buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1589 - Caos

Capítulo 1589 - Caos

Lin Feng regresó con calma. Muyi aún estaba probando sus hechizos de despliegue de ilusión cuando regresó. Se llevó a Lin Feng a un lado y dijo: "Lin Feng, ¿hay algo que mejorarías aquí?"

Lin Feng miró alrededor a la niebla, y luego lanzó su conciencia divina e inspeccionó la ilusión. No pudo encontrar ninguna salida.

"¡Bzzz!" Lin Feng de repente saltó y se movió rápidamente. Se dio cuenta de que realmente estaba atrapado dentro. Siguió moviéndose, pero siempre terminaba en el mismo lugar.

Muyi sonrió y dijo: "Mi ilusión no es grande, pero funciona. ¡No puedo esperar para aprender cómo hacer otros más grandes algún día! "

"Lo harás" Dijo Lin Feng sonriendo.

"Maestro Muyi, voy a practicar mi hechizo de despliegue devastador en el patio, y no quiero que me molesten." Dijo Lin Feng sonriendo. Muyi asintió, "Está bien, no estaré lejos."

Lin Feng puso su mano en el suelo y comenzó a tallar marcas, cada golpe era claro y distinto.

"¡Qué fuerte!", Pensó Muyi. Los hechizos de despliegue de Lin Feng eran mucho mejores que los suyos, especialmente cuando se trataba de marcas de tallado. ¡Sus golpes fueron tan precisos y claros!

"Los lanzadores de hechizos de despliegue realmente fuertes ni siquiera necesitan usar sus manos, ¡simplemente pueden usar sus pies! Necesito sentir mejor el terreno con mis manos. Aunque me gustaría estar en el nivel del Emperador Celestial eterno, él solo usó su mente para tallar marcas. Ese es el nivel más alto " Dijo Lin Feng sonriendo. Muyi asintió en señal de acuerdo.

Cuatro horas después, Lin Feng logró lanzar un poderoso hechizo de despliegue demoledor. Muyi estaba asombrado por su trabajo. En ese momento, se dio cuenta de cuán lejos estaba de Lin Feng en lo que respecta a los hechizos de despliegue. Parecía que seguir a Lin Feng era la elección correcta.

Después de lanzar el devastador hechizo de despliegue, Lin Feng regresó a su habitación para hacer grandes talismanes con los materiales que había comprado. Mientras tanto, Muyi continuó mejorando su hechizo de despliegue de ilusión.

En ese momento, algunas personas llegaron a la casa de Lin Feng y la rodearon. El líder del grupo era un anciano que parecía muy fuerte. Zhou Tian Mu estaba parado junto a él.

Habían traído muchos cultivadores del octavo y del noveno reino Zun Qi con ellos.

"¡Joven Maestro!" Gritaban algunas personas afuera. Se apartaron para dejar pasar a Zhou Tian Mu. Zhou Tian Mu parecía furioso cuando dijo: "¿Dónde está?"

"En su habitación, pero no podemos ver claramente porque hay una ilusión en el camino." Explicó alguien mientras señalaba la casa de Lin Feng. Zhou Tian Mu asintió. El anciano que estaba junto a él era un cultivador en la parte superior del reino Zun Qi, pero no tenía el talento suficiente para atravesar el reino Huang Qi sin las semillas del destino. El Gran Palacio Celestial de la Reflexión no se preocupó demasiado por eso. Zhou Tian Mu tampoco tenía tanto talento, por lo que no podía pedir ayuda a sus emperadores, pero este tipo estaba en la parte superior del reino Zun Qi y tenía una fuerza que se multiplicó por mil. Eso debería ser suficiente para matar a Lin Feng.

"Vámonos." Dijo Zhou Tian Mu. Llegaron frente a la ilusión, pero el anciano levantó la mano y dijo: "Tian Mu, dijiste que sabía que eras del Gran Palacio Celestial de la Reflexión, pero aún te atreviste a atacarte. Veamos quién es el primero."

"¡Soy Di Xiu del Gran Palacio Celestial de la Reflexión, vine a saludarlo, Su Excelencia!", Dijo el cultivador en la parte superior del reino Zun Qi en voz extremadamente alta. Muyi frunció el ceño, ¿quién?

Lin Feng salió de su habitación después de escuchar a ese tipo. Lin Feng y Muyi podían ver claramente desde el interior de la ilusión con su conciencia divina.

¿Tantas personas vinieron a saludarlos?

"¡Largo!", Dijo Lin Feng en voz muy alta, dejando a Di Xiu, Zhou Tian Mu y los demás molestos. ¡Qué arrogante podría ser!

"Di Xiu, esa persona es extremadamente arrogante, así que no seas cortés con él. ¡Solo entra y mátalo! ", Dijo Zhou Tian Mu a Di Xiu.

"Su Excelencia, si no sale, no me culpe por entrar." Dijo Di Xiu en voz alta. Nadie respondió esta vez, haciéndolo sentir aún más humillado.

Él gimió con frialdad y entró en la ilusión mientras liberaba el Qi dorado. Pero tan pronto como entró en la niebla, fue trasladado a otro lugar.

"¿Hechizo de despliegue?" Dijo Di Xiu, angustiado. De repente, se levantó en el aire, tratando de escapar del hechizo.

Zhou Tian Mu y los otros lo siguieron, pero su conciencia divina fue bloqueada.

"Un talismán de despliegue y ahora esto. ¿Es un lanzador de hechizos de despliegue? ", Preguntó Di Xiu. Zhou Tian Mu había dicho que ese joven de aspecto enfermo probablemente no había hecho el talismán porque nunca habían oído hablar de un lanzador de hechizos de despliegue tan fuerte en la región.

"¡Si no eres un cobarde, sal y lucha!", Dijo Zhou Tian Mu, se estaba impacientando.

"¡Estás actuando imprudentemente!" Dijo una voz. Entonces, de repente, el suelo tembló y aparecieron marcas bajo sus pies. Una fuerza aterradora emanaba de esas marcas.

"¡Ten cuidado!" Di Xiu sintió que algo venía. Zhou Tian Mu lanzó más Qi dorado sagrado, pero una luz se elevó en el aire y envolvió su pie. La luz tomó su pierna, pero si no se hubiera movido tan rápido, su cuerpo habría sido envuelto por esa luz.

"¡El despliegue deletrea de nuevo!" Di Xiu estaba preocupado, especialmente ahora que Zhou Tian Mu estaba atrapado. Solo había perdido su pierna, pero aún sería extremadamente difícil para él sanar. Salvo eso, todavía tenían que salir primero.

"¡Salgamos!", Dijo Zhou Tian Mu con furia. Él comenzó a correr, pero no importaba cuánto lo intentara, no podía salir.

Di Xiu estaba petrificado cuando gritó: "¡Excelencia! Perdónanos, por favor, déjanos partir, ¡te lo ruego!"

"Te dije que te cabrees, pero entraste, ¡ahora no vas a ir a ninguna parte!", Dijo Lin Feng con calma. Hubo un sonido sutil, como alguien cerrando una puerta. La cara de Di Xiu se volvió mortalmente pálida.

"¡Debes querer morir!" Gritó Zhou Tian Mu furiosamente. Luego, sacó un talismán y lo rompió. Solo podía usar ese talismán si estaba en peligro inminente. Después de romperlo, algunos emperadores fuertes vendrían y lo salvarían.

Fuera del hechizo de despliegue, se estaban reuniendo más personas, "Vamos a informar a Jin Chen Jun". Luego desaparecieron.

Al mismo tiempo, otras personas comenzaron a huir para informar a sus respectivos grupos que un poderoso maestro de hechizos de despliegue estaba en su territorio.

No mucho después, un Qi dorado sagrado se elevó a los cielos y una silueta en una túnica de oro apareció, "¿Alguien se atrevió a amenazar a los jóvenes del Gran Palacio Celestial de la Reflexión?"

____________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat