buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1779 - Reunión con Yi Ren otra vez

Capítulo 1779 - Reunión con Yi Ren otra vez

"Palacio, antiguo camino dorado, hechizo de despliegue." Lin Feng miró alrededor. La tumba parecía un palacio, era gigantesca y magnífica. Los hechizos de despliegue a su alrededor eran aterradores. La gente no podría romperlo confiando en la fuerza bruta. El Clan Sagrado de la Evolución Celestial era muy famoso en aquel entonces porque eran increíblemente fuertes, no era una reputación inmerecida.

En aquel entonces, el líder del Clan Sagrado de la Evolución Celestial era aterrador. Era tan fuerte como muchos otros grandes emperadores. El clan era bastante famoso, especialmente por sus hechizos de despliegue, que podrían destruir el cielo y la tierra.

Dado que la tumba del Clan Sagrado de la Evolución Celestial había aparecido aquí, significaba que querían que la gente la encontrara, pero probablemente no fue fácil entrar.

Ellos se habían preparado. Pero la única forma de entrar al palacio parecía ser a través del antiguo camino dorado que tenían enfrente de ellos.

El antiguo camino dorado conducía al palacio, y estaba dividido en varios caminos pequeños. Todos tenían marcas en ellos de hechizos de despliegue. En ese momento, muchos lanzadores de hechizos de despliegue estaban allí y estudiaban los hechizos de despliegue. Querían entender cómo funcionaban para poder entrar.

Hay nueve caminos, cada uno de ellos tiene un hechizo de despliegue, y los hechizos de despliegue son todos diferentes. Pensó Lin Feng. Los hechizos de despliegue del Clan Sagrado de la Evolución Celestial fueron increíblemente poderosos. El Emperador Celestial eterno era famoso por sus hechizos de despliegue en la ciudad Si Xiang, pero tal vez lo había aprendido del Clan Sagrado de la Evolución Celestial. Yan Di era el príncipe del Clan Sagrado de la Evolución Celestial, no era de extrañar que hubiera perseguido al Emperador Celestial Eterno en aquel entonces.

"Si caminas por esos caminos, los hechizos de despliegue se vuelven más y más peligrosos a medida que avanzas. Hay miles de hechizos de despliegue mortal. Entrar será extremadamente difícil." Dijo un lanzador de hechizos de despliegue en ese momento. La multitud se sorprendió ... ¿miles de hechizos de despliegue en esos caminos? ¡Qué mortal!

"Al final de cada camino, hay una entrada, pero ¿hay lo mismo detrás de cada entrada?", Preguntó Tian Chi en ese momento.

"Posiblemente no" Dijo Hou Qing Lin, mirando los caminos. Eran diferentes, por lo que probablemente llevaron a diferentes lugares.

"No sé qué hechizo de despliegue podemos romper, así que primero esperemos y observemos." Dijo Lin Feng. Entonces, el grupo de amigos se alejó y se detuvo en la distancia. Los nueve caminos contenían poderosos hechizos de despliegue. Entrar no sería fácil, y ni siquiera sabían cuál era el correcto.

Lin Feng y los otros no fueron los únicos que hicieron eso. Muchos otros cultivadores fuertes decidieron mantenerse lejos y observar primero. Podría ser peligroso.

-

El tiempo pasó. Aparecieron más y más cultivadores fuertes. La gente de las cuatro academias de la Ciudad Santa ya estaba allí, incluso más personas de la Academia Campeon.

"¡Mujeres tan hermosas!" Exclamó Tantai. Nueve bellas mujeres habían llegado. Parecían seres celestiales. Incluso los estudiantes universitarios estaban impresionados.

"Esas deben ser las mujeres del Palacio Lunar". Son tan hermosos, como seres celestiales." Dijo Qing Lin. Hou Qing Lin y Tian Chi se sorprendieron, ellos reconocieron a una de ellas.

"¡Yi Ren Lei!", Murmuraron Hou Qing Lin y Tian Chi. ¡Esa era Yi Ren Lei del Palacio de los Deseos del Cielo! Sorprendentemente, se había convertido en uno de los seres celestiales del Palacio Lunar.

Qing Feng miró a Lin Feng. En esa noche, ella había escuchado el diálogo de Lin Feng y Yi Ren Lei. Hou Qing Lin y Tian Chi eran amigos de Lin Feng, ellos también conocían a Yi Ren Lei. Al parecer se conocían desde antes.

Yi Ren Lei escuchó su nombre y volvió la cabeza. Ella vio a Hou Qing Lin, Tian Chi y Lin Feng.

Cuando vio a Lin Feng, se estremeció. Sus hermosos ojos brillaron. Ella no podía permanecer indiferente a él.

Lin Feng parecía enigmático, insondable, tranquilo y sereno, como si nada pudiera afectarlo.

"Lin Feng." Susurró Yi Ren Lei.

Sin embargo, Lin Feng simplemente asintió tranquilamente hacia ella, "Yi Ren, la niña celestial."

"Yi Ren, la niña celestial ..." Yi Ren, la niña celestial, se sintió tan triste, pero aún sonreía a Lin Feng. Hou Qing Lin y Tian Chi también asintieron con la cabeza y luego se volvieron hacia las otras mujeres celestiales. Todas eran extremadamente hermosas.

Yun Qing Yan miró a Yi Ren Lei, y luego sonrió a Lin Feng a sabiendas. "¿Le gustas?"

Lin Feng frunció el ceño. No miró a Yun Qing Yan, pero negó con la cabeza, "No hables tonterías."

"Soy una mujer, entiendo a las mujeres. Le gustas. ¿La lastimaste? "Yun Qing Yan sonrió maliciosamente, pero Lin Feng la ignoró.

"Yi Ren Lei es un ser celestial del Palacio Lunar, ella entiende los hechizos de despliegue." Tian Chi vio a Yi Ren Lei y las otras mujeres celestiales comenzar a investigar los hechizos de despliegue.

"Deben ser muy buenos en los hechizos de despliegue, pero tal vez también hayan estudiado las Escrituras Sagradas de la Evolución Celestial, que permiten a los cultivadores modificar la fuerza. Si no me equivoco, esas mujeres son pilares del Palacio Lunar." Susurró Lin Feng.

En el Palacio Lunar, había muchos libros, terroríficas técnicas y habilidades imperiales, y antiguas escrituras sagradas. Si el Palacio Lunar quería, podrían criar genios terroríficos. Las mujeres celestiales del Palacio Lunar fueron talentosas y extraordinarias.

"Parece que las personas del mundo pequeño, todos tendremos un futuro brillante." Dijo Hou Qing Lin en voz baja. ¿Dónde estaban los otros?

Las nueve mujeres eligieron un camino y comenzaron a caminar hacia delante, evitando fácilmente los hechizos de despliegue.

Están usando un hechizo de grupo. Qué tan fuerte, pensó Yun Qing Yan. Las nueve mujeres estaban usando un hechizo grupal. ¡Realmente entendieron los hechizos de despliegue!

En ese momento, muchas personas miraron el camino que habían elegido. ¿Las mujeres celestiales realmente usarían ese camino?

En realidad, los hechizos de despliegue de esa ruta no fueron tan fáciles de resolver. Cada paso fue difícil. Incluso para las mujeres celestiales del Palacio Lunar, cada vez era más difícil.

-

Pasó algún tiempo, pasaron unos días. Lin Feng estaba mirando a las mujeres. Poco a poco, la gente comenzó a tratar de resolver los misterios de los nueve senderos dorados utilizando su conciencia divina.

Durante esos días, también llegaron más y más personas. Mucha gente de la Academia Campeon estuvo allí, incluidas personas del Ji Chang's Club.

Cuando los miembros del Ji Chang's Club vieron a Lin Feng y sus amigos, aterrizaron en otra montaña.

"Esos idiotas están en todas partes." Dijo un miembro del Grupo Estrella, Lin Feng, y los demás los ignoraron.

"Están actuando imprudentemente". ¡Quieren morir aquí! "Gritó alguien más. Los miembros del Grupo Estrella eran orgullosos y arrogantes. Sin embargo, ser oprimido por Tiantai los puso furiosos. Ahora que habían hecho una alianza con el Clan Yue, ¿continuaría Tiantai actuando con arrogancia?

"¡Hay perros en todas partes, incluso en Academia Campeon!", Replicó Tantai con frialdad.

"Un hechizo de despliegue casi se rompe." Alguien más interrumpió en ese momento. La multitud miró a las mujeres celestiales. Las nueve chicas se habían unido con algunos lanzadores de hechizos de despliegue y casi habían llegado al final del camino. ¿Podrían romper el hechizo de despliegue al final?

Bzzz! En ese momento, las siluetas parpadearon y se solidificaron, y llegó más gente del Palacio  Lunar. La Emperatriz Xi y el Emperador de los Nueve Inframundos todavía estaban juntos.

Al mismo tiempo, apareció una luz deslumbrante. Una puerta dorada al final de un camino se abrió, deslumbrantes luces doradas iluminaron el camino. Los hechizos de despliegue se convirtieron en ilusiones. Mucha gente corrió hacia allá, mientras la gente del Palacio Lunar entraba.

La multitud enloquecía y corría hacia la puerta. Sin embargo, las marcas cambiaron de repente otra vez, el cielo retumbó, la puerta se cerró, y una energía aterradora explotó, matando a algunas personas al instante.

El camino se cierra de nuevo, ¡los hechizos de despliegue están volviendo a aparecer !, pensó la multitud, descontenta con las noticias. Muchas personas se retiraron tan rápido como pudieron.

"Lin Feng, ¿cómo lo supiste?", Preguntó Qin Wu a Lin Feng. Un momento antes, Lin Feng les había impedido entrar.

"No lo sabía, pero si la puerta se abre de nuevo, tendremos que tener cuidado antes de entrar" Susurró Lin Feng. Qin Wu y los ojos de los demás centellearon. Cauteloso, ¡cierto!

"Todos, unimos nuestras manos." Dijo alguien en ese momento. Algunos lanzadores de hechizos de despliegue se estaban preparando para unir las manos, ya que eso es lo que habían hecho las mujeres celestiales del Palacio Lunar y otras personas.

Los lanzadores de hechizos de despliegue comenzaron a discutir el problema y se estaban preparando para romper los hechizos de despliegue de los otros caminos. Al mismo tiempo, algunas personas caminaron hacia el sendero en el que los seres celestiales habían roto los hechizos de despliegue. Querían beneficiarse de su conocimiento.

Los hechizos de despliegue estaban cambiando. Lin Feng notó que las personas no necesariamente podían caminar por el mismo camino que antes.

________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat