buscar

Home

GOS: Capítulo 703 - Área minera en la tierra extranjera

Capítulo 703 - Área minera en la tierra extranjera

 

 

Este grupo de personas avanzó lentamente en la tormenta de energía. A diferencia de Shi Yan, que se estaba moviendo a gusto, Bao Ao, Jie Ji, Kante y el Jefe Cadaver estaban luchando en el centro de la tormenta energética. Tuvieron que usar más energía para lidiar con sus tremendos ataques.

 

Shi Yan estaba tranquilo, quedándose detrás del equipo de Bao Ao. A menudo comprobaba a Kante, el jefe cadáver y Zenith en la escritura del encanto escrito Yin.

 

Bajo su mirada escrutadora, Kante y Zenith estaban un poco tensos.

 

En la tormenta de energía, todos necesitaban consumir una gran cantidad de energía para proteger sus cuerpos. Sin embargo, Shi Yan no se vio afectado en absoluto. Si tuvieran que luchar aquí, recibirían una pérdida significativa. Tenían miedo de que Shi Yan les guardara rencor y podían emboscarlos en cualquier momento.

 

Estuvieron incómodos durante todo el camino, manteniéndose a una distancia segura de Shi Yan. Después de un tiempo, como pudieron ver que Shi Yan no se preocupaba por ellos, finalmente pudieron relajar sus tensos nervios.

 

Dentro de la tormenta de energía, todos tenían que gastar una cantidad significativa de energía. Eventualmente, cruzaron el área y aterrizaron en otro meteorolito.

 

Este meteorolito era casi idéntico al que se habían quedado antes. Hacía frío y oscuridad. No vieron energía viviente, y tuvieron que consumir su energía para resistir este ambiente hostil a cada segundo.

 

Después de que Shi Yan estabilizó su cuerpo, frunció el ceño al sentir. Luego dijo: "No hay nada aquí. Debemos continuar".

 

Luego, tomó la iniciativa y saltó a la fría oscuridad de nuevo.

 

El equipo de Bao Ao no dijo nada, siguiéndolo en la oscuridad.

 

Kante, jefe cadáver y Zenith sabían que este viaje no sería bueno. No tendrían camino de regreso, por lo que solo podían avanzar. Necesitaban ver si podían encontrar algo en el próximo meteorolito.

 

Siguieron a Shi Yan, consumiendo su energía para avanzar aún más en la oscuridad.

 

Después de cruzar más de diez meteorolitos, incluso su base de cultivo en su reino más alto no podría soportar más. Todos ellos habían gastado al menos la mitad de su energía.

 

Bo Ruo y Gu Da Si parecían incapaces de soportar más, sus caras palidecen. Aunque no dijeron nada, parecía que no podrían soportar por mucho más tiempo.

 

Bao Ao y Jie Ji fueron sombríos. Al mirar el interminable mar de meteorolitos que tenían delante, solo se sentían amargados.

 

Kante, jefe del cadáver y Zenith tampoco dijeron nada, mientras revisaban sus cuerpos a regañadientes.

 

En este momento, la desesperación se expandió gradualmente en sus corazones, ya que pensaron que nunca cruzarían este mar de meteorolitos para encontrar una salida.

 

 

 

"Siguan moviéndose. Quedarse aquí también consume nuestra energía. Aunque no sabemos lo que nos está esperando, no tenemos otra opción". Shi Yan reflexionó un momento y luego suspiró, yendo hacia adelante.

 

Sabían que no tenían otro camino. Ellos solo podrían continuar de esa manera. Todos saltaron a la tormenta de energía, dirigiéndose hacia el meteorolito más grande que vieron.

 

Al cruzar la tormenta de energía, tan pronto como Shi Yan aterrizó en el meteorolito, sus ojos se iluminaron. Él gritó, "¡Puedo sentir que alguien había estado aquí antes!"

 

Bao Ao y Jie Ji estaban detrás de él. Se sorprendieron al escuchar sus palabras.

 

Poco después aparecieron Bo Ruo, Gu Da Si, Kante, Zenith y el jefe cadáver. Se despertaron, mirando el meteorolito con una llama de esperanza en sus corazones.

 

El meteorolito en la que estaban parados era un poco más grande que la Isla Inmortal en el Mar Sin Fin. Había tantas madrigueras excavando en el núcleo del meteorolito. Grandes rocas fueron esparcidas en la entrada de esas madrigueras grandes. Era obvio que alguien había explotado esta área.

 

Todo el mundo se animó, liberando su Conciencia del Alma hacia esas cuevas para ver si podían encontrar algo vivo.

 

Sin embargo, se decepcionaron al no ver la fluctuación de energía de los seres vivos. Aunque alguien estuvo aquí antes, ya se habían ido. Como el equipo de Shi Yan no sabía su ubicación exacta, era más difícil encontrar una mejor solución.

 

"Voy a la cueva y lo compruebo." Reflexionó Shi Yan y luego decidió ser pionero. Voló a una cueva en frente de ellos.

 

Ingresó más profundamente en el meteorolito, viendo tantos giros y canales complicados. Al final del camino, encontró muchos puntos cóncavos en la pared del túnel. Parecía que alguien había quitado los cristales o algo de esas manchas cóncavas.

 

¡Debería ser algún tipo de mineral!

 

Observó por un tiempo y llegó a esa conclusión, luego regresó. Entró en otra cueva y encontró los mismos rastros de explotación agotada.

 

Shi Yan no se quedo allí. Regresó de las cuevas, parado junto a Bao Ao, mientras decía: "Este meteorolito debería tener un mineral extraño. Era una mina de minerales. Sin embargo, lo habían explotado todo. Por eso no encontramos a nadie aquí."

 

Cuando Bao Ao escuchó su conclusión, se sintió mejor. Él sonrió y se consoló a sí mismo. "Si encontramos rayas de seres vivos aquí, significa que estamos yendo por el camino correcto. Si pueden visitarnos aquí y salir de manera segura, nosotros también podemos hacerlo. Mientras podamos encontrar las huellas de personas que operan en el área, podemos confirmar que este lugar no es un lugar muerto que no tiene esperanza."

 

Todos estuvieron de acuerdo con él. Se sintieron mejor, ya que sentían que podían ver esperanza aquí.

 

"Muévete. Necesitamos continuar. Tal vez, encontremos las minas que todavía no se hayan vaciado. Quizás podamos encontrar a alguien allí" Sugirió Shi Yan.

 

Kante, Zenith y el Jefe Cadaver no rechazaron su opinión. Asintieron en silencio, sinceramente aprobando su sugerencia por primera vez.

 

Todos siguieron avanzando.

 

Luego cruzaron otros siete meteorolitos, de los cuales, tres tenían rastros de explotación.

 

Todo el mundo estaba animado, a pesar de que su energía estaba a punto de agotarse por completo. Siguieron avanzando.

 

Más tarde, alcanzaron una meteorolito gigante. Tan pronto como aterrizaron, todos se pusieron felices.

 

Inmediatamente percibieron la racha de seres vivos.

 

Se apresuraron a moverse al área donde detectaron el aura viviente. Luego, vieron muchas cuevas masivas conectadas al núcleo del meteorolito. La fluctuación viviente que habían sentido surgió de esas cuevas.

 

Podían detectar a los otros, y los otros parecían encontrarlos también. No mucho después de eso, surgió una explosión ensordecedora. Las bestias que parecían estar hechas de montones de rocas aparecieron desde las cuevas.

 

Este tipo de bestia tenía unos diez metros de largo, con forma de rombo y una cabeza puntiaguda. También tenían dientes aterradores como cuchillos.

 

Nunca habían visto este tipo de bestias en el Continente Gracia. Una tenue luz parpadeó en los ojos de las bestias, mientras difuminaban un aura masiva y miraban al grupo de Shi Yan.

 

Un grito surgió de las cuevas. No mucho después, siete personas salieron de la cueva. Eran los miembros del Clan Espiritu Oscuro, Clan Human y Clan Marca Fantasma. Esas personas tenían una marca excepcional en forma de diamante en la frente. Parecían pertenecer a la misma fuerza.

 

El líder era un miembro del Clan Espiritu Oscuro, cuyo movimiento de energía era formidable. La intensidad energética de su cuerpo era mucho más intimidante que cualquier experto que Shi Yan conoció.

 

Ese hombre llevaba una bata de oro oscuro, escondiendo sus manos en las mangas sueltas. Era un hombre viejo con el pelo blanco cubierto por el hombro. Sus fríos ojos miraron al equipo de Shi Yan justo cuando salieron de la cueva.

 

Bajo su mirada, todo el mundo estaba extremadamente intranquilo, como si una bestia gigante y feroz de la Antigüedad los estuviera mirando. Este sentimiento fue tan molesto.

 

"¡Reino Dios Rey!" Bao Ao murmuró, su rostro cambiando dramáticamente.

 

Shi Yan se estremeció. La luz divina brillaba en sus ojos cuando inmediatamente reunió energía, silenciosamente se mantuvo alarmado.

 

"¿De donde eres?" El líder del Clan Espiritu Oscuro miró fríamente al otro y dijo en voz baja. Sin embargo, se estaba imponiendo como un Dios mirando a sus criaturas, indiferente pero duro.

 

"Somos del Continente Gracia. Acabamos de llegar al Mar Meteorolito. Pero ahora estamos perdidos." Bao Ao dio un paso adelante y respondió al anciano con cuidado. "¿Dónde está este lugar? Me pregunto si podrías mostrarnos la forma de sobrevivir aquí."

 

"¿La forma de sobrevivir?" Ese hombre se rió entre dientes. Contempló por un momento y luego asintió con la cabeza, sus ojos meditabundos. "Hay una manera de sobrevivir. Sin embargo, tienes que ser obediente. De lo contrario, tu camino es muerte. ¿Entiendes?"

 

El equipo de Shi Yan se descoloró. Observaron discretamente a las otras seis personas. Todos estaban asustados.

 

Los otros seis miembros incluidos del Clan Espiritu Oscuro, el Clan Human y el Clan Marca Fantasma. Eran los guerreros en el Pico del Reino Dios Verdadero, y todos ellos tenían un aura peligrosa.

 

Solo el líder tenía el Reino Dios Rey. De todos modos, ese viejo hombre solo podría matar a todos los miembros del equipo de Shi Yan, y mucho menos a los otros seis. En esta batalla, no tenían ninguna esperanza de ganar.

 

"Maestro Anmou, esa escritura no está mal, jaja." Un joven del Clan Espiritu Oscuro se rió entre dientes. Un tatuaje mágico apareció en su rostro mientras admiraba las escrituras del Encanto Escrito Yin. Murmuró: "Maestro, has aceptado darme algo."

 

El líder del Clan Espiritu Oscuro se llamaba Anmou. Él solo sonrió, levantando la mano y agarrándose al vacío.

 

Un tremendo flujo de energía que podría hacer que se derrumbe una montañasalió furiosamente de su palma. La escritura del encanto escrito Yin fue tomada, cayendo en la mano de Anmou.

 

"Sal. No me hagas hacer eso." Anmou sostuvo la Escritura de encanto escrito Yin, hablando débilmente como si no tuviera emociones.

 

Una figura delgada y pálida surgió de la escritura del encanto escrito Yin. Era tan débil como un amento de sauce en el viento. El anciano se estremeció, sus ojos asustados.

 

Ese era el cuerpo de Zenith, siendo expuesto por primera vez. Parecía que no podía adaptarse al mundo exterior, ya que estaba moviendo sus extremidades extrañamente.

 

"Reino Dios Rey, no está mal. Eres un pez gordo. Desafortunadamente, tu energía ha sido drenada demasiado, y aún no has alcanzado el Cuerpo Dios. No hay mucha amenaza". Anmou contempló por un momento como si estuviera considerando si matar a Zenith o no. De todos modos, él no hizo nada. Después de que Zenith salió de la escritura, se la arrojó al joven del Clan Espíritu Oscuro. "Tómalo. Este juguete no es lo suficientemente bueno, pero sigue siendo bueno para ti."

 

El joven estaba animado por tomar la escritura. Lo sintió por un momento y luego la alegría llenó sus ojos. "Ah, tiene una herencia de bajo nivel, que nunca había visto antes. No está nada mal. Jaja, finalmente obtuve algo en este viaje."

 

Zenith se volvió ceniciento. Sus labios se convulsionaron, pero no se resistió.

 

Entendió que una vez que se resistiera, sería asesinado directamente.

 

Tanto el reino como los poderes de los demás eran más fuertes que los suyos. Incluso si pudiera restaurar su poder, nunca habría tenido la oportunidad de ganar, y mucho menos su estado actual.

 

 

Solo podía aceptar su destino.

___________________________________________
Editado Y traducido por Gasaraki 

Login Form

CrewChat