buscar

Home

PMG: Capítulo 1277 - La Vena del Dragón

Duan Xin Ye

 

 

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1277 - La Vena del Dragón

En Tiantai, en el cielo sobre el cielo, dos personas estaban sentadas en sillas de madera, disfrutando de la tranquilidad  a su alrededor.

"La situación en la provincia de Ba Huang se está volviendo cada vez más caótica. ¡Eso es algo bueno para nosotros! "Dijo uno de ellos sonriendo tranquilamente al otro. Ese viejo hombre era el Emperador Yu.

"No deberías estar regodeándote de la desgracia de la gente, ¿crees que Tiantai realmente podría hacerse cargo de toda la provincia solo?", Preguntó el emperador Yu riéndose. "El Castillo Divino de Tian Long, el Pabellon del Ocaso, la Union Asesina Imperial, todos ellos son bastante fuertes."

"Y no estábamos en Xue Yue esta vez, por lo que involucrarse no será fácil", Dijo la persona junto al emperador Yu sonriendo.

"No olvides que la reunión de los emperadores va a tener lugar pronto. Además, los únicos genios que están surgiendo son los de Tiantai: Hou Qing Lin, Ruo Xie, Chi Er, Lin Feng, Qiu Yue Xin, la esposa de Lin Feng, Meng Qing. Esas personas tienen el potencial de convertirse en emperadores. Aunque los otros grupos poderosos no son tan fuertes como nosotros, también tienen muchos genios. Tampoco conocemos a todos sus cultivadores poderosos y talentosos, algunos de ellos podrían no haberse mostrado aún. Por ejemplo, podría haber algunos genios que irrumpieron en el reino Zun Qi justo antes de que comenzara el evento en Ciudad Fortuna ¡así que no se fueron! "

"De hecho, tal vez hay algunos cultivadores increíbles que no conocemos, pero estoy seguro de que se mostrarán lo suficientemente pronto. Además, ¿no es Tiantai lo mismo?"

Las dos personas se miraron una a la otra y se rieron. Una era increíble comenzaba en la provincia de Ba Huang. Lo que había sucedido en Xue Yue solo había acelerado el proceso. A partir de ahora, la provincia de Ba Huang sería un campo de batalla.

............

Mientras esas dos personas estaban hablando y relajándose, muchos cultivadores de nivel Tian y Zun querían usar el Portal de Teletransportación Tian Xu para ir a los dos pequeños mundos. Ambos probablemente tenían tesoros increíbles, después de todo.

Los influyentes grupos imperiales no fueron los únicos que despacharon personas. Los otros grupos influyentes de los pequeños mundos de Ba Huang también enviaron a su gente. Incluso si no obtuvieran ningún tesoro, ver los mundos pequeños del Emperador Demonio de la Emperatriz Xi y del Demonio del Inframundo sería una gran oportunidad.

El Clan Wen enfrentaba a toda la provincia ahora que todos querían usar el Portal de Teletransportación Tian Xu. el Clan Wen ya no podía apagarlo porque si lo hicieran, tendrían aún más enemigos.

La gente de Xue Yue se estaba acostumbrando a eso. Habían visto al Emperador Demonio del Inframundo, habían escuchado la Canción demoníaca de los Nueve Mundos del Inframundo, ¿qué podría ser más aterrador que esas cosas?

Lin Feng estaba en la periferia de la ciudad de Yangzhou. Ya no necesitaba ir a la cordillera Yun Hai porque el pequeño mundo del Emperador Demonio del Inframundo ya había llegado al límite de la ciudad de Yangzhou. Había rodeado el pequeño mundo de la emperatriz Xi.

"Joven maestro, tal vez sea algo bueno para Xue Yue. De ahora en adelante, nos haremos más fuertes y más ricos gracias a esos dos pequeños mundos." Dijo Jian Mu a Lin Feng cuando lo vio pensativo. Él entendió lo que Lin Feng estaba pensando.

Lin Feng permaneció en silencio y sonrió, "Tienes razón, es algo bueno para Xue Yue, simplemente no soy lo suficientemente abierto. Es como si esperara que Xue Yue se mantuviera como un país pequeño y pacífico para siempre, pero ¿es eso lo que quieren?"

"No hay necesidad de seguirme más." Si te necesito, romperé el talismán de la espada otra vez." Dijo Lin Feng. Entonces, se fue.

Jian Mu y los otros no refutaron las palabras de Lin Feng. Su joven maestro era la espada de sus antepasados, no estaban tan preocupados por él. En cualquier caso de peligro real, la espada de su antepasado podría aparecer y luchar.

Lin Feng fue al mundo pequeño, pero cambió su rostro y Qi de antemano. El Castillo Divino Tian Long  y el Clan Qi estaban detrás de él, por lo que hacer las cosas normales mientras era cazado no era conveniente. Pero, también podría aparecer como mago negro de vez en cuando.

Lin Feng caminó en el pequeño mundo del Emperador Demonio del Inframundo. Nadie le prestó ninguna atención especial. Acababa de llegar al octavo reino Tian Qi, por lo que en ese pequeño mundo, se lo consideraba bastante débil.

Por supuesto, a pesar de que había muchos cultivadores fuertes allí, el pequeño mundo era tan grande que había suficiente espacio para todos. Incluso mientras miraba a su alrededor, era difícil ver a alguien. Los cultivadores zun solían correr solos en el cielo y luego descendían para robar cosas de personas más débiles.

"¡Un cadáver!" Lin Feng llegó a una cordillera en el pequeño mundo del Emperador Demonio del inframundo. Había un Qi decadente y negruzco que emanaba de una montaña de aspecto demoníaco. Lin Feng se encontró con un cadáver allí. Estaba en una posición sentada, sus huesos eran negros.

"¡No solo uno!" Lin Feng se sorprendió al ver varios cadáveres. Tal vez esas personas eran los discípulos del Emperador Demonio del Inframundo.

Esa montaña negra fue probablemente el lugar donde solían practicar el cultivo.

"Mucha gente está buscando tesoros aquí", pensó Lin Feng. Había más de unas pocas siluetas en los alrededores, incluida una niña vestida de azul. Sin embargo, su nivel de cultivación era bajo, solo había alcanzado el quinto reino Tian Qi.

Sintió que Lin Feng la estaba mirando, así que se dio la vuelta. Lin Feng le devolvió la sonrisa.

De repente, Lin Feng se sorprendió porque se dio cuenta de que conocía a esa chica. Sorprendentemente, ella era una de las diez jóvenes cultivadoras más fuertes del Imperio de la Montaña del Dragón: Qing Meng Xin.

"Señor, ¿por qué miras a una joven como yo?", Dijo Qing Meng Xin sonriendo cuando vio que Lin Feng le estaba sonriendo.

"¿Señor?" Lin Feng se rió. En los días anteriores, Qing Meng Xin y Lin Feng eran buenos amigos. Incluso habían participado juntos en la Gran Competencia de Xue Yu, pero ahora lo llamaba Señor.

"Qing Meng Xin y You You Ambas eran de la Montaña del Dragon. ¡Me pregunto si la Montaña del Dragon tiene noticias sobre You You!", Pensó Lin Feng. Él dijo: "Ver a una niña pequeña buscando tesoros en cadáveres, ¡eso es un poco inusual!"

"Señor, aunque su nivel de cultivación es más alto que el mío, no parece tan viejo. ¿Por qué me llamas niña? ", Dijo Qing Meng Xin. "Además, señor, probablemente sepas lo que está pasando aquí. Aquí hay muchos cultivadores fuertes, por lo que los cultivadores como nosotros solo pueden permanecer a un lado para cazar tesoros porque nuestro nivel de cultivo es demasiado bajo."

Lin Feng caminó hacia Qing Meng Xin y dijo: "¿Es así?"

Ella sonrió y dijo: "Bueno, probablemente también lo habrás notado, ¿verdad?"

"¿Notado qué?" Lin Feng estaba siendo gracioso a propósito. Él no creía que ella supiera nada.

"¡Señor, estoy pensando que el emperador demonio que apareció podría estar practicando la cultivación en la cordillera!", Dijo Qing Meng Xin.

"¿Por qué?", ​​Preguntó Lin Feng.

"Ven conmigo, Señor." Dijo Qing Meng Xin elevándose en el aire. Lin Feng la siguió.

"Señor, mire allá en el horizonte, pero no mire al mundo blanco, ¡mire la negrura!", Dijo Qing Meng Xin señalando un lugar distante.

Lin Feng solo había mirado el pequeño mundo del Emperador Demonio del Inframundo, no miraba el pequeño mundo de la Emperatriz Xi. Luego se dio cuenta de que había una especie de dragón demoníaco negro en la distancia que tenía el pequeño mundo de la emperatriz Xi en sus brazos.

"Señor, ¿no es eso una vena de dragón?", Preguntó Qing Meng Xin sonriendo. Lin Feng sonrió con ironía. Había tantos cultivadores fuertes allí, Lin Feng no habría pensado que un cultivador débil como Qing Meng Xin descubriría algo increíble como la vena de un dragón.

Login Form

CrewChat