buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1498 - El Día del Juicio del Castillo Divino de Tian Long

Capítulo 1498 - El Día del Juicio del Castillo Divino de Tian Long

El territorio del Castillo Divino de Tian Long era muy vasto. Cada edificio era antiguo y tenía la forma de un dragón.

En ese momento, apareció una silueta. Esa persona llevaba una bata azul y parecía indiferente.

Muchas personas lo miraron, pero no lo reconocieron. Sin embargo, pudieron ver que era extraordinario. Algunas personas lo reconocieron y estaban temblando.

"¡Emperador Yu!" La gente comenzó a hablar en todo el territorio del Castillo Divino de Tian Long. El emperador Yu le estrechó la mano y, de repente, gigantescas montañas terrosas cayeron del cielo. El Castillo Divino de Tian Long había existido durante miles de años, pero nadie se había atrevido a venir a su territorio sin permiso.

Aunque muchos edificios explotaron, nadie murió. El emperador Yu era un emperador, por lo que respetó las reglas de Ba Huang y se controló a sí mismo.

"¡Emperador Yu!" De repente, el sonido de los dragones cantando tronó. Una silueta se elevó en el aire. Esa persona llevaba armadura de dragón. Además del emperador Tian Long, ¿quién podría competir con el emperador Yu?

El emperador Yu parecía indiferente. Golpeó el aire en dirección del emperador Tian Long. Entonces, ambos saltaron a un espacio vacío.

No necesitaban hablar. Desde que el Emperador Yu había venido, tuvieron que luchar. No podían pelear afuera, de lo contrario, todos los cultivadores del Castillo Divino de Tian Long morirían.

"¡Los emperadores están peleando!", Pensó la multitud.

"Ahí ..." La multitud vio varias siluetas descender del cielo

"¡Luces de Buda, luces doradas, Tian Chi!"

"¡Ropa blanca, espada antigua, Lin Feng!"

"¡Los discípulos directos de Tiantai están invadiendo el Castillo Divino de Tian Long!", Pensó la multitud. Solo ahora entendieron lo que estaba pasando.

Tiantai ha venido a vengarse.

La última vez, el Clan Qi, el Clan Si Kong y el Castillo Divino de Tian Long habían ido a Tiantai. Allí ellos habían matado a muchas personas. Entonces, Lin Feng y Ruo Xie habían matado a personas en el Clan Qi. Esta vez, Tiantai había venido para atacar el Castillo Divino de Tian Long. Fue aún más aterrador.

"Pelea." Gritó alguien cuya voz también portaba cantos de dragón. La gente del Castillo Divino de Tian Long sabía lo que estaba pasando, por lo que no necesitaban hablar.

Un gigantesco Buda apareció detrás de Tian Chi. Ese gigantesco Buda parecía capaz de aplastar al mundo.

Un Buda gigante también apareció cerca de Ban Ruo, y usó la espada Vairocana para atacar.

Xing Zhan gritó furiosamente, y sus energías feroces llenaron el cielo.

Ku Can liberó un aterrador árbol disecado.

Li Hen tocó música. Mo Qing Tian usó su libro de estrellas y creó una espada estrella.

Wu Yong lanzó una mano gigantesca. Ruo Xie usó un ataque de espada de desolación.

Lin Feng desenvainó su Espada Tian Ji y lanzó atronadoras energías.

Los diez discípulos directos de Tiantai atacaron todos al mismo tiempo. El espacio a su alrededor se distorsionó por completo. Los que estaban en una multitud comenzaron a huir caóticamente, querían sobrevivir. Sin embargo, muchas personas no pudieron escapar y fueron bombardeados por los ataques.

"¡Conviértanse en dragones y mátenlos!", Dijo el príncipe heredero de Tian Long cuando los vio. Tenía los ojos inyectados en sangre, pero parecía un poco asustado. Durante la reunión de los emperadores, los discípulos de Tiantai habían demostrado lo fuertes que eran. Ahora, había pasado mucho tiempo desde la reunión de los emperadores y probablemente se habían vuelto aún más fuertes.

Esos discípulos directos eran personas aterradoras y Hou Qing Lin no estaba allí. Entre los nueve príncipes del castillo Divino Tian Long, Lin Feng había matado a siete de ellos. Solo el príncipe heredero y su hermano quedaron.

Los fuertes cultivadores del Castillo Divino de Tian Long se convirtieron en dragones. El príncipe heredero ya sabía que no podían derrotar a Tiantai, pero aún tenía que intentarlo.

El cetro de Tian Long apareció en su mano. Entonces el príncipe heredero gritó furiosamente y se arrojó a Lin Feng.

Lin Feng saltó hacia adelante y se movió como el viento. Entonces aparecieron fisuras negras donde estaba el cetro. El príncipe heredero ahora estaba en la parte superior del reino Zun Qi, junto con el cetro Tian Long, que era un arma imperial, su fuerza era asombrosa.

"Ban Ruo, Ku Can, Li Hen, sígueme, lucharemos contra el príncipe heredero. Xing Zhan, Qing Tian, ​​Wu Yong, Mu Bei, tratas con el otro príncipe. Lin Feng y Ruo Xie, masacren a la gente." Dijo Tian Chi.

Lin Feng y Ruo Xie ya se habían unido y mataron a personas del Clan Qi, así que si hubiera funcionado entonces, ¡funcionaría ahora!

"Está bien." Dijo Lin Feng. A él no le importaba. Había pasado un mes relajándose, por lo que tenía que esperar un baño de sangre.

"Slash, slash ..." Alguien quería acercarse a ellos, pero la Espada  Tian Ji  de Lin Feng los lastimó a ambos y murieron.

"Boom!" Una luz aterradora se movió hacia aquellos que luchaban contra los príncipes, sin embargo, Lin Feng usó su Puño Demoniaco Mortal y los destruyó inmediatamente. Entonces, Lin Feng aterrizó en frente de alguien.

"¡Mucho tiempo sin verte!", Dijo Lin Feng sonriendo débilmente. Estaba parado frente a Jing Gu. Lo había visto afuera de la ciudad de Tian Yuan, donde había tratado de matarlo. Lin Feng siempre lo recordaría.

Jing Gu no estaba feliz de verlo. En aquel entonces, Lin Feng era más débil que él. Ahora, sonrió con deleite frente a él.

Lin Feng levantó las manos y condensó energías demoníacas, al mismo tiempo, también condensó una fuerza que se multiplicó por seiscientas veces su fuerza. Sus energías oprimieron a Jing Gu.

"¡Dong!" Lin Feng dio un paso hacia adelante, forzando a Jing Gu a dar un paso atrás, su rostro se volvió mortalmente pálido.

La sangre de Jing Gu estaba hirviendo mientras lentamente se convertía en un demonio. Lin Feng sonrió fríamente y dio otro paso adelante. Entonces Lin Feng condensó su fuerza en sus manos.

"Argh ..." Jing Gu gritó furiosamente y levantó sus puños de dragón, usando toda su fuerza con su primer ataque. Las explosiones sonaron y luego aparecieron dos agujeros en el cuerpo de Jing Gu. Cada uno de ellos estaba lleno de energías demoníacas. Su rostro estaba mortalmente pálido, incluso sus manos habían desaparecido.

"Qué débil. "Lin Feng dio media vuelta y continuó matando gente. Entonces, el cuerpo de Jing Gu se volvió negro y luego se convirtió en polvo.

Lin Feng continuó usando su Puño Demoniaco Mortal  y nadie podía resistir un solo ataque. Él mató a todos en su camino.

¡La gente en la distancia era incrédula, el Castillo Divino de Tian Long estaba condenado!

__________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat