buscar

Home

MGA: Capítulo 720 - Regalos

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Darkrod

_______________________________________________________________

Capítulo 720 - Regalos

 

"Pero sobre ese tema, mirando la posición de Taikou en la Academia de los Cuatro Mares ... siempre que lo diga, no tendrás ningún problema para entrar en la Ciudad Antigua del Milenio, incluso como un extraño. Le garantizo que nadie se atreverá a decir nada.

 

"Es solo que ... Es solo que es tan extraño. ¿Está de acuerdo? "Zhang Tianyi también tenía sus dudas.

 

"No importa si lo hará o no, todavía tengo que probarlo, ¿verdad?" Chu Feng sonrió y dijo, entonces, "En este momento, he cultivado una técnica especial de Formación Espiritual, así que tengo un poco de confianza en la detección de tesoros ocultos. Si esa Ciudad Antigua del Milenio es realmente como dicen las leyendas, debería ser capaz de desenterrar algunas pistas."

 

"¿De Verdad? ¡Eso es genial! Taikou no es muy propio de una persona. Aunque es un instructor divino en la Academia de los Cuatro Mares, nunca enseña a ningún discípulo. La Academia de los Cuatro Mares incluso lo está proveyendo como si fuera un maestro, y casi nunca está en la Academia de los Cuatro Mares."

 

"Pero casualmente, he oído que él está en la Academia de los Cuatro Mares en este momento". Después de escuchar las palabras de Chu Feng, el estado de ánimo desanimado de Jiang Wushang desapareció al instante, y reemplazarlo fue una alegría infinita, como si ya hubiera visto la esperanza en el futuro .

 

"Jaja, si ese Taikou realmente lo permite, ¿no podría ingresar a la Ciudad Antigua del Milenio con mi Gran Hermano Chu Feng? ¡Eso es realmente genial! "En comparación con Jiang Wushang, Su Mei parecía incluso más feliz. Ignorando las miradas de los demás, entró en el pecho de Chu Feng con risas.

 

En realidad, todos estaban muy contentos. Aunque no pudieron determinar el nivel de cultivación de Chu Feng, todos sabían que el suyo definitivamente estaba por encima del suyo. A pesar de saber que Chu Feng no podía vencer a Wang Long, si Chu Feng podía ingresar a la Ciudad Antigua del Milenio con ellos, tendrían un viaje mucho más seguro.

 

Porque sabían que Chu Feng sí comprendía algunos métodos y habilidades que no tenían.

 

"¡Está bien! ¿No dijiste que preparaste regalos para nosotros? ¿Qué regalos son ellos? ¡Sácalos rápidamente y déjanos ver! ", Dijo Su Mei mientras se reía en el abrazo de Chu Feng.

 

"¡Sí! Junior Chu Feng, ¿no acabas de decir que preparaste regalos? " Dijo Zhang Tianyi con sonrisas también.

 

Aunque no pudieron estar seguros de que Chu Feng podría ingresar a la Ciudad Antigua del Milenio con ellos, la multitud parecía haber visto esperanza. Sus ansiosos corazones también se relajaron un poco, y la mitad de la "roca" que presionaba sus corazones también desapareció.

 

"De hecho, he preparado regalos para ustedes." Mientras Chu Feng hablaba, sacó cuatro Sacos Cosmos y les dio a cada uno uno.

 

"¡Heh, déjame ver qué clase de cosas buenas hay aquí!" Su Mei y los demás miraron con impaciencia el Saco Cosmos, examinando su contenido.

 

"¡Cielos! ¡¿Esto es ?! "Pero después de ver los contenidos, sus expresiones se congelaron instantáneamente.

 

Después de que su piel se descongelara, su sustitución fue una expresión sorprendente incomparable. Fue un shock realmente incomparable porque descubrieron asombrosamente que los artículos de los Sacos Cosmos eran realmente asombrosos.

 

Medicinas marciales Sin precio, incomparable en preciosidad, medicinas marciales. Había quinientas de bajo rango, ciento de rango medio, e incluso había tres medicinas marciales de alto rango.

 

Eso definitivamente era algo que no esperaban en absoluto porque las medicinas marciales eran demasiado valiosas. Aparte de los recursos de cultivo que Zi Ling les dio, de los cuales cada uno de ellos usó algunas medicinas marciales de bajo rango, no habían tocado más hasta ahora. No esperaban que Chu Feng "tirara mil de oro al mismo tiempo", dándoles a cada uno tantas medicinas marciales.

 

¡Si fuera solo unos pocos, no sería un gran negocio, pero él les dio varios cientos! Si solo fueran medicinas marciales de bajo rango, no sería un gran problema, ¡pero incluso había un centenar de medicinas marciales de rango medio, y cada una de ellas incluso tenía tres medicinas marciales de alto rango!

 

Uno debe decir que la llegada de la fortuna fue demasiado abrupta. Los cuatro no pudieron realmente aceptarlos.

 

"Chu Feng, ¿de dónde sacaste tantas medicinas marciales? ¿Qué es exactamente lo que has experimentado? "Su Rou miró a Chu Feng con su mirada aturdida. Al mismo tiempo, los otros tres también miraron a Chu Feng con la misma mirada.

 

"Heh, solo algo de buena suerte y encuentros fortuitos". Chu Feng sonrió. Al principio no tenía esas cosas. Él los consiguió de los cuatro máximos señores marciales que querían robarle cuando abandonó el Pico Brumoso.

 

En realidad, sin embargo, eso no fue todo lo que obtuvo. Aunque Chu Feng dividió el total con los cuatro, por lo que cada uno de ellos tenía quinientas medicinas marciales de bajo rango, ciento de medicinas marciales de rango medio y tres medicamentos marciales de alto rango, Chu Feng aún dejó una parte por sí mismo .

 

Aunque las medicinas marciales no serían de mucha utilidad para la energía que actualmente requiere el dantian de Chu Feng, eran, después de todo, cosas que se podían cambiar por dinero. Tenerlos en él podría ser útil en tiempos no preparados.

 

Además, Chu Feng sintió que la cantidad de medicina marcial que Su Rou y los demás ahora tenían era suficiente.

 

Era porque eran diferentes de él, que podían terminar de inmediato refinar cualquier tipo de recurso de cultivo y absorber toda la energía dentro de él. Cuando refinaron cosas como esas, necesitaban una cierta cantidad de tiempo, y tampoco serían capaces de absorber toda la energía dentro de los recursos.

 

 

"Gran Hermano Chu Feng, no importa de dónde obtuviste estas medicinas marciales, sé que necesitas una gran cantidad de recursos para elevar tu cultivo. No puedo tener estas medicinas marciales ". Aunque estaba conmovido emocionalmente, Jiang Wushang quitó el saco Cosmos que tenía y, en cambio, lo devolvió a Chu Feng.

 

"¡Sí! Chu Feng, necesitas estos más que cualquiera de nosotros. Deberías guardarlos ", dijo Su Mei y al mismo tiempo, ella, Su Rou y Zhang Tianyi entregaron sus Sacos Cosmos a Chu Feng.

 

Chu Feng sonrió ligeramente al enfrentar sus acciones y dijo: "Guárdalos. Aunque estas medicinas marciales contienen un poder medicinal bastante decente, para mí, su efecto es minúsculo ".

 

"¡Cielos! Gran Hermano Chu Feng, ¿en qué reino estás ahora? ¿Incluso tantas medicinas marciales no son demasiado útiles para ti? ¿Acaso has entrado en el reino de los Señores de Marcial?, "Cuando escuchó esas palabras, Jiang Wushang estaba aún más sorprendido. La mirada que miró a Chu Feng fue similar a mirar a un monstruo.

 

"¡Todavía es muy temprano para el reino del Señor Marcial! Es que los recursos de cultivo que mi cuerpo requiere son demasiado enormes ". Chu Feng sacudió su cabeza con una amarga sonrisa, luego acercó su mano a su propio Saco Cosmos y dijo:" No te preocupes por aceptarlos. ¡Todavía tengo cosas mejores que te regalo! "

 

Mientras Chu Feng hablaba, con la palma de la mano, cuatro brillantes Hongos inmortales del marcialismo brotaron de su palma y volaron hacia Su Rou, Su Mei, Zhang Tianyi y Jiang Wushang.

 

"Mis dioses, ¿qué es esto?". Jiang Wushang y los demás, que estaban bastante sorprendidos por Chu Feng y tenían emociones que no podían calmar, se sorprendieron una vez más cuando vieron su respectiva hongo Inmortal de Marcialismo.

 

Fue demasiado místico. Aunque también era una medicina marcial de alto rango, era completamente diferente de las otras. Su calidad era extremadamente alta.

 

"¡Es muy místico! ¡Esto es simplemente invaluable, un verdadero recurso de cultivo divino! El poder marcial que contiene es extremadamente fuerte y extremadamente suave. Si lo refino, tal vez incluso pueda atravesar dos niveles continuamente ".

 

Como un espiritista mundial, Jiang Wushang pudo sentir muy claramente la belleza del hongo inmortal del marcialismo. ¡Casi se volvió loco por la alegría! Un tesoro que podría permitir que uno atraviese continuamente dos niveles ... Tal vez nadie lo creería si se lo dijera. En realidad, sin mencionar a otros, incluso él mismo no lo creería si se lo dijera. Sin embargo, cuando apareció ante él el hongo inmortal del marcialismo, no tuvo más remedio que creer en semejante cosa.

Login Form

CrewChat