buscar

Artículos

PMG: Capítulo 1436 - Arrogantemente orgulloso

Capítulo 1436 - Arrogantemente orgulloso

"¡Seis!" Gritó el príncipe heredero mientras veía a Lin Feng partirlo en dos. Los otros príncipes estaban furiosos, sus ojos estaban inyectados en sangre. El sexto príncipe estaba muerto, entonces ahora Lin Feng había matado a seis de ellos.

La multitud que los rodeaba estaba asombrada de lo aterrador que era Lin Feng. Después de matar al sexto príncipe, apareció un demonio detrás de Lin Feng, parecía un rey demonio. Lin Feng todavía sostenía su cetro en su mano izquierda y una espada en la otra.

"Cualquier cultivador del séptimo reino Zun Qi o inferior no puede matar a Lin Feng si no posee un arma imperial", Pensó la multitud. Las energías maldicientes de la muerte de Lin Feng eran aterradoras. Tal vez solo los cultivadores budistas puedan lidiar con las energías malditas de Lin Feng.

Los príncipes restantes se arrojaron a Lin Feng. El príncipe heredero gritó furiosamente: "¡Cuarto, retroceda!"

Lin Feng había matado al sexto príncipe, por lo que el cuarto príncipe tampoco podía competir con Lin Feng.

El cuarto príncipe se sobresaltó. En la etapa de batalla durante la reunión de los emperadores, todavía podía tratar con Lin Feng, ¿pero ahora no podía? Incluso su hermano le decía que huyera.

Sin embargo, Lin Feng no iba a dejarlo ir. Se arrojó al cuarto príncipe usando el viento y las energías del espacio vacío. Sus sombras aparecían en todas partes, por lo que nadie podía ver quién era el verdadero Lin Feng.

"¡Argh!", El príncipe heredero estaba furioso. Los dragones comenzaron a rugir mientras sacaba un cetro. Era su arma imperial, el cetro de Tian Long.

Las sombras de Lin Feng fueron destruidas, pero la verdadera permaneció. El corazón del príncipe heredero latía con fuerza. De repente, se dio la vuelta y vio que, a mil metros del cuarto príncipe, había una luz deslumbrante.

"¡Cuatro, corre!" Gritó el príncipe heredero. Sin embargo, el cuarto príncipe ya había sentido las energías detrás de él. Su cabello se erizó y su rostro se volvió mortalmente pálido. Quería escapar, pero no podía moverse porque estaba petrificado.

"¡Muere!", El cuarto príncipe se giró de repente y sus brazos crecieron escamas de dragón.

"¡Slash!" La espada de Lin Feng cortó su cuerpo en dos.

El cuerpo del cuarto príncipe cayó del cielo cuando Lin Feng rápidamente tomó su anillo.

El arma imperial del príncipe heredero apuntaba a Lin Feng mientras emitía silbidos. Lin Feng dio un paso atrás y luego desapareció, reapareció a diez mil metros de distancia. Lanzó el Qi demoniaco y miró al príncipe heredero de una manera fría: ¡una arma imperial otra vez!

Además, el segundo príncipe también tenía un tesoro precioso, un altar de dragón sacrificial. La última vez, el Castillo Divino de Tian Long  también lo había usado contra él. El cetro y el altar de sacrificio juntos fueron una combinación aterradora. El segundo príncipe era aún más fuerte ahora, y también lo era el príncipe heredero.

El príncipe heredero persiguió a Lin Feng, pero Lin Feng no lo miró directamente. La silueta de Lin Feng parpadeó mientras corría. El príncipe heredero fue increíblemente fuerte, pero mucho más lento que Lin Feng. El gran roc tenía velocidad, ofensiva y defensa increíbles, pero su nivel de cultivo no era lo suficientemente alto.

Muchas sombras de Lin Feng aparecieron en el cielo. La multitud que los había rodeado ahora consistía en más de veinte personas.

"¡Bzzz!" Una luz repentinamente se disparó hacia Lin Feng. Fue el gran roc; Sus alas estaban abiertas de par en par y él estaba volando tan rápido como podía.

"¡Maldición!" Gritó Lin Feng, liberando fuerza de maldición. Al mismo tiempo, se alejó. El gran roc oriental se estrelló donde Lin Feng estaba parado anteriormente, pero ahora estaba maldito aún más por las energías de Lin Feng. Miró a Lin Feng y dijo con frialdad: "¡Definitivamente te matare!"

"Eres un pájaro pequeño, apestoso e ignorante. ¡Simplemente cabreate! "Dijo Lin Feng. El pájaro era realmente ignorante, ¿cómo podría matar a Lin Feng?

Lin Feng estaba humillando una vez más al gran roc oriental.

"¡Caw!" El gran roc oriental verderón  gritó furiosamente y continuó persiguiendo a Lin Feng. Pero, Lin Feng desapareció cuando llegó a la multitud.

"¡Sacrificio de sangre!" Gritó el segundo príncipe furiosamente. El altar del dragón sacrificial se elevó en el aire.

Lin Feng miró al segundo príncipe de una manera fría. Qué ridículo fue el altar incluso útil en ese momento? Lin Feng se rió y salió corriendo a una velocidad increíble.

El segundo príncipe y el príncipe heredero vieron partir a Lin Feng. Estaban molestos, pero no podían alcanzarlo.

"Cuatro y seis fueron asesinados", Pensaron los príncipes, no fueron capaces de calmarse. Solo dos de ellos permanecieron hasta que Lin Feng mató a todos los príncipes del Castillo Divino de Tian Long.

A lo lejos, luces deslumbrantes iluminaron una vez más el cielo: una luz amarilla y una luz verde. La multitud estaba sin palabras, Lin Feng casi había matado al gran roc oriental y todavía no estaba satisfecho. Él todavía quería matar gente?

Los que conocían a Lin Feng sabían que probablemente quería atraer cultivadores del Clan Si Kong y personas bajo el emperador del Este. Tal vez también obtendría sus semillas de destino.

Como era de esperar, algunas personas que vinieron con el emperador del Este fueron atraídas por las luces. Pero Lin Feng mató instantáneamente a todos los que no tenían armas imperiales.

_________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat