buscar

Home

GOS: Capítulo 689 - Las Estatuas Demogorgón

Resultado de imagen para Demogorgón

Capítulo 689 - Las Estatuas Demogorgón

Si pudiera absorber algún cielo llamas y hacerse más fuerte, que podía usar el poder ardiente de la llama cielo para condensar un nuevo cuerpo. En ese momento, sería extremadamente intimidante.

La Llama Fantasmal Espíritu Yin era especial, ya que solo los seres formados por el alma podían absorberla. Esta llama fría tenía el poder de energía que podía controlar los espíritus o los fantasmas errantes del Inframundo. Al mismo tiempo, contenía el camino marcial del sabio del inframundo.

Aparentemente, una criatura del Inframundo había ocupado esta llama. Sin embargo, ya no tenía un cuerpo. Así fue como su alma pudo fusionarse con la Llama Fantasmal Espíritu Yin.

Necesitaba crear un nuevo cuerpo para promover sus poderes sobrenaturales.

Para crear un cuerpo, normalmente requería que la fuerte carne y sangre se refinara con la ardiente llama cielo. Si pudiera tener otra llama cielo, su alma sería más poderosa, y la posibilidad de tener un cuerpo podría ser más grande.

Las llamas cielo podrían devorarse mutuamente. Esta fue la razón por la cual la  Llama Trueno de Extinción Mundial quería tragarse la Llama Devoradora de Almas de las Nueve Serenidades, la Llama de Hielo Frío y la Llama Tierra. Si pudiera fusionarse con las otras dos llamas cielo, sería más poderoso que ella misma.

La criatura de ese Clan Oscuro quería las llamas Cielo de Shi Yan, y Shi Yan se emocionó al escuchar acerca de la Llama Fantasmal Espíritu Yin.

Cuantas más llamas cielo tenía, más fuerte se volvería el altar de llama  cielo en su cerebro. En ese momento, podría instar a un poder más intimidante de esas llamas.

Si pudiera ocupar la Llama Fantasmal Espíritu Yin y fusionarla con la Llama Devoradora de Almas de las Nueve Serenidades, la Llama Extraordinaria de Cuerpos Adheridos, la Llama de Hielo Frió y la Llama Tierra en el altar sacrificial, este nivel del altar aumentaría bruscamente a otro nivel.

Shi Yan también quería la llama de esa criatura.

"Él ... existe en la forma del alma solamente. No debería ser difícil tratar con él, ¿verdad?" Guardó silencio por un tiempo antes de que sus ojos se iluminaran. "¿No es difícil lidiar con él?" Gu Da Si sonrió forzadamente. Su rostro lleno de cicatrices se volvió más feroz con esa sonrisa. "Aunque solo tiene alma, tiene las armas extrañas del Clan Oscuro. Tiene una capa de decenas de miles de espíritus Yin y fantasmas errantes a su alrededor. Creo que incluso el Maestro Bao Ao no podía estar seguro si podría vencerlo. él o no."

La esquina de la boca de Shi Yan se crispó.

Como Bao Ao y Jie Ji habían dado un paso hacia el Reino Dios Rey, eran los formidables expertos del Pico del Reino Dios Verdadero. Si el Qi Demonio en el Área Demoníaca hubiera sido lo suficientemente grueso, habrían alcanzado antes el Reino Dios Rey con sus talentos innatos.

En esta tierra, a excepción de los expertos en el Reino Dios Rey, no muchas personas podrían realmente amenazar a Bao Ao y Jie Ji. Incluso Qi Tian Oldie Long Zhu no era su oponente.

Si Bao Ao y Jie Ji no fueran la pareja de esa criatura, incluso si Shi Yan hubiera alcanzado el Reino Dios Verdadero con el poder misterioso Upanishads, nunca podría vencer a esa alma del Clan Oscuro.

Entonces, Shi Yan no pudo evitar sonreír miserablemente. Negó con la cabeza a regañadientes, ya que estaba lleno de presión.

"¿Por qué quieren evitar que abran la Primera Área Demoníaca?" Preguntó Shi Yan.

"Espera hasta que te encuentres con nuestro Maestro, él te dirá." Bo Ruo puso cara sombría como si realmente lo odiara. Ella no quería explicar más.

Shi Yan se frotó la nariz. Como pensó que no era interesante, no quería perseguir más.

Bao Ao y Jie Ji no explicaron en detalle a Bo Ruo y Gu Da Si sobre la relación entre ellos y Shi Yan. A sus ojos, era difícil razonar por qué sus maestros le habían dado la espalda a las otras tribus alienígenas por un mocoso humano.

Si Bao Ao y Jie Ji no los protegieran, la ciudad de Shi Yan habría sido demolida. Era normal que el Clan Humano hubiera sido erradicado.

Este era su plan original.

Sin embargo, después de que Bao Ao encontró a Shi Yan, todo se había puesto patas arriba. Su plan no estaba funcionando como esperaban.

Bo Ruo y Gu Da Si no sabían lo que sus maestros habían pensado. No apoyaron esta idea, por lo que consideraron a Shi Yan como el cabecilla de todas las cosas malas.

Los cadáveres de los miembros del Clan Demonio se dispersaron por todas partes en la Segunda Área Demoníaca, incluidos sus compañeros de la Tribu Dragón Astado y la Tribu Escama Negra. Culparon de la muerte de su compañero a Shi Yan.

"Vamonos."

Bo Ruo carraspeó, luego caminó hacia una piedra pesada en el abismo. Esa piedra era realmente masiva. Tenía unos cien metros de altura, era negro como la tinta y tan rígido como el acero.

Más de setecientos miembros del Clan Demonio libraron a sus bestias reunidos de otras áreas en el abismo. Tenían muchas heridas, y miraban a Shi Yan con odio en sus ojos.

El cuerpo musculoso de Gu Da Si estaba cubierto de heridas. A él no le importaba eso y llegó a esa piedra. Extendió su brazo, tocando esa piedra.

Una ola de energía brutal se vertió en esa piedra masiva. Luego se movió, agrietando y revelando una entrada negra.

"¿Bao Ao está allí?" Shi Yan utilizó su Conciencia del Alma para sentir por un tiempo. Se sorprendió de que este pasaje estuviera vacío, ya que no podía detectar ningún rayo de energía de la fluctuación de la vida. Él no pudo evitar preguntar.

"¡No!" Bo Ruo gritó con impaciencia. Ella tomó la iniciativa y entró en el amplio pasaje que podía permitir que cien personas caminaran hombro con hombro. Bo Ruo y Gu Da Si tomaron a sus miembros y las bestias y caminaron por el pasillo fácilmente.

Shi Yan no estaba enfurecido. Caminó tranquilamente detrás de Bo Ruo y Gu Da Si, hacia la entrada.

La pared de esta entrada también era negra como si estuviera hecha de metal negro y rígido. Algunas gemas preciosas fueron incrustadas en la pared, iluminando el pasaje.

Esperando hasta que cien demonios y bestias entraron a la entrada, la piedra detrás de ellos se movió lentamente, sellando la entrada.

Bo Ruo y Gu Da Si caminaron en el frente mientras Shi Yan los seguía. El grupo de personas entró más profundo en la entrada. Todos tenían una cara oscura, y nadie pronunció una sola palabra. El ambiente de esta entrada era rígido.

En este lugar silencioso, muchos miembros del Clan Demonio llevaban una cara fría, mirando a Shi Yan con sus ojos sanguinarios, como si trataran de presionar su resentimiento.

Al Clan Demonio no le gustaban los humanos. Shi Yan era un ser humano, un ser humano especial que sus maestros preferían. A los ojos de esos clanes, Shi Yan había traído la muerte a sus compañeros.

Después de todo, nunca se atreverían a culpar a Bao Ao y Jie Ji.

Este pasaje estaba seco, pero olía a cosas podridas. No hubo decoración ni nada mágico. Este lugar solo trajo un sentimiento frío y duro, que irritó los corazones y las mentes de las personas.

Habían estado caminando por varias horas. Sin embargo, Bo Ruo y Gu Da Si no habían dicho una palabra. Shi Yan también mantuvo la boca cerrada.

Su Conciencia del Alma escaneó el lugar, y llegó a saber que este pasaje tenía decenas de miles de millas de largo, como si nunca terminara. Al mismo tiempo, era un lugar espacioso, que era una megaestructura subterránea.

Después de otras cuatro horas, cuando Shi Yan estaba tan aburrido que se irritó, Bo Ruo y Gu Da Si de repente se pusieron de semblante serio, su rostro respetuoso y temeroso.

Shi Yan se centró en ellos, observando estos dos.

La pared de tinta negra frente a Bo Ruo y Gu Da Si de repente tenía algunos patrones de demonios mágicos, que se asemejaban a las líneas de una palma humana. Eran complicados y misteriosos al mismo tiempo.

Bo Ruo y Gu Da Si estaban de pie en ese lugar, mordiéndose los dedos para gotear su sangre en esas líneas.

Los patrones demoníacos brillaban abruptamente como una enorme tela de araña. Esos peculiares patrones brillaban con luces plateadas, verdes, azules y anaranjadas. En este pasaje mal iluminado, se veían malvados y misteriosos.

Un punto de luz brilló de repente en el centro de la telaraña. Una luz luego se expandió, enviando extrañas fluctuaciones de energía, deteniéndose y retorciendo cada línea.

Una enorme puerta negra emergió a la luz. Tenía diez metros de altura y una docena de metros de ancho. Qi Demonio se difundió torrencialmente desde la puerta.

Bo Ruo y Gu Da Si echaron una mirada por encima del hombro, mirando a Shi Yan cuando entraron por la puerta, sin decir una palabra.

Shi Yan sonrió torpemente. Salió por la puerta, sin esperar a que los otros lo llamaran.

Un gran palacio antiguo y espacioso apareció en su vista. Este palacio tenía mil metros de altura, con un centro abierto, en un área de diez millas cuadradas. El centro de este palacio tenía muchos pilares negros gigantes decorados con dibujos de bestias demoníacas.

Escrituras demoníacas fueron talladas en las paredes fuera del palacio. Cada párrafo era inexplicablemente complicado, como si llevara un poder misterioso.

Un profundo estanque se encontraba en el centro del palacio, donde una llama negra ardía, liberando un grueso Qi Demoníaco. De pie en el centro de la llama negra en el estanque había siete estatuas de Demogorgon de aspecto feroz. Cada uno de ellos tenía cien metros de altura, era tan vivaz como una persona real, con despiadadas ondas de energía.

Shi Yan estaba junto a ese estanque mientras levantaba la cabeza para mirar las estatuas. Él sintió que era tan pequeño.

Bo Ruo y Gu Da Si tomaron a los hombres del Clan Demonio arrodillados junto al estanque, usando la etiqueta de adoración del Clan Demonio con caras solemnes.

Las bestias que los acompañaban parecían también afectadas. Se tumbaron en el suelo, mirando los dibujos de la bestia en muchos pilares en el pasillo como si pudieran recibir algo de energía de ellos.

"¡Intensamente durante diez mil años, la voluntad Demogorgon no se extingue!"

"¡Intensamente durante diez mil años, la voluntad Demogorgon no se extingue!"

Bo Ruo y Gu Da Si se arrodillaron junto con sus compañeros, mirando las siete estatuas de la feroz Demogorgon, llamándolos con un lenguaje extraño.

En el momento en que surgieron las voces, su mente, espíritu y Qi se habían fusionado con su energía, convirtiéndose en muchos rayos, rodando hacia las siete estatuas.

No se sabía qué tipo de material habían usado para producir esas siete estatuas de Demogorgon. Sin embargo, un tipo de energía mágica se movía continuamente dentro de las estatuas, y parecía que nunca se desvanecía.

Bo Ruo, Gu Da Si y los guerreros del Clan Demonio utilizaron sus mentes, espíritu, Qi y su fuerza de voluntad para crear una conexión con un poco de poder en las siete estatuas de Demogorgon. Parecían usar ese poder para probar su último progreso y obtener más destellos de comprensión.

Las siete estatuas de Demogorgon eran como la existencia especial del altar sacrificial del alma del Clan Cadáver, que almacenaba el Sello de Upanishads del Clan Demonio y nunca las perdió.

____________________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki 

Login Form

CrewChat