buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1590 - Hechizo de Despliegue de Desmantelamiento

Capítulo 1590 - Hechizo de Despliegue de Desmantelamiento

Jin Chen Jun estaba sentado con las piernas cruzadas en una de las salas más grandes del Castillo Celestial Qi. Pareció emocionado después de que escuchó a algunas personas hablar sobre un lanzador de hechizos de despliegue que estaba atacando a personas del Gran Palacio Celestial de la Reflexión. ¡Eso es genial!

"¿Dijiste que esa persona también puede crear talismanes de hechizos de despliegue?" Preguntó Jin Chen Jun.

"Lo vi con mis propios ojos, mató a un cultivador del noveno reino  Zun Qi con uno. Aunque no sé si él mismo creó el talismán. "Respondió esa persona. Jin Chen Jun asintió y se puso de pie, "Si el castillo celestial Qi pudiera invitarlo, eso sería interesante."

Jin Chen Jun sabía que tener a un lanzador de hechizos de despliegue como amigo podría ser extremadamente beneficioso, por lo que instantáneamente se elevó en el aire sin perder el tiempo.

En ese momento, fuera de la casa de Lin Feng, el Qi dorado estaba corriendo como un loco hacia los cielos. La gente alzó la cabeza para mirar al cultivador que estaba liberando esa fuerza, pero ni siquiera podían abrir los ojos porque era demasiado brillante.

"¿Un emperador, un gran cultivador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión?", Pensó la multitud. Esa persona iba a atacar directamente el hechizo de despliegue porque Zhou Tian Mu y los demás estaban atrapados dentro.

Mucha gente se apresuró a querer ver. Ese lanzador de hechizos de despliegue era extremadamente arrogante y despreciaba a la gente del Gran Palacio Celestial de la Reflexión, pero ¿qué podía hacer contra un emperador?

"¿Quién se atrevió a atacar a mi gente?", Gritó el emperador. Aún no había llegado, pero ya estaba liberando Qi y gritando furiosamente. Después de unos minutos más, finalmente llegó al cielo sobre la casa de Lin Feng.

"¡Él está aquí!"

"¿Hechizo de despliegue de ilusión?" El emperador miró a su alrededor. Saltó hacia delante y lanzó luces doradas aterradoras que rodearon el hechizo de despliegue.

Las energías cósmicas de las que se compone el hechizo de despliegue se desvanecieron lentamente. El hechizo de despliegue de Muyi no fue tan fuerte después de todo, casi cualquier emperador podría destruirlo si lo intentaban.

Muyi estaba furioso cuando lo vio.

"No te preocupes Maestro Muyi, puedo manejarlos." Dijo Lin Feng sonriendo indiferentemente. Muyi parecía pensativo, pero luego sonrió y asintió. Se preguntaba por qué esas personas estaban enojadas con Lin Feng. Sabía que a Lin Feng no le gustaban, pero esa era la razón por la que se había puesto una máscara y había elegido una nueva identidad. No pudo entender cuál era el objetivo de Lin Feng.

Muyi calmo su Qi y se dirigió a su habitación. Quería ver cómo Lin Feng iba a tratar con un emperador.

La tierra siguió temblando cuando el hechizo de despliegue de la ilusión se estaba desmoronando lentamente. Finalmente, se rompió, dejando que las nubes rodaran en oleadas y liberando a los que estaban atrapados dentro.

Zhou Tian Mu y los demás miraron alrededor, dándose cuenta de que en realidad estaban muy cerca de Lin Feng.

"¡Mátalo! ¡Aplastarlo! "Dijo Zhou Tian Mu furiosamente. Su pierna aún sangraba, y su rostro estaba mortalmente pálido.

El gran cultivador en el cielo miró a Lin Feng de una manera fría.

"¿Te atreviste a atacar a la gente del Gran Palacio Celestial de la Reflexión?", Preguntó el emperador al ver que la pierna de Zhou Tian Mu había sido cortada. Aunque Zhou Tian Mu era débil, era un descendiente directo del Gran Palacio Celestial de la Reflexión. Herirlo era igual a humillar al Gran Palacio Celestial de la Reflexión.

"Boom boom!" Una fuerza aterradora cayó del cielo. Los ojos del emperador estaban llenos de asesinato.

Lin Feng lo miró y luego miró a las personas que estaban a su lado, notando que se estaban preparando para atacar. Lin Feng descendió repentinamente del cielo, luego las luces destellaron y marcas deslumbrantes aparecieron debajo de ese emperador y los demás. Esas marcas contenían energías destructivas de demonio y fuego. Se produjeron horribles chillidos cuando esas personas comenzaron a quemar instantáneamente cenizas.

"¿Te pedí que te fueras?" Lin Feng miró a Zhou Tian Mu que estaba huyendo.

"¡Su Excelencia, su hechizo de despliegue es extremadamente poderoso!" Gritó alguien en ese momento. Lin Feng se dio la vuelta y vio a Jin Chen Jun. Después de verlo, Lin Feng sonrió secretamente en su cabeza.

Lin Feng también notó que algunos emperadores venían a mirar.

El emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión parecía furioso. ¡Lin Feng lo había atacado a él y a su gente!

Zhou Tian Mu y los demás estaban envueltos por el hechizo de despliegue mortal, y Lin Feng podría matarlos en cualquier momento. Por lo tanto, el emperador no pudo atacar de inmediato a Lin Feng.

"Hermano Zhou, eres un emperador, por lo que no puedes pelear contra gente más joven, especialmente un hechicero de despliegue fuerte como este". Dijo Jin Chen Jun. Miró a Lin Feng e inspeccionó su fuerza. Lin Feng había llegado al octavo reino Zun Qi, por lo que tuvo que tallar sus marcas sagradas utilizando energías abstrusas. ¡Sería aún más aterrador después de llegar al reino Huang Qi!

"Esto no tiene nada que ver contigo, ¡así que solo ocúpate de tus propios asuntos!", Dijo el emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión. Jin Chen Jun estaba involucrado y el emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión sabía por qué. Aun así, quería matar a Lin Feng. Si Lin Feng no hubiera matado a personas del Gran Palacio Celestial de la Reflexión, podría haber resuelto el problema pacíficamente, pero ahora era demasiado tarde.

Los ojos de Jin Chen Jun brillaron cuando miró a Lin Feng y le preguntó: "Su Excelencia, ¿le gustaría unirse al Castillo Celestial Qi?"

El emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión estaba furioso después de haber escuchado a Jin Chen Jun. Si Lin Feng se unía al Castillo Celestial Qi, entonces ¡Jin Chen Jun lo protegería!

"¡Bzzz!" De repente, voló hacia delante mientras envolvía a Zhou Tian Mu y los demás con luces doradas.

Zhou Tian Mu y los demás no entendieron lo que estaba pasando, por lo que se levantaron en el aire. Después de que llegaron a mil metros de altura en el cielo, finalmente se detuvieron.

"¡Mátalo!", Gritó Zhou Tian Mu.

"¡Por supuesto que lo haremos!", Dijo el emperador desde el Gran Palacio Celestial de la Reflexión.

"¡Excelencia!", Dijo Jin Chen Jun a Lin Feng. "¡No dejaré que el Gran Palacio Celestial de la Reflexión mate a nadie del Castillo Celestial Qi!"

Lo que Jin Chen Jun insinuaba era que si Lin Feng aceptaba unirse al Castillo Celestial Qi, no permitiría que nadie lo matara.

"Lo siento." Dijo Lin Feng sonriendo, dejando a Jin Chen Jun sorprendido y decepcionado.

La multitud alrededor también estaba sorprendida. Lin Feng solo había penetrado en el octavo reino Zun Qi y se estaba enfrentando a un emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión. Sin embargo, rechazó la protección del Castillo Celestial Qi.

"Jin Chen, él no se preocupa por ti." Dijo el emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión sonriendo de una manera fría. Luego, liberó el Qi dorado que rodeaba a Lin Feng y dijo: "¡Debes haber querido provocar tu propia destrucción!"

"¡Muere!", El emperador liberó la fuerza que se multiplicó por mil y atacó a Lin Feng. Al mismo tiempo, continuó liberando el Qi dorado sagrado que se convirtió en una luz intensa. Podría matar fácilmente a un cultivador Zun con esas energías cósmicas agudas.

Lin Feng le estrechó la mano y arrojó su talismán frente a él. El Qi dorado se estrelló contra él, causando una explosión en el aire.

"¡Hechizo de Despliegue de Desmantelamiento!" La multitud descubrió lo que estaba pasando. Las marcas se hicieron más distintas a medida que las destructivas energías de fuego demoníaco se lanzaban a los cielos. Lin Feng parecía estar bañándose en ellos.

"Oh, no", Parecía preocupado el emperador del Gran Palacio Celestial de la Reflexión. Podía sentir cuán destructivo era ese fuego demoníaco.

Lanzó más Qi dorado sagrado para crear una armadura alrededor de su cuerpo. Sin embargo, ese fuego demoníaco aparentemente podría romper cualquier cosa. La armadura no se había formado completamente antes de que el ataque de Lin Feng lo alcanzara. La armadura se vino abajo y la fuerza de Lin Feng penetró en su cuerpo.

"Los hechizos de despliegue devastadores son poderosos, pero como solo puedo usar energías abstrusas para tallar las marcas, realmente no puedo hacer mucho." Pensó Lin Feng.

"No ..." el emperador gritó furiosamente. Aunque el fuego demoníaco era poderoso, no podía matarlo a su nivel. Sin embargo, el hechizo de despliegue destructivo aún lo estaba lastimando.

Al mismo tiempo, Lin Feng agarró su talismán con ambas manos y corrió hacia él ...

____________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat