buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1614 - Rompiendo los Sellos

Capítulo 1614 - Rompiendo los Sellos

Entre las personas que el Emperador Ni Chen había traído de la Montaña Qi Ding, algunos de ellos lograron escapar: como Qi Yu Chen, quien se había ido con el Castillo Celestial Qi. No solo era un cultivador de la Montaña Qing Di, sino que era originario del Castillo Celestial Qi. Además, él era un cultivador Zun, por lo que el Emperador Ni Chen no lo culparía.

"Emperadores de la isla Yao Ye, dijiste que estaba entre Lin Feng y el castillo celestial Qi, pero antes nos ofendió" Dijo educadamente Qi Yun Xiao.

"¿Quién demonios crees sos que vas  hablarnos así?", Gritó Shen Yu.

Nadie del Castillo Celestial Qi  podía decir nada a la Isla Yao Ye, ya que pertenecían a dos mundos completamente diferentes. Estaban actuando ridículo.

El cuerpo de Qi Yun Xiao se sintió completamente rígido al darse cuenta de su error.

"Lin Feng, ¿qué piensas?", Preguntó Shen Yu.

Lin Feng estaba pensando, Yao Ye Island ya había ofendido a Montaña Qing Di, y ahora si ofendían a los nueve grandes castillos celestiales, las cosas serían aún más serias. Después de todo, si la isla Yao Ye atacó el castillo celestial Qi, también se involucrarían el Gran Palacio Celestial de la Reflexión y el Palacio de los Reyes Medicinales. Tres grupos grandes como ese podrían oprimir la isla Yao Ye.

Además, Lin Feng también entendió que la isla de Yao Ye no era su grupo, y tampoco era el grupo de Shen Yu. A veces tenía que confiar en sí mismo.

"No puedes involucrarte, el Castillo Celestial Qi y el Palacio de los Reyes Medicinales son mis enemigos." Dijo Lin Feng. "Aunque, quiero que una persona muera."

Qi Yun Xiao y los demás se mostraron molestos cuando se dieron cuenta de quién estaba hablando. Echaron un vistazo al Maestro Mi.

"¡Oh, no, el Maestro Mi no puede morir!" El Maestro Mi tenía un estatus increíble dentro del Castillo Celestial Qi. Él controlaba una gran cantidad de sus fuerzas, entonces quién sabía qué pasaría si él moría.

"Incluso si me matas, tus amigos nunca se liberarán de mi sello, nunca." Dijo el Maestro Mi. Llevaba una máscara, pero Lin Feng sabía que lo estaba mirando.

"Entonces, ¿qué debería hacer entonces?", Preguntó Lin Feng.

"Si no me matas, romperé sus sellos yo mismo." Dijo el Maestro Mi.

Lin Feng sonrió fríamente. Había estado esperando esto por un largo tiempo. Incluso si no atacaran el Castillo Celestial Qi, Yuan Fei y los demás tuvieron que ser liberados.

"Traerlos aquí y romper sus sellos en frente de mí." Dijo Lin Feng.

"Está bien, los haré venir." El Maestro Mi cerró los ojos y los llamó. Él estaba conectado a ellos a través de sus mentes gracias a los sellos.

Después de un corto tiempo, un emperador de nivel medio trajo a Yuan Fei y los demás.

"Será mejor que pienses cuidadosamente y no dejes nada dudoso en sus cerebros." Dijo Hu Yue sonriendo diabólicamente. El Maestro Mi asintió mientras aterrizaba frente a Yuan Fei. Entonces una luz penetró la conciencia divina de Yuan Fei. El Maestro Mi sabía que incluso los emperadores de alto nivel no podían romper esos sellos, él era el único que conocía el código.

Con eso, el Maestro Mi lentamente rompió el sello.

"Argh ..." Gritó Yuan Fei furiosamente, luciendo loco. Estaba mirando fijamente al Maestro Mi. De repente, levantó su puño y golpeó el aire en dirección al Maestro Mi. Había vuelto a sus sentidos e inmediatamente comenzó a balancearse.

"¡Alto!" Gritó el Maestro Mi, bloqueando el ataque de Yuan Fei. "Rompí tu sello, así que ahora eres libre."

Yuan Fei lo miró por un momento, luego retrajo su Qi.

"Argh ..." sonó otro grito. Una silueta se elevó en el aire y gritó: "¡Yuan Fei!"

Lin Feng se dio vuelta y notó a alguien, luego pareció encantado. Era el Gran Emperador Simio, se había estado quedando en la región, pero no era lo suficientemente fuerte como para salvar a Yuan Fei. Cuando vio que Yuan Fei fue liberado, volvió a aparecer, esta vez estaba tan feliz.

"¡Argh!" Gritó furiosamente el mono simio de piedra, ¡Yuan Fei era un simio como él! En la isla de Yao Ye, había muchos simios. Él era un simio de piedra, luego estaba el Gran Mono Demonio de la Tierra. Pero no sabían qué clase de simio era Yuan Fei.

Los simios se reunieron y sonrieron. Entonces, el Gran Emperador  Simio y Yuan Fei caminaron hacia Lin Feng.

"Lin Feng, gracias." Dijo el Gran Emperador Simio. Miró a Shen Yu y a los demás y dijo: "Gracias, Maestro."

"No hubiera pensado que serías del mismo tipo que yo. La isla Yao Ye  es un buen lugar para ti, además del simio de piedra, también hay un Gran Mono Demonio de la Tierra, por lo que no te sentirás solo." Dijo Shen Yu sonriendo.

"Isla Yao Ye." El Gran Emperador Simio parecía feliz y asintió, "Gracias Maestro por aceptarnos."

"Hay millones de islas en la isla de Yao Ye, todas ellas llenas de diferentes animales. No hay necesidad de agradecerme, solo estoy aceptando uno de los míos ." Dijo Shen Yu. El Maestro Mi también rompió a Ban Ruo y los sellos de los demás. Ban Ruo y los demás volvieron a sus sentidos luciendo muy molestos. Habían estado bajo control durante bastante tiempo, tenían la cabeza pesada y se sentían culpables. Afortunadamente, Lin Feng fue un verdadero amigo.

"¿Estás bien?", Preguntó Lin Feng a Ban Ruo y los demás. Todos golpearon los puños y sonrieron felizmente.

"Deberías estar agradecido; El Castillo Celestial Qi  te cuidó e incluso curaron la pierna de Xing Zhan. No te preocupes por el resto ".

"De hecho, estamos agradecidos." Dijo Xing Zhan sonriendo. Sin el Castillo Celestial Qi, su pierna no habría sido curada como lo era ahora. Además, se habían vuelto más fuertes durante ese tiempo. El Castillo Celestial Qi los hizo practicar constantemente.

"Lin Feng, ¿deberíamos arreglar cuentas con el Gran Palacio Celestial de la Reflexión y el Palacio de los Reyes Medicinales?", Preguntó Shen Yu a Lin Feng.

"Tío Yu, regresemos a la isla Yao Ye." Dijo Lin Feng. Él no tenía la intención de luchar contra ellos ahora. Si tuviera la opción, habría hecho todo sin la Isla Yao Ye. Debido a él, la Isla Yao Ye ya había ofendido a Montaña Qing Di y había un grupo aún más peligroso, El Palacio Imperial Eterno del que preocuparse.

Aparte de Qi Yun Lei, nadie más del Palacio Imperial Eterno había aparecido todavía. Lin Feng pensó que Qi Yun Lei probablemente quería capturar a Lin Feng solo y luego regresar al Palacio Imperial Eterno para mejorar su estado. Lin Feng también pensó que Qi Yun Lei no sabía que Lin Feng conocía los mil grandes hechizos de despliegue, de lo contrario, el gran emperador vestido de color cian no hubiera permitido que un estúpido cultivador como Qi Yun Lei intente capturarlo.

"Bien" Dijo Shen Yu asintiendo. Luego, levantó las manos para decirles a todos que iban a regresar.

"Argh ..." el mono de piedra gritó a la gente del Castillo Celestial Qi. Él atacó en su dirección de nuevo, luego se dio la vuelta y se fue.

Sus pasos emitieron sonidos extremadamente fuertes, causando que la tierra temblara. Todos escaparon, y nadie les impidió pasar.

"Lin Feng, ¿cómo terminaste en una situación así?", Preguntó Shen Yu a Lin Feng, ahora estaban en la parte posterior de la bestia del viento.

"No había pensado que un discípulo del Castillo Celestial Qi, que también era miembro del Palacio Imperial Eterno, volvería y descubriría mi verdadera identidad".

"Deberías decirme cuándo haces esas cosas, entonces no tendrás que correr tales riesgos."

Lin Feng sonrió con ironía y negó con la cabeza. Tenía problemas con los nueve grandes castillos celestiales, pero esas cosas no tenían nada que ver con la isla Yao Ye, y quería que siguiera así si podía evitarlo. Incluso si hubiera sabido que Montaña Qing Di se involucraría, aún no le habría dicho al emperador Shen Yu.

"Lin Feng." Alguien se levantó en el aire junto a él. Lin Feng sonrió y le dijo a la bestia del viento: "Tío Feng, es mi amigo. Déjalo venir."

La bestia del viento disminuyó la velocidad y permitió que Muyi saltara sobre su espalda. Sonrió a Lin Feng y dijo: "Lin Feng, estamos a salvo."

"Gracias Maestro Muyi por ayudarme. Podrían haberme matado antes si no hubieras ayudado. No hubiera tenido tiempo de informar a la isla Yao Ye entonces." Dijo Lin Feng sonriendo. "Maestro Muyi, ven conmigo a la isla Yao Ye. Podemos continuar estudiando hechizos de despliegue allí."

Muyi miró a Shen Yu, y Shen Yu lo miró y dijo: "Los amigos de Lin Feng también son amigos de la isla Yao Ye."

"Gracias maestro. Estoy solo, así que trataré de no molestar demasiado." Dijo Muyi. Estaba feliz de ir a la isla Yao Ye.

_________________________

Traducido y editado por Gasaraki

Login Form

CrewChat