buscar

Home

PMG: Capítulo 1338 - Destrucción de jóvenes nobles

Capítulo 1338 - Destrucción de jóvenes nobles

Los ataques de Lin Feng habían destruido su determinación y restringido su fuerza. Estaban empezando a volverse locos.

Una vez que todos liberaron sus espíritus al mismo tiempo, Lin Feng desapareció y reapareció por encima de ellos.

"Boom boom boom ..." las energías se estrellaron donde Lin Feng estaba parado un momento antes.

"¡Muere!" Lin Feng todavía estaba sosteniendo su cetro mientras gritaba furiosamente. La gente levantó la cabeza y miró a los ojos negros como el rayo de Lin Feng. La multitud vio aparecer una silueta demoníaca que parecía particularmente orgullosa y malvada. Las energías de los nueve inframundos llenaron el territorio.

"¡Nueve mundos inframundos, vida demoníaca!"

Lin Feng comenzó a cantar la canción de los nueve inframundos mientras todos lo miraban a los ojos. Todo el mundo estaba lleno de hilos de intención demoníaca, perdiendo el control y convirtiéndose en demonios.

"En este mundo, soy tu maestro y tú eres mi esclavo" Dijo Lin Feng. Esas personas estaban temblando incontrolablemente.

"¡No, nadie puede controlarme!", Dijo un cultivador del quinto reimo Zun Qi, tratando de recuperar el control de sí mismo.

"¡Mátalo!", Dijo Lin Feng.

"¡Muere, muere, muere!" Los cultivadores del tercer reino Zun Qi y bajo todos se arrojaron al cultivador del quinto reino Zun Qi, incapaces de controlarse

"¡Mueran, todos ustedes!" Gritó el cultivador del quinto reino Zun Qi. Tenía nivel seis de hielo y nieve de energías abstrusas, congelando fácilmente a todas esas personas.

"¡Slash, slash, slash!", Lanzas hechas de hielo perforaron sus cuerpos y los mataron al instante.

El sexto príncipe estaba horrorizado, no había pensado que Lin Feng llegaría tan lejos. ¿Realmente Lin Feng se abrió paso al reino Zun Qi?

"¡Yi Ren Lei, qué agradable sorpresa!", Dijo el sexto príncipe. Yi Ren Lei sonreía mientras veía la batalla de Lin Feng.

"¡Mi amor, has recibido un conocimiento increíble del Emperador Demonio del Inframundo!", Pensó Yi Ren Lei. De vuelta en Xue Yue, Yi Ren Lei sabía que Lin Feng había recibido algunos conocimientos del Emperador Demonio del inframundo cuando él y el Qiong Qi hablaron con el emperador demonio.

Lin Feng observó al cultivador del quinto reino Zun Qi matando a los cultivadores que había poseído. Como ese cultivador tenía energías abstrusas de nivel seis, Lin Feng necesitaba matarlo lo más rápido posible.

"¡Maldición del Alma!" El cetro de Lin Feng cruzó el cielo y se convirtió en un árbol gigantesco que oprimía el universo.

"¡Congelación!" Gritó ese cultivador, liberando su fuerza de sangre.

"¡Maldición!", Gritó Lin Feng. El hielo se rompió y una torre demoníaca cayó del cielo. Era un arma sagrada, la torre dorada que Qi Jiao Jiao fue encarcelada.

"¡Ya usé el territorio de Deva-Mara como Lin Feng, así que no puedo usarlo ahora!", Pensó Lin Feng. Cuando luchó contra Xue Baguio, había usado el territorio de Deva-Mara. A pesar de que estaba en Jiu You, tuvo que evitar usarlo en caso de que alguien hubiera visto su pelea fuera de la iudad Fortuna.

Además, ese gran cultivador era más inteligente que el resto, no miraba a los ojos de Lin Feng. Sin la intención de un demonio, Lin Feng no tenía la ventaja.

"¡La maldición de la conciencia!", Gritó Lin Feng. Aquellos que no fueron afectados por su canción demoníaca podrían verse afectados si atacaran su conciencia.

"¡Muere!" La torre demoníaca creció hasta el tamaño de un palacio mientras descendía del cielo. Se produjeron horribles chillidos y muchas personas murieron de inmediato.

Los pocos que todavía estaban vivos estaban rodeados de energías demoníacas y estaban luchando. No pudieron deshacerse del agua de los nueve inframundos y la intención demoniaca, se pegó a su piel como pegamento.

"¡Maldición!", Dijo Lin Feng. Tampoco podían deshacerse de sus maldiciones energéticas. A pesar de que solo habían luchado durante un corto tiempo, pensaron que habían estado luchando durante días.

Las energías demoniacas corroyeron su determinación de nuevo, dos personas levantaron la cabeza y miraron a los ojos negros como la brea de Lin Feng nuevamente.

"¡Soy tu maestro, eres mis esclavos, sírveme o muere!", El agua de los nueve inframundos emergió de nuevo y destruyó su determinación restante. Ellos se sometieron y asintieron.

"¡Muere!" Gritaron los dos cultivadores Zun, atacando inmediatamente a los otros cultivadores que los rodeaban. Apareció un abanico de plumas y lastimó a algunas personas.

"¡Eres realmente terrorífico!", Dijo Lin Feng.

"Has perdido tu determinación, así que ahora puedo matarte fácilmente." Dijo Lin Feng.

"¡No!", Gritó uno de los pocos que quedaban. Levantó la cabeza y miró a los ojos negros como el rayo de Lin Feng ...

"¡Lacerar!" Dijo otro, sin mirar a Lin Feng. Un abanico de plumas se movió hacia Lin Feng con energía abstrusa de nivel seis.

"¡Mátalo!" Gritó Lin Feng furiosamente. Algunas personas se movieron hacia el atacante, haciéndolo entrar en pánico, ya que inmediatamente recordó a su admirador.

"Boom boom!" Dos tipos de fuerza colisionaron y Lin Feng sonrió.

"¡Muere!" De repente desapareció y reapareció frente a ese cultivador. No tenía tiempo para bloquear el ataque de Lin Feng ahora. El puño demoníaco de Lin Feng lo golpeó en la cara, explotando su cabeza y matándolo instantáneamente.

El último miró a Lin Feng y sacudió, "No, por favor ..."

"¡Muere!", Dijo Lin Feng, golpeando el aire en su dirección de nuevo. Esa persona explotó también y Lin Feng fue el último restante.

Yi Ren Lei no parecía preocupada en absoluto, en cambio su sonrisa se hacía cada vez más grande.

¡Ella no esperaba que pudiera matarlos a todos!

____________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat