buscar

Home

RW: Capítulo 68 - Funeraria

Capítulo 68 - Funeraria

 

El funeral se llevó a cabo en una zona al sur de la Ciudad Fronteriza, en el borde de las tierras baldías.

 

Decirle terreno baldío no era exactamente correcto. Van’er no sabía cuándo, pero un día alguien construyo una pequeña valla de piedra alrededor de esta área. Desde entonces, nadie mostró ningún interés en el pedazo de tierra. El muro estaba cubierto de nieve gruesa y cuando se observa desde lejos, parecía estar bajo una capa de plata. A pesar de que el muro no era alto, era fácil pasar por encima de él. Siempre que Van’er mirara este muro, no podía evitar pensar en la muralla de la ciudad, ya que ambos tenían el mismo color y forma.

 

Hasta ahora, sólo había escuchado de la propia boca de los comerciantes que viajan acerca de esta ceremonia. Cuando un miembro importante de la aristocracia o de la familia real muriera, la familia del difunto iría junto al cementerio. Tocarían un poco de música triste, y allí todo el mundo lloraría al difunto hasta que el ataúd finalmente fuera enterrado bajo tierra. Cuanto mayor fuera el estatus del noble difunto, mayor sería el coste del funeral.

 

Incluso después de su muerte, todavía reciben un mejor tratamiento que nosotros los plebeyos, pensaba Van’er con envidia. Se preguntó: ¿Qué pasará con mi cuerpo después de mi muerte? ¿Cavaran solamente un hoyo en el borde del bosque y me lanzaran en él? Además, nadie sabe cuándo terminaran los meses de los demonios, por lo que no habrá ninguna garantía de que ninguna bestia demoníaca vendrá y desenterrara mi cuerpo para comerlo.

 

Para la gente de Ciudad Fronteriza, la muerte no era algo desconocido. En particular, cada invierno, cuando se eran obligados a vivir en Fortaleza Longum Carmen como refugiados y vivían en chozas, muchos de ellos murieron de hambre y frío o murieron de enfermedades y heridas. Eso ya era algo normal. Nadie tenía tiempo y poder para llorar por los fallecidos, la cuestión de dónde poder conseguir la siguiente pieza de pan para comer era mucho más importante.

 

Pero hoy en día, ¡Su Alteza realmente quería realizar un funeral para un soldado!

 

Escucho que por desgracia cayó durante la búsqueda de la especie mixta, su cabeza fue arrancada de una mordida junto con la mitad de su cuerpo.

 

Van’er conocía a este tipo de desafortunado, podría ser considerado como una de las caras conocidas del viejo distrito. Nadie conocía su verdadero nombre, todo el mundo lo llamaba Ali. Van’er sabía que Ali dejó una esposa y dos hijos; El mayor tenía alrededor de seis años y el más joven acababa de aprender a caminar.

 

En circunstancias normales, la familia estaría terminada ahora. La viuda todavía podría encontrar un nuevo hombre con quien vivir, ¿Pero qué hombre se atrevería a tomar también a los dos hijastros? Debido a esto, muchos niños fueron arrojados a la calle para dejar que ellos buscaran una manera de valerse por sí mismos. La mayoría de estos niños se desnudaría y luego iría a un bar para atraer clientes y vender su carne para al final morir a causa de enfermedades extrañas.

 

Pero Su Alteza realmente parecía dispuesto a honrar la promesa que menciono durante el reclutamiento de la milicia. Cuando un soldado caiga durante la guerra, su familia no sólo conseguiría su pago completo, sino también una compensación adicional. ¿Como lo había llamado su Alteza? Van’er tuvo que pensarlo por un momento. Ah… Sí, lo había llamado pensión. ¡Y el dinero que su esposa recibiría era en realidad cinco Reales oro! Además, su Alteza les proporcionará suficiente comida y carbón cada mes, lo que significa que incluso si su esposa no va a trabajar, ella tendrá suficiente para cuidar de sí misma y de sus hijos. Bueno, podría ser que estas son sólo promesas vacías, pero al menos los Reales de oro eran reales. Había visto cómo Su Alteza le había dado el dinero al Comandante, quien esté más tarde entrego el dinero a la esposa de Ali.

 

Diablos, ¿Podría ser que estoy un poco envidioso de Ali? No, no. Van’er sacudió la cabeza una y otra vez, tratando de expulsar a ese estúpido pensamiento. Con mi talento no tengo que venderme tan barato como para cuidar de su esposa… Después de todo, es más probable que ella va a convertirse en la esposa de otra persona.

 

Después de entregar el dinero, Su Alteza dio un corto pero cautivador discurso. En particular, la frase “Sacrifico su propia vida por proteger a su familia y la gente inocente, lo llevaremos por siempre en nuestra memoria.” Esto causó que la sangre ardiera con más calor dentro de él. Así que, si fue como siempre, pensé, no es de extrañar que en los últimos días, aparte de pan y los Reales de plata, siempre pensé seguir un objetivo mayor, al menos durante este invierno, seremos capaces de sobrevivir confiando en nuestro propio poder, en lugar de esperar por la caridad de Fortaleza Longum Carmen.

 

La última parte fue el entierro. El ataúd de Ali fue bajado poco a poco en el hoyo previamente excavado. Luego, el Comandante hizo que todos los miembros de la milicia se alinearan en frente de la tumba. Independientemente de si eran del primer equipo o de reemplazo, todo el mundo tuvo que pararse frente la tumba y con pala rellenar de tierra a la tumba uno por uno. Durante la fila, los miembros de la milicia formaron sus ya conocidas cuatro columnas. Cuando fue el turno de Van’er, de repente sintió que la pala se había vuelto algo pesada cuando la toma. Podía sentir que todos los miembros de su alrededor estaban mirando cada movimiento suyo, haciéndolo ir más lento.

 

Cuando finalmente se puso de lado, Van’er pudo ver con sus propios ojos que la siguiente persona en línea se encontraba bajo la misma presión que sintió antes.

 

La lápida era una pieza rectangular de piedra blanca, y también había algunas palabras escritas en él, pero no podía leerlas. Ali no fue el primero que fue enterrado en este lugar. A su lado yacía otra tumba con una lápida similar, cubierta por la nieve. Cuando Van’er se marchaba, vio al otro nuevo Vice-capitán Brian de pie delante de la piedra, vertiendo lentamente una jarra de cerveza sobre la lápida.

 

Van’er no pudo dejar de pensar, si esto se convirtiera en mi último destino, no sería tan malo.

 

_______________________________

 

“Su Alteza”, durante el retorno de vuelta al castillo, Carter repentinamente comenzó a hablar, “Lo que hizo…”

 

“¿Fue inapropiado?” Continuó Roland.

 

“No.” Carter pensó por un momento, pero al final solo negó con la cabeza y dijo: “No sé cómo decirlo, pero creo que nadie ha tratado a sus empleados de esta manera, no tienen título ni antecedentes familiares, y la mayoría de ellos no tiene ni siquiera un apellido.”

 

“Pero al final, ¿Crees que lo que hice fue correcto?” Preguntó Roland una vez más.

 

“Bueno…” Roland sonrió y se rio, sin duda sabía que este tipo de ceremonia tenía un fuerte atractivo para Carter, quien también estaba siempre luchando por él y protegiéndolo. Cuando la gente empieza a pensar por quien están luchando y por qué van a la guerra, tal ceremonia de este tipo podría ser una buena motivación. Para Carter, este cambio tenía un significado mayor, ahora este tipo de honor no era más solo un privilegio para la nobleza. Durante estos tiempos, la gente común ya se podía recibir la misma formación y la enseñanza de la nobleza, pero ahora los plebeyos también podían recibir el derecho de defender su tierra natal. El sentimiento doble del logro era absolutamente inexplicable.

 

Por supuesto, la introducción pública del funeral era sólo el comienzo, pensó Roland, aún tenía muchas ideas que podría implementar para mejorar el sentido colectivo de honor, como el usar banderas, tocar canciones militares, establecer modelos heroicos y así sucesivamente.

 

No era posible crear tales espíritus de la nada. Roland sólo podría ser capaz de aumentar su sentido de pertenencia paso a paso y siempre inculcando las ideas, hasta que gradualmente tomen efecto. Con el fin de asegurar que el proyecto de pensiones se pusiera en marcha y fuera fiable, Roland había arreglado todo por sí mismo. Dentro del Ayuntamiento, había establecido un grupo de personas que eran responsables del pago de la comida y el carbón.

 

A medida que Roland avanzaba en el camino hacia la mejora de Ciudad Fronteriza, más pesada era la presión cargada sobre sus hombros. Aun así, parecía que el proyecto minero y la mejora de las condiciones de vida de la población iban por el buen camino. Con suficientes reservas de grano, hasta el momento nadie había muerto de hambre o congelados hasta la muerte. En comparación con otros pueblos y ciudades, esto parecía ser un milagro, incluso en Castillagris (Graycastle), algunas personas tuvieron que morir durante el invierno. Aun sabiendo todo esto, Roland pensó que Ciudad Fronteriza seguía siendo escasa en muchos otros lugares.

 

Sus objetivos eran mucho más altos que esto, pero su rango de operación ya había alcanzado el límite. Su Viceministro Barov y sus más de una docena de aprendices que había traído con él, ahora controlaban toda la gestión financiera y administrativa de la Ciudad Fronteriza. Si Roland quería ampliar aún más el departamento administrativo, el reclutar algunos miembros del personal de gestión ya no era posible. Roland ya le había preguntado a Barov si todavía conocía a algunos colegas protegidos o alumnos favoritos, pero la respuesta que obtuvo vierte agua fría sobre él: “Aunque conociera algunos, no querrían venir. Después de todo, ¿Alteza debería conocer qué tipo de reputación tiene verdad?”

 

Bueno, eso suena un poco razonable, pero fue realmente deprimente.

 

Cuando estaban de regreso en el patio del castillo, Ruiseñor emergió de la niebla de inmediato dando a Wendy, quien se encontraba de pie delante en frente del cobertizo, un cálido abrazo. Fulmina estaba caminando alrededor de la máquina de vapor sin terminar observándolo, pero cuando vio Roland, ella inmediatamente molestó Roland para montar e instalar la máquina autónoma.

 

Viendo todo esto, Roland pensó que todo su trabajo duro valía la pena.

 

_______________________________________

Traducido por carlosdaniel1990

Login Form

CrewChat