buscar

Home

RW: Capítulo 91 - Prisión del Corazón

Capítulo 91 -  Prisión del Corazón

 

El pasillo se encontraba iluminado por la luz de la luna, la cual entraba por las ventanas, sin embargo, solo la mitad de la cara de Ana era visible. Sus ojos reflejaban la tenue luz azul, viéndose como dos estrellas en la oscuridad. Ana se inclinó contra la puerta, con la mayor parte de su cuerpo escondido entre las sombras, pero su figura aún era visible, una buena nutrición había cambiado completamente su cuerpo anteriormente flaco y delgado, tornándolo en el cuerpo de una mujer adulta. Su cuerpo era simplemente perfecto, conteniendo las curvas adecuadas para su edad, pero también el encanto único de la juventud.

 

Roland puso un rostro calmado, dio un paso adelante lentamente hasta que fue descubierto por Ana. Finalmente se paró frente a ella y se miraron los ojos el uno al otro.

 

“Solo fue un accidente, no sabía que ella haría…” Empezó Roland.

 

“Lo sé.”

 

“La otra es aún una menor, así que no me importó…”

 

“Esto, también lo entiendo.”

 

Ana reaccionó completamente diferente de lo que Roland había esperado. No parecía como si Ana estuviera molesta con él, no podía detectar ningún rastro de disgusto en su rostro, solo había una mirada seria. No había ningunas olas dentro de sus ojos azules como lagos, Roland se dio cuenta de que aún era una mujer directa, no le gustaba ningún camuflaje y no necesitaba esconder nada. En efecto, tomó la iniciativa, y dijo “No puedo ser como Fulmina, frente a tantas personas no me atrevo a mostrar tal… Atrevido comportamiento, así que tenía que esperar aquí por ti.”

 

Después de esta oración, sus mejillas ganaron un toque de rubor, pero incluso así, no retrocedió y sus ojos aún estaban concentrados directamente sobre Roland. Su mirada incluso podría decirse que era incomparablemente seria.

 

Durante dos latidos el corazón de Roland se dispuso, quería decir algo, pero sintió que en este momento todo lo que pudiera decir no tendría significado. Podrían molestarle las acciones de Fulmina (Lightning) pero quejarse o estar afligida no era su manera de actuar, ella simplemente expresaba sus propios sentimientos.

 

Niños honestos y trabajadores no deberían ser rechazados, pensó. Así que Roland se inclinó acercándose a la mejilla de Ana, e incluso sintiendo su respiración sobre su rostro, como un respiro de primavera tocando las cuerdas de su corazón. Dentro del tranquilo ambiente podían escuchar claramente la nerviosa respiración el uno del otro, luego, unos suaves labios tocaron las mejillas de Roland.

 

“Buenas noches, Su Alteza.” Susurró Ana.

 

************************************************

 

Wendy estaba sentada en la cama mirando algunos libros.

 

Para ella, momentos como este cuando tenía tiempo libre eran muy escasos. Durante su tiempo en la Asociación de Cooperación de Brujas, tampoco se hubiera imaginado nunca llevando tal vida.

 

No fue hace mucho que empezó a quedarse dentro del pueblo, pero ya había desarrollado el hábito de: Antes de irse a dormir lavaría su cuerpo. Y luego se pondría un vestido de seda, el cual no estaba atado alrededor de la cintura ni estaba abotonado arriba. Se sentaba de piernas cruzadas en la cama, con una almohada suave entre su espalda y la pared, leyendo los libros que había pedido prestado de Su Alteza.

 

Le tomó mucho tiempo hasta que logró que Fulmina descansara, así que después de eso no tenía intención de regresar de vuelta al jardín para continuar la celebración, y en cambio se limpió y se fue a la cama.

 

En este momento, estaba leyendo un libro de historia respecto al origen de la Iglesia.

 

A pesar de haber crecido en un monasterio, este era un tema del cual no sabía mucho al respecto. Las monjas siempre les habían advertido obedecer las enseñanzas de Dios, pero nunca mencionaban el nombre de Dios, durante su niñez esta discrepancia siempre le había confundido. Todo tenía un nombre, ¿Así que por qué de entre todas las cosas la más noble de todas Dios, no tiene uno?

 

Lo que estaba registrado en los libros de historia que había leído y los rumores que había escuchado después, decían básicamente lo mismo. Al principio de la historia del continente, había tres religiones principales, las cuales se veían las unas a las otras como herejes, creyendo que sus dioses eran los únicos. Esta batalla de fe duró por casi cien años, y al final, la Iglesia se llevó la victoria final. Declararon que los demás Dioses habían sido destruidos, y que llamar a Dios con cualquier otro nombre estaba prohibido, esta era la mismísima palabra de Dios.

 

Las siguientes páginas describían la Gloria y la inmortalidad de la iglesia, incluyendo la construcción de la Antigua Ciudad Sagrada y la Nueva Ciudad Sagrada, y su victoria sobre las malvadas brujas. Para Wendy todo esto parecía muy extraño.

 

También había pedido prestados de Roland los libros, “Historia del Reino de Castillagris.” Y “Una breve Historia del Continente”. El primero casi sin dudas describía el establecimiento del Reino, su desarrollo y eventos principales. Tales como el nombre de cada rey y el estatus marital y paradero de sus hijos. La familia con todas sus ramificaciones era descritas a tal detalle, que casi se veía como una genealogía detallada.

 

“La breve Historia del Continente” se concentraba más en la evolución de los cuatro reinos, sus alternaciones al manejar sus poderes y los conflictos políticos internos y externos. Sin embargo, aún hacían mucho énfasis en la importancia de las familias reales.

 

Sin embargo, dentro del libro de historia de la Iglesia, no estaban mencionados ningunos de los nombres de los Papas, o podía ser dicho que era la misma cosa que había hecho con el nombre de Dios. Simplemente reemplazaban sus nombres anteriores con el título de Papa. Así que, durante el transcurso de todo el libro, parecía como siempre hubiera habido solo un Papa durante los cientos de años de historia. Esto no era consistente con el sentido común, en lugar de llamarlo un registro, era mejor decir que era una ilusión deliberada.

 

En este momento Ruiseñor repentinamente apareció dentro de la habitación de Wendy. Cuando Wendy la descubrió, bajó su libro y miró al otro con interés: “Ya es tan tarde, ¿Y sólo ahora estás libre para hablar conmigo?”

 

Ruiseñor se frotó su tenso cuello, y fue a un lado de la cama para sentarse, “Acabo de terminar mi trabajo de llevar a Nana a casa, ¿Cómo te fue con Fulmina?”

 

“En el camino estuvo hablando sobre su padre sin parar, sin embargo, cuando alcanzó la cama, cayó dormida de inmediato. Ni siquiera tuve que leerle algunas historias,” Wendy encogió sus hombros. “Siempre actúa como si ya fuera una niña grande, pero en realidad, aún es solo una pequeña niña.”

 

“En tus ojos, todos aún son niños,” dijo Ruiseñor burlonamente y tomó el libro que Wendy tenía anteriormente en su mano. “Su Alteza Real dijo que no deberías leer en la noche, especialmente que no deberías leer mientras estás sentada en la cama. La luz no es lo suficientemente buena y lastimará tus ojos.”

 

“Si, Su Alteza Real dijo eso.”

 

Las dos hablaron por un largo rato. Hablaron sobre la vez que viajaron juntas desde Ciudad Argenti hasta la Cadena Montañosa Intransitable, lo que pasó cuando escucharon sobre unas brujas que estaban por ser asesinados, como sobrevivieron los Meses de los Demonios. Ruiseñor tenía mucho que decir, tanto que Wendy era solo ocasionalmente capaz de decir una o dos frases. Durante los últimos cinco años, estas dos eran tan inseparables que habían desarrollado un entendimiento tácito entre las dos. Así que el tiempo pasó lentamente hasta que las velas estaban a punto de extinguirse. Viendo esto Wendy empezó a reír y pregunto, “¿Cómo es? ¿No puedes dormir por las acciones de hoy de Fulmina?”

 

“¿De qué estás hablando…?”

 

“Que más puede ser,” Wendy sonrió y sacudió su cabeza. “Verónica, somos brujas, deberías saber lo que eso significa.”

 

“…” Ruiseñor se mantuvo en silencio, e incluso después de un largo rato no sabía que decir, “Bueno.”

 

No existe ninguna bruja que pudiera escapar de él. Wendy quitó su sonrisa, suspiró y luego dijo, “Roland Wimbledon es el Cuarto Príncipe del Reino, y tenemos que hacer todo lo posible para asegurarnos de que heredará el trono. Luego cuando gobierne el Reino, será capaz de presentarnos a nosotras hermanas con un refugio contra la Iglesia.”

 

Pero eso también significaba que tendría que volverse el Rey, y que vendría la hora, en la que tendría que casarse con la hija de un Duque o la princesa de otro reino. Luego tendrían hijos, quizás uno o varios. Si es un niño, heredará el país, si es un niña será casada con otra familia noble.”

 

Aquí Wendy pausó por un momento, dándole a Ruiseñor (Nightingale) el tiempo para prepararse pues tenía que decir las palabras, que ninguna bruja quería escuchar, “Verónica, somos brujas, las brujas no pueden dar luz a hijos.”

 

“Incluso con el resultado más optimista, donde no hay diferencia entre las personas ordinarias y nosotras las brujas, cuando podamos caminar libremente por cada camino a través del reino incluso después de la muerte de Su Alteza. Con casos ocasionales de increíbles brujas obteniendo el derecho de entrar en los altos eslabones de la sociedad, quizás incluso siendo canonizadas como nobles. Siempre estará el caso de que nosotras las brujas nunca seremos capaces de tener descendientes. Y sin descendientes, no somos capaces de continuar la gloria de la familia, así que los nobles ni siquiera considerarán casarse con una bruja. Así que ganaremos algunas cosas, pero al mismo tiempo, una importante parte será tomada de nosotras. ‘Este es nuestro destino’, murmuró, Desearía no tener que decirte esto.”

 

“Ya veo.” Susurró Ruiseñor.

Cuando Ruiseñor finalmente partió, Wendy no se sentía muy bien. Pero creía que Ruiseñor aún sería capaz de sobrepasar este revés. Después de todo, ya había pasado a través de tantas dificultades, seguramente también sería capaz de cruzar este umbral.

 

De esto, Wendy estaba convencida.

 

_______________________________________

Traducido por carlosdaniel1990

Login Form

CrewChat