buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1483 - La Mansión de las Paredes Celestial

 

Capítulo 1483 - La Mansión de las Paredes Celestial

Tres meses después, Lin Feng todavía estaba en esa cordillera, ahora sentado con las piernas cruzadas y centrándose. Ya no peleaba contra la Tierra, pero aún podía sentir todas sus pulsaciones. Era como si se hubiera convertido en parte de la Tierra.

"Pfew ..." Lin Feng tomó una respiración profunda y se levantó. Él comenzó a caminar y las energías rodaban en ondas a su alrededor. Cañones aparecieron bajo sus pies. Con el poder de sus pensamientos, Lin Feng esculpió una palabra gigantesca en el suelo en forma de cañones, "TIERRA."

"Las energías de la Tierra son robustas e imponentes." Susurró Lin Feng. Tenía un aura terrosa amarilla en ese momento que parecía una armadura. Sin embargo, cuando pensó en otra cosa, la armadura desapareció.

"No está mal, en tres meses, mi energía Abstrusa de la Tierra ya está en el nivel ocho. Ahora necesito alcanzar mi energía abstrusa de fuego." Pensó Lin Feng. Miró al Emperador Yu en la distancia y sonrió, "¡Maestro!"

"Muy bien. Pronto irás a la Ciudad Santa. Te llevaré a otro lado y luego creo que podemos regresar a la ciudad de Tianjing y reunirnos con tus compañeros discípulos." Dijo el emperador Yu sonriendo. Luego, miró a Feng Ling y Feng Xuan, "Tu maestro regresó a la Montaña Qi Feng y me pidió que cuidara de ustedes, así que deberían venir con Lin Feng y conmigo".

"¡Gracias, emperador Yu!", Ambas respondieron cortésmente.

"Vámonos." Se levantaron juntos en el aire. Hou Qing Lin y los otros ya se habían ido.

"Maestro, ¿a dónde vamos?", Preguntó Lin Feng parado en una nube.

"Hay una ciudad antigua en el Imperio Tian Wen. Hay una casa solariega allí, el propietario es un emperador de cultivo increíblemente fuerte pero discreto. A él realmente no le importan los asuntos mundanos. En su mansión, hay paredes que pueden ayudar a los cultivadores a mejorar su comprensión de la gran fuerza de la Tierra y el cielo. El nombre del lugar es la Mansión de las Paredes Celestial" Respondió el emperador Yu.

El grupo de personas viajó por el cielo en una nube. Incluso si la gente pasara por allí, no los verían.

Al igual que el Emperador Yu había dicho, el la Mansión de las Paredes Celestial se encontraba en una pequeña ciudad antigua, en un pequeño país del Imperio Tian Wen.

Después de que el Emperador Yu y los demás llegaron a la pequeña ciudad, se dieron cuenta de que las personas en la ciudad tenían bajos niveles de cultivo. La mayoría de ellos eran cultivadores de nivel Xuan o nivel Tian, ​​mientras que los cultivadores Zun eran extremadamente raros allí.

"¡Sexto reino Zun Qi!", Un grupo de hombres jóvenes miró a Lin Feng con enojo y soltó su Qi en la distancia.

También notaron que los otros eran bastante fuertes. No podían ver cuán fuerte era el Emperador Yu.

"¡Cómo es que tanta gente viene a la Mansión de las Paredes Celestial en estos días!" Susurró el joven que los había notado. A pesar de que susurró, el Emperador Yu y los otros lo escucharon perfectamente. Esas personas eran locales, por lo que no estaban acostumbrados a ver tantos cultivadores fuertes.

"Es lo mismo cada cien años, la gente viene aquí a estudiar la fuerza de la Tierra antes de ir a la Ciudad Santa." Respondió otro. Lin Feng se sorprendió, a pesar de que ese lugar era secreto, mucha gente parecía saberlo.

Después de un corto tiempo, llegaron frente a la puerta de una mansión gigantesca. Lin Feng ya podía sentir sus increíbles energías. Ese lugar parecía ser uno con la Tierra y el cielo.

"Lin Feng, llegamos. Entra solo y te enfocas en estudiar las paredes." Dijo el emperador Yu a Lin Feng y los demás. Entonces, él desapareció.

"Entremos." Dijo Lin Feng a Feng Xuan y Feng Ling. Luego entraron a la casa y nadie les impidió entrar.

Caminaron por el callejón principal y vieron a algunas personas frente a ellos.

"Mi nombre es Lin Feng, acabo de llegar a la Mansión de las Paredes Celestial para observar las paredes." Dijo Lin Feng. Uno de los jóvenes sonrió a Lin Feng y dijo: "Algunas personas ya las están usando. Regresa otro día."

"Vinimos de muy lejos y no tenemos mucho tiempo. Si tenemos que pagar algo, simplemente díganos." Dijo educadamente Lin Feng. La Mansión de las Paredes Celestial era un lugar escondido por un emperador. Lin Feng era un invitado, por lo que tuvo que ser amable.

"No hay precio. La gente puede venir, y estamos felices de tener invitados. En circunstancias normales, te dejaría, pero hoy en realidad no es un buen momento. Sería mejor si esperaras unos días. Puedo ayudarte a encontrar un lugar para dormir, así como comida y bebida." Dijo el joven cortésmente. Él era de la casa solariega, por lo que tuvo que ser cortés con los invitados.

Lin Feng parecía decepcionado. ¿No fue un momento conveniente?

"Mientes." Dijo alguien en ese momento. Una silueta apareció fuera de la mansión. Era un hombre joven que estaba sonriendo de una manera fría y tenía los brazos cruzados sobre el pecho.

Lin Feng se dio vuelta y reconoció a ese joven. Él sonrió y dijo: "¡Hermano Xiao Yu!"

"Hermano Lin, la Mansión de las Paredes Celestial fue creada por un cultivador increíblemente fuerte. Cualquiera puede venir y usarlo como lo deseen. No hay tiempos convenientes o inconvenientes aquí. Te está mintiendo " Dijo Xiao Yu indiferente. La expresión facial del joven cambió repentinamente mientras miraba a Xiao Yu.

"¡Y eres un malvado!", Dijo ese joven.

Lin Feng frunció el ceño. Xiao Yu tenía razón. ¿Por qué la gente de la pequeña ciudad quiere evitar que vaya? El que había creado ese lugar había deseado que cualquiera pudiera usarlo.

"¿Entonces no quieres que entre?", Dijo Lin Feng al joven. Él sonaba enojado. Al principio, el joven sonó cortés, por lo que le creyó, pero parecía que Xiao Yu tenía razón. ¿Que esta pasando?

"Dije que no es el momento adecuado, así que no es el momento adecuado. Vete ahora." Dijo el joven.

Lin Feng de repente lanzó fuertes energías.

"Hermano Xiao Yu, ¿qué está pasando?", Preguntó Lin Feng.

"Hace un mes, algunas personas vinieron aquí. Ya los conoces porque estaban en el banquete del Imperio Qi. Los lugareños los encontraron agradables y acordaron evitar que otras personas observaran las paredes mientras estaban allí. Esas personas quieren tener las paredes para ellos, eso es todo." Dijo Xiao Yu. Lin Feng inmediatamente entendió, "¿El Mensajero y los otros?"

"Eres muy inteligente." Dijo Xiao Yu sonriendo.

"¿Entonces nos desprecian?" Dijo Lin Feng sonriendo fríamente.

"Parece que sí." Dijo Xiao Yu asintiendo y sonriendo.

Lin Feng se dio la vuelta y miró a los lugareños, "¿El creador de este lugar está de acuerdo con que hagas esto?"

"El creador de este lugar es un eremita, no sabe lo que está pasando aquí. Él no administra este lugar en todos los casos." Dijo Xiao Yu.

"¿Has terminado de hablar?", Preguntó el joven. "Tienes razón. Nuestro maestro no maneja este lugar, pero nosotros sí. Gracias por irte." Dijo el joven señalando la salida.

________________________________________

Traducido y Editado por Gasaraki

Login Form

CrewChat