buscar

Home

MGA: Capítulo 931 – Salvar a Qiu Canfeng

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Carlos Daniel Osorno Rivera

_______________________________________________________________

Capítulo 931 – Salvar a Qiu Canfeng

 

"Senior Piaomiao, ¿qué piensas hacer?" Preguntó Chu Feng.

 

"No es lo que planeo hacer, es lo que tu vas a hacer." De principio a fin, el éxito de esto dependerá de ti. Piaomiao miró seriamente a Chu Feng.

 

"Por favor, guiame, Senior Piaomiao." Suplicó Chu Feng.

 

"Chu Feng, ¿te acuerdas de la Espada Selladora de Demonios en el Barranco Depravado?" Preguntó Piaomiao.

 

"Claro." Respondió Chu Feng.

 

"Esa Espada Selladora de Demonios es el arma del cabeza de la secta de la Secta Demonio Hiriente de la Noche. Después de fallecer, no ha habido nadie que haya podido sacarla."

 

"Sin embargo, he escuchado antes de que la cabeza de la secta muriera, él había dicho que si hubiera una persona que pudiera sacar la Espada Selladora de Demonios, esa persona gobernaría toda la Secta Demonio Hiriente de la Noche. Y, si no me equivoco, puedes sacarla." Dijo Piaomiao.

 

"Senior Piaomiao, ¿quieres que yo comande la Secta Demonio Hiriente de la Noche? Entonces, mientras crean un caos, ¿me permiten buscar una oportunidad y alcanzar la Tableta de la Técnica Misteriosa en el Pico Brumoso?" De repente, Chu Feng entendió algunas cosas.

 

"Está bien. Tengo un plan, pero requiere muchas personas para su éxito. Como tal, la Secta Demonio Hiriente de la Noche debe seguir nuestros comandos. " Piaomiao asintió.

 

"Pero si esto no funciona, ¿no significa que todos los de la Secta Demonio Hiriente de la Noche morirán con nosotros?" Dijo Chu Feng frunciendo el ceño.

 

"Por supuesto. Es por eso que dije que esta es una apuesta de "hacer o deshacer." Solo podemos tener éxito El fracaso no es una opción.

 

"Además, esa es solo una de las razones. La otra razón es que debes tener la Espada Selladora de Demonios."

 

"A pesar de que Jiang Qisha es solo un Rey Marcial de rango cuatro, su fortaleza definitivamente no es tan simple como lo era cuando luchaba contra él. Ni siquiera usó un Armamento Real, por lo que definitivamente tiene algún tipo de carta de triunfo oculta."

 

"Incluso si eres poderoso, tal vez tan poderoso como él, aún será muy difícil derrotarlo con las técnicas que actualmente posees."

 

"Sin embargo, esa Espada Selladora de Demonios contiene un poder infinito. En la Región del Mar del Este, es el rey de los Armamentos Reales. Después de que refines la Perla de la Herencia Inmortal, entonces lucha contra Jiang Qisha con la Espada Selladora de Demonios, tu probabilidad de victoria será un poco mayor." Dijo  Piaomiao.

 

"Senior, lo entiendo. En aquel entonces, he visto su técnica de desactivación en el Barranco Depravado. Por lo tanto, no será difícil tener en mis manos la Espada Selladora de Demonios. Sin embargo, me temo que no será tan fácil mantener el mando sobre la Secta Demonio Hiriente de la Noche."

 

"Será especialmente difícil cuando se difunda la noticia de Pico Brumoso. El grado y la cantidad de conflictos y resentimientos ya no importará. Es probable que la Secta Demonio Hiriente de la Noche no se atreva a enfrentarlos de frente."

 

"Entonces, si quiero comandar la Secta Demonio Hiriente de la Noche, entonces tendría que salvar a mi maestro primero." Dijo Chu Feng.

 

"Salvar a tu maestro? ¿Qué le pasó a Qiu Canfeng? "Piaomiao quedó desconcertada. Ella también quería que el maestro de Chu Feng apareciera y ayudara a Chu Feng a controlar la Secta Demonio Hiriente de la Noche, pero es evidente que no sabía nada sobre el encarcelamiento de Qiu Canfeng.

 

"Madre, como era un poco urgente, olvidé decírtelo. En realidad, Qiu Canfeng esta ... "Qiushui Fuyan sabía lo que sucedió, así que rápidamente le dijo a Piaomiao que estaba confinado en el continente de las Nueve Provincias.

 

"Nunca hubiera esperado que Qiu Canfeng fuera tan afortunado y sobreviviera a algo tan peligroso como una Tumba Imperial. Pero Chu Feng, no te preocupes. Si, como dijiste, Fu Liansheng tiene la fuerza para salvar a tu maestro, entonces no tenemos problemas para hacer lo mismo ahora." Dirigió su mirada hacia Taikou.

 

Taikou ya estaba preparado. Palmeó su pecho, garantizando. "No te preocupes. Déjame esto a mí."

 

Después de confirmar que Taikou vendría, Chu Feng quería dirigirse al continente de las Nueve Provincias solo con los dos, pero después de una consideración más, decidieron ir todos juntos y abandonar la Región del Mar Oriental por razones de seguridad.

 

Ese mismo día, comenzaron su viaje.

 

El continente de las Nueve Provincias estaba bastante lejos de la Región del Mar Oriental. Sin embargo, para un experto como un Rey Marcial, esa distancia no era realmente nada.

 

Después de varios días, llegaron a los continentes orientales. Pero para evitar accidentes, no trajeron con ellos a Piaomiao, que ya había perdido su cultivación.

 

En cambio, la enviaron al escondite de todo el mundo del continente de las Nueve Provincias. También hicieron que Qiushui Fuyan permaneciera allí para cuidar a  Piaomiao.

 

Solo después de acomodarla, Chu Feng comenzó de nuevo con Taikou. Llegaron al continente de las Nueve Provincias y se infiltraron en la Tumba Imperial.

 

Había muchos peligros dentro y también muchas trampas. Fueron creados en un ciclo, por lo que incluso si fueran destruidos, automáticamente se repararían después de un tiempo y una vez más se convertirían en una barrera de trampas que sellaron la Tumba Imperial.

 

Sin embargo, Taikou, el rey marcial de rango cuatro, no era nada sencillo. Aunque no era tan poderoso como Huangfu Haoyue, que tenía la fuerza para atravesar todo, no fue difícil para él destruir las trampas.

 

Finalmente, después de atravesar los numerosos obstáculos, Chu Feng y Taikou llegaron a la parte más profunda de la Tumba Imperial.

 

"Qué poderosa puerta imperial. ¡Esta Tumba Imperial realmente no es simple en absoluto! "Desde bastante lejos, Chu Feng y Taikou vieron la Puerta Imperial vertical, brillando con un resplandor dorado, y tenía un aura inviolable alrededor.

 

Chu Feng, que una vez más vio la Puerta Imperial, se sintió bastante sentimental al recordar su antiguo estado débil. Se había vuelto mucho más fuerte, pero aun así, la Puerta Imperial aún le daba la misma sensación que antes. Nada se sintió diferente a pesar de su aumento de fuerza.

 

"Mi maestro está allí. Lo que lo vincula es llamado la Formación de Unión de Cuatro Símbolos."

 

Solo dieron un vistazo a la Puerta Imperial antes de que Chu Feng mirara hacia una formación distante, ya que estaba más preocupado por el estado actual de Qiu Canfeng.

 

La formación era muy poderosa, y en sus cuatro lados se veían los grabados de cuatro enormes bestias feroces: era la Formación de Unión de Cuatro Símbolos lo que unía a Qiu Canfeng.

 

En ese momento, estaba durmiendo profundamente dentro de la formación. Estaba durmiendo bastante cómodamente también, y posiblemente debido a que su poder estaba sellado, no detectó a Chu Feng y Taikou a pesar de que se habían acercado bastante.

 

Cuando se acercó Chu Feng, examinó cuidadosamente a Qiu Canfeng. A pesar de que habían pasado dos años, Qiu Canfeng todavía estaba en muy buena forma. Su complexión era aún más enérgica.

 

Pero lamentablemente, debido a la barrera de la Formación de Unión de Cuatro Símbolos, Chu Feng no pudo detectar el cultivo de Qiu Canfeng, a pesar de que su poder Espiritual era bastante fuerte. Sin embargo, los cultivos de los Cuatro Protectores deberían ser aproximadamente los mismos, y ya que You Mingdeng era un rey marcial de rango cuatro, Chu Feng asumió que Qiu Canfeng también era el mismo reino.

 

"Esta formación de enlace de cuatro símbolos es muy poderosa; sin embargo, una gran parte de su poder se ha utilizado para sellar el cultivo de Qiu Canfeng. No será muy difícil desactivarla. Solo necesito un poco de tiempo ... Aproximadamente diez días. "Taikou también estaba examinando cuidadosamente esta Formación de Unión de Cuatro Símbolos.

 

"En realidad, tengo un método de desactivación. Solo necesito tu ayuda, y en veinte horas, deberíamos haber terminado." Dijo Chu Feng.

 

"¿Veinte horas?" Taikou se sorprendió por esas palabras, y un atisbo de duda brilló más allá de sus ojos.

 

Diez días era el tiempo más rápido que predijo, pero ahora Chu Feng había dicho veinte horas. En su perspectiva, eso fue casi imposible.

 

Chu Feng no dijo nada sobre su idea. En cambio, extendió su dedo y dibujó en el aire. Muy pronto, una imagen resplandeciente y brillante de líneas y runas se mantuvo erguida en el aire.

 

Los ojos de Taikou se iluminaron cuando su mirada aterrizó en ese diagrama. Después de un breve momento, él sonrió levemente, y dijo en alabanza, "Chu Feng, eres realmente excepcional. Sigamos tus instrucciones."

Login Form

CrewChat