buscar

Home

GOS: Capítulo 714 - Gran negocio

Traducido y Editado por Gasaraki

__________________________________________________________________

Capítulo 714 - Gran negocio 

Muchos guerreros estaban de pie en la cubierta principal del buque de vapor de bronce gigante. Allard y Bi Rou también estaban allí, yendo y viniendo casualmente.

Grandes rocas flotaban fuera del barco, brillando con un glorioso tono dorado. Extraña arena fina fluía de esas rocas doradas. Siguiendo el viento, granos de este tipo de arena dorada fina se dispersaron por todas partes.

A primera vista, Shi Yan sintió que flotaba en un fino mar de arena dorada. Esos finos granos dorados brillaban con un deslumbrante tono dorado flotando lentamente aquí y allá.

Desde una distancia mayor, estrellas fulgentes brillaban radiantemente como numerosos diamantes incrustados en el universo, dándole una sensación de calma y paz.

Shi Yan pudo ver a algunas personas paradas en las rocas doradas y golpeándolas.

Esas personas tenían reinos diferentes, pero el reino más bajo era el Reino Cielo. La mayoría de ellos tenían la base de cultivación del Reino Dios Verdadero. Además, Shi Yan vio a un experto en el Reino Dios Rey, que tenía una marca en forma de diamante en la frente. Parecía estar supervisando a los demás, ya que estaba gritando continuamente.

Observando por un momento, Shi Yan supo que este Área de Arena Dorada Derevida era otra área minera de la Liga del Inframundo. Esos guerreros con los reinos relativamente bajos eran los mineros, recolectando arena dorada  derivada para la Liga.

Esta área minera seguramente perteneció a Bi Tian, ​​uno de los comandantes generales de la Liga del Inframundo. Tan pronto como apareció Bi Rou, el guerrero del Reino Dios Rey vino y la saludó. Luego, él le informó algo, mostrándole un libro de registro.

Bi Rou lo comprobó por un momento, luego asintió y agitó su mano.

A continuación, ese experto en el Reino Dios Rey lanzó su voz como un trueno, pidiendo a los mineros que trajeran la arena dorada que habían recolectado. Trajeron la arena contenida en un túmulo cónico.

Los mineros empujaron las carretillas cónicas, que estaban llenas de arena dorada, hacia la cuarta cubierta del gran barco de vapor.

Pronto, Allard vio a Shi Yan. Frunció el ceño, caminando hacia él con un semblante triste. "¿Por qué estás aquí arriba?"

"Aquí es muy aburrido. Estoy aquí para tomar un poco de aire y ampliar mis conocimientos." Shi Yan tenía una cara indiferente, mirando deliberadamente de vez en cuando. "¿Afecta tu trabajo?"

Allard resopló, mirándole. Al ver que no hacía nada extraño, continuó, "Solo mira. No hagas nada. De lo contrario.. ¡Harrumph!"

Shi Yan actuó de forma natural. Él asintió con la cabeza, pero no respondió, solo mirando la arena dorada dereivada, pensando en cómo recogerla.

Después de que Bi Rou lo arregló todo, ella lo miró desde la distancia. Entonces, pareció que ella se interesó en él, caminando hacia él directamente. Cuando ella se paró firmemente frente a él, ella habló con una cara arrogante. "Dijiste que eres de un continente de baja ley. ¿Cómo se llama?"

"El Continente Gracia." Shi Yan contempló por un momento y luego respondió con sinceridad.

"¿El Continente Gracia?" Un destello escéptico brilló en las pupilas de Bi Rou. Buscando en su cabeza por un momento, ella negó con la cabeza, hablando débilmente. "Nunca escuché hablar de eso antes. ¿Cómo pudiste llegar al Mar Meteorolito?"

"Usando una formación de huesos hecha de los esqueletos de muchas bestias. Después de llegar aquí, la energía de esos huesos se había consumido por completo. Todos se convirtieron en cenizas y se dispersaron." La cara de Shi Yan era natural. No ocultó nada, porque también quería saber la ubicación del Continente Gracia, y esperaba poder regresar algún día para recoger a su familia y amigos.

"Tu dotación innata no es mala. Llegar al Segundo Cielo del Reino Dios Verdadero mientras eres el caldero medicinal. Ha demostrado tu competencia." Bi Rou levantó la cabeza, revelando su cuello blanco como la nieve mientras fruncía el ceño. "No es necesario culpar al cielo o la tierra. Todo el mundo que viene de los continentes de bajo nivel tiene que pasar por un entrenamiento extenuante. Muchas personas se convierten en esclavos, mineros o calderas medicinales no mucho después de llegar aquí. Si su fortuna no es buena, serán asesinados en breve. Si puedes ayudarme a producir más Pildoras Desarrollo Dios, me comprometo a no enviarte de vuelta a la Estrella Herbácea  Herbaria."

Shi Yan se burló en su corazón. Él no confiaba en la gente del espacio exterior. Sin embargo, sus palabras fueron diferentes. "Gracias. Yo, por supuesto, haré lo mejor que pueda."

"Sí, solo arregla las cosas para ti. Sé honesto, y no te maltrataré" Bi Rou asintió, "Si tienes la suerte, te presentaré para unirte a la Liga del Inframundo. En ese momento, lo harás. Deshazte de ser el caldero medicinal, y puedes pisar el Área de la Estrella de Fuego Furioso. "

Shi Yan sonrió pero no respondió.

Bi Rou no continuó este tema. Llamó a Allard y a los tres expertos del Reino Dios Rey en el barco de vapor para arreglar cosas para el próximo viaje.

Shi Yan miró todo cuidadosamente. Luego, cuando no se dieron cuenta, se arriesgó y regresó a la puerta de salida que conducía a la escalera, esperando allí. Un minero empujó el carretón cónico que pasaba a su lado. Al mirar la arena dorada derivada en el túmulo, un destello de luz centelleó en sus ojos.

La arena dorada derivada estaba contenida en la cuarta cubierta de la nave, justo encima de su cabina. Esa plataforma parecía ser un contenedor enorme para almacenar los minerales u otros productos minerales que habían estado recolectando en el camino. Luego, serían transportados a la estrella de la vida del padre de Bi Rou.

Descendió silenciosamente por la escalera, apoyándose contra la pared para dar paso a los mineros que empujaban la arena dorada a la cuarta cubierta. Tres guerreros del Reino Dios Rey estaban protegiendo la puerta de ese almacén. Sus agudos ojos se abrieron de par en par, escudriñando a todo el mundo para evitar que robaran la arena dorada derivada.

Shi Yan se quedó a un lado y observó por un tiempo. Tocó su frente y una llama se encendió en el altar del alma. Apareció la Llama Devoradora de Almas de las Nueve Serenidades, con su aura oculta mientras se ocultaba discretamente detrás de un túmulo.

En el altar de llamas cielo de Shi Yan, la Llama Devoradora de Almas de las Nueve Serenidades fue la más astuta. Era bueno para ocultarse sigilosamente, y sus ondas de energía únicas podían evitar que los otros lo detectaran.

En breve, la Llama Devoradora de Almas de las Nueve Serenidades volvio a él, aún ocultando su entidad, desapareciendo en su manga. Un puñado de arena dorada flotaba en su manga, y nadie detectó esta operación.

Su rostro todavía estaba en calma, subiendo por la escalera, ni lenta ni rápidamente, hacia la cubierta más baja de la nave. Los otros tres expertos en el Reino Dios Verdadero que custodiaban la cuarta cubierta lo miraron atentamente, pero no encontraron nada extraño. Una vez que Shi Yan desapareció en la escalera que conduce a la cubierta más baja, recuperaron su mirada escrutadora.

Shi Yan entró a su cabina  y cerró la puerta. Él no se apresuró a contactar al otro. Primero, escondió la mayor parte de la arena dorada derivada en su Anillo de Almacenamiento, dejando solo una pizca de arena en su palma.

La fina arena dorada murmuraba como agua. Esta arena tenía un fuerte poder erosivo, pero no apuntaba a la carne y la sangre. Nada extraño le pasó a su palma. Sin embargo, tan pronto como puso algunos granos en la esquina de la habitación, de repente emitió un humo gris, como si estuviera erosionado.

Shi Yan cambió su cara cuando descubrió que las características de esta arena eran bastante extrañas. Excepto por la carne y la sangre, todos los demás tipos de materia se erosionarían.

Shi Yan no sabía qué tipo de tesoros necesitaba fabricar arena dorada derivada. Reflexionó un momento y luego contactó al otro, enviando un mensaje. "Entiendo."

"¿Fuiste atrapado?"

"No."

"¡Bien! Cuando el barco se aleje nuevamente, deberás frotar la arena dorada derivada sobre la barrera en la puerta de mi cabina."

"¿Qué obtengo por eso?"

"Si puedo salir de aquí, puedes escapar de este barco, y ya no necesitas ser un caldero humano".

"No estoy apurado. No quiero irme por ahora. Aunque ese animal medicinal está tomando mi Qi de Sangre constantemente, no me afecta demasiado. No es la mejor oferta que me has dado. Debes pensar con cuidado para ver si hay algo que valga la pena arriesgar mi vida para ayudarte. Si te ayudo a ti y a los demás a resolverlo, me verás sumido en la miseria. Si los beneficios no son lo suficientemente grandes, no correré tantos riesgos. "

"¡Tú! ¿Por qué eres tan extraño? ¿Quieres ser un caldero humano? ¿No contaron cuántos calderos humanos han muerto en esta cubierta?"

"Por supuesto, lo sé. Bueno, ellos no soy yo. Morirán, pero no lo haré. De todos modos, si descubren que te ayudé, seguramente moriría entonces. Y cuando salgas de tu Camarote, ¿estás seguro de que puedes escapar de este barco? ¿Cuál es tu reino? No tengo ni idea sobre ti. No quiero entrar en tu trampa."

Después de la experiencia que obtuvo de Fergie, Shi Yan siempre puso la guardia contra todos. Él nunca escucharía a un solo lado, y nunca actuaría precipitadamente.

"¿Qué deseas?"

"¿Qué puedes ofrecerme?"

El otro guardó silencio por un momento. Shi Yan no se apresuró a enviar otro mensaje, dando el otro tiempo para considerar.

"Veo que estás interesado en las estrellas de la vida. Después de que hayamos terminado con esto, te daremos una estrella de vida de rango dos como pago. ¿Qué piensas?" El otro reflexionó durante un largo rato y luego le envió su pensamiento con el tiempo.

Los ojos de Shi Yan se iluminaron. "¿Tienes estrellas de la vida? ¿Cómo podrías tener estrellas de la vida?"

"¡Harrumph! Soy el Príncipe Du Feng de la Nación Firmamento Oscuro Divino. ¿Qué es extraño si mis estrellas de la vida son dadas por mi padre?"

"¿Príncipe? ¿Eres un príncipe? ¿Por qué eres capturado y encarcelado aquí?"

El otro se calmó.

Por la situación del Área de la Estrella de la Llama Furiosa, el otro le había dicho que Shi Yan sabía que la Nación Firmamento Oscuro Divino era como la Liga del Inframundo. Fue una fuerza extremadamente poderosa en esta área de estrellas.

La Nación Firmamento Oscuro Divino tenía muchas estrellas de la vida y estrellas minerales. Muchos expertos fuertes habían explotado al antiguo régimen real para mantenerse firmes en el área de la Área de la Estrella de Fuego Furioso. El Rey de la Nación Firmamento Oscuro Divino fue uno de los expertos más poderosos del Área de la Estrella de Fuego Furiodo ¡Él era extremadamente peligroso seguro!

La tentación de una estrella de la vida fue tremenda para Shi Yan. Si pudiera tener una estrella de la vida, podría traer a todos sus familiares y amigos aquí y resolver el problema más difícil de Continente Gracia: la escasez de energía.

Por lo tanto, reflexionó durante un tiempo y luego envió el mensaje de nuevo. "¿Como puedo creerte?"

"¿Cómo pudo Du Feng traicionar sus propias palabras?" El otro parecía enfurecido. "Es solo una estrella de vida de rango 2. ¿Crees que no puedo dártela? ¿Por qué tengo que engañarte?"

"Si cambias de opinión, no tendría nada que pudiera hacer... ¿Qué tal ... usas el nombre de tu antepasado para prometer? Aunque no es tan fuerte, es mejor que nada. Tengo que tomar grandes riesgos por ti. Deberías comprometerte a tranquilizar mi mente."

El otro se enfureció mucho. "No eres más que un caldero en el Reino Dios Verdadero. ¿Te atreves a obligarme a usar el nombre de mi antepasado para prometer?"

"Si no puedes hacer una promesa solemne, no tenemos nada que continuar. Puedes esperar allí. No tengo prisa."

"Bien, está bien, bastardo!" El otro calmó su rabia. Él resentidamente usó el nombre del antepasado de su Nación Firmamento Oscuro Divino para hacer un voto, diciendo que cuando pudiera escapar de este lugar, le daría a Shi Yan una estrella de vida de rango 2 como pago.

"Acuerdo." Shi Yan pensó por un momento. Después de que pudo confirmar que las palabras del otro no tenían nada de malo, le envió al otro su aprobación.

Login Form

CrewChat