buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1600 - Arrodíllate cuando me hables

PMG: Capítulo 1600 - Arrodíllate cuando me hables

Dentro de un vasto bosque en la montaña Qing Di, dos personas jugaban al ajedrez.

"Hermano Qi, juegas ajedrez como si estuvieras lanzando hechizos de despliegue, no dejas lugar a críticas. ¡Me siento inferior! ", Dijo alguien con dulzura, sonriendo.

"Hermano Ni Chen, debes estar bromeando. Esto no es nada." Dijo el otro llamado Hermano Qi, sacudiendo la cabeza y sonriendo.

"Si dices que los hechizos de despliegue del Palacio Imperial Eterno no son poderosos, entonces yo, Ni Chen, no sé lo que significa poder." Dijo el emperador Ni Chen sonriendo. "He oído hablar de un joven que es un experto en lanzar hechizos de despliegue. Con la fuerza del octavo reino Zun Qi, solo él mató a siete emperadores. Incluso algunos emperadores de nivel medio le temen. ¿Sabes quién es él y por qué vino a los nueve grandes castillos celestiales?"

"¿Octavo reino Zun Qi, mató a siete emperadores, los emperadores de nivel medio le temen?" Qi Yun Lei frunció el ceño y dijo: "¿En serio?"

"Por supuesto, sucedió ayer. Las noticias se propagan rápidamente por aquí." Dijo Ni Chen asintiendo.

"Es imposible lanzar tales hechizos de despliegue explosivo usando energías abstrusas." Dijo Qi Yun Lei sacudiendo la cabeza, a pesar de que sabía que el emperador Ni Chen no le mentiría.

"Puede haber usado las semillas del destino." Dijo el emperador Ni Chen.

"Incluso con energías cósmicas, todavía tendría que lanzar hechizos de despliegue para derrotar a tantos emperadores." Susurró Qi Yun Lei. Incluso en el Palacio Imperial Eterno, no hubo muchos hechizos de despliegue, por lo que generalmente los jóvenes cultivadores no tuvieron la oportunidad de estudiarlos, aparte de los discípulos centrales. Además, solo había dos hombres jóvenes en el Palacio Imperial Eterno que, con la fuerza del reino Zun Qi, podían representar una amenaza para los emperadores de nivel medio. Sin embargo, se suponía que no deberían estar allí."

"Hermano Ni Chen, ¿sabes su nombre? ¿Sabes de dónde es? ", Preguntó Qi Yun Lei al emperador Ni Chen.

"Aparentemente, el hechicero del despliegue se llama Mu En y se está quedando en el territorio del Castillo Celestial Qi en estos días" Dijo el emperador Ni Chen, sonriendo a Qi Yun Lei. Qi Yun Lei se sorprendió, dentro del Castillo Celestial Qi?

"Mu En, Mu En ..." Susurró Qi Yun Lei. A pesar de que no era muy alto en la jerarquía del Palacio Imperial Eterno, conocía los nombres de los jóvenes más destacados. No podría haber un hombre joven tan monstruosamente fuerte del que no había oído hablar antes, y sin embargo no había oído hablar de Mu En antes.

"Hermano Ni Chen, iré al Castillo Celestial Qi  para verlo en persona. No hubiera pensado que algo así de interesante sucedería " Dijo sonriendo Qi Yun Lei. Parecía avergonzado porque nunca había oído hablar de un discípulo tan fuerte del Palacio Imperial Eterno. Temía que el emperador Ni Chen lo despreciaría por su falta de conocimiento.

"¿Ah?" Cuando el emperador Ni Chen vio la cara de Qi Yun Lei, sonrió y asintió con la cabeza, "Está bien, no has estado en el Castillo Celestial Qi en mucho tiempo. Pero hermano Qi, acabas de regresar, así que deberías descansar. Puedes ir mañana en cambio. Además, también enviaré a algunas personas para que te acompañen. Si es posible, lo invitaremos a la montaña Qing Di también."

"Suena como un plan. Gracias. "Dijo alguien de la montaña Qing Di, asintiendo. Él no estaba apurado. Pertenecía al linaje directo del Castillo Celestial Qi y tenía mucho talento. Por eso se había convertido en un cultivador en montaña Qing Di, y luego, debido a que sus hechizos de despliegue fueron bastante buenos, también había sido aceptado por el Palacio Imperial Eterno.

Montaña Qing Di no evitó que sus cultivadores se unieran a otros grupos, después de todo, si las personas tenían talento, era normal que buscaran constantemente mejores lugares para practicar la cultivación. Si la Montaña Qing Di les hubiera impedido irse, podría perjudicarlos a largo plazo. Además, también era una buena forma de obtener nuevos aliados, por ejemplo, Qi Yun Lei era miembro del Castillo Celestial Qi y se había unido a la Montaña Qing Di y al Palacio Imperial Eterno.

............

Los edificios y torres en el Castillo Celestial Qi, que habían sido destruidos el otro día, ya habían sido reconstruidos.

Fuera de su territorio, aparecieron algunas personas que vestían túnicas doradas y luces doradas brillando a su alrededor.

"Somos del Gran Palacio Celestial de la Reflexión, y hemos venido a saludar al Castillo Celestial Qi ." Dijo en voz alta Zhou Tian Xiao.

Poco tiempo después, Jin Chen Jun apareció y sonrió, "Hermano Zhou, ¿por qué viniste aquí?"

"Vinimos a saludar al Maestro Mu En, esperamos que pueda decirle que hemos venido." Dijo Zhou Tian Xiao sonriendo cortésmente.

Jin Chen Jun entendió lo que querían. Hubo tensiones entre el Gran Palacio Celestial de la Reflexión y Mu En, así que llegaron a resolver eso.

Como decían que querían saludarlo, Jin Chen Jun no les impidió ir a verlo. De lo contrario, si Mu En se enteró de eso, podría enojarse.

Jin Chen Jun los llevó al Pico Yao Yun, y después de un corto tiempo, llegaron cerca del puente.

"Esperen aquí, voy a informar al Maestro." Dijo Jin Chen Jun a Zhou Tian Xiao y los demás. Zhou Tian Xiao asintió y sonrió. "Gracias, Jin Chen Jun."

Lin Feng estaba sentado en una piedra y tenía los ojos cerrados, por lo que Jin Chen Jun se detuvo a una cierta distancia y gritó en voz baja: "¡Maestro Mu En!"

Él no quería molestar a Lin Feng, sin embargo, Lin Feng abrió los ojos y le sonrió a Jin Chen Jun, "¿Qué quieres, Jin Chen Jun?"

"El maestro Mu En, Zhou Tian Xiao del Gran Palacio Celestial de la Reflexión está aquí con algunas personas. Vinieron a saludarte, así que me preguntaba si querías verlos o no." Explicó Jin Chen Jun.

"¿Zhou Tian Xiao?" Lin Feng parecía interesado y sonrió con indiferencia. Zhou Tian Xiao despreciaba a Lin Feng, incluso le había dicho que no merecía que lo llamaran cultivador y que ahora había venido a asistir.

"Diles que vengan, Jin Chen Jun" Dijo Lin Feng sonriendo. Jin Chen Jun asintió y poco tiempo después, Zhou Tian Xiao y los demás llegaron.

Fue la primera vez que Zhou Tian Xiao vio a Lin Feng con esa máscara. Como era de esperar, el hechizo de despliegue de la cara del lanzador era un poco amarillo, lo que le da aspecto de enfermo. Se había abierto paso al octavo reino Zun Qi y parecía normal, pero al final, era un lanzador de hechizos de despliegue abrumadoramente poderoso.

"Zhou Tian Xiao del Gran Palacio Celestial de la Reflexión, venimos a saludarte, Maestro Mu En." Dijo Zhou Tian Xiao con extrema cortesía. Aunque no le gustaba decir eso, los ancianos de su grupo le habían dicho que hiciera eso y no podía negarse.

"¿Qué es lo que quieres?", Preguntó Lin Feng con calma.

"Sucedieron algunas cosas desagradables entre el Gran Palacio Celestial de la Reflexión y usted, y es nuestra culpa. Esperamos que puedas perdonarnos. Vine a disculparme en nombre del Gran Palacio Celestial de la Reflexión."

Zhou Tian Xiao caminó hacia Lin Feng y le dio un anillo.

Lin Feng tomó el anillo, luego Zhou Tian Xiao retrocedió. Lin Feng inspeccionó el anillo, después de inspeccionarlo, sonrió con indiferencia.

"El Gran Palacio Celestial de la Reflexión trató de matarme unas cuantas veces, y si no tuviera algunos trucos, ya te habría muerto. Entonces, ¿crees que decir que lo sientes es suficiente? "Dijo Lin Feng con descortesía mientras guardaba el anillo.

"¿Qué quieres que haga el Gran Palacio Celestial de la Reflexión, Maestro Mu En? Díganos lo que quiere, y lo haremos por usted." Dijo Zhou Tian Xiao con la misma cortesía que antes.

"Arrodíllate cuando me hables y demuéstrame respeto." Dijo Lin Feng, parándose lentamente y mirándolos. Zhou Tian Xiao graznó con ira, se arrodilló?

____________________________

Editado y Traducido por Gasarak

Login Form

CrewChat