buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1646 - Cortina de la Muerte Celestial

Capítulo 1646 - Cortina de la Muerte Celestial

"¡Cómo te atreves!", Gritó furiosamente el líder del Clan Yan a Lin Feng.

Sin embargo, Lin Feng lo ignoró. Su objetivo era Yan Feng y no se detendría hasta que lo mataran.

"¡Muere!" Yan Feng se mordió los labios, tratando de volver a sus sentidos. De repente, afiladas espadas emergieron de su cuerpo, todas las cuales eran armas imperiales que él había hecho. La situación estaba fuera de control, y él no quería morir.

"¿¡Usas armas imperiales !?", Dijo Lin Feng. Ambos habían acordado no usar armas imperiales, pero sin ellas, Yan Feng iba a morir. ¿Cómo podría un cultivador aceptar la muerte mientras todavía tenían una manera de defenderse?

Lin Feng sacó algunos talismanes y los arrojó a Yan Feng. Algunos de ellos explotaron sobre él, mientras que algunos chocaron contra las armas imperiales.

"Ah ..." Yan Feng dio un horrible grito. Las energías desgarradoras habían dañado sus órganos internos. Lin Feng retrocedió después de que los arrojó. A pesar de que había hecho esos talismanes, no quería verse atrapado en sus explosiones.

En este punto, el rostro de Yan Feng estaba mortalmente pálido y estaba abrumado por el dolor. Sin embargo, Lin Feng no se detuvo. Se movió como el viento y continuó oprimiéndolo con una fuerza que se multiplicó por mil.

"Mi fuerza solo se multiplica por novecientas, así que no puedo resistir su fuerza." Pensó Yan Feng. Estaba desesperado ahora, así que de repente liberó aún más fuego que se tragó a sí mismo, convirtiéndolo en un monstruo de fuego. Después de eso, comenzó a huir, tratando de evitar la fuerza de Lin Feng.

Una nube apareció sobre ellos, estaba llena de una fuerza aterradora.

"¿Qué?" Lin Feng estaba sorprendido.

"¡Energía cósmica!", Los miembros del Clan Mu y los miembros del Clan Yan repentinamente dejaron de luchar. Levantaron sus cabezas y miraron al cielo.

"Va a abrirse camino hacia el reino Huang Qi", Pensó la multitud. Yan Feng y Lin Feng eran cultivadores terroríficos, y viendo cómo Lin Feng seguía oprimiendo a Yan Feng, Yan Feng era constantemente empujado a sus límites.

Como Yan Feng pensó que iba a morir, de repente entendió la fuerza aún mejor, y sus energías cósmicas ya estaban en el nivel máximo. Con eso, finalmente irrumpiría en el reino Huang Qi.

La nube de energías cósmicas se condensó, sus energías cayeron sobre el cuerpo de Yan Feng. La energía cósmica de fuego de Yan Feng comenzó a arder más apasionadamente, incluso su cuerpo parecía que iba a arder.

Yan Feng cerró los ojos y levantó la cabeza, dando la bienvenida a las energías cósmicas donde limpiaban su cuerpo.

"¡Bien, ese es el genio de nuestro clan!", El líder del Clan Yan parecía emocionado.

"Parece que deberíamos estar agradecidos." Dijo el líder del Clan Yan, mirando a Lin Feng. Si Lin Feng no hubiera amenazado a Yan Feng, hubiera sido difícil para él llegar al reino Huang Qi.

"Pero incluso si estamos agradecidos, las cosas no han terminado." La batalla debe terminar." Dijo el líder del Clan Yan. Por supuesto, quiso decir que Yan Feng y Lin Feng aún necesitaban matarse el uno al otro.

"Puedes parar la batalla ahora." Dijo el maestro de Mu Lin Xue con indiferencia.

"¿Terminar la batalla? ¿Crees que la batalla solo puede detenerse porque quieres que se detengan? Deben terminar, y debe haber un ganador." Dijo fríamente el maestro de Yan Feng.

"¡Hmph! Lin Feng tenía la ventaja, pero todos ustedes intervinieron, y ahora que Yan Feng se ha abierto paso hacia el reino Huang Qi, ¿quieres que la batalla continúe? ¿Oíste lo ridículo que eres? " Dijo el maestro de Mu Lin Xue.

"Intervine, admito que cometí un error. Pero no tiene nada que ver con su batalla. Como estuvieron de acuerdo, la batalla debe terminar." Dijo el maestro de Yan Feng.

"De hecho, la batalla debe continuar. ¿Cómo podríamos detenernos aquí? ", Dijeron los miembros del Clan Yan, todos los cuales sonreían fríamente.

Mucha gente miró a Lin Feng, quien todavía estaba de pie en el cielo. Estaba mirando tranquilamente cuando Yan Feng se abrió paso hasta el reino Huang Qi. Ver a alguien irrumpir en el reino Huang Qi fue una escena misteriosa y le hizo pensar a Lin Feng. Como comprendía varios tipos diferentes de energías abstrusas, cuando se abriera camino al reino  Huang Qi, ¿entrarían en su cuerpo varios tipos de energías cósmicas?

Finalmente, Yan Feng abrió los ojos y una luz hecha de fuego atravesó el cielo. Parecía que Lin Feng no podía usar sus ojos demoníacos para tratar con él nunca más.

"Lin Feng, estás sorprendido, ¿verdad?" Dijo Yan Feng sonriendo. Había roto al reino Huang Qi, y se sentía bien, incluso poderoso.

"Ahora, arrodíllate y paraliza tu propia cultivación." Solo entonces te dejaré ir." Dijo Yan Feng. Parecía orgulloso y arrogante. Casi había olvidado que un momento antes, podría haber muerto.

"Has atravesado el reino Huang Qi, pero tengo la sensación de que no has progresado en absoluto." Dijo Lin Feng, mirando a Yan Feng. Lin Feng ya había luchado contra los emperadores. En la isla Yao Ye, también había aprendido de los emperadores, luchando contra sus emperadores millones de veces. A pesar de que había perdido o escapado cada vez, ahora confiaba en sus habilidades.

"Lin Feng." Dijo Mu Lin Xue, estaba muerta de miedo. Todavía parecía muy, muy nerviosa, lo cual no era sorprendente porque Yan Feng se había convertido en un emperador después de todo.

"Ese tipo no parece preocupado." Pensó Mu Qing Ying. ¿No sabía él que había una gran diferencia entre los emperadores y los cultivadores Zun?

¡Boom! Yan Feng dio un paso hacia delante, liberando aterradoras energías cósmicas de fuego. El cielo se volvió rojo al liberar estas energías.

"Yan Feng, mátalo." Dijo el líder del Clan Yan. Después de liberar todas estas energías, Yan Feng comenzó a correr hacia Lin Feng nuevamente. Levantó las manos y sus puños se convirtieron en dos deslumbrantes bolas de fuego hechas de energía cósmica.

Lin Feng estrechó sus manos mientras aparecían luces demoníacas en el cielo, convirtiéndose rápidamente en marcas demoníacas que contenían aterradoras y devastadoras energías.

"Muere." Dijo Yan Feng. Su fuego rodeó a Lin Feng, haciéndolo parecer una hormiguita dentro de esa montaña de fuego.

"Lin Feng." Gritó Mu Lin Xue. ¿Por qué no había esquivado a Lin Feng? ¡Por qué!

"Cortina de la Muerte Celestial, muere!" Dijo una voz. Lin Feng, que prácticamente se estaba bañando en ese océano de llamas, lanzó energías de muerte negras que chocaron con el fuego.

___________________________________

Editado y Traducido Por Gasaraki

Login Form

CrewChat