buscar

Home

PMG: Capítulo 1316 - Marcas Sagradas Oscuras

Capítulo 1316 - Marcas Sagradas Oscuras

La gente del Castillo Divino de Tian Long comprendió de repente lo que estaba pasando. Su plan no había funcionado como esperaban. Habían planeado que hubiera otros espías, no solo Wang Xiao.

"¡Hou Qing Lin!" Los cultivadores del Castillo Divino de Tian Long alzaron sus cabezas y notaron que Hou Qing Lin ya había alcanzado la cima del reino Zun Qi.

"¿Destruir? Ridículo. Incluso si encontraste una forma de protegerte, no significa que puedas destruirnos." Dijo un cultivador en la parte superior del reino Zun Qi del Castillo Divino de Tian Long. Parecía confiado y luego liberó el Qi bestial a su alrededor.

"¡Vete!", Dijo alguien. Los cultivadores fuertes de Tian Long miraron a Hou Qing Lin y volaron hacia él. Hou Qing Lin ya estaba liberando energías abstrusas de reencarnación, el valle estaba lleno de luces.

"¡Las energías de reencarnación son un poder aterrador y misterioso! ¿Qué deberíamos hacer? ", Pensaron los cultivadores del Castillo Divino de Tian Long. El líder gritó: "Destruye la montaña y avanza hacia el otro lado".

"¡Rompe, rompe!" Gritaron los fuertes cultivadores. Atacaron la cordillera furiosamente. Sin embargo, la cordillera comenzó a brillar. No era una cordillera montañosa, sino un hechizo gigantesco con marcas sagradas que aparecían en todas partes.

"¡Marcas Sagradas!"

Además, esas marcas sagradas eran de color negro.

"Ah ..." un horrible grito sonó cuando el brazo de alguien se quemó repentinamente después de tocar las marcas. Ese fuego aterrador voló por todo el brazo de la persona y su cuerpo entero comenzó a quemarse también.

"¡Detrás, todos retroceden!" Gritaron los enemigos furiosamente.

"Boom, boom, boom ..." las marcas sagradas oscuras silbaban, en un instante, la gente que estaba parada al lado de los acantilados comenzó a arder.

"¡Destruir!"

"En Tiantai, nadie puede lanzar tan poderosas marcas sagradas, ¡incluso Hou Qing Lin!", Pensó el líder del Castillo Divino de Tian Long. Levantó la cabeza y miró a su alrededor.

"En realidad planearon atraernos aquí. Por supuesto, sin esas espantosas marcas sagradas, habríamos ganado fácilmente, pero ahora, debido a esas marcas sagradas, ¡las cosas se ven terribles!" Pensó su líder, suspirando. Vio cómo su gente quemaba viva de las marcas sagradas, su corazón se crispó. Esas personas eran héroes dentro del Castillo Divino de Tian Long...

"¡Todos, regresen!" Gritó el cultivador en la parte superior del reino Zun Qi. Un cetro dragón apareció en su mano.

"¡Un arma imperial!"

Los miembros del clan Xuan Yuan y algunos otros se sintieron aliviados. No es de extrañar Tian Long estaba tan seguro. Habían enviado un centenar de héroes de Tian Long, junto con el Clan Xuan Yuan, el Clan Yang, otros clanes y el arma imperial: el Cetro Celestial Dragón.

"¡Ayúdenme a destruirlos!", Gritó un cultivador fuerte, mirando las marcas sagradas del fuego. Las marcas sagradas, junto con las energías de reencarnación de Hou Lin, los estaban atrapando en el valle.

"¡Muere!" Luces doradas aparecieron desde el interior del cetro y varios dragones aparecieron, enseñando sus colmillos y blandiendo sus garras. Cada dragón tenía millones de metros de largo y parecía aterrador. Además de eso, todos los cultivadores fuertes también se convirtieron en dragones.

"Boom boom boom!" Las energías de la reencarnación se sacudieron violentamente. Sin embargo, Hou Qing Lin todavía estaba en el cielo y su espada de reencarnación hizo las energías aún más aterradoras. El dragón en el frente cargó hacia las energías de la reencarnación, pero no pudo destruirlas.

"¡Ayúdame a atacar las energías de la reencarnación!" Gritó el líder del grupo. Luego se fusionó con los dragones y el Cetro Celestial Dragon también se convirtió en un dragón.

"Roar, roar, roar ..." Rugieron los dragones. El cultivador en la parte superior del reino Zun Qi ya no era humano, era un auténtico dragón. Las energías de la reencarnación temblaban violentamente bajo su ataque y, al mismo tiempo, otros cultivadores fuertes avanzaban.

"¡Energías de reencarnación, quiebre!" Gritó una voz furiosamente. Las grietas y explosiones sonaron cuando los cultivadores del Castillo Divino de Tian Long luchaban por romper las energías sobre ellos.

Si Hou Qing Lin llega al octavo reino Zun Qi, entonces eso sería realmente aterrador. Entonces se volvería tan fuerte como Mu Chen. Significaría que, aparte de los emperadores, no tendría enemigo.

Solo unas pocas personas eran así en Ba Huang.

"¡No podemos morir!" Tian Chi juntó sus palmas y lanzó algunas luces de Buda.

"¡Xuan Ting, Lin Xiao, ven aquí!" Ambos se movieron al cultivador en la parte superior del reino Zun Qi sin decir nada.

"¿Por qué no sabes sobre el hechizo de despliegue de las marcas sagradas?", Preguntó el cultivador en la parte superior del reino Zun Qi. Ambos negaron con la cabeza y dijeron: "Primero estuvimos juntos, luego Tian Chi, Lin Feng y Mo Qing Tian se fueron, entonces, Tian Chi nos envió aquí. ¡No sabíamos que ya había marcas sagradas en su lugar!

"La gente de Tian Chi no puede liberar esas marcas sagradas tan poderosas, ¡sin mencionar a Lin Feng o Mo Qing Tian!", Dijo ese cultivador. "¿Crees que tu ignorancia es una buena razón? ¡La gente murió por tu culpa!"

Xuan Ting y Lin Xiao estaban temblando, empapados de sudor. El cultivador en la parte superior del reino Zun Qi continuó, "Te enviamos a espiarlos y nos traicionaste, ¡eres inútil!"

Ambos cultivadores se sacudieron violentamente, trataron de huir, pero no fueron lo suficientemente fuertes como para escapar de su ataque. Las garras de dragón cayeron sobre ellos, "No ..."

"¡Kaboom!", Se escucharon sonidos metálicos y murieron.

"¡Eso es lo que esos espías se merecen!", Pensaron los cultivadores de Tiantai, sonriendo fríamente.

______________________________________________

Editado Y traducido por Gasaraki 

Login Form

CrewChat