emperatriz Xi y al Emperador Demonio del Inframundo aún, Yu Wen Hou y los demás también serían difíciles de tratar, ya que no confiaban en Lin Feng. Si se encontraban, inmediatamente comenzarían a luchar.

Algunas otras personas eran extremadamente fuertes y eran difíciles de vencer. Justo ahora, un gran emperador casi había matado a algunos de ellos. Cinco personas resultaron heridas. Si volvieran a encontrarse con un cultivador así, estarían en problemas. Los grandes emperadores todavía eran muy fuertes, incluso si sus niveles de cultivo estaban restringidos aquí.

Lin Feng solo podía atacarlos por sorpresa. Tenía que engañar a la gente. El equipo de Lin Feng estaba sorprendido y cauteloso; si alguien supiera lo que habían hecho, ¡las consecuencias serían terribles! Ya habían matado a tantas personas de la gran ciudad antigua celestial y las academias, era peligroso. ¡Lin Feng definitivamente fue valiente!

Lin Feng no tuvo otra opción. Su amigo Yan Di estaba en peligro, y no podía dejarlo morir.

"Lin Feng, ¿a dónde vamos ahora?" En ese momento, Lin Feng y su equipo estaban escondidos dentro de una ilusión, todos olían a sangre.

"Déjame ver." Lin Feng inspeccionó el área. Solo quedaban seis ilusiones con personas dentro, los otros estaban vacíos. Los restantes fueron los más difíciles, sin embargo.

En ese momento, el sonido de Yan Di gimiendo de dolor fue audible.

Las ilusiones rápidamente se convirtieron en polvo y desaparecieron. De repente, todos aparecieron en el palacio dorado, el hechizo de despliegue ya estaba destruido.

Los que no se atrevieron a entrar aparecieron y llegaron rápidamente. Un grupo de personas estaba sentado y tenía a Qi a su alrededor. Otras personas aparecieron gradualmente. En la parte posterior del palacio, había una silla dorada, donde Yan Di de repente abrió los ojos y miró a la multitud.

Yan Di ya no vestía ropas taoístas, llevaba una túnica dorada y un casco dorado. Parecía dominante y majestuoso, un aristócrata, orgulloso y arrogante.

¡Yan Di era el príncipe heredero del Clan Sagrado de la Evolución Celestial!

"La emperatriz Xi y los demás han venido a mi Clan Sagrado de la Evolución Celestial, ¿cómo puedo ayudarles?", Preguntó Yan Di, sonriendo indiferente. Luego, se levantó lentamente y caminó hacia adelante sonriendo. Parecía perfectamente normal, como si nada hubiera sucedido.

En ese momento, la emperatriz Xi no miró a Yan Di. Ella miró a los cultivadores que estaban sentados allí. Sus ojos estaban llenos de luces agudas.

"Intencion de renacimiento, ayudaste a que estas personas muertas volvieran a la vida." La emperatriz Xi miró a Yan Di. Sorprendentemente, Yan Di quería devolverle la vida a esas personas.

"De hecho, renacimiento. Deja pasar lo pasado. "Dijo Yan Di sonriendo. Nadie sabía lo que estaba pensando. Cuando la multitud los escuchó a los dos, miraron a los cultivadores que estaban sentados. ¿Dónde están practicando las Escrituras del Renacimiento?

"Ese es el verdadero Yan Di." Pensó Lin Feng. Los fuertes cultivadores del Clan Sangrado de la Evolución Celestial se estaban recuperando. Habían llegado a un punto crucial en su cultivación. Si la emperatriz Xi los atacó, Yan Di y los demás podrían morir.

"Yan Di ha regresado, todos han venido de muy lejos y quieren ver tus tesoros. Todo está en tus manos ahora." Dijo la emperatriz Xi a un lanzador de hechizos de despliegue junto a ella. Todos los ojos brillaron. De hecho, Yan Di había regresado antes que ellos, ahora tenían que secuestrarlo.

"Todos, si quieren tesoros, no hay problema, el único problema es que los poderosos cultivadores del Clan Sagrado de la Evolución Celestial han alcanzado un punto crucial en su cultivo, tengan paciencia. Ellos tienen el legado del clan con ellos. Inicialmente queríamos elegir personas a las que transmitir el legado del clan, pero desde que regresé primero, decidí dejar que los ancianos del Clan Sagrado de la Evolución Celestial estudien las Escrituras del Renacimiento. Como antes, aquellos que quieran obtener el legado de nuestro clan cumplirán sus deseos, ¡siempre y cuando juren sinceramente unirse al Clan Sagrado de la Evolución Celestial! ", Dijo Yan Di.

Todos parecían escépticos. Si esperaban a que esas personas volvieran a la vida, estarían en peligro. No sería fácil obtener los tesoros del clan. Habían visto los aterradores Testamentos que habían protegido el palacio. Yan Di quería que esas personas volvieran a la vida, probablemente eran extremadamente fuertes.

"Dado que el príncipe heredero del Clan Sagrado de la Evolución Celestial está de vuelta en el antiguo palacio y los demás quieren obtener el legado del clan, solo hay una solución, el príncipe heredero debe morir. Si esperamos, ya no tendremos la oportunidad." Dijo alguien más con frialdad. La multitud comenzó a caminar hacia adelante. A pesar de que Yan Di parecía tranquilo, por dentro, estaba muy nervioso.

"Si todos deciden atacar al Clan Sagrado de la Evolución Celestial, nunca recibirán el legado del clan. Y tampoco pueden salir con vida." Sonrió Yan Di. Delante de él, apareció una imagen dorada y luces brillantes se extendieron. Todos redujeron sus ojos, y muchas personas que se movían hacia él se detuvieron.

Mucha gente se había entregado a las ilusiones, pero cuando las ilusiones habían desaparecido, muchas personas habían desaparecido. Mucha gente pensó que Yan Di los había matado con poderosos hechizos de despliegue y eran cautelosos. Esas luces doradas podrían ser un hechizo de despliegue aterrador.

"Todos, relájate, no es un hechizo de despliegue." Dijo un lanzador de hechizos de despliegue.

"¡Como no es un hechizo de despliegue, ven y pruébalo!", Dijo Yan Di, sonriendo al lanzador de hechizos de despliegue. Todos lo miraron, inmediatamente lo presionaron.

Ese lanzador de hechizos de despliegue caminó hacia adelante, las explosiones estallaron en el aire. El cultivador usó una técnica de agilidad, aparecieron marcas y se movieron hacia los cultivadores que estaban sentados y practicando el cultivo.

Yan Di parecía bastante tranquilo, permaneciendo inmóvil mientras el trueno retumbaba a su alrededor. Marcas bombardeó a uno de ellos. Las luces centellearon y las marcas se separaron.

"¡Hechizo de despliegue!" Los observadores estaban asombrados, había hechizos de despliegue por todas partes, los cultivadores que practicaban el cultivo estaban protegidos por hechizos de despliegue.

"¿Te atreviste a molestar a los ancianos del Clan Sagrado de la  Evolución Celestial mientras practican la cultivación? Estás actuando imprudentemente. Si alguien lo mata, recibirá las enseñanzas del Clan Sangrado de la Evolución Celestial ", Dijo Yan Di. Luego, le dijo a Lin Feng usando telepatía, "Pequeño bastardo, saca a ese tipo."

"¡Eh!" Lin Feng rodó los ojos. Yan Di estaba perdiendo el tiempo a propósito, por lo que Lin Feng tendría tiempo para intervenir.

Lin Feng caminó lentamente hacia adelante y le dijo al lanzador del hechizo de despliegue: "Estoy seguro de que el príncipe heredero es honesto. ¡Ven aca!"

Esa persona miró fríamente a Lin Feng. La emperatriz Xi frunció el ceño. Otras personas tal vez no sabían que ese tipo y Yan Di eran amigos, pero los el Emperador Demonio de los Nueve Inframundos y Emperatriz Xi sabían que estaban cerca. Ella solo lo miró.

En la multitud, también había grandes emperadores, pero su cultivo estaba restringido por lo que preferían estar atentos. Si no entendieran algo y murieran descuidadamente, ¡eso sería demasiado trágico!

"Veamos cómo un niño pequeño puede matarme." Dijo el lanzador de hechizos de despliegue. Bajo sus pies, aparecieron marcas y cargos en Lin Feng. Como su cultivo estaba restringido, las personas que entendían los hechizos de despliegue tenían una ventaja aquí.

¡Po! Lin Feng caminó hacia adelante también. Las luces centelleaban. El lanzador del hechizo de despliegue se sobresaltó y saltó hacia atrás a medida que más marcas se movían hacia Lin Feng.

Boom, boom!

Lin Feng aceleró, las marcas se entrelazaron, los dos luchadores no peleaban con fuerza, sino con hechizos de despliegue. Continuaron colisionando y entrelazándose. Muy rápidamente, un patrón apareció en el suelo, ambos en el medio.

"¡Muere!" Gritó furiosamente del hechizo de despliegue. Continuó tallando marcas en el suelo. Su bata estaba revoloteando. Sin embargo, sorprendentemente, las luces se ralentizaron, el lanzador de hechizos de despliegue frunció el ceño, su hechizo de despliegue estaba ... ¡roto!

"¡Prisión!", Gritó Lin Feng. La imagen lo rodeó. "¡Destruir!"

¡Las energías destructivas llenaron el aire, el lanzador de hechizos de despliegue quiso escapar, pero las luces lo rodearon y explotó!

________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat