buscar

Home

PMG: Capítulo 1283 - Flauta Demoníaca

Duan Xin Ye

 

 

 

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1283 - Flauta Demoníaca

"También es un cultivador del reino Tian Qi y, sorprendentemente, ¡es infinitamente más fuerte que yo!", Pensó Qing Meng Xin. Cuando ella lo conoció, ella no pensó que él sería tan fuerte. Ella ni siquiera lo consideró posible.

Ella había pensado que Lin Feng solo sería un poco más fuerte que ella, pero ahora entendía que había una gran diferencia entre ellos.

En ese momento, las siluetas de los cadáveres alrededor de Lin Feng parpadearon. ¿Acaso esas personas no se habían convertido en demonios esclavos a causa de la canción del Emperador Demonio del Inframundo? ¿Cómo es que ahora estaban sanos y salvos?

Lin Feng miró con orgullo a la multitud y tiró a un lado a Qing Meng Xin. Él no dijo nada, ya había demostrado que era lo suficientemente fuerte como para estar allí.

Había logrado matar fácilmente a un cultivador del cuarto reino de Zun Qi, pero tal vez también podría derrotar a los cultivadores del quinto reino Zun Qi. Por lo tanto, nadie quería jugar intentando atacarlo.

Los magos negros eran cultivadores muy misteriosos, eran un símbolo de poder. Nadie sabía quién era realmente Lin Feng, pero con sus poderes terroríficos, definitivamente podría ser un cultivador del Palacio Deva-Mara o tal vez el descendiente de un poderoso, misterioso y secreto cultivador sin igual.

"¡Destruyamos la sala de cultivo del Emperador Demonio del Inframundo y veamos si hay tesoros!", Dijo alguien. Descendieron del cielo y aterrizaron en las ruinas. Todo era polvo y piedras ahora, no vieron tesoros.

"No puede ser, no puede haber solo un hilo de conciencia dejado por el Emperador Demonio del Inframundo." Dijo alguien.

"Tal vez debería haber hecho lo mismo que Jun Mo Xi y Tang You You y los demás, tal vez debería haber ido al extranjero." Pensó Qing Meng Xin. Estaba empezando a arrepentirse de su decisión de quedarse. Quizás vería a Lin Feng, Jun Mo Xi y los demás algún día.

"¡Ataquemos al mismo tiempo!", Dijo un cultivador en la parte superior del reino Zun Qi. Entonces todos se elevaron juntos en el aire, condensando energías.

"Escúchame, cuando digo ataque, atacamos al mismo tiempo." Dijo el cultivador en la parte superior ddl reino Zun Qi. Un sol apareció en su mano y llamas aparecieron alrededor de su cuerpo.

"¡Ataque!", Gritó ese cultivador. Un sol gigantesco se elevó en el aire y cayó sobre el palacio demoníaco.

"Slash, slash ...", el  Qi Sol limpió el área, quemando todo.

Cuando los efectos de los ataques se asentaron, todas las ruinas habían desaparecido.

"¡Hay algo!" Gritó la multitud.

En lo profundo del pozo, había una flauta negra cubierta de polvo. Parecía basura al principio.

"¡Boom!" Una terrorífica fuerza absorbente se elevó y la flauta se elevó en el aire, hacia alguien.

"¡Muéstramelo!" Gritó una cultivadora en la parte superior del reino Zun Qi, saltando furiosamente hacia adelante. Aterrizó frente a quien había tomado la flauta negra y había liberado energías de fuego.

"¡Slash!" Un fuerte viento rodeó la flauta negra y la hizo volar. El fuego había quemado la mano del que había intentado tomarlo.

"¡Qué descarado!" Gritó el cultivador en la parte superior del reino Zun Qi. Él saltó hacia adelante y liberó más fuego.

El que había tratado de tomar la flauta antes estaba triste, en realidad, su rostro se había vuelto mortalmente pálido. Él no se atrevió a luchar contra ese gran cultivador.

El cultivador de fuego en la parte superior del reino Zun Qi no tenía tiempo para prestarles más atención. Continuó volando hacia la flauta negra, pero una mano gigantesca apareció en el cielo e intentó agarrar la flauta.

"¡Aléjate!" Gritó una voz agresiva. La mano gigantesca colisionó con la mano de fuego que el cultivador Zun había creado. Las energías creadas por la colisión hicieron que la flauta volara aún más lejos.

"¡Slash!", La flauta negra cayó a lo lejos en la distancia. La multitud estaba mirándolo y a Lin Feng, quien dio dos pasos hacia él. La flauta había aparecido frente a él.

"¡Si alguien se atreve a tocarlo, los mataré!" Gritó el fuerte cultivador que había atacado la mano de fuego un momento antes. También era un cultivador en la parte superior del reino Zun Qi.

La gente apareció detrás de él. El líder era un hombre joven que vestía una túnica larga y tenía una apariencia bestial.

"¡La flauta de jade del Emperador Demonio del Inframundo!", Susurró el joven, mirando a Lin Feng.

"¡Bzzz!" Alguien siguió corriendo hacia la flauta, pero en ese momento, se dio cuenta de que no era el único que corría hacia ella.

"Aburrido y estúpido, ¿quieres morir?", El cultivador en la parte superior del reino Zun Qi le estrechó la mano y aparecieron marcas aterradoras. El otro cultivador lanzó un horrible chillido, luego su cuerpo explotó y murió.

"¡Marcas Sangradas quedaron imbuidas en ese ataque!" La multitud estaba asombrada. Ese cultivador podría usar marcas sagradas para atacar.

"¡Me interesa esa flauta de jade!", Dijo el joven corriendo hacia la flauta. Las otras personas no dijeron nada.

Ese era un gran cultivador del Clan Si Kong, un cultivador Zun.

El joven era uno de los diez jóvenes cultivadores más fuertes de Ba Huang, Si Kong Xiao.

Lin Feng miró a Si Kong Xiao y bajó la cabeza, mirando la flauta de jade. Sus ojos estaban llenos de energías demoníacas cuando de repente la flauta tembló. Era como si la flauta lo hubiera estado llamando, la música resonó en el corazón de Lin Feng: la Canción Demoníaca de los Nueve Inframundos.

"¡Flauta Demoníaca, esa fue probablemente la flauta del Emperador Demonio del Inframundo!", Pensó Lin Feng. De la conversación que tuvieron Yan Di y el Emperador Demonio del Inframundo, Lin Feng entendió que el Emperador Demonio del Inframundo era el único que conocía la Canción Demoníaca de Nueve Inframundos.

Lin Feng se agachó, todos lo miraban. Si Kong Xiao lo miró agresivamente y dijo: "¡Intenta tocarlo! ¡ Y veamos qué pasa!" 

Lin Feng dejó de moverse, solo por un segundo. Luego, continuó estirando su mano, lentamente hacia la flauta demoníaca. Entonces él la tomó.

La flauta llamaba a Lin Feng ... Cuando Lin Feng la tomó, un Qi helado lo rodeó.

Login Form

CrewChat