buscar

Home

BPTH: Capítulo 26 - Una bestia de batalla devoradora de almas

Capítulo 26 - Una bestia de batalla devoradora de almas

"¿Quién ... quién habla?"

Cualquiera que haya escuchado accidentalmente una voz tan explosiva que surgió de la nada, se asustaría hasta la muerte, especialmente en esta cueva silenciosa y sin sonido. Qinghan no fue la excepción. Saltó del suelo, mirando a su alrededor con ojos hiper alerta, como si acabara de ver un fantasma.

"Mantén tu camisa puesta, Jefe. Soy yo, Pequeño Black! "

Cuando Qinghan estaba a punto de salir de la cueva para encontrar el origen de la voz, ese extraño sonido apareció de nuevo.

"Pequeño ... Pequeño Black?"

Inmediatamente, Qinghan se dio la vuelta con una expresión sospechosa, "Pequeño Black, ¿estás hablando conmigo?"

"¡Si jefe! Soy Pequeño Black. Finalmente puedo transmitir mi voz a través de mi alma."

Mirando a la gran cabeza de perro que asintió con la cabeza, Qinghan puso uno de sus dedos en su propia boca y se mordió, mientras trataba de asegurarse de que esto era realidad y no uno de sus muchos sueños absurdos.

“Ouch…”

Posteriormente, un aullido miserable se hizo eco en la espaciosa cueva ...

......

Diez minutos después, Qinghan captó la imagen general de lo que había sucedido.

Él realmente no estaba soñando y su bestia tampoco era un fantasma. En realidad, Pequeño Black heredó algún método secreto de sus antepasados, lo que le permitió transmitir su voz a Qinghan. Además, Qinghan y su bestia habían formado el Acuerdo del Alma, que había sentado una base para comprender la mente del otro.

"Pequeño Black, ya que has heredado algún método secreto, ¿tienes alguna idea del grado de bestia de batalla que eres? Realmente quiero saber ... "Qinghan miró a los ojos a Pequeño Black, ya que estaba extremadamente nervioso al escuchar el resultado. Reconoció que, dado que su bestia podía "hablar" como un ser humano, su clasificación debería ser muy alta.

"Wow, ¿es posible que en realidad seas una bestia de batalla de grado sagrado?" Añadió rápidamente Qinghan.

"Por lo que recuerdo, soy una bestia de batalla devoradora de almas. Pero realmente no tengo idea de a qué grado pertenezco. Bueno, una cosa de la que puedo asegurarte es que no soy peor que esa gran serpiente." Pequeño Black parpadeó, transmitiendo su voz sin abrir la boca.

"¿Bestia de batalla devoradora de almas? Hmm, me gusta este nombre. Suena genial ... Espera, ¿la gran serpiente? Ah, ¿te refieres al dragón verde? "Qinghan estaba loco de alegría. Si realmente era el dragón verde, entonces predijo que Pequeño Black podría ser realmente una bestia de grado sagrado. Si eso fuera cierto, entonces Qinghan sería el segundo miembro de la Familia Ye en poseer una bestia de batalla de grado sagrado. Pensando en esto, la excitación en su corazón aumentó.

"Supongamos que realmente eres una bestia de batalla de grado sagrado, entonces ¿qué tipo de técnicas únicas obtienes? Como ... ¿Volar, escupir fuego o matar instantáneamente a un enemigo? "Qinghan arrastró a Pequeño Black a una pequeña sesión de preguntas y respuestas.

"No. En este momento, solo puedo hacer algo de transfiguración, como la que has presenciado hace unos minutos. Ah, también, mi velocidad ha aumentado enormemente." Pequeño Black agitó la cabeza.

"¿Incrementado mucho? Quiero decir, ¿cuánto más rápido que antes?"

"¡Más del doble!"

"Oh, Dios ... Eso es una locura ..."

Anteriormente, a juzgar por la velocidad de Pequeño Black, podría ser equivalente a la de un cultivador en el primer nivel del Reino General. Ahora, si su velocidad se hubiera duplicado, entonces Pequeño Black básicamente sería tan poderoso como un cultivador en el Reino Mariscal.

"Mejoraste mucho. Entonces ... ¿Ya estás en el período de maduración? "Después de reflexionar, Qinghan preguntó con ojos ansiosos e inquisitivos. Si Pequeño Black había salido de su período débil, entonces Qinghan planeaba volver a casa inmediatamente. Echaba mucho de menos a su hermana, quien probablemente esperaba en el patio para su regreso.

"¡No! Aún no. Creo que ... tengo que comer cinco pedazos más de los cristales de magia verde que comí en este momento."

"¡Maldición! Estas no son batatas, que están disponibles en cualquier lugar. ¡Estos son cristales mágicos de quinto grado! Los anteriores en tu estómago fueron nuestros botines del cazador. ¡Oh, Dios, es imposible para mí matar bestias demoníacas de quinto grado! "Desalentada por el hecho de que Pequeño Black todavía estaba en su período débil, Qinghan se molestó un poco.

"Una vez que cambie mi forma con éxito, mi velocidad será similar a la de las bestias demoníacas de sexto grado. Por lo tanto, para mí, es un pedazo de torta matar a las bestias demoníacas de quinto grado." Pequeño Black se retorció el cuello con confianza.

"¿Oh?" Qinghan frunció el ceño una de sus cejas. De repente, se levantó y saludó a Pequeño Black, antes de que corriera a la entrada de la cueva.

"¿Que estas esperando? ¡Vamos a buscar algunas bestias demoníacas de quinto grado! "

......

En lo profundo del bosque, los árboles y las malezas estaban muy bien distribuidos.

En este momento, en un pequeño valle, estaba ocurriendo una lucha conmovedora.

Las dos partes de la pelea eran un "perro con nariz de león" del tamaño de un becerro y un rinoceronte unicornio del tamaño de un elefante.

El rinoceronte unicornio, una bestia demoníaca de quinto grado, medía cuatro metros de ancho y dos de alto. Era una bestia suave con una piel áspera y una gruesa capa de grasa, así como un cuerno afilado, similar al acero. Por lo general, era raro que esta bestia volara en una furia, siempre y cuando no se inmiscuyera en su propio territorio. Sin embargo, el "perro con nariz de león" había entrado en su territorio sin previo aviso, y lo saludó con una mirada desdeñosa. Ahora, el rinoceronte unicornio estaba completamente indignado, ya que había decidido darle una buena lección a este intruso. Frotando sus fuertes patas traseras en el suelo varias veces, y sobresaliendo su gigantesca cabeza, se abalanzó hacia el "perro con nariz de león".

En este momento, el "perro" se detuvo como una escultura. Entonces, el rinoceronte unicornio decidió aplastar instantáneamente a este perrito con su propio cuerpo.

Al ponerse en cuclillas un poco, Pequeño Black acumuló su poder y de repente brilló hasta el costado del rinoceronte unicornio. En cuestión de segundos, Pequeño Black había arrancado una capa de carne de la parte posterior del rinoceronte unicornio.

- Hiss ... -

El sonido era como el rasgado de una prenda. Para Pequeño Black, la piel rígida era como un trozo de papel. Pronto, la sangre salió de la herida en la espalda del rinoceronte unicornio.

"¡Grr, Grr!"

Ahora, el rinoceronte unicornio estaba completamente irritado, aceleró el paso y se lanzó directamente hacia Pequeño Black. En el proceso, bajó la cabeza, haciendo hincapié en su cuerno afilado.

Sin embargo, el intrépido Pequeño Black usó la misma táctica una y otra vez, mordiendo cada vez que el rinoceronte unicornio se acercaba. Más y más carne y piel fueron arrancadas del rinoceronte unicornio.

"Wow, ¿qué tan rápido es este Pequeño Black? Debería ser una bestia de grado sagrado. Hmm, este rinoceronte unicornio está a punto de morir ... Pero, todo lo que tengo ahora son tres cristales mágicos de quinto grado, oh, más este, deberían ser cuatro. Bueno, todavía no es suficiente. El Pequeño Black solo tiene una oportunidad de transfigurarse cada día, ya que todavía está en su período débil. Tendré que luchar aquí por otros dos días, antes ... ¡antes de que pueda irme a casa!"

Escondiéndose detrás de un gran árbol, Qinghan observó la lucha entre su bestia de batalla y el rinoceronte unicornio.

Según Pequeño Black, la duración del cuerpo transfigurado sería de solo dos horas. En otras palabras, cuando el tiempo expire, volverá a su aspecto original. Para ahorrar tiempo, habían entrado directamente en la región interior de la cordillera, donde las bestias demoníacas de quinto grado eran mucho más fáciles de encontrar. Sin embargo, solo eligieron a los que se quedaron solos, ya que no tomarían el riesgo de luchar contra un grupo de bestias demoníacas de quinto grado. Después de cada cosecha, regresaban a la cueva para descansar.

Hoy marcó su cuarto día de lucha con bestias demoníacas de quinto grado. Durante los últimos tres días, habían matado con éxito a un lobo sombrío, una cabra carnívora de cuatro cuernos y un león salvaje. Añadiendo el rinoceronte unicornio de hoy, obtuvieron cuatro piezas de cristales mágicos de quinto grado. El Pequeño Black pronto entraría en su período de maduración si mataba a otra bestia demoníaca de quinto grado.

"¡Jefe, listo!"

El rinoceronte unicornio finalmente colapsó, ya que aún temblaba y sangraba en el suelo.

- Whoosh -

Al evaluar la situación, Qinghan consideró que finalmente había salido revelarse. Corrió hacia el rinoceronte unicornio, antes de sacar su daga. Pronto, arrojó un cristal mágico verde a Pequeño Black. Luego, se volvió y arrancó el cuerno de la cabeza del rinoceronte unicornio. Sin embargo, sabía muy bien que todas las partes del rinoceronte unicornio eran materiales valiosos, era demasiado pesado para él para llevar todo. Por lo tanto, él solo tomó el cuerno, que creía que, una vez que regresara a la Ciudad Gris, podría conseguirle un buen precio. Quizás, digamos, docenas de monedas de cristal.

"¡Buen material! Es tan delicado como el precioso marfil. "Qinghan sostuvo el cuerno en sus manos por un momento, antes de ponerlo en su bolsa. Cuando estaba a punto de pelar parte de la piel del rinoceronte unicornio, descubrió que los ojos del Pequeño Black estaban llenos de horror, mientras que su pelo se había erizado como la cabeza de un león.

"Er ... ¿Qué está pasando?"

"Jefe, por favor, sube a mi espalda rápidamente. Estoy sintiendo una bestia demoníaca de alto rango que se nos está acercando. ¡Podría ser un sexto grado! "Pequeño Black instó a Qinghan.

"¿Una de sexto grado?" Todo su fino cabello se levantó con horror, mientras rápidamente saltaba sobre la espalda de Pequeño Black y agarraba su cuello. En un abrir y cerrar de ojos, huyeron.

De repente, un rugido ensordecedor rompió el silencio del bosque, que resonó en el aire.

Desde el lomo de Pequeño Black, Qinghan miró por encima del hombro y encontró a una bestia furiosa que corría en su dirección. La apariencia de esta bestia fue suficiente para ahuyentar a cualquier cobarde. Tenía escamas verdes y dientes blancos y brillantes. Su cola gigante barrió al azar contra el suelo. Incluso un enorme árbol antiguo cayó por la fuerza de su barrido. Más horriblemente, de la cabeza a la cola, había filas de grandes espinas negras ...

"Bestia demoníaca de sexto grado - ¡Dragón de Espina Gigante! Vamos, Pequeño Black, tenemos que correr más rápido, ¡o los dos estaremos condenados!"

__________________________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat