buscar

Artículos

MGA: Capítulo 750 - Los restos del trono

 

Traducido por DxCronos

Editado por  Gasaraki

Patrocinado por Darkrod

_______________________________________________________________

 

Capítulo 750 - Los restos del trono

 

Con Chu Feng y Eggy uniendo manos, fue solo un trabajo instantáneo. Más de mil bestias monstruosas estaban ahora muertas.

 

Aquellas que fueron asesinadas por Chu Feng tuvieron la cabeza cortada o las extremidades separadas. A pesar de sus cuerpos masivos, no pudieron detener las feroces cuchilladas de Chu Feng.

 

Aquellas que fueron asesinados por Eggy, por otro lado, eran una vista insoportable de ver. A medida que las ondas de choque de color negro barrían el área, su sangre de carne se había aplastado, convirtiéndose en montones y montones de pasta de carne roja.

 

Después de presenciar personalmente la matanza de Chu Feng y Eggy, y luego mirar los enormes cadáveres de la Bestia Monstruosa que yacían en el suelo del palacio, Su Rou y los demás no pudieron evitar inhalar profundamente. Estaban completamente convencidos por la fuerza de Chu Feng.

 

"¡Hah, Chu Feng, estaba en lo cierto! Después de consumir la Fuente de Energía de estas Bestias Monstruosas, además de la cantidad que ya he acumulado en mi cuerpo, ¡me he convertido con éxito en un Señor Marcial de rango dos! Jaja, no está mal, no está mal. ¡Verdaderamente no está mal!

 

Después de absorber toda la Fuente de Energía de las Bestias Monstruosas, el cultivo peculiar de Eggy había entrado en el reino del Señor Marcial rango dos. Aunque tal resultado ya se esperaba, Eggy todavía estaba muy contenta. En su rostro perfectamente hermoso, había una sonrisa que podía encantar cualquier cosa.

 

"Al final, todavía me alcanzaste. En este momento, los dos estamos en el cultivo de Señor Marcial rango dos. Estoy bien al enfrentar a un Señor Marcial de rango cuatro, pero me temo que no puedo vencer a un Señor Marcial de rango cinco. ¿Qué hay de tí? ¿Qué nivel ha alcanzado tu capacidad de lucha? "Preguntó Chu Feng con curiosidad. Sabía que sus capacidades de lucha ya eran abrumadoras, pero también sabía que las de Eggy eran aún superiores a las suyas. Entonces, realmente quería saber qué grado había alcanzado Eggy.

 

 

Después de todo, había cielos más allá de los cielos, y gente más allá de las personas. Chu Feng conocía muy bien esa verdad, así que, aunque sabía que su capacidad de lucha era relativamente superior a otras, en el otro lado del mundo, había muchas existencias que tenían poderes de combate mucho más altos que los suyos.

 

"Acerca de eso ... No es interesante si lo digo. Cuando conoces a un oponente que no puedes vencer, ¿no lo sabrás cuando revele mi mano? "

 

Eggy sonrió encantadoramente, y mientras hablaba, ella incluso guiñó un ojo maliciosamente con sus hermosos ojos grandes a Chu Feng. Al final, ella no le dio a Chu Feng ninguna respuesta. Con sus manos detrás de su espalda, avanzó con sus piernas blancas como la nieve, y antes de varias miradas, caminó de vuelta a la Puerta Espiritual Mundial sin ningún cuidado de los demás, regresando al Espacio Espiritual Mundial de Chu Feng.

 

Al ver la extraña desaparición de Eggy, todos en la escena se miraron el uno al otro. En sus caras, y en sus corazones, había emociones inexpresables. Después de ver la fuerza de un Espíritu Mundial Asura, tuvieron una comprensión más profunda del dicho "hay una persona más allá de cada persona."

 

El aura que Eggy emanaba y la fuerza que exhibía era algo que nunca habían visto antes. Era un tipo de poder que no pertenecía a este mundo, pero era absolutamente tan poderoso que no había necesidad de dudar de ella.

 

"Es hora de abrir la entrada a este lugar. Espero que todo aquí sea el obstáculo final, de lo contrario, me temo que realmente seremos incapaces de progresar. " Aunque Chu Feng mató a unas pocas Bestias Monstruosas, en realidad, una gran parte de ellas fueron tratadas por Eggy. En ese momento, su cara estaba empapada de sudor; se pudo ver que usó bastante fuerza.

 

En realidad, si no fuera por la ayuda de Eggy, Chu Feng no tendría mucha suerte mientras enfrenta tantas Bestias Monstruosas. Incluso si pudiera matarlos a todos, era probable que tuviera que pagar un precio enorme. Al menos, en ese momento, él también sería una red de carne y hueso.

 

Entonces, Chu Feng realmente esperaba que las Bestias Monstruosas acabaran de ser la barrera final que protegía este lugar, porque si había algo más que viniera, con la fuerza de Chu Feng, realmente sería incapaz de luchar contra eso. Esto significaría que todo lo que hizo hasta ahora fue en vano.

 

* Hmm * Mientras hablaba, Chu Feng de repente. Luego, sus palmas cayeron y golpearon el piso. Al mismo tiempo, canalizó su ilimitado poder Espiritual sin restricciones en la formación de sangre en la superficie del piso.

 

"¡Abre!" De repente, gritó Chu Feng. Entonces, abruptamente levantó los brazos. El contorno de sangre de la formación que estaba pegada al suelo en realidad se desprendió a medida que se elevaba lentamente.

 

* rumble rumble rumble *

 

En ese instante, todo el palacio comenzó a temblar violentamente otra vez. Y, bajo el resplandor de la sangre, la formación siguió condensándose y cambiando. Eventualmente, convergió y se convirtió en una Puerta de Formación Espiritual.

 

La puerta era diferente de todas las que Chu Feng había visto antes. Estaba de pie en el aire, y rodeándolo había símbolos rojo sangre. Su forma era extraña, pero perfecta en cierto modo.

 

"Gran Hermano Chu Feng, ¿es esta realmente la entrada?" En ese instante, la Formación Espiritual que envolvió a Jiang Wushang y los demás se disolvió. Miraron hacia la Puerta de Formación Espiritual colgando en el aire, pero dudaron un poco.

 

La Puerta de Formación Espiritual fue de hecho muy peculiar. En la superficie, no parecía una entrada que llevara a restos. Más bien, parecía más una puerta de la muerte que conducía a una ciudad subterránea.

 

"Honestamente hablando, tampoco estoy seguro. Pero, lo sea o no, lo sabremos con una investigación."

 

"Esperen aquí las noticias, volveré pronto". Mientras hablaba Chu Feng, le dio fuerza a sus piernas, y todo su cuerpo se había levantado. Como una espada afilada, disparó directo a la Puerta de Formación Espiritual en el aire.

 

* Whoosh * Después de entrar en la puerta, fue como si Chu Feng entrara en un túnel de espacio y tiempo. Sintió como si sus recuerdos también estuvieran perturbados, pero esa sensación extraña duró un segundo antes de desaparecer.

 

Cuando todo volvió a la normalidad, Chu Feng estaba dentro de un gran palacio.

 

Ese palacio fue hecho por los huesos de innumerables Bestias Monstruosas. A juzgar por la forma de los huesos, Chu Feng reconoció que eran los huesos de misteriosas Bestias Monstruosas.

 

Sin embargo, el esqueleto que estructuraba el palacio era claramente aún más enorme que las Bestias Monstruosas que Chu Feng mató. Por lo tanto, uno puede imaginar qué tipo de fuerza poseía cuando estaba vivo.

 

Sin embargo, no importa cuán poderoso fuera, ahora estaba muerto. No solo se eliminó su Fuente de Energía, incluso el esqueleto restante se usó como adorno.

 

En el centro del palacio, había una gran Formación Espiritual. Disparó resplandor en todas las direcciones, iluminando todo el palacio con un brillo incomparable.

 

Fue una formación hecha por el poder de la Formación Espiritual de capa real. En la actualidad, todavía funcionaba perfectamente, y parecía que había un poder sin forma sellado en su interior.

 

Debajo de esa formación, había un trono. En el trono, allí estaba sentada una persona. Llevaba una armadura, dando a los demás un sentimiento soberano. Lamentablemente, su vida ya no existía, solo dejaba atrás un esqueleto.

 

En cuanto a la armadura usada en su cuerpo, aunque su estilo parecía ser poco dominante, mirándolo ahora, no era diferente del metal inútil. No solo no era un tesoro, se había oxidado y estaba lleno de imperfecciones.

 

"¡Cielos! ¿Es esa la misteriosa persona que erradicó a la especie Bestia Monstruosa? "De repente, una voz incomparablemente asombrada y temblorosa resonó.

 

Girando la cabeza, Jiang Wushang y los demás entraron. Pero ninguno de sus rostros carecía de expresiones de asombro. Incluso había un poco de miedo allí.

Login Form

CrewChat