buscar

Home

MGA: Capítulo 725 - Anciano de la sentencia

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Darkrod

_______________________________________________________________

Capítulo 725 - Anciano de la sentencia

 

"¿Oh?" Al escuchar eso, Wang Long inicialmente no tenía palabras. Sin embargo, poco después se dio cuenta y dirigió su mirada hacia Su Rou y Su Mei. Dijo con una sonrisa maliciosa: "Heh, debo decir que esas dos chicas tienen una buena apariencia. Hermano Qin Yu, ¿las conoces? "

 

"Son hermanas, llamadas Su Rou y Su Mei. Pero me conoces, solo me gustan las más tiernos. Entonces, esa hermana menor Su Mei es mi taza de té." Qin Yu sonrió, y mientras hablaba, él también dirigió su mirada hacia Su Mei.

 

Para embellecer su belleza, cuando Qin Yu se dio la vuelta, incluso se sacudió el cabello intencionalmente y arregló su ropa con el fin de mostrar su encantador estilo.

 

"Esta…"

 

Sin embargo, cuando volvió la cabeza, su rostro se congeló al instante. Sus ojos inmediatamente temblaron, luego la sorpresa fluyó a sus ojos. Poco después, su mirada conmocionada se transformó en una mirada desbordante de escalofriantes intenciones.

 

Descubrió a la mujer que le gustaba, una que quería poner en su abrazo, incluso en sus sueños, Su Mei, en realidad estaba apoyada en el abrazo de otra persona con una dulce expresión. Además, el grado de intimidad simplemente lo ponía tan celoso que incluso podía morir.

 

"Hermano Wang Long, ¿quién es ese mocoso? ¿Sabes quién es él?" Preguntó Qin Yu a Wang Long.

 

"Gran hermano Qin Yu, él no es un discípulo de la Academia de los Cuatro Mares. No lo conocemos." Interrumpió Lan Yanzhi.

 

Y cuando escuchó esas palabras, Qin Yu se enfureció aún más. No preguntó más, y mientras señalaba a Chu Feng, gritó con una voz incomparablemente superior, como si estuviera ordenando a un sirviente: "¡Déjala ir!".

 

 

El grito de Qin Yu superó el trueno, y era más parecido a las diez mil bocanadas de truenos que sonaban en el mismo momento. Incluso la tierra temblaba violentamente de eso, e incluso el aire explotó, atrapando a todos con la guardia baja y asustándolos.

 

En ese instante, todos miraron a Chu Feng y Su Mei. No eran idiotas; mirando qué tan cerca estaban Chu Feng y Su Mei, y mirando hacia atrás a la cara de celos de Qin Yu, una expresión extremadamente amarga que era similar a que alguien le quitara a su esposa, todos podían conectar los puntos y entender lo que estaba sucediendo.

 

Obviamente, a Qin Yu le gustaba Su Mei, pero el corazón de Su Mei pertenecía a otro. Por lo tanto, Qin Yu estaba furioso y quería darle una lección al mocoso junto a Su Mei.

 

En ese instante, la mayoría de ellos curvaron sus bocas en un toque de burla. Sus ojos estaban surgiendo con expectativa, y ya habían hecho los preparativos para ver un buen espectáculo.

 

La posición de Qin Yu en la Academia de los Cuatro Mares fue indudablemente alta. Querían ver cuán miserable estaba el mocoso en cuestión, el que tenía a Su Mei en su abrazo, estaba a punto de serlo.

 

Cuando vio que la ira de Qin Yu tocaba los cielos e incluso emanaba una tenue sed de sangre, Su Mei también se dio cuenta de que la situación no avanzaba en una buena dirección. Después de todo, él era un Señor Marcial rango cuatro. Por lo tanto, rápidamente liberó la mano que sostenía firmemente el brazo de Chu Feng.

 

* Whoosh * Sin embargo, inesperadamente a la multitud, justo cuando Su Mei soltó su mano, Chu Feng abrió su brazo y tiró de la linda y amable belleza, Su Mei, de nuevo en su abrazo, e incluso la abrazó con más fuerza que antes.

 

"¡Maldita sea, déjala ir!" Cuando lo vio, Qin Yu estaba aún más furioso. Todos podían decir que Qin Yu estaba verdaderamente furioso ahora.

 

Sin embargo, otra escena que sucedió después hizo que todos estuvieran aún más sorprendidos.

 

Cuando se enfrentó a la amenaza desnuda de Qin Yu, Chu Feng no solo no tuvo miedo, incluso miró a Qin Yu con desdén y dijo con indiferencia: "¿Quién crees que eres, dijo Chu Feng para molestarnos?"

 

"¿Chu Feng? ¡Un maldito Chu Feng! La única persona que se atreve a hablarme así en la Academia de los Cuatro Mares es usted."

 

"Sin embargo, les haré saber cuáles son las consecuencias para hablarme, Qin Yu, de esa manera."

 

Cuando vio que Chu Feng no solo abrazaba a la mujer que le gustaba delante de la multitud e incluso arrojaba palabras tan irrespetuosas hacia él, Qin Yu finalmente no pudo contenerla. Mientras hablaba, estaba a punto de atacar a Chu Feng.

 

Al igual que Qin Yu iba a hacer su movimiento, sin embargo, una persona apareció ante él: Lan Xi.

 

"Qin Yu, no seas imprudente. El Anciano de la Sentencia y los Divinos Instructores han venido." Dijo Lan Xi en voz baja después de evitar que Qin Yu atacara.

 

Cuando escuchó esas palabras, Qin Yu no tuvo más remedio que reprimir su ira. Aunque tenía un puesto muy alto en la Academia de los Cuatro Mares, frente a los ancianos, parecía inapropiado atacar a un extraño como Chu Feng.

 

Lo más importante, cuando escuchó las palabras "Anciano de la sentencia", Qin Yu había pensado en un plan. Tenía un maravilloso plan para cuidar a Chu Feng. Como resultado, él no hizo un movimiento con fuerza sobre Chu Feng. Después de vislumbrar a Chu Feng, una fría sonrisa emergió en su rostro.

 

* whoosh whoosh whoosh whoosh whoosh whoosh *

 

De hecho, poco después de que Lan Xi hablara, aparecieron multitudinarias corrientes de luz en el lejano horizonte. Como una lluvia de meteoritos, volaron y aterrizaron ante la multitud.

 

Había casi cien ancianos; todos ellos eran señores marciales. De esos ancianos, los instructores de Su Rou y los otros -los Diez Instructores Divinos- también estaban allí. Por supuesto, el peculiar Taikou no estaba dentro de sus filas.

 

"¡Le rendimos nuestros respetos al Maestro!" Su Mei y los demás respiraron aliviados cuando vieron aparecer a sus maestros. Rápidamente subieron para presentar sus respetos. Después de todo, sus maestros los cuidaban bastante bien. Con ellos allí, al menos podrían expresar sus mentes a través de ellos.

 

Incluso Qin Yu, Lan Xi y Wang Long, los que tenían altos cargos, también tuvieron que ir a presentar sus respetos. Sin importar cuánto más poderosos fueran, al final eran discípulos. Dentro de los cerca de cien ancianos, algunos tenían poder muy superior al de ellos. Por lo tanto, ellos también tuvieron que presentarles sus respetos.

 

En ese instante, solo Chu Feng parecía una persona completamente ajena a todo eso mientras miraba en silencio esa escena.

 

"Qin Yu, ¿qué estaba pasando justo ahora? ¡Escuché tu ira desde lejos! ¿Dónde está tu etiqueta adecuada ?! "Una mujer de cabello blanco y canoso habló con una cara llena de arrugas.

 

Esa anciana tenía una vestimenta muy elegante y un cuerpo muy vigoroso. Era un gran maestro marcial, mucho más fuerte que los nueve instructores divinos. Era la más poderosa de los cerca de cien ancianos.

 

"Chu Feng, ese es el Anciano de la Sentencia, también el maestro de Qin Yu y el jefe del Departamento de Sentencias. Comparten las mismas perspectivas, por lo que debes tener más cuidado. No vayas demasiado lejos, o incluso nuestros maestros no pueden protegerte."

 

En ese momento, Chu Feng recibió los mensajes mentales de Zhang Tianyi y los demás en sucesión. Todos ellos recordaron a Chu Feng que la situación actual era beneficiosa para Qin Yu. Querían que Chu Feng alejara algo de su temperamento, de lo contrario recibiría un castigo innecesario.

 

"Anciano, no es que quiera hacer tal estruendo, pero realmente hay una razón." Dijo Qin Yu con insinceridad.

 

 

"¿Oh? ¿Por qué motivo? Hable la verdad ., Preguntó el Anciano de Sentencias.

 

"Esta área es la Ciudad Antigua del Milenio, una de las regiones prohibidas más importantes de la Academia de los Cuatro Mares. Cada año, se abre solo una vez. Además, solo los más excelentes de los nuevos discípulos pueden ingresar para una experiencia. Incluso los discípulos comunes y los discípulos exitosos que han estado por mucho tiempo no pueden entrar."

 

"Sin embargo, en la actualidad, una persona que no es de la Academia de los Cuatro Mares ha venido a la Ciudad Antigua del Milenio."

 

"Mayor. Tú mismo dices. ¿Debería preocuparme por este asunto? " Dijo Qin Yu como si estuviera completamente en lo cierto.

Login Form

CrewChat