buscar

Artículos

MGA: Capítulo 847 - Luchando contra los Seis Ancianos

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

_______________________________________________________________

Capítulo 847 - Luchando contra los Seis Ancianos

 

"Mocoso, ¿te atreves a atacar a los discípulos de la Secta de la espada de piedra? ¡Te despellejaremos vivo!"

 

Los seis mayores supremos de la Secta de la Espada de Piedra se acercaron a Chu Feng en un abrir y cerrar de ojos. Además, cada uno de ellos lanzaba una espada de piedra con una luz arremolinándose a su alrededor. Mientras hablaban, con la fuerza de Señores Marciales rango seis, apuñalaron sus respectivas espadas hacia Chu Feng.

 

"Hmph". Sin embargo, Chu Feng no temía ni un ápice mientras enfrentaba los ataques de los seis ancianos. Él se burló, luego, con el movimiento de su palma, apareció el Armamento Real, la Lanza del Dragón de Plata, en su mano.

 

* Boom * Inmediatamente después de que surgió, podría sorprender a todos. El clima cambió de color y los truenos rugieron. El poder que emanaba Chu Feng había reprimido hasta ahora al jefe de la Secta de la espada de piedra y el poder combinado del Viejo hombre de nueve dedos.

 

"¿Este es un Armamento Real?" Después de ver el Armamento Real, casi todos los ojos se iluminaron, especialmente el jefe de la Secta de la Espada de Piedra. La codicia surgió instantáneamente en sus ojos después de que él lo viera.

 

Armamento real: decir que era un tesoro de las leyendas no sería inapropiado. La cantidad de personas en la Región del Mar del Este que verdaderamente habían visto el poder de un Armamento Real era muy, muy poca. Al menos, de los que están aquí hoy, ninguno lo había visto antes.

 

"Este niño tiene tal arma? No podemos ser descuidados. ¡Formación!"

 

Sintiendo el poder del Armamento Real, los seis ancianos supremos que no pusieron a Chu Feng en sus ojos en absoluto fruncieron el ceño. Ya no se atrevieron a mantener un solo rastro de descuido.

 

Cambiando la dirección de la espada de piedra en sus manos, se colocaron capas y capas de runas, y se convirtieron en una formación que aprisionó a Chu Feng en su interior.

 

Como estaba dentro del envoltorio de las runas, el poder de Chu Feng había disminuido un poco.

 

"Aunque estos seis viejos son personas que pronto morirán, su fuerza de lucha no puede pasarse por alto, especialmente la formación que establecieron. Al mismo tiempo me reprimieron, aumentaron su propio poder. Parece que no puedo subestimarlos."

 

En ese momento, incluso el mismo Chu Feng frunció el ceño ligeramente. No creía que los seis ancianos de la Secta de la espada de piedra fueran tan excepcionales.

 

Uno tenía que saber que Chu Feng, que tenía el Armamento Real, podría vencer fácilmente a los seis Señores Marciales típicos. Incluso podría luchar contra un Señor Marcial de rango siete.

 

Sin embargo, en este momento, dentro de la llamada Formación de la Espada de Piedra, la fuerza de lucha de los seis viejos no era en absoluto simple. Aunque Chu Feng tenía el Armamento Real, no se atrevió a ser descuidado.

 

"¡Maldición, muere!"

 

* whoosh whoosh whoosh *

 

Cuando se formó la formación, los seis ancianos supremos recibieron un impulso de confianza. Como todos tenían espadas de piedra en sus manos, comenzaron a atacar ferozmente a Chu Feng con el poder de la formación, la coordinación perfecta y las hábiles técnicas de espada.

 

"Me temo que no tendrán la oportunidad de matarme en su vida actual".

 

A pesar de que sabía que no eran personas simples, Chu Feng no tenía miedo en lo más mínimo. Con el poder que poseía, los seis viejos a lo sumo tenían dificultades. Sin embargo, les fue imposible derrotar a Chu Feng. Ni siquiera deberían pensar en matar a Chu Feng

 

* whoosh whoosh whoosh *

 

*Bang Bang Bang*

 

Chu Feng estuvo al instante en una lucha contra los seis ancianos de la Secta de la Espada de Piedra. El Armamento Real y las seis espadas de piedra se enfrentaban incesantemente entre sí, y cada vez que lo hacían, se formaba un cielo lleno de chispas además de violentas ondas de choque. Cuando vieron esa escena, los observadores quedaron estupefactos. Suspiraron interminablemente en admiración mientras el asombro llenaba su tenso cutis.

 

"¡Este Chu Feng está a la altura de sus rumores! Él realmente es poderoso. ¡Con el cultivo de un Señor Marcial de rango tres, lucha contra seis Señores Marciales de rango seis! Si no estuviera viendo esto personalmente, ¡no podría creerlo! "

 

"Jaja, he escuchado que Chu Feng posee una fuerza de lucha abrumadora, ¡y no solo eso, posee las legendarias Habilidades Secretas! Incluso llegó a un acuerdo con un espíritu del mundo Asura , y ahora, con el Armamento Real, pronto será invencible en este mundo."

 

"¡Se dice que incluso los Señores Marciales rango siete no son rival para él! Por lo que veo, estos seis viejos monstruos de la secta de la espada de piedra tampoco son rival para Chu Feng."

 

"Ah, no subestimes a estos seis ancianos de la Secta de la espada de piedra. Cuando entraron en aislamiento, ¡antes fueron los mejores expertos de nuestra Llanura del invierno!"

 

"No solo todos tenían fortalezas sobresalientes, la Formación de la Espada de Piedra que establecieron en coordinación entre sí era absolutamente imparable. ¡Se rumorea que incluso Señores Marciales rango siete fueron asesinados por ellos! Entonces, con estos seis combatiendo contra Chu Feng, ¡quién obtenga la victoria todavía es incierto! "

 

Al ver el campo de batalla con interminables apariciones de ataques con espadas, imágenes secundarias y ondas de choque destructivas, todos los observadores suspiraron una vez más en la increíble escena entre Chu Feng y los seis ancianos de la Secta de la Espada de Piedra. Las discusiones estallaron por todas partes, pero lo que no se podía negar era que estaban estupefactos por la fuerza de Chu Feng.

 

"El poder de este niño es realmente impresionante, digno del título de genio. Pero, por lo que veo, todavía no puede derrotar a los Señores Marciales rango siete."

 

"Esto no servirá." Tengo que vencer rápidamente a este Viejo Hombre de nueve dedos. Solo después de derrotarlo puedo cuidar a Chu Feng. Mientras me una a los seis, este Chu Feng morirá sin ninguna duda.

 

"Si puedo matar a este Chu Feng y quitarle el Armamento real, será un gran logro. Nos convertiremos en personas que han realizado grandes hazañas para el Archipiélago de la Ejecución Inmortal."

 

En ese instante, a pesar de que el jefe de la Secta de la Espada de Piedra estaba luchando intensamente contra el Viejo Hombre de Nueve dedos, todavía tenía los ojos puestos en la lucha de Chu Feng.

 

Después de tener todos esos pensamientos, surgió una sonrisa fría. Luego, él dio vuelta la palma de su mano y -no uno, ni dos- apareció Medicina Prohibida en su mano. Abriendo su boca, las consumió a todos al mismo tiempo. Después, rugió de risa y dijo: "¡Dame tu vida!"

 

* Boom * Después del consumo de la medicina prohibida, el jefe de la secta de la espada de piedra aumentó enormemente en fuerza. Cada vez que agitaba la espada de piedra en su mano, aparecía un poder que podía cortar los cielos y dividir la tierra.

 

"¡Maldición! ¡Este bastardo despreciable uso la Medicina Prohibida que lo ayudé a adquirir! "

 

La expresión del Viejo Hombre de Nueve dedos cambió grandemente cuando lo vio. Inicialmente, cuando peleaban contra el jefe de la Secta de la espada de piedra, se encontraban en una escala bastante similar. Sin embargo, cuando la cabeza usó las tres Medicina Prohibida, la escala igual comenzó a inclinarse. En solo un instante, estaba en desventaja.

 

Lo más importante, reconoció la medicina prohibida que la cabeza de la secta acababa de consumir. Fue tomado de muchos poderes ese mismo día, y él mismo lo ayudó a tomarlos.

 

Además, debido a la camaradería, el Viejo de Nueve dedos no tomó ni una sola de ellas y se las dio a todos al jefe de la Secta de la espada de piedra. Sin embargo, en este momento, en realidad estaba tomando estos mismos medicamentos para tratar con él. ¿Cómo no estar furioso?

 

"Jaja, no te exageres. No usé estos tres para ti, sino para ese Chu Feng. En este momento, ¡todos ustedes morirán! Jajaja…"

 

El jefe de la Secta de la Espada de Piedra se rió siniestramente cuando escuchó el murmullo del Viejo Hombre de Nueve dedos: era una risa muy burlona.

 

El Viejo Hombre de Nueve dedos entendió sus intenciones. Rápidamente le gritó a Chu Feng, "¡Chu Feng, corre! Déjanos atrás! ¡Eres un genio raro, y la esperanza futura de la Secta Demonio Hiriente de la Noche! ¡No sacrifiques tu gran futuro por nuestras sucias vidas! ¡No nos hagas caso y corre! "

 

Al escuchar sus gritos, Chu Feng también notó un extraño poder surgiendo dentro del cuerpo de la Secta de la Espada de Piedra. Fue el efecto que se obtuvo al usar una medicina prohibida extremadamente poderosa.

Login Form

CrewChat