buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1699 - ¿Quién se atreve a inflar los cielos?

Capítulo 1699 - ¿Quién se atreve a inflar los cielos?

"Los dioses no quieren reconocerme" Pensó Lin Feng, a pesar de que no entendía por qué.

"No importa lo que nadie más haya hecho, ya he llegado al reinoe Huang Qi", Pensó Lin Feng mientras se elevaba en el aire. Incluso si los dioses no quisieran reconocerlo, dentro de su pequeño mundo, ya se había convertido en un verdadero emperador, incluso podía hacerse más fuerte allí. Si los dioses lo abandonaran, entonces abandonaría ese mundo.

El único problema era, ¿qué pasaría con Lin Feng en el futuro si no pudiera tomar prestadas energías cósmicas de la Tierra y el cielo? ¿Y qué pasaría si los dioses realmente estuvieran enojados con él?

"¿Por qué el cielo estaba tan molesto antes?" Preguntó Qing Feng, mirando a Lin Feng. Ella lo había observado, y tan pronto como recordó sus energías cósmicas, el cielo había dejado de asaltar su pequeño mundo. Los otros pensaron que el viejo había hecho eso, pero ella sabía que tenía algo que ver con Lin Feng.

Lin Feng le sonrió y le preguntó: "Ese Maestro me salvó, ¿verdad?"

"De hecho" Dijo Qing Feng asintiendo.

"Gracias, los dioses me abandonaron, mi esposa me abandonó y, sorprendentemente, un extraño me salvó." Dijo Lin Feng. Aunque estaba sonriendo, todavía parecía un poco triste. Qing Feng sonrió de una manera cálida, suave y dulce, "Ya tienes siete tipos de energías cósmicas, eso ya es increíble."

"Tienes razón, debo continuar haciendo esfuerzos, entonces tal vez encuentre algo que hice mal que me impide progresar", Respondió Lin Feng, sonriendo.

Finalmente, el anciano regresó, el tablero de ajedrez estaba en sus manos.

"Muchas gracias, Maestro", Dijo Lin Feng.

"No perdamos el tiempo, tenemos cosas que hacer", Dijo el anciano, arrastrando a Lin Feng, y volando a toda velocidad.

"Apestoso anciano, ni siquiera me llevó con ellos." Pensó Qing Feng, mordiéndose los labios. Intentó alcanzarlos, pero fue imposible.

En Gran Ciudad Antigua Celestial, había muchos lagos, muchas islas, muchas personas practicaban el cultivo allí.

Volaron a una isla remota donde los cultivadores comúnmente practicaban el cultivo.

"¡Todos, larguense!" Gritó una voz aterradora.

Blech. Un emperador estaba en esa isla, practicando la cultivación, y la voz lo había perturbado violentamente, haciéndole toser sangre.

"¡Bastardo!", Pensó el emperador, pero no se atrevió a decir algo así a un cultivador tan aterrador. Él no era el único, todos estaban molestos, pero nadie dijo nada abiertamente. Muy rápido, la gente se fue, incluso grandes emperadores.

Lin Feng miró al anciano, sin palabras.

"Tal vez los dioses no te permitan usar energías cósmicas, así que tienes que probar y ver si puedes sobrevivir. Todo está en tus manos ahora," Dijo el anciano. "Yo te protegere."

Entonces el viejo desapareció.

Después de desaparecer, Lin Feng sacó su Tablero de Ajedrez de Evolución Celestial: y saltó sobre él. Él lanzó su conciencia divina pero no liberó ninguna energía cósmica. Tenía que controlar los hechizos de despliegue con su conciencia divina  primero, luego tenía que ver si los dioses lo atacarían o no.

Cuando Lin Feng terminó de cambiar el hechizo de despliegue con su conciencia divina, liberó la energía cósmica demoníaca de nuevo, y de repente apareció un vórtice en el cielo.

"¡Qué cielo tan aterrador!" Lin Feng frunció el ceño. El cielo se estaba volviendo negro, haciéndose temblar levemente.

Lin Feng comenzó a pensar en darse por vencido, pero luego recordó todas las dificultades que había atravesado. Levantó la cabeza y se dijo a sí mismo que no importa qué, desafiaría a los dioses.

Fuera de la isla, las energías y el extraño cielo comenzaron a llamar la atención de la gente. ¿Qué estaba pasando allí? Las energías cósmicas se volvían más aterradoras a medida que se condensaban.

¿Alguien se abrió paso al reino Huang Qi? Pero eso no podía ser correcto, las energías no podían ser tan aterradoras cuando alguien llegaba al reino Huang Qi. Además, las energías cósmicas limpiaron el cuerpo de un cultivador cuando se abrieron paso al reino Huang Qi, pero esas energías parecían querer castigar a alguien.

Lin Feng permaneció inmóvil, pensando que habría muerto sin el Tablero de Ajedrez de Evolución Celestial.

Las energías de condensación empujan a la isla al caos. Lin Feng condensó más energías cósmicas demoníacas y luego las energías cósmicas comenzaron a descender del cielo, pero no querían limpiar su cuerpo ...

Lin Feng vio descender esas aterradoras energías cósmicas, así que corrió hacia el Tablero de Ajedrez de Evolución Celestial. De repente, una Armadura Rey Demoníaca apareció alrededor de su cuerpo y un demonio apareció detrás de él.

Kacha! dos luces aterradoras colisionaron, el hechizo del demonio y el rayo púrpura. Lin Feng gritó furiosamente, sus energías demoníacas se lanzaron a los cielos, y golpeó el aire. Pero aún no era suficiente, las energías se estrellaron contra su cuerpo, estaba sangrando y su armadura había explotado.

La silueta de Lin Feng estaba borrosa mientras corría alrededor, liberando energía vital en un esfuerzo frenético por recuperarse.

"¡Y más!", Pensó Lin Feng, con los ojos inyectados en sangre.

Lin Feng se elevó en el aire, encontrando la próxima tribulación celestial.

Después de ser vencido de nuevo, Lin Feng yacía en el suelo, incapaz de pararse más.

"No puedes oprimirme", Dijo Lin Feng, luego se levantó de nuevo.

Apareció un tercer hilo de energía cósmica demoníaca, y de la misma manera, más energías descendieron del cielo hacia Lin Feng. Sin embargo, él todavía estaba parado después de la tribulación. Aunque estuvo a punto de caerse, su cuerpo quedó paralizado y su rostro estaba mortalmente pálido, pero persistió. Finalmente, sus energías cósmicas demoníacas desaparecieron.

Boom. Lin Feng colapsó de nuevo, desmayándose. Sin embargo, todavía tenía una sonrisa en su rostro.

Un anciano estaba mirando dentro del Clan Cielo. Observó algunas energías cósmicas demoníacas desde la distancia, pero esas no eran las energías cósmicas de alguien que había atravesado el reino Huang Qi.

"Cuerpo de restricción, los dioses deben estar molestos." Susurró el anciano.

En los Clanes Dugu y Chu, algunos ancianos también miraban a lo lejos, pensando lo mismo.

______________________________________

Traducido y Editado por Gasaraki

Login Form

CrewChat