buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1780 - Entrar en el antiguo palacio

Capítulo 1780 - Entrar en el antiguo palacio

Qué extraño camino dorado, pensó Lin Feng, caminando lentamente hacia adelante. Podía sentir la fuerza de los hechizos de despliegue. Había millones y millones de marcas en los caminos. Los hechizos de despliegue del Clan Sagrado de la Evolución Celestial fueron realmente impresionantes.

En ese momento, mucha gente de repente corrió hacia Lin Feng y lo observó de cerca. Cada vez que Lin Feng daba un paso, las marcas cambiaban. Tuvieron que romper los hechizos de despliegue para avanzar, paso a paso.

Este estudiante de la Academia Campeon sabe sobre los hechizos de despliegue, pensaron los estudiantes de la Academia Yunxiao, mirando a Lin Feng. Como los amigos de Lin Feng lo seguían, significaba que otras personas podían seguirlo.

Yu Wen Hou, Ji Wuyou y los demás también miraban fijamente a Lin Feng. Sorprendentemente, ese tipo podría caminar por el camino dorado.

"Ven conmigo." Siluetas parpadearon. Los estudiantes de la Academia Yunxiao aterrizaron detrás de Lin Feng y los demás. Los caminos dorados eran misteriosos. Después de romper los hechizos de despliegue, podían reaparecer, por lo que querían beneficiarse del conocimiento de Lin Feng. Si él pudiera romper los hechizos de despliegue, ¿por qué no seguirlo?

Los estudiantes de la Academia Yunxiao no fueron los únicos en pensar de esa manera, Yu Wen Hou y los demás lo siguieron también. Lin Feng podría romper hechizos de despliegue. Por lo que no tenían que preocuparse por nada con él a la cabeza.

Mientras Lin Feng estaba rompiendo los hechizos de despliegue, frunció el ceño. Se giró y miró a la multitud. Si rompía los hechizos de despliegue, estas personas no solo forzarían la entrada al palacio, sino que también lo atacarían por sorpresa y le robarían algunos tesoros.

Cuando vieron que Lin Feng se había detenido, lo miraron con frialdad. Lin Feng dijo: "Dejen el camino o no continuaré."

"¿Eh?" La multitud frunció el ceño y parecía enojada.

"Pequeño bastardo, estás rompiendo el hechizo de despliegue y no te estamos molestando, ¿cuál es el problema?", Dijo alguien de la Academia Yunxiao con frialdad.

"¿Quieres morir ahora?" Ji Wuyou exigió fríamente. Sus ojos estaban llenos de asesinato.

"¡Pierdete!" Dijo Lin Feng fríamente. Ji Wuyou hizo una mueca. Deslumbrantes luces de dragón aparecieron a su alrededor y lanzó un potente Qi.

"¡Qué arrogante!" Gritó el fuerte cultivador de la Academia Yunxiao. Él saltó hacia adelante e inmediatamente atacó en la dirección de los amigos de Lin Feng. Quería enseñarles una buena lección.

Lin Feng saltó de repente y aparecieron luces. El camino dorado se volvió abruptamente brillante y surgió una fuerza aterradora.

Boom boom! Ese fuerte ataque de cultivador desapareció de inmediato. El camino dorado todavía brillaba cuando las hojas doradas descendieron del cielo.

El estudiante de la Academia Yunxiao estaba estupefacto. ¿Cómo podría Lin Feng usar los hechizos de despliegue de la ruta tan fácilmente? Se retiró a toda velocidad. Lin Feng se rió furiosamente. En un instante, las luces doradas se convirtieron en una jaula y aprisionaron al cultivador. Las expresiones faciales de las personas cambiaron drásticamente.

"¡Corta!" Gritó Lin Feng furiosamente. Las luces doradas se volvieron cegadoras y se convirtieron en energías mortales que invadieron la jaula. La multitud se retiró rápidamente cuando el aire comenzó a explotar. El gran cultivador que estaba dentro de la jaula se convirtió en una nube ensangrentada, y las energías cósmicas se dispersaron.

La multitud estaba asombrada. Ese tipo estaba en la parte superior del reino bajo de Huang Qi, y el hechizo de despliegue lo había aplastado.

Ese camino dorado es extraño. Pensó la multitud, mirándolo fijamente. A medida que avanzaba, los hechizos de despliegue se volvían cada vez más peligrosos, pero Lin Feng avanzaba libremente. Parecía fácil para él usarlos o destruirlos. Solo estaban al comienzo del camino, pero las energías ya eran aterradoras.

"¡Largo!", Gritó Lin Feng a Ji Wuyou y a los demás con frialdad.

"¡Niño arrogante!" La multitud lo miró con asesinatos en los ojos, especialmente a Ji Wuyou. Lin Feng lo miró con desdén.

Un dragón de repente comenzó a cantar. Ji Wuyou agitó su mano y apareció un dragón escamado en cian cuando un rayo de luz se movió hacia Lin Feng y los otros. Ese gigantesco dragón podría herir o incluso matar a Lin Feng y sus amigos.

Lin Feng se levantó de un salto y, en el camino dorado, apareció una red gigantesca y aterradora que rodeó al gigantesco dragón cian. Luces deslumbrantes aparecieron, y el dragón cian explotó. La sangre salpicó por todos lados.

El Tótem Dragon Cian del Clan Ji es increíble, ¡está hecho de carne como un dragón real !, Pensó la multitud con un suspiro. Sin embargo, los hechizos de despliegue del camino fueron aún más terroríficos. El dragón había sido aplastado en un abrir y cerrar de ojos.

Las luces doradas se lanzaron a los cielos. Ji Wuyou y los demás se levantaron en el aire y se retiraron. Al mismo tiempo, Ji Wuyou bombardeó el aire con otro ataque de dragón. El aire estaba temblando. Las deslumbrantes luces del camino dorado estaban un poco oprimidas.

Lin Feng siguió saltando. Las luces del camino centelleaban, ahora parecían indestructibles. Los fuertes cultivadores en el aire se sobresaltaron e inmediatamente se apartaron del camino. Ahora todos miraban a Lin Feng con frialdad.

Lin Feng los miró, y luego se giró y continuó rompiendo los hechizos de despliegue en el camino dorado y caminando hacia delante.

"Los hechizos de despliegue del camino dorado se vuelven cada vez más poderosos. Lin Feng puede usar esa fuerza de despliegue, de modo que a medida que avanza, sus ataques se vuelven más poderosos. No podemos acercarnos a él ..." Pensaron Yu Wen Hou y los demás. Estaban de pie fuera del camino dorado y mirando a Lin Feng. Si Lin Feng pudiera romper los hechizos de despliegue hasta el final, solo tendrían poco tiempo para correr hacia la puerta.

Lin Feng siguió avanzando. Mucha gente estaba mirando a Lin Feng, especialmente a aquellos lanzadores de hechizos de despliegue increíblemente fuertes. Todos estaban sorprendidos. Al principio, las mujeres del Palacio Lunar habían comenzado a romper los hechizos de despliegue. Los hechizos de despliegue de los caminos habían cambiado entonces, pero se habían dado cuenta de eso solo después de pisar los caminos. Ahora, lo que tenían que hacer era observar lo que Lin Feng estaba haciendo, y luego hacer lo mismo.

"Sorprendentemente, ¡él puede destruir los hechizos de despliegue!" Pensó la multitud. Lin Feng ya estaba bastante lejos en el camino dorado. Si continuaba, pronto llegaría al final y podría entrar al palacio.

"Preparémonos." Yu Wen Hou y los otros estaban mirando a Lin Feng y condensando su Qi, preparándose para seguirlo.

-

Después de un corto tiempo, Lin Feng finalmente llegó al final del camino, un gran Qi rodó en el aire. Lin Feng sonrió fríamente y saltó hacia adelante, el camino dorado se iluminó de nuevo. Las aterradoras energías subieron a los cielos mientras la multitud fruncía el ceño.

"¡Vámonos!" Los fuertes cultivadores atacaron a Lin Feng, pero luego algunas energías terribles y mortales rodearon el camino, y se levantaron más sonidos retumbantes. La puerta se abrió, Lin Feng y los demás entraron.

"¡Quédate abierto!" Una mano gigantesca alcanzó la puerta. Algunas personas que estaban frente a la puerta fueron golpeadas por el ataque.

"¡Largo!" La persona que quería entrar vio que alguien los atacaba de nuevo. No podían perder esa oportunidad, y la competencia era aterradora. El aire se tambaleó y se movió, y las luces doradas en el camino cambiaron de nuevo.

"¡Oh no! ¡Retrocede! "Gritó alguien furiosamente. La multitud se retiró a toda velocidad. Sin embargo, algunas personas no tuvieron tiempo de escapar, las luces les alcanzaron y murieron desordenadamente.

"¡Bastardo!" La multitud estaba furiosa. Lin Feng y sus amigos habían desaparecido dentro del palacio, pero la puerta se cerró de nuevo. Estaban todos atrapados afuera.

"Los caminos dorados siguen cambiando, ¡necesitamos encontrar el mismo camino que ellos!", Dijo un lanzador de hechizos de despliegue. Necesitaban hacer lo mismo que las mujeres celestiales del Palacio Lunar y Lin Feng. Lin Feng había entendido qué hacer, por eso él y sus amigos eran el segundo grupo de personas que habían logrado entrar.

"En efecto. Tenemos que hacer lo mismo que ellos, y tendremos la oportunidad de encontrar la entrada." Dijo un anciano. Había estado mirando a Lin Feng todo el tiempo, por lo que lanzó su conciencia divina.

________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat