buscar

Home

BPTH: Capítulo 25 - ¡Hola, jefe!

 

Capítulo 25 - ¡Hola, jefe!

 

Fue temprano en la mañana; el ajetreo y el bullicio de Ciudad Salvaje lo convirtieron en un lugar tan animado. Ciudad Salvaje, aunque no era tan magnífica como Ciudad Gris, o tan encantadora como Ciudad Rosada, que estaba gobernada por la familia Yue, se jactaba de sus características únicas. Los cultivadores que caminaban por las calles eran todos valientes luchadores, cuya presencia producía una atmósfera un tanto fría y asesina en el aire.

 

La gente de Ciudad Salvaje era la que dormía temprano y se levantaba temprano. El gris del amanecer ya se acercaba, mientras que las nubes desde lejos se parecían mucho al color blanquecino del vientre de un pez. A este mismo comienzo del día, las calles ya estaban ocupadas con bandadas de visitantes y habitantes.

 

Hoy, había un grupo de invitados distinguidos que habían llegado a Ciudad Salvaje. Eran cinco hombres de mediana edad vestidos de blanco. Las expresiones de estas cinco personas fueron contundentemente tranquilas. Caminaron por las calles, mientras los transeúntes seguían abriéndoles paso.

 

"¡Son de la familia Xue!"

 

La placa colgada en los pechos de cada uno de los cinco hombres reveló su identidad. Obviamente, provenían de una de las cinco familias prominentes: la familia Xue.

 

La población de la prefectura de Marte representaba más de cuatro mil millones, incluidos los de las seis ciudades principales, quinientas ciudades pequeñas e innumerables ciudades y pueblos. Entre los cuatro mil millones de personas, los miembros de las cinco familias prominentes fueron los más respetados. Su reputación se ganó a través de numerosas batallas sangrientas a lo largo de la historia milenaria de la prefectura de Marte.

 

Hoy, incluso los cinco diáconos vestidos de blanco de bajo perfil de la Familia Xue fueron tratados con temor y respeto.

 

Los cinco hombres vestidos de blanco no se sorprendieron en lo más mínimo por las reacciones de los transeúntes, en realidad estaban bastante acostumbrados. Siguieron caminando a un ritmo rápido, con sus ojos mirando hacia adelante. Finalmente, se detuvieron en un hotel de tamaño mediano.

 

En el patio trasero de este hotel, los cinco hombres se sentaron alrededor de una mesa, cuando un anciano de cabello plateado se inclinó ante ellos.

 

"Su Majestad, respetados diáconos vestidos de blanco." El anciano los saludó sumisamente.

 

"Hola." Uno de los cinco hombres con ropa blanca respondió con un asentimiento informal, "Bien, Gerente Liu, somos los guardaespaldas secretos de nuestro joven señor. Puedes llamarme Xue Yi. Bien, inteligente como eres, apuesto a que ya has descubierto el propósito de nuestra visita."

 

Como gerente de inteligencia en la familia Xue, el estado del anciano Liu no era menor que el de los diáconos vestidos de blanco. Sin embargo, estas cinco personas trabajaron directamente bajo el liderazgo del joven señor Wuhen, quien muy probablemente se convertiría en el líder de la Familia Xue. Por lo tanto, el anciano Liu actuó de manera sumisa y humilde, incluso con un toque de adulación.

 

"Su Majestad, Xue Yi, comencé la investigación tan pronto como nuestro joven señor dio sus instrucciones. El objetivo, Ye Qinghan, estuvo en Ciudad Salvaje por un par de días. Desafortunadamente, cuando comenzamos la investigación, ya se había ido. "Respondió el anciano Liu con una sonrisa hipócrita.

 

"¿El se fue? ¿A dónde se ha ido? "Xue Yi frunció el ceño, ya que estaba bastante obviamente insatisfecho con esta respuesta.

 

"Se fue a las montañas, quiero decir, la famosa Cordillera Salvaje". Aunque el anciano Liu no estaba seguro de por qué el joven señor estaba interesado en Qinhan, a quien consideraba una basura, Liu creía que todavía había que saber razones detrás de la decisión del joven señor.

 

"En la cordillera? ¿Me estás tomando el pelo? Solo estaba en el primer nivel del Reino Élite, ¡qué atrevido es él! Supongo que ya está muerto ... "Xue Yi lanzó una mirada severa al anciano Liu, mostrando su decepción. Si Qinghan estaba muerto, ¿por qué se molestaron en venir hasta Ciudad Salvaje?

 

"No, él no está muerto. Nuestro objetivo ha sido volver a la ciudad para reponer sus cosas. En este momento, él está en la periferia de la cordillera. He plantado un gusano oculto en su cuerpo, para que podamos seguir su paradero. " El anciano Liu explicó rápidamente.

 

Cuando Qinghan regresó por primera vez a Ciudad Salvaje, el anciano Liu lo había seguido y había soltado algunos gusanos ocultos, que eran delgados como un hilo de pelo. Estos gusanos eran conocidos como rastreadores de bestias, ya que podían pegar al cabello o la piel del objetivo. El único inconveniente era que no tenían poder de ataque.

 

"¿Todavía está en la región periférica? ¡Oh, qué gracioso! ¿Esta basura todavía está vivo, Buzz? "Sombras oscuras de dudas acechaban en la cabeza de Xue Yi. Incluso sospechó que tal vez Qinghan tenía una carta de triunfo oculta, o tal vez se había encontrado con algún poderoso cultivador para ayudarlo. Aún así, Xue Yi no podía entender por qué un cultivador de bajo rango podía sobrevivir en la cordillera durante tanto tiempo.

 

A sabiendas, la Cordillera Salvaje se dividió, desde el más exterior al centro interno, como la región periférica, la región exterior, la región interior y la región central. En cuanto a la región de la periferia, si el cultivador estuviera lo suficientemente alerta, incluso si estuviera en el Reino  Élite, podría sobrevivir. Sin embargo, en cuanto a la región exterior, estaba plagada de bestias demoníacas de tercer grado e incluso varias de cuarto o quinto grado, era imposible que un cultivador en el Reino Élite sobreviviera solo en esta parte del mundo. cordillera. Además, esos cazadores crueles y engañosos que frecuentaban estas áreas agregarían combustible a las llamas.

 

"Cuanto antes mejor. Escucha, gerente Liu, trae al miembro de la familia del objetivo aquí. Mientras tanto, vamos a atraparlo en la cordillera." instruyó Xue Yi.

 

Como cultivador en el segundo nivel del Reino General, Xue Yi estaba completamente seguro de tratar con Qinghan, que estaba a varios reinos por debajo de él. Además, los otros cuatro hombres estaban todos en el tercer nivel del Reino Comandante.

 

Poco después, regresó el gerente Liu, mientras era seguido por un adolescente aturdido. Xue Yi agitó sus manos en dirección al adolescente, como una señal de saludo. Los cinco hombres vestidos de blanco, junto con el adolescente, salieron del patio y desaparecieron en la calle abarrotada.

 

……

 

En la región exterior de la Cordillera Salvaje.

 

Dentro de una cueva aislada, Qinghan se estaba cultivando en una posición achaparrada. Al mirar a través de la gruesa capa de paja que crecía alrededor de la parte abierta de la cueva, pudo ver que el cielo era azul celeste y la luz del sol era dorada.

 

"¡Hoo! El meridiano de la concepción es más grande que los anteriores que limpié, y la cantidad de material que contiene es excesivamente grande. En términos de tamaño, un meridiano principal es equivalente a tres pequeños meridianos. Parece que llevará al menos tres meses despejar los tres meridianos principales de mi cuerpo."

 

Desde que entró en el Reino Comandante, Qinghan no se comió de orgullo. De hecho, él había continuado diligentemente su cultivación. Ahora, quedaban tres meridianos principales sin aclarar, a saber, el meridiano de la concepción, el meridiano gobernador y el meridiano mágico. Pasó de cinco a seis días trabajando en esta tarea, mientras que solo un quinto del meridiano de la concepción fue aclarado. A este ritmo, si siguiera cultivándose durante tres meses consecutivos, tendría éxito.

 

“Jiji, Jiji!”

 

El sonido familiar devolvió la atención de Qinghan. Se dio vuelta, le sonrió a Pequeño Black, que estaba ocupado escarbando la bolsa blanca con su par de pequeñas garras. Dentro de la bolsa, había varios tipos de cristales mágicos, todos en diferentes tamaños y colores. Algunos eran cian, algunos eran negros y otros eran amarillos.

 

Al ver los coloridos cristales mágicos, los ojos de Pequeño Black se iluminaron de emoción. Inmediatamente, agarró un cristal mágico amarillo del tamaño de un huevo y estaba a punto de comérselo.

 

"Ah ... ¡Espera un segundo! Pequeño Black, detente! Este es un cristal mágico de cuarto grado, ¡que no puedes digerir todavía! Deberías ser selectivo en comer tu comida, o tendrás problemas con tu salud." Qinghan le arrebató el cristal mágico amarillo, antes de que Pequeño Black pudiera arrojárselo a la boca.

 

El cristal mágico de cuarto grado valía miles de monedas de cristal, lo que podría ayudarlo a comprar grandes cantidades de cristales mágicos de primer grado. Para los civiles normales, un cristal mágico de cuarto grado era suficiente para pagar sus gastos de manutención durante todo un año.

 

Sin embargo, la razón por la que Qinghan había impedido que Pequeño Black se comiera el cristal mágico no era por el precio del cristal mágico, sino más bien porque recordaba lo que el anciano Tianxing les había dicho en la Escuela de Bestias de Batalla. En su período débil, a una bestia de batalla solo se le permitió comer cristales mágicos de primer grado. Este consejo fue tomado de la experiencia de los antepasados ​​de la Familia Ye.

 

Sin embargo, Qinghan no sabía, que mientras se estaba cultivando, el travieso Pequeño Black había recogido en secreto el cristal mágico de la bolsa blanca que le había quitado al cazador.

 

“Jiji, Jiji!”

 

el Pequeño Black saltó sobre la mano de Qinghan, lamiendo su palma. Pronto, saltó y se abalanzó hacia la bolsa blanca de nuevo. Cogió otro cristal mágico amarillo y se lo tragó.

 

“Que?...”

 

Al principio, Qinghan estaba preocupado por Pequeño Black ya que había comido un cristal mágico de cuarto grado. Sin embargo, después de pensarlo, supuso que Pequeño Black probablemente saldría pronto de su período débil. Durante estos días, Qinghan descubrió que Pequeño Black dormía cada vez menos. Además, ya había mostrado algunos rasgos inusuales, como sus dientes de hierro y su velocidad aterradora. Ninguna otra bestia de batalla en su período débil tendría la misma habilidad.

 

Una pieza, dos piezas ... Cinco piezas, seis piezas.

 

En realidad, Pequeño Black se comportó un poco raro hoy. Solo eligió cristales mágicos de cuarto grado. En unos minutos, Pequeño Black comió seis cristales mágicos de cuarto grado. Parecía que Pequeño Black aún no estaba satisfecho, ya que rápidamente tomó un cristal mágico de quinto grado.

 

"Detente ... ¡Basta! ¡Pequeño bastardo, este es un cristal mágico de quinto grado!"

 

El cristal mágico de quinto grado era el elemento más valorado en la bolsa del cazador. ¡Era equivalente a diez mil monedas de cristal!

 

Sin embargo, antes de que Qinghan pudiera hacer algo, Pequeño Black ya se lo había tragado, sin siquiera masticarlo. Ahora, Pequeño Black cuidadosamente lamió las comisuras de su boca. Curiosamente, ahora fue atrapado por un ramalazo de hipo. Molesto por la desobediencia de Pequeño Black, Qinghan estiró sus manos, listo para pegarle.

 

Sin embargo, en el momento en que extendió las manos, quedó estupefacto ante lo que apareció frente a él.

 

“Jiji…”

 

Pequeño Black se puso en pie, levantando la cabeza triunfalmente. Sorprendentemente, un resplandor dorado envolvió el cuerpo de Pequeño Black.  Era como un león inmortal del cielo, que miraba con arrogancia a lo lejos.

 

Posteriormente, Pequeño Black tembló violentamente, mientras su piel se hinchaba y se encogía a intervalos. Poco a poco, el tamaño de Pequeño Black creció hasta convertirse en un bebé, ¡pero no mostró signos de parar aún!

 

“Oh… Dios… Mio…”

 

Qinghan amplió sus ojos y su boca, mientras estaba completamente conmocionado por el evento increíble que estaba sucediendo justo en frente de él.

 

"¡¿Que esta pasando?! ¿Es Pequeño  Black Sun Wukong [1], que puede cambiarse a sí mismo en 72 formas diferentes?

 

Eventualmente, este loco cambio se detuvo. Ahora, "Pequeño" Black medía aproximadamente un metro de alto. Mirando a la pequeña bestia gigante frente a él, Qinghan respondió con una expresión desconcertada, ya que esto estaba más allá de su conocimiento.

 

El negrito del tamaño de la pantorrilla agitó sus caderas hilarantemente, caminando hacia adelante y hacia atrás. Después de un momento, con un leve rastro de sonrisa en sus ojos negros, Pequeño Black llegó ante Qinghan, revelando dos líneas de dientes blancos.

 

Qinghan estaba casi asustado, tonto. De repente, un sonido extraño estaba retumbando en el aire.

 

"¡Hola jefe!"

 

…...

 

[1] Sun Wukong: también conocido como el Rey Mono, fue un personaje principal en la novela clásica china, "Viaje al Oeste."

__________________________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat