buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1603 - Grandes Hechizos de Despliegue

Capítulo 1603 - Grandes Hechizos de Despliegue

Qi Yun Xiao estaba sentado en uno de los Castillos del Castillo Qi con otros que parecían tristes, no sabían qué pensar sobre Lin Feng.

"Antes, todo el mundo encontraba que la arrogancia y el mal genio del Maestro Mu En eran normales, pero ahora parece que provocó intencionalmente el Gran Palacio Celestial de la Reflexión y el Palacio de los Reyes Medicinales. Entonces, el otro día, cuando causó problemas en el Palacio de los Reyes Medicinales, fue a propósito." Dijo Qi Yun Xiao frunciendo el ceño.

"Si eso es cierto, si realmente quisiera provocar el Palacio de los Reyes Medicinales a propósito, ¿qué es lo que quiere de nosotros?" Preguntó Jin Chen Jun. Debido a Lin Feng, ahora había tensiones entre el Castillo Celestial Qi y el Palacio de los Medicinales. Reyes.

"Si es realmente así, entonces también quiere perjudicarnos con su gran plan." Todos se estaban poniendo nerviosos. Qi Yun Xiao miró a Qi Yun Lei y le preguntó: "Yun Lei, ¿estás seguro de que el Maestro Mu En no es miembro del Palacio Imperial Eterno?"

"Casi del todo seguro, de lo contrario, no necesitaría ocultar esas cosas." Dijo Qi Yun Lei asintiendo.

Los ojos de Qi Yun Xiao brillaron, miró a Jin Chen Jun y dijo: "Ve y encuentra al Maestro Mi."

"¡Maestro Mi!" Jin Chen Jun sabía lo que estaba implicando. Luego, inmediatamente salió del pasillo. Iban a tomar medidas drásticas. Como el Maestro Mu En no era miembro del Palacio Imperial Eterno, podían tratar de mantener un lanzador de hechizos de despliegue tan fuerte. Sin embargo, todavía tenían dudas. El Maestro Mu En y el Castillo Celestial Qi no habían tenido ningún problema antes, entonces, ¿por qué querría decir que les haría daño?

Ahora tenían que esperar al Maestro Mi, él sabría cómo resolver el problema.

"Yun Sheng, lleva al emperador Dong y al emperador Qi al centro de nuestro territorio y haz que alguien vigile la zona. El Maestro Mu En puede usar hechizos de despliegue para proteger el área, pero debemos ser muy cuidadosos." Dijo Qi Yun Xiao. Había visto lo aterradoras que eran los hechizos de despliegue del Maestro Mu En.

"Entiendo." Qi Yun Sheng asintió y se fue. Qi Yun Xiao estaba esperando al Maestro Mi. Podrían ir al Pico Yao Yun con el Maestro Mi y controlarlo. De esa forma, tendrían un poderoso hechizo de despliegue con ellos e incluso si hubiera tensiones entre ellos y el Palacio de los Reyes Medicinales, no importaba porque valía la pena.

Lin Feng no sabía nada de eso ya que todavía estaba estudiando hechizos de despliegue.

El tiempo pasó lentamente antes de que alguien se moviera en la dirección de Lin Feng con una máscara: Maestro Mi.

"Él está aquí." Qi Yun Xiao y los demás habían estado esperando al Maestro Mi. Se levantaron en el aire cuando lo vieron.

"Maestro Mi." Dijo Qi Yun Xiao y los demás cortésmente. El Maestro Mi los saludó con la cabeza y miró hacia la distancia.

"¿Dónde está él?", Preguntó el Maestro Mi con calma.

"En el Pico Yao Yun." Dijo Qi Yun Xiao. Qi Yun Xiao, Qi Yun Lei, el Maestro Mi y Jin Chen Jun salieron juntos: tres emperadores de nivel medio y un emperador de bajo nivel. Dos de los emperadores de nivel medio controlaban las energías cósmicas del espacio vacío, de ese modo, incluso si Muyi protegía a Mu En, no podría hacer mucho. Después de todo, esas tres personas no eran emperadores ordinarios de nivel medio, especialmente el Maestro Mi, estaba un paso por encima de ellos.

Muy rápidamente, los cuatro llegaron al Pico Yao Yun. En ese momento, Lin Feng todavía estaba en el pabellón. Había roto la mesa de piedra y estaba tallando cosas en el suelo.

"¡Maestro Mu En!", Gritó Qi Yun Xiao. Incluso si fueran fuertes, no atacaron de inmediato. Primero querían acercarse a Lin Feng antes de capturarlo.

Lin Feng vio al Maestro Mi e inmediatamente entendió que su estratagema había terminado. Ahora querían controlarlo también.

"Maestro Qi Yun Xiao, ¿qué te trae por aquí?", Preguntó Lin Feng, fingiendo que no estaba preocupado.

"Maestro Mu En, queremos presentarle a un invitado de honor." Dijo Qi Yun Xiao. Siguieron caminando hacia Lin Feng mientras hablaban.

"Detente." Gritó Lin Feng de una manera aguda. Qi Yun Xiao y los demás de repente se detuvieron. Luego miraron a Lin Feng y dijeron: "Maestro Mu En, ¿qué pasa?"

"Si quieres presentarme a alguien, puedes hacerlo desde allí." Dijo Lin Feng. Qi Yun Xiao miró a Lin Feng, adivinando que por su repentino cambio de temperamento habían sido descubiertos.

"Jeje." Qi Yun Xiao sonrió fríamente. De repente, liberó energías cósmicas. Ya no necesitaba esconder nada porque Mu En entendía lo que estaba pasando.

"Maestro Mu En, fingiste ser un discípulo del Palacio Imperial Eterno, ¿pero por qué?", ​​Preguntó Qi Yun Xiao directamente.

"Para causar problemas, por supuesto. Por ejemplo, conseguí que tú y el Palacio de los Reyes Medicinales se convirtieran en enemigos." Dijo Lin Feng sonriendo.

"Esperábamos tanto." Dijo Qi Yun Xiao de una manera fría. "¿Por qué hiciste eso?"

"Disfruto crear caos." Dijo Lin Feng, riendo como un loco.

"Ya veo. Pero ahora tendrás que quedarte aquí para siempre." Dijo Qi Yun Xiao. Luego se arrojó a Lin Feng.

Lin Feng saltó y de repente, luces doradas brillaron bajo sus pies.

"Evitar que escapen" Dijo Qi Yun Xiao. Estrechó su mano y de repente, una mano gigantesca se formó y agarró a Lin Feng. Sin embargo, en ese momento, Muyi apareció frente a Lin Feng y dio un puñetazo al aire. Se distorsionó antes de que las luces rodearan a Lin Feng y Muyi. Esas luces doradas luego desaparecieron.

"¡Hechizo de despliegue!" La mano rompió el pabellón en pedazos, pero el patrón iluminado bajo los pies de Lin Feng todavía estaba allí. Lin Feng había tallado un hechizo de despliegue de espacio vacío que podía teletransportar cosas.

"¡Ve ahora, persíguelos!" El Maestro Mi de repente comenzó a correr hacia la falsa montaña. El hechizo de despliegue de Lin Feng no era muy poderoso, por lo que solo le permitía teletransportarse una distancia corta. Probablemente todavía estaba en el territorio del Castillo Celestial Qi.

Habían adivinado bien, a pesar de que no había logrado lanzar un hechizo de despliegue de teletransportación completo, todavía era capaz. Lin Feng fue teletransportado cerca de la zona central, pero inmediatamente se molestó cuando notó que algunos guardias estaban protegiendo el devastador hechizo de despliegue.

El emperador Dong, Qi Yun Sheng y los demás miraron a Lin Feng y Muyi de una manera fría.

"Maestro Muyi." Dijo Lin Feng. Muyi dio un puñetazo al aire, su golpe emitió silbidos y causó que el espacio se distorsionara.

"¡Energía cósmica del espacio roto, ten cuidado!", Dijo el emperador Dong mientras saltaba hacia delante. Las luces los rodeaban, pero la energía espacial rota era demasiado poderosa y rompió su protección.

"¡Atrás!" Esas personas retrocedieron, pero luego Lin Feng les arrojó talismanes.

"¡Explota!" Gritó Lin Feng furiosamente. El emperador Dong y los demás se levantaron en el aire, queriendo escapar del alcance de los talismanes, pero no pudieron hacer nada contra esos talismanes. Sin embargo, cuando se levantaron en el aire, se dieron cuenta de que los talismanes no habían explotado. ¡Lin Feng los había engañado!

"¡Detente!", Gritó Qi Yun Sheng a lo lejos. Sin embargo, Lin Feng ya estaba en el centro. Puso ambas manos en el suelo y, de repente, su hechizo de despliegue se volvió deslumbrante cuando aparecieron las marcas. En poco tiempo, todo el territorio del Castillo Celestial Qi se volvió deslumbrante.

"¡Esquivar! ¡Todos vuelan más alto en el aire! "Gritó Qi Yun Sheng en voz muy alta. Luego se elevaron en el aire, mientras que Qi Yun Sheng y el emperador Dong ya habían comenzado a escapar. Ambos liberaron energía cósmica en el espacio vacío para moverse aún más rápido.

"¡Te dejaré disfrutar el hechizo de despliegue un poco más!", Dijo Lin Feng, activando completamente el hechizo de despliegue al igual que el otro día.

"¿Cómo podemos escapar?" Muyi estaba al lado de Lin Feng mientras todos los fuertes cultivadores del Castillo Celestial Qi escapaban y liberaban energías de espacio vacío. Fueron extremadamente rápidos, mucho más rápidos que los cultivadores del Palacio de los Reyes Medicinales. Por lo tanto, si no lograron matar a esas personas con este ataque, entonces estarían en problemas.

"¡Ahí!", Dijo Lin Feng saltando. De repente, surgieron energías destructivas, pero esta vez atacó el suelo, creando un gigantesco agujero abisal.

"¡También lanzaste un hechizo de despliegue que apuntaba hacia abajo!" Muyi estaba asombrado, no podía creer lo que veía.

"Es otro hechizo de despliegue devastador que creé al mismo tiempo que el otro." Dijo Lin Feng. "Vamonos. El Castillo Celestial Qi  no nos dejará, así que no podemos perder el tiempo."

_____________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat