buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1585 - Transmisión Eterna

Capítulo 1585 - Transmisión Eterna

"¿Por qué no podría ser posible? No olvides que soy tu maestro, y yo soy el que te transmitió esos hechizos de despliegue." Dijo el  Emperador Celestial Eterno con calma.

"¡Hmph! Todo el mundo piensa que eres un lanzador de hechizos de despliegue extremadamente talentoso, pero lo que la gente no sabe es que robaste los hechizos de despliegue del Emperador Santo. Así es como te convertiste en el Emperador Celestial Eterno. No pienses que no sé sobre eso. Si me transmitieras todo tu conocimiento, con mis habilidades naturales, debería ser más fuerte que tú." Dijo el gran emperador vestido de color cian.

El gigantesco elefante había regresado y había aterrizado junto al Emperador Celestial Eterno. Estaba mirando al gran emperador con ropa cian fría.

El Gran Emperador Celestial eterno levantó su mano, haciendo que aparecieran marcas. Todas las cuevas se abrieron de repente, y salieron sus prisioneros. Sin embargo, se sorprendieron al ver al Emperador Celestial Eterno pelear contra alguien.

"¿Te arrepientes de haberme llamado maestro alguna vez? Como maestro, tal vez podría perdonarte y transmitirte mi conocimiento final." Dijo el  Emperador Celestial Eterno con calma. Sorprendentemente, el gran emperador vestido con ropa cian lo miró con desdén y dijo: "Ni siquiera estás completo, ¿de verdad crees que puedes vencerme?"

"¡Ya que es así, solo olvídalo!", Dijo el Emperador Celestial Eterno. Luego lanzó su conciencia divina que se convirtió en un millón de haces de luz. Se movieron hacia los terceros ojos de todos los que acababan de aparecer. El gran emperador vestido de cian frunció el ceño después de ser testigo de esto. Luego preguntó: "¿Qué estás haciendo?"

"Tal vez algunas de estas personas reciban todo lo que sé, tal vez solo será una persona, tal vez dos ... Por supuesto, tal vez ninguno de ellos haya recibido nada. ¿Los persigues a ellos o a mí mismo? ", Preguntó el Emperador Celestial Eterno sonriendo. De repente, debajo de sus pies, apareció una marca de luz aterradora. Los zumbidos vibraron antes de que el Emperador Celestial Eterno desapareciera de repente.

"¡Qué intrigante!", El gran emperador vestido de cian se veía furioso. Rápidamente levantó su mano y agarró a las dos personas más cercanas a él. Él lanzó su conciencia divina y se zambulló en sus recuerdos.

"¡Nada!". Él estrechó su mano y sus cuerpos explotaron. Luego arrojó el resto de su carne y huesos. Después de eso, corrió hacia el Emperador Celestial Eterno. Aunque quería inspeccionar los recuerdos de todos, pensó que el Emperador Celestial Eterno no había enviado nada a nadie. Por lo tanto, solo podía atacar al Emperador Celestial Eterno.

"¡Vengan aquí!", Dijo el gigantesco elefante. La multitud se sobresaltó al ver a ese increíble elefante hablándoles, pero todos saltaron sobre la espalda del elefante. El elefante quería llevárselas ahora.

La silueta de Lin Feng parpadeó, y saltó sobre el elefante, pero fruncía el ceño. Ruo Xie también había llegado a ese pequeño mundo y ahora ese elefante se estaba yendo. ¿Cómo podría Ruo Xie volver sin el elefante?

La Tierra y el cielo temblaron cuando el gigantesco elefante se elevó en el aire.

"¡Emperador!" Lin Feng vio la silueta de Yan Di parpadear antes de desaparecer. Sorprendentemente, él no regresaría con el elefante.

"Tengo cosas que hacer. ¡Cuídate! "Dijo Yan Di en voz alta. Entonces, él desapareció. Los que estaban fuera del palacio habían visto como el elefante se elevaba en el aire, todavía tratando de comprender todo lo que había sucedido. Un momento antes, alguien había atacado el palacio del Gran Emperador del Universo y ahora el elefante se marchaba con tanta gente a sus espaldas. ¿Cuándo tanta gente entró al palacio?

"Maestro Elefante, ¿puedes esperar un segundo?", Gritó Lin Feng. Finalmente vio a Ruo Xie, que actualmente estaba liberando la aceleración de la energía abstrusa para ponerse al día locamente, pero no importaba cuánto lo intentara, no podía alcanzar al elefante.

El gigantesco elefante de repente retrocedió, y la gente restante del mundo exterior saltó sobre la espalda del elefante, incluyendo a Ruo Xie y la niña.

Xi Yao vio a Lin Feng en la espalda del elefante. Lin Feng había estado buscando el palacio del Emperador Celestial eterno por un largo tiempo, pero ¿era realmente el Gran Emperador del Palacio del Universo? ¿De dónde era Lin Feng?

Tuvo que esconderse durante los últimos tres años porque esa gente del Palacio de la Tiranía la había perseguido. Estaban buscándola a ella y a Lin Feng para vengarse. Ella había regresado solo un año antes y había esperado allí a Lin Feng. ¿Y ahora se estaba yendo en la espalda de este elefante?

"¡Xi Yao!", Dijo Lin Feng, lanzándole un anillo desde la espalda del elefante.

"Se va." Xi Yao atrapó el anillo mientras desaparecía. El elefante atravesó el cielo, pero ¿adónde se dirigía ese gigantesco elefante?

"¿Hay algo en el cielo?", Pensó Xi Yao. Estaba empezando a tener dudas sobre su propio mundo.

A pesar de que Lin Feng había atravesado el cielo, la situación todavía era peligrosa. De vuelta en Si Xiang, fueron llevados de vuelta a la zona prohibida, un área llena de energías destructivas. El gigantesco elefante se elevó en el aire, pero las energías destructivas continuamente asaltaron la capa protectora a su alrededor. Muchos agujeros comenzaron a formarse, y muchas personas murieron por las energías que se colapsaron.

Pero el elefante utilizó toda su fuerza para atravesar la parte más peligrosa. Aunque lo peor había pasado, la multitud que quedaba en la espalda del elefante aún estaba asustada.

"Lin Feng, ¿entraste en el palacio?", Preguntó Ruo Xie a Lin Feng usando telepatía. Si Lin Feng no le hubiera dicho al elefante que esperara, se habría ido sin él. A pesar de que no fue un gran esfuerzo para el elefante, para los que estaban sobre el terreno, fue una hazaña que salvó vidas.

"Yo si. Realmente era el palacio del Emperador Celestial Eterno. Hubo ochenta y una trampa dentro y muchas personas murieron. Después de esas ochenta y una pruebas, llegué al centro del palacio donde había tres mil cuevas desde las cuales se podían aprender los tres mil grandes hechizos de despliegue del emperador."

"El Emperador Celestial Eterno, y sus tres mil grandes hechizos de despliegue ..." Los ojos de Ruo Xie brillaron al pensar en ello.

"Si obtuviste hechizos de despliegue, ¡eso es genial! No conseguí ninguno "Dijo Ruo Xie riendo. A él no le importaba, no podría haber entrado de todos modos.

Ruo Xie no sabía que tanta gente se había arrepentido de haber entrado en esas cuevas porque habían estado atrapadas adentro durante tanto tiempo.

"Es bueno para los que sobrevivieron". Durante esos tres años, ya has llegado a la parte superior del reino Zun Qi, ¡pronto llegarás al reino Huang Qi! Mírame, todavía estoy atrapado en el mismo nivel que cuando entré en este pequeño mundo." Dijo Lin Feng, todavía usando telepatía. Sin embargo, no le importó, estaba más que emocionado. No solo había obtenido un hechizo de despliegue, sino que en el hilo de la conciencia divina que el gran emperador había enviado a todos, ¡también había obtenido tres mil grandes hechizos de despliegue!

Lin Feng ya había practicado durante tres años, pero eso no era nada, especialmente después de romper con el reino Huang Qi. ¡Pero las habilidades del Emperador Celestial Eterno no tenían precio!

_____________________

Traducido y Editado por Gasaraki

 

Login Form

CrewChat