buscar

Home

RW: Capítulo 76 - Montaña Santa (2)

Capítulo 76 - Montaña Santa (2)

 

“Hermanas, ¡Es la Montaña Santa! ¡La hemos encontrado!”

 

Cara gritó y mostró a todo el mundo su felicidad. Muchas brujas se quedaron sacudidas de pie en sus lugares por el espectáculo enfrente de ellas. Sin embargo, había otras quienes saltaron en los alrededores gritando de alegría.

 

Scarlett, sin embargo, frunció el ceño después de mirar la ciudad y murmuró: “¿Esta es realmente la Montaña Santa?”

 

Foliis, al oír esto, se inclinó hacia Scarlett y le susurró, “¿Por qué piensas esto? ¿Hay algo mal?” En el fondo tenía la misma pregunta. Después de todo, esta ciudad en el cielo no se veía como la que describe el Libro Santo, donde estaba escrito que era dorada, esplendida y majestuosa. Esta ciudad con sus torres también se veía espectacular, pero sus construcciones eran de un negro grisáceo, y se veía sombría incluso durante el día. Además, tenía una niebla roja por encima de la ciudad, similar a una niebla de sangre.

 

“Parecía que había algo… Se metió en uno de esos agujeros,” Scarlett volvió a hablar con una voz seca, “No pude verlo con claridad, pero definitivamente no se parecía a los dioses…”

 

Foliis pudo sentir como todos sus pelos empezaban a erizarse. Dentro de la Asociación de Cooperación de brujas, Scarlett tenía los mejores ojos y podía ver claramente a esta distancia. Por lo que escucharla decir eso le dio una sensación de inquietud. Por desgracia, Fulmina también se había marchado con Ruiseñor (Nightingale). Si no, probablemente podría a verse acercado y dar un vistazo a la ciudad.

 

“¡Hermanas! La montaña santa está esperando que la reclamemos,” Cara levantó las manos y gritó eufóricamente “Con un poco más de esfuerzo, ¡Pronto encontraremos la eternidad!’

 

Entonces, inmediatamente instó a Lapis a llevarla más lejos. Foliis no quería moverse hacia adelante, pero al final, todavía dio el primer paso. Recordó lo que pasó hace dos semanas cuando alguien no estuviera de acuerdo con Cara. ¡Me temo que en este punto, ya no hay nada que sea capaz de detenerla!

 

Su velocidad de marcha incrementó en un ritmo constante. Después de dejar el pie de la montaña, la nieve se había ido reduciendo de forma inesperada y la temperatura circundante también había ido en aumento. Estas son legendarias tierras prohibidas, la tierra en la cual ningún ser humano ha puesto su pie antes. Sin embargo, Foliis en este momento podía ver las huellas estampadas en esta tierra desolada. Si Fulmina estuviera aquí y mirara esto, estaría muy feliz, ¿Verdad?

 

Cuando giro para mirar atrás y vio a las altas montañas, no creía que pudieran ser capaces de atravesar esa barrera. Foliis (Leaves) supuso que era a causa de la Montaña infranqueable que las bestias demoníacas no pudieran inundar el interior del país. ¿Son sólo capaces de atacar desde el norte porque por ahí es donde pueden pasar las montañas?

 

No importa qué, si realmente encontramos la montaña sagrada y no necesitamos estar a la deriva por más tiempo de un lugar a otro, entonces también me daré por satisfecha… Foliis pensaba mientras suspiraba suavemente. Para ser sincera, cuando Ruiseñor regresó al campamento y les conto acerca de cómo vivía y el futuro en Ciudad Fronteriza, Foliis estaba encantada. Cuando Ruiseñor le preguntó Wendy y a las demás si querían irse con ella, no podía dejar de querer salir a gritos su nombre. Pero al final, no pudo ser capaz de cruzar el umbral en su corazón y dejar atrás la sombra de su pasado.

 

Foliis negó con la cabeza, no podía permitirse pensar en el pasado, tenía que centrarse en mantener el ritmo de las demás, para no quedarse atrás en esta tierra desolada.

 

Pronto descubrieron algo extraño, independientemente de su velocidad, la ciudad parecía retirarse tan rápido como se movían hacia adelante.

 

Después de una hora de marcha, “La Montaña Santa” se encontraba todavía suspendida en las nubes, ni creciendo ni encogiéndose, parecía como si… no se hubieran acercado ni un poco…

 

“Respetada Mentora, por favor de un descanso, nuestras hermanas están cansadas”, Dijo Lapis. Durante este período de marcha, Varias personas tuvieron que llevar a Cara intercambiándola un par de veces entre ellas, pero claramente la soportó su peso durante más tiempo fue ella. (Lapis (Stone))

 

“¡No! ¿Cómo podemos parar ahora!” Cara rechazó la sugerencia de Lapis sin pensarlo, “Esta es una prueba dada por nuestros dioses, hermanas, si no les mostramos nuestra fuerza de voluntad, ¡Nunca seremos capaces de llegar a la Montaña Santa! ¡No podemos parar! ¡Debemos seguir hasta llegar a las puertas para poder entrar en la Montaña Santa en frente de nosotros!”

 

Al ver que su persuasión había fracasado, no podía hacer nada más que seguir adelante.

 

En ninguna circunstancia se les permitió detenerse, incluso durante dos oleadas de bestias demoníacas tenían que ir hacia adelante. Durante la segunda oleada, incluso se encontraron dos bestias mixtas, en los cuales los grilletes de Foliis no funcionaron y sin ellos fueron incapaces de detener el asalto de los monstruos. Una hermana fue sorprendida con la guardia baja y tuvo que pagar el precio por el exceso de confianza del grupo. Su cuello fue cortado debido a las garras y su sangre se derramó por el suelo.

 

Cuando finalmente fueron capaces de matar a todas las bestias demoníacas, descubrieron que el cielo se estaba oscureciendo gradualmente. Al parecer la noche llegaría pronto. La ciudad delante de ellos todavía seguía siendo visible, pero su contorno se volvía cada vez más borroso con el tiempo, como si estuviera desapareciendo gradualmente.

 

De acuerdo con sus experiencias pasadas, tenían que encontrar un campamento adecuado y construir su campamento, pero en estas tierras desoladas, el entorno era completamente diferente en comparación con las montañas. Al mirar alrededor, todo lo que podía ver eran planas llanuras infestadas de bestias demoníacas. No había un solo lugar seguro donde pudieran descansar durante la noche.

 

“Respetada Mentora, ¡Tenemos que retirarnos al pie de las montañas! Deja que Scarlett nos guie con sus ojos rojos, para que podamos ser capaces de llegar a las montañas antes de la medianoche.” Suplico una bruja.

 

“¡No!” Gritó Cara, “Hemos pasado toda la tarde caminando casi sin pausas sólo para llegar a este lugar. Ahora, cuando ya hemos consumido más de la mitad de nuestra resistencia, y ya no podemos mantener la misma velocidad, pensamos en nuestro regreso. ¡Hermanas, sólo podemos seguir hacia adelante! Nosotras encontraremos la montaña sagrada, y ahí podremos establecernos para descansar.”

 

“Entonces, ¿Qué hacemos con Xérès?”, Preguntó una bruja mientras señalaba al suelo, donde Xérès estaba acostada ya sin mostrar ningún signo vital.

 

“No tenemos tiempo para enterrarla,” Dijo Cara sacudiendo la cabeza, “Déjenla aquí, la tierra la acomodará a ella.”

 

Foliis  tristemente cerró los ojos, una vez más otra de mis hermanas se ha ido, si sólo fuera más poderosa, ella no tendría por qué morir en esta tierra desolada, sin una lápida para contar de su vida.

 

Al mismo tiempo cuando muchas hermanas no podían decidir si se debe avanzar o retroceder, Lapis exclamó: “¡Mira al cielo, la ciudad se ha ido!”

 

Al oír esto, Foliis abrió de inmediato los ojos y volteo para mirar al cielo nocturno escondido detrás de una pared de nubes grisáceas. La ciudad había desaparecido, como si nunca hubiese existido.

 

Todo el mundo parecía estar arraigado en sus lugares, seguido de un terrible silencio.

 

Durante todo el tiempo que el sol se había levantado, la ciudad nunca había desaparecido…

 

Foliis sintió una sensación horrible de repente era como si su cerebro fuera golpeado por un Fulmina; Recordó las historias contadas de los aventureros, de esos fantásticos paisajes vistos en el mar. Todo su cuerpo comenzó a estremecerse, y sólo pudo susurrar, “Hemos sido engañadas…” Pronto, ella gritó: “Hemos sido engañadas, no era la Montaña Santa; ¡Lo que vimos fue sólo un espejismo!”

 

“¿Espejismo?” Cara se volteó abruptamente, mirando un poco sombría y le preguntó con voz aterrorizada, “¿Qué es eso?”

 

“Es algo que Fulmina  a menudo mencionaba dentro de sus historias. Un fenómeno que encontraba durante sus viajes por mar, también en la tierra, sólo que mucho más raro. No hemos visto nada más que una ilusión; La Ciudad real todavía puede estar muy lejos de nosotras, ¡Incluso es posible que no se encuentra delante de nosotras! “

 

“¿Esto quiere decir que al menos existe y no solo desaparece?”, Preguntó a Cara con pocas esperanzas.

 

“Esto…” Foliis hizo una pausa para responder: “No sé.”

 

En este momento, Scarlett gritó de repente: “¡Cuidado! ¡Algo está llegando!” Con una mirada llena horror en su rostro, se quedó mirando hacia el lado izquierdo de su grupo.

 

“¿Es una bestia demoníaca?”, Preguntó Windseeker mientras tomaba su posición de combate, “¿Cuántos?”

 

“No…” respondió Scarlett y tomo unos cuantos pasos hacia atrás por el miedo, “No sé lo que es…”

 

Después de su voz cayera, una sombra apareció a lo lejos, y directamente golpeó a Scarlett con una velocidad como el rayo. Aunque Scarlett era capaz de ver claramente en la oscuridad, fue incapaz de esquivar debido a lo rápido que fue.

 

Casi en un abrir y cerrar de ojos, habían golpeado a Scarlett y atravesada directamente en su pecho, incluso llevándose otras brujas detrás de ella. Cuando finalmente se detuvo, varias brujas habían sido empaladas, y todas pudieron ver finalmente lo que era.

 

En realidad, era una lanza.

 

_______________________________________

Traducido por carlosdaniel1990

Login Form

CrewChat