buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1595 - Invita a un lobo a la casa de uno

Capítulo 1595 - Invita a un lobo a la casa de uno

Había un pabellón en el Pico Yao Yun, y los alrededores eran muy hermosos. Mirando por el lado de la montaña había un mar de nubes que proporcionaba una sensación de tranquilidad. Además de esto, a Lin Feng se le ofrecieron varios servicios para mujeres, pero él las rechazó una vez que llegaron allí.

Lin Feng sacó el anillo con la energía cósmica y el pelaje, luego los puso en una mesa de piedra, como Muyi observó. Lin Feng no necesitaba esforzarse tanto para hacer talismanes, solo tenía que poner algunos materiales en una mesa y las cosas sucedían casi de forma natural, y con las energías cósmicas era aún más fácil tallar las marcas.

"¡Te ofrecieron un regalo maravilloso solo para ser tu amigo!", Dijo Muyi sonriendo. Si Lin Feng hubiera sido realmente un miembro del Palacio Imperial Eterno, sin duda habría beneficiado al Castillo Celestial Qi. Incluso ahora Muyi no entendía cuál era el objetivo final de Lin Feng.

"De hecho, puedo hacer muchos talismanes fácilmente con eso." Dijo Lin Feng sonriendo. No necesitaba confiar en sus propias energías abstrusas para tallar marcas, pero si podía usar ambos tipos de energías, sus talismanes serían aún más poderosos.

"Maestro Muyi, necesito calma durante unos días para fabricar algunos talismanes. Si la gente del Castillo Celestial Qi  viene aquí para invitarnos a cenar o lo que sea, solo rechace y dígales que practico la cultivación." Dijo Lin Feng a Muyi. Tenía demasiados materiales, ¡así que ahora necesitaba fabricar talismanes!

"Lo haré." Dijo Muyi, sonriendo y asintiendo. Él no estudió los talismanes, por lo que fue a continuar estudiando los hechizos de despliegue de ilusión en las montañas.

Lin Feng fue a otro lugar en las montañas para estudiar. Durante los días siguientes, muchas personas del Castillo Celestial Qi vinieron a invitarlos a cenar, entre otras cosas. Pero como Lin Feng practicaba la cultivación, no querían molestarlo. En cambio, dejaron más materiales para fabricar talismanes con Muyi y le dijeron que se los diera a Lin Feng. Fueron muy educados durante ese tiempo. Un mes después, Lin Feng terminó de fabricar algunos talismanes y salió de su habitación de nuevo.

El Castillo Celestial Qi envió bellas mujeres todos los días, y cada una de ellas trajo más objetos. Ese día, las chicas hermosas solo estaban viendo a Lin Feng y Muyi en el pabellón. Después de un tiempo, Jin Chen Jun llegó al Pico Yao Yun e invitó a Lin Feng y Muyi. Esta vez, no se negaron.

"Maestro Mu En, Maestro Qi Yun Xiao tiene algunas cosas que hacer. Cuando vio que estaba practicando la cultivación, se fue por unos días, pero debería regresar pronto." Jin Chen Jun y Lin Feng estaban caminando sobre el puente de madera mientras Jin Chen Jun estaba hablando. El paisaje era magnífico, ¡desde allí podían ver todo el territorio del Castillo Celestial Qi!

"Jin Chen Jun, eres muy educado. Una persona tan insignificante como yo no merece la bondad del Maestro Qi Yun Xiao. No puedo pagarte, Jin Chen Jun, por tu amabilidad." Dijo Lin Feng. Jin Chen Jun estaba muy feliz cuando escuchó a Lin Feng. Por supuesto, Lin Feng estaba durmiendo y comiendo en su territorio y le daban regalos todo el tiempo, por lo que solo podían ser amigos en este momento. Simplemente estaban preocupados de que viniera Lin Feng en primer lugar, y ahora que él estaba allí, todo seguiría sin problemas.

"Maestro Mu En, todo lo que le pido es que no me considere un extraño. Si necesitas algo más, solo dímelo y lo haré por ti." Dijo Jin Chen Jun.

"El Castillo Celestial Qi es tan amable conmigo. Me siento honrado." Dijo Lin Feng. Luego señaló el vasto territorio del Castillo Celestial Qi y dijo: "Jin Chen Jun, practico rompimiento de hechizos de despliegue. Aunque el Castillo Celestial Qi no practica tales cosas porque tienes un sinfín de cultivadores extremadamente fuertes, podría lanzar uno en tu territorio como protección. Esto podría ser un signo de gratitud." Dijo Lin Feng.

Jin Chen Jun estaba extremadamente feliz, "Eres tan amable, no podemos negarnos. Haremos todo lo que podamos para ayudarlo, ¡te lo garantizo! "Como Lin Feng quería ayudarlos con un hechizo de despliegue, Jin Chen Jun sintió ganas de prepararle más regalos que los que él le daría, entonces su amistad ser aún más estable.

"No me gusta postergar, así que comenzaré hoy. Solo necesito usar las energías cósmicas de las semillas del destino para lanzar el poderoso hechizo de despliegue." Dijo Lin Feng.

Muy bien, ¿qué clase de semilla de destino necesitas? ", Preguntó Jin Chen Jun. Aunque estaba un poco amargado por dentro, las semillas del destino podrían usarse para abrirse paso hacia el reino Huang Qi y ahora Lin Feng quería usar una para probar su hechizo de despliegue.

"Una semilla del destino de la Tierra." Dijo Lin Feng. Vio que la boca de Jin Chen Jun se crispó, pero él todavía sonrió y dijo: "Prepare unos pocos, después de todo, el territorio del Castillo Celestial Qi es gigantesco, así que si necesita un poderoso hechizo de despliegue devastador, necesitaremos varias semillas de destino."

"No hay problema. Haré todo lo que pueda. Ofréceme un momento mientras le pido a alguien que consiga algo. "Jin Chen Jun luego se dio vuelta y habló con el emperador Dong," Emperador Dong, hermano, tienes un alto nivel de cultivo, así que eres más rápido que yo. ¿Puedes volver al Castillo Celestial Qi y recogerlas? Gracias."

Aunque Jin Chen Jun era un emperador, no tenía tantas semillas de destino. De esos pocos, él no tenía ninguna semilla del destino de la Tierra. Incluso si tuviera algo, no estaría dispuesto a usar el suyo.

"Está bien." El emperador Dong asintió y le sonrió a Lin Feng, "Maestro, iré al Castillo Celestial Qi para obtener tus semillas del destino."

"Gracias, Maestro", Dijo Lin Feng, sonriendo de una manera resplandeciente. Si el emperador Dong supiera que enfrentaba a Lin Feng en este momento, ¿cómo reaccionaría?

"Volveré más tarde" Dijo educadamente el emperador Dong.

Lin Feng sonrió y dijo: "Ese emperador Dong es realmente agradable, a pesar de que es fuerte, sigue siendo tan cortés."

El emperador Qi y Qi Qian Xing estaban molestos después de escuchar eso. El emperador Dong no estaba dispuesto a actuar de esa manera con cualquiera. Menos aún, él era solo un emperador en el mundo pequeño, de la cual su posición social dentro de la jerarquía del grupo era tan baja, que no tenían más remedio que actuar cortésmente en estas situaciones.

"El emperador Dong es agradable, de hecho. Esos dos son el emperador Qi y Qi Qian Xing, el emperador Qi ha atravesado al reino Huang Qi durante mucho tiempo y Qi Qian Xing está a punto de abrirse paso hacia el reino Huang Qi." Dijo Jin Chen Jun, presentando a los dos. a Lin Feng. Miraron a Lin Feng y le dijeron cortésmente: "¡Maestro Mu En, debe pensar que somos ridículos!"

"Tus niveles de cultivación son más altos que los míos. Soy el que se siente ridículo." Dijo Lin Feng sonriendo. A pesar de que estaba actuando agradable frente a toda esta gente, por dentro, no estaba feliz. Esperaba que los matara pronto y vengara a todas las personas que habían matado.

Sin embargo, en ese momento, estaban charlando y riendo. Jin Chen Jun estaba extremadamente feliz ahora que Lin Feng y él se estaban haciendo buenos amigos, y ahora el Emperador Qi y Qi Qian Xing se estaban haciendo amigos también con Lin Feng.

"Jin Chen Jun, el emperador Dong ya no está, así que vamos a caminar." Sugirió Lin Feng. Jin Chen Jun asintió, ¿por qué no?

"Vámonos." Dijo Lin Feng. Inmediatamente se levantó en el aire.

"Hay mucha gente aquí, incluso en Ciudad Si Xiang, no tenemos esos lugares. Pero nuestro mercado es un poco mejor." Dijo Lin Feng.

"Por supuesto, pero no se puede comparar la ciudad Si Xiang con un lugar tan pequeño" Dijo Jin Chen Jun. Ambos volaron muy lejos. Mientras volaban, encontraron un castillo que se parecía al Castillo Celestial Qi, majestuoso e imponente.

"¡Qué hermoso edificio! ¡Vamos a verlo! ", Dijo Lin Feng sonriendo.

"¡Maestro Mu En, espera!", Dijo Jin Chen Jun, su expresión facial cambió de repente. Lin Feng se dio la vuelta y preguntó: "¿Hay algún problema?"

Jin Chen Jun se puso nervioso después de ver que Lin Feng fruncía el ceño. No quería perder a su nuevo amigo, entonces sonrió de nuevo y dijo: "Maestro Mu En, ese es el Palacio de los Reyes Medicinales."

"El Palacio de los Reyes Medicinales es uno de los nueve grandes castillos celestiales, no es de extrañar que sea tan hermoso. Realmente quiero ir a verlo." Dijo Lin Feng sonriendo. Jin Chen Jun ya no sabía qué decir. ¿Qué quería hacer Mu En allí? No pudo evitar que Mu En se fuera, solo podía advertirlo.

Jin Chen Jun no podía saber que Lin Feng quería causar problemas. Mientras pasaba, Lin Feng quería ver si su gente iba a atacarlo.

____________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat