buscar

Home

MGA: Capítulo 1442 - Permita que este Junior lo intente

Traducido por Claimus TD
Editado Por gasaraki

 

Capítulo 1442 - Permita que este Junior lo intente

“¿Han ido a buscar a Lil Mei?”

"Algo sucedió, ¿verdad?" La observación de Chu Feng era muy aguda, y él había descubierto lo que había sucedido en la plataforma de observación.

Se había dado cuenta de que Su Mei no había estado presente desde el principio, por lo tanto, sólo podía haber dos posibilidades de por qué sucedía esto.

La primera posibilidad era que de hecho Su Mei no estaba en la Alianza de Espiritistas Mundiales. Por lo tanto, ella no apareció, o de lo contrario, definitivamente se pondría de pie para luchar por la Alianza de Espiritistas Mundiales.

En cuanto a la otra posibilidad, sería que una situación especial haya sucedido a Su Mei que la causaba que esté incapaz de pelear. Si este fuera el caso, entonces probablemente sería que su efecto rebote esté actuando de nuevo.

Rebote=Efecto Secundario

Pensando en esto, Chu Feng secretamente dejó la plaza y procedió a volar hacia la residencia de Su Mei.

Después de todo, Su Mei era su amada mujer. Así, Chu Feng estaba más preocupado por la seguridad de Su Mei que cualquier otro.

De hecho, era como Chu Feng lo había anticipado, el rebote de Su Mei había actuado de nuevo.

En este momento, Su Mei estaba sentado con las piernas cruzadas dentro de una sala del palacio. De pie no lejos de ella estaba el Reverendo Izquierdo. Entre Su Mei y el Reverendo Izquierdo había una formación curativa.

Esta formación curativa estaba siendo controlada por el Reverendo Izquierdo, y él estaba sanando constantemente a Su Mei.

El reverendo izquierdo estaba preocupado de los efectos secundarios de Su Mei que pudieran reaccionar de nuevo. Por lo tanto, había llegado a su casa temprano en la mañana para acompañarla en caso de que algo fuera a suceder para que rápidamente pueda ayudar a Su Mei a aliviar el dolor de sus efectos secundarios y para estar un paso delante antes que se complete.

Sin embargo, nunca habría imaginado que no sólo los efectos secundarios de Su Mei actúen, sino que eran aún más feroces de lo que habían sido antes. Incluso el Reverendo Izquierdo no pudo ayudar rápidamente a Su Mei a deshacerse del dolor de sus efectos secundarios. Lo único que podía hacer era lentamente detenerlos.

Ahora mismo, había pasado algún tiempo desde que el partido contra el Clan Imperial Dongfang había comenzado. Así, el Reverendo Izquierdo también estaba preocupado. Después de todo, el resultado de este partido tuvo un gran significado para el prestigio de su Alianza de Espiritistas Mundiales. En cuanto a Su Mei, ella era la llave para la victoria en esta feroz competencia.

“Todos ustedes no pueden entrar.”

En este momento, Miao Renlong había llegado a la residencia de Su Mei con Sima Ying. Sin embargo, se sorprendieron al enterarse de que el Reverendo Izquierdo había ordenado a  gente para proteger este lugar que estaban impidiendo que nadie entrara.

Además, estas dos personas que estaban custodiando este lugar no eran gente común tampoco. Eran dos poderosos ancianos de la Sagrada Asamblea de Espíritistas Mundiales. Incluso Miao Renlong no tenía ninguna autoridad ante los dos.

"Milord, ¿La señorita Lil Mei está allí?", Preguntó Miao Renlong.

“¿Qué pasa? ¿Podría ser que los mocosos de la Alianza de Espiritistas Mundiales no pueden ganar contra ese chico del Clan Imperial Dongfang? "Entre los dos ancianos, el anciano con el rostro negro preguntó fríamente.

Según el Traductor en inglés, Rostro negro no denota racismo sino es un término usado en China

"Mn, la situación en este momento es bastante mala. Necesitamos a la señorita Lil Mei para salvar la competencia", dijo Miao Renlong.

"Un montón de basura. ¿No están compitiendo en técnicas espirituales mundiales? ¿Cómo podrían ser incapaces de ganar contra ese chico del Clan Imperial Dongfang? Verdaderamente, nuestra dignidad de la Alianza de Espiritistas Mundiales  ha sido perdida por su manojo de basura. "Después de escuchar lo que Miao Renlong dijo, ese anciano se enojó mucho.

"Esto..." Miao Renlong se quedó en una situación incómoda. No sabía cómo responder. Después de todo, esto era realmente una situación muy humillante. Sin embargo, él estaba impotente por cambiar lo que había sucedido.

"Olvídate de ello, son los discípulos quienes son decepcionantes. ¿Por qué estás haciendo las cosas difíciles para Renlong? "El otro anciano habló. En comparación con ese anciano de rostro negro, su actitud era mucho mejor.

Además, explicó a Miao Renlong, "Lil Mei se siente mal ahora mismo. Lord Reverendo la está tratando. Después de que su tratamiento haya terminado, ella irá inmediatamente”.

“¿Exactamente lo que le ha pasado a la señorita Lil Mei? ¿Hay la necesidad de mi ayuda? ", Preguntó Miao Renlong con buena voluntad.

"Cuando incluso Lord Reverendo no puede ayudar, ¿qué te hace pensar que puedes?" El anciano con el rostro negro habló con desprecio.

"Yo..." Miao Renlong se quedó sin habla. Si incluso el Reverendo Izquierdo era incapaz de lograr algo, naturalmente sería imposible para él también. Sin embargo, sólo había hecho su sugerencia con buenas intenciones. Sin embargo, este anciano realmente lo reprendió de tal manera. Realmente lo dejó en una situación muy incómoda.

En este momento, Sima Ying, que estaba detrás de Miao Renlong, rechinaba los dientes con rabia. Si no fuera por el hecho de que ese anciano con el rostro negro poseía un estatus muy excepcional, ya lo habría maldecido.

Después de todo, Miao Renlong era la persona que más respetaba y simplemente estaba a la altura de su propio abuelo. En cuanto a este anciano de rostro negro, sus palabras eran realmente demasiado ofensivas, tan ofensivas que Sima Ying no pudo seguir escuchando.

“Puede que yo pueda ayudar.” Ahora mismo, una voz de un hombre sonó repentinamente desde el cielo. Después de eso, una figura aterrizó desde el cielo y apareció ante todos ellos.

"Chu Feng?!" Cuando vieron a Chu Feng, Miao Renlong y Sima Ying estaban impresionados y encantados. Se sorprendieron porque Chu Feng apareció repentinamente. También estaban encantados porque era Chu Feng.

“¿Chu Feng? Eres Chu Feng? "Cuando vieron a Chu Feng, esos dos ancianos empezaron a echarle un vistazo cuidadosamente. Su manera de tratar con Chu Feng era muy diferente de cuando estaban tratando con otras personas de la generación más joven.

Especialmente ese anciano bondadoso. La mirada con que miró a Chu Feng se llenó de aprecio y admiración. Evidentemente, había oído hablar de los logros de Chu Feng y sabía que era un genio raro, un Espiritista Mundial Asura.

"De hecho, soy Chu Feng", Chu Feng había oído cómo el anciano con el rostro negro había hecho las cosas difíciles para Miao Renlong antes. Así, automáticamente tuvo una mala impresión de ese anciano.

Como Chu Feng no le gustaba, naturalmente no lo trataría con respeto. Por lo tanto, independientemente de la autoridad que ambos poseían, Chu Feng no trató de halagarlos. De hecho, ni siquiera exhibió la más simple etiqueta hacia ellos.

“Que tono seguro tienes allí. ¿Estabas insinuando antes que usted es más poderoso que el Lord Reverendo y eres capaz de hacer algo que ni siquiera el Lord Reverendo puede? "El anciano con el rostro negro comenzó a burlarse y a ridiculizar a Chu Feng. Su mirada estaba llena de mala intención.

"Simplemente dije que podría ser capaz de ayudar, nunca dije que estaba seguro de que sería capaz de ayudar", respondió Chu Feng.

"Qué un buen 'poder'. Decir "poder" significa que es posible. Chico, eres realmente arrogante y presumido, "El anciano con el rostro negro fríamente reprendió a Chu Feng. Parecía que ya no podía soportar la actitud de Chu Feng de actuar tan despectivamente con sus mayores.

"Permítales entrar", sin embargo, justo en este momento, la voz del Reverendo Izquierdo sonó desde el salón del palacio.

Oyendo esa voz, el otro anciano no titubeo e inmediatamente abrió la puerta del palacio para que Chu Feng y los demás pudieran entrar.

Viendo que, Chu Feng que estaba ansioso por ver Su Mei inmediatamente se apresuró a entrar. En cuanto a Miao Renlong y Sima Ying, ambos siguieron detrás de Chu Feng y entraron también.

De repente, el anciano bondadoso se volvió hacia el anciano con el rostro negro y preguntó: “¿Por qué entras también?” En ese momento, ese anciano con el rostro negro seguía a Chu Feng y a los demás.

"Tengo que ver exactamente qué clase de métodos ese muchacho podría tener", después de que el anciano con el rostro negro dijo esas palabras, siguió a Chu Feng y los otros dentro.

“Has vivido durante miles de años. Sin embargo, ¿todavía estás compitiendo contra un niño?” El anciano de buena naturaleza suspiró inútilmente. Después de eso, cerró la puerta y siguió levantando la guardia afuera.

Chu Feng y los demás siguieron adelante. Pronto, llegaron a la sala del palacio donde estaban Su Mei y el Reverendo Izquierdo.

Cuando Chu Feng entró en la sala del palacio y vio Su Mei, instantáneamente comenzó a fruncir el ceño y sintió un profundo sentimiento de dolor.

A pesar de que Su Mei todavía llevaba con esa capa negra que cubría su aspecto facial, cubriendo su expresión de dolor, Chu Feng fue capaz de imaginar la tez pálida de Su Mei y su expresión extenuante de dolor.

"Esto... ¿exactamente qué está pasando con la señorita Lil Mei?" Aunque Miao Renlong no sabía lo que le pasaba a Su Mei, fue capaz de decir que su situación era muy mala debido a la extenuante aparición del Reverendo Izquierdo.

“Lil Mei se siente mal. Usted también vio esto, ahora. Sin embargo, no se preocupe. Puedo arreglar esto.”

“Renlong, vuelve primero. Si la gente del Clan Imperial Dongfang se vuelve ansiosa, encuentre una excusa para retrasarlos. Si eso no funciona, entonces permítales hacer lo que quieran ", dijo el Reverendo Izquierdo.

"Sí, Milord", Miao Renlong no se atrevió a desobedecer las órdenes del Reverendo Izquierdo. Se volvió y se preparó para marcharse.

Sin embargo, en este momento, los ojos de Chu Feng estaban fijos en Su Mei mientras permanecía inmóvil con una expresión antinatural.

"Vámonos. ¿Qué sigues mirando? ¿Realmente pensaste que puedes ayudar? "El anciano con el rostro negro le dijo a Chu Feng. Su tono era de burla.

"Lord Reverendo, ¿puedes permitir que a este Junior intentarlo?" Chu Feng preguntó.

"¿Qué? ¿De verdad quieres intentarlo? "Al oír las palabras de Chu Feng, la boca del anciano con el rostro negro estaba abierta con sorpresa.

De hecho, no era sólo él. Incluso Miao Renlong y Sima Ying, que habían estado planeando irse, detuvieron sus pasos y miraron a Chu Feng con una mirada de sorpresa.

Login Form

CrewChat