buscar

Home

PMG: Capítulo 1302 - Tesoros del Emperador de Jade

Capítulo 1302 - Tesoros del Emperador de Jade

Lin Feng quedó cautivado después de retraer su conciencia divina.

"Esos hechizos deben haber sido los hechizos de la Emperatriz Xi, lo que significa que la escritura de una página debe haber pertenecido a la Emperatriz Xi. ¡Como el material que utilizó para fabricar las Escrituras de las Tres Vidas es el mismo que este, entonces significa que también pertenecieron a la Emperatriz Xi!" Pensó Lin Feng. Tal como lo había dicho Yan Di, la Emperatriz Xi también usó las Escrituras de las Tres Vidas.

Ahora, Yan Di estaba más interesado en el Loto Demoníacos de los Nueve inframundos que en las Escrituras de las Tres Vidas.

"Tal vez Yan Di quiera vengarse." Pensó Lin Feng. Había sido asesinado por alguien hace mucho tiempo, por lo que probablemente odiaba a esa persona más que a nada.

"Las Escrituras de las Diez Mil Cosas de la Creación también constituyeron un camino en sí mismas, pero no son adecuadas para mí. Tal vez le gusten a Yue Xin." Pensó Lin Feng sonriendo. Luego, él guardó las Escrituras.

Lin Feng sacó un corazón que se hizo más grande y se convirtió en un palacio. Era el palacio del Emperador de Jade.

Lin Feng se movió a través de la entrada del dragón y lo suficientemente rápido, sintió que mucha gente lo estaba mirando.

Habían estado esperando en la entrada por un largo tiempo, esperando poder escapar con un momento de anticipación.

"¡Lin Feng!" Dijeron varias voces al unísono, sonando como las voces del infierno. Todos se pusieron de pie y miraron a Lin Feng de forma bestial, como animales que querían comérselo vivo.

Lin Feng los miró con calma. Para él, muchas de esas personas eran en realidad extrañas. En aquel entonces, lo habían perseguido después de dejar el mundo misterioso porque querían robar sus tesoros. No tuvo más remedio que encarcelarlos allí.

Lin Feng caminó hacia adelante. Entre esas personas, había algunas que tenían la fuerza en la parte superior del reino Tian Qi y porque no habían podido practicar el cultivo correctamente en el palacio, ninguna de ellas había logrado penetrar en el reino Zun Qi.

"¡Muere!" Gritó una voz, y luego mucha gente se arrojó a Lin Feng, tratando de matarlo. Sin embargo, ¿podrían los cultivadores de nivel Tian de Gan Yu suponer una amenaza para Lin Feng?

Las garras doradas y el fuego se movieron hacia Lin Feng y de hecho lo golpearon. Sin embargo, la multitud pensó que estaban atacando una montaña, nada sucedió en absoluto.

"Kaboom!" Aterradoras, moradas, atronadoras energías se ciernen sobre sus cabezas y un rayo golpeó a aquellos que acababan de atacar a Lin Feng. Inmediatamente comenzaron a quemar vivo y luego se convirtieron en cenizas.

"¡Gulp!" Algunas personas tragaron, sus caras se pusieron pálidas. Lin Feng se había vuelto tan fuerte? ¡Nunca podrían abandonar ese palacio!

"¡Ya no hay esperanza!" Dijo alguien rompiendo el silencio. Y luego otro misterioso silencio se hizo cargo. Todos inconscientemente se hicieron a un lado, dejando pasar a Lin Feng.

Ese Lin Feng y este Lin Feng quienes los habían encarcelado antes eran dos personas diferentes.

"Practica la cultivación y tal vez te deje salir, pero solo si rompes el reino Zun Qi" Dijo Lin Feng con indiferencia. Era más fácil decirlo que hacerlo, pero no tenían otra opción, ¿qué más podían hacer?

Lin Feng continuó caminando hacia adelante. Poco tiempo después, Lin Feng llegó al otro lado, donde las habitaciones doradas estaban a su izquierda y derecha. Sus puertas estaban firmemente cerradas. Frente a él estaba la sala central, era la sala donde quedaba el cuerpo físico del Emperador de Jade.

El Emperador de Jade sabía que había ofendido al emperador demonio y que moriría algún día, por lo tanto, había sellado todas sus pertenencias en el pequeño mundo, para que nadie las encontrara. Pero, el emperador demonio había tallado cosas en el palacio del Emperador de Jade, por lo que el Emperador de Jade nunca descansaría en paz.

Lin Feng se detuvo y miró a su alrededor. Lanzó una Qi espada y una luz lo rodeó.

"¡Rompe!" Gritó Lin Feng, saltando hacia adelante. Se escucharon ruidos y se rompió una gran puerta en el palacio.

"Un cultivador Zun ordinario debería ser capaz de romper esa puerta. ¡Parece que el Emperador de Jade lo hizo a propósito, en caso de que sus descendientes no hubieran podido abrirlo! ", Pensó Lin Feng. Después de pensar en eso, él entró en esa habitación. Era una habitación con muchos libros. Caminó hacia algunos estantes de libros y miró los libros. Esas fueron habilidades y técnicas, hechizos para todo tipo de cultivadores. Esos hechizos serían geniales para cualquier cultivador que hubiera atravesado el reino Tian Qi, pero no para los cultivadores Zun.

"¡El Emperador de Jade dejó una gran herencia para sus descendientes!", Pensó Lin Feng sonriendo. Siguió caminando hacia la siguiente puerta, soltó el Qi espada y la rompió fácilmente. Esa habitación estaba llena de armas, pero no eran poderosas en absoluto, solo armas de nivel Tian.

Lin Feng salió de esa habitación y se fue a otra. Mientras más entraba, más difícil era romper las puertas, y mejor eran las cosas adentro. En la sala de al lado, encontró cristales intencionados, en el siguiente encontró cristales abstrusos, en el siguiente se encontraron comprimidos abstrusos, que tomó. Luego armas sagradas, luego mejores habilidades que eran adecuadas para los cultivadores Zun.

Lin Feng estaba un poco sorprendido. El Emperador de Jade había planeado las cosas cuidadosamente para sus descendientes. Con todos esos tesoros, Jade del Cielo no habría tenido problemas para convertirse en los gobernantes de Gan Yu.

"Ahora que tengo todos esos tesoros, ya no necesito preocuparme por la Secta Yun Hai. Si manejo bien las cosas, la secta Yun Hai reinará fácilmente sobre la región Xue Yu." Pensó Lin Feng sonriendo. Hasta el momento, no había encontrado nada adecuado para su cultivo, pero todavía tenía tres puertas para abrir.

"¡Boom!" Las explosiones sonaron cuando Lin Feng abrió la primera de las últimas tres puertas. Esa puerta requirió la fuerza del cuarto reino Zun Qi, a Lin Feng incluso le resultó difícil abrirla.

"¡Técnicas de Marcas Sagradas!" Lin Feng entró en el palacio y miró las marcas en las paredes.

"No puedo esperar para inspeccionarlas." Lin Feng sonrió y se volvió hacia las dos últimas puertas.

Incomparables armas sagradas, las armas imperiales del Emperador de Jade y las escrituras imperiales. Esas fueron probablemente las cosas que Lin Feng encontraría en esas habitaciones.

Pero esta vez Lin Feng no pudo abrir las puertas, incluso con sus ataques más fuertes. Lin Feng supuso que el Emperador de Jade había planeado que sus descendientes se fortalecieran, paso a paso, abriendo cada puerta con el tiempo.

"¿Debo llevar a Yan Di y pedirle ayuda?", Pensó Lin Feng. Pero, rápidamente abandonó la idea, el Emperador de Jade había creado ese mundo con una progresión gradual en mente, por lo que Lin Feng estaba dispuesto a respetar los deseos del Emperador de Jade. ¡Esperaría, se fortalecería y volvería a abrir las últimas dos puertas!

____________________________________________

Traducido y Edición por Gasaraki

Login Form

CrewChat