buscar

Home

PMG: Capítulo 1269 - El Heredero

Duan Xin Ye

 

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1269 - El Heredero

Mucha gente levantó la cabeza y vio dos siluetas que se elevaban en el aire hacia el emperador demoníaco.

Lin Feng estaba en la espalda de Qiong Qi y su corazón latía con fuerza. Nunca antes había estado tan alto en el cielo y, frente a él, había un gran emperador demonio.

"¡Boom!" Un aterrador Qi soplaba y rozaba sus cuerpos, se sentía como si, en cualquier momento, pudieran convertirse en demonios.

Finalmente, llegaron justo debajo del Emperador Demonio del Inframundo y pudieron verlo claramente.

"Emperador Demonio del Inframundo ¿recuerdas a Yan Di de antes?", Preguntó Qiong Qi al Emperador Demonio del Inframundo, usando su conciencia divina.

"¡Yan Di!" Esa voz resonó en los cerebros de Lin Feng y Yan Di. Él bajó la cabeza y los miró. El alma de Lin Feng tembló. Era como si el Emperador Demonio del Inframundo fuera a tomar el control de su alma.

"Si, Yan Di" Dijo Qiong Qi. Usó su conciencia divina para conversar con él: "En aquel entonces, arriesgabas tu vida por la emperatriz Xi y morías; de lo contrario, ¡quién podría haberte detenido! Ahora, la emperatriz Xi está volviendo a la vida, ¡pero no tienes nada más que el resto de tu alma! "

"¡Emperatriz Xi volviendo a la vida!", El Emperador Demonio del Inframundo los miró malvadamente. Esas enormes nubes negras rodaban en el cielo de Xue Yue.

"¡De hecho, inspecciona su alma y lo sabrás todo!", Dijo Yan Di al Emperador Demonio del Inframundo. Bajó la cabeza y miró a Lin Feng con sus ojos negros

"¡Boom!" El emperador demonio inspeccionó los pensamientos de Lin Feng. El alma de Lin Feng tembló violentamente, pero no podía hacer nada en contra de esa fortaleza.

"¿Por qué?" Susurró el Emperador Demonio del Inframundo. Podía ver todo lo que Lin Feng sabía, incluso toda su vida.

"Bien, la emperatriz Xi está volviendo a la vida, pero tu alma se dispersará pronto. Encontré un heredero para ti y creo que la Canción Demoníaca de Nueve Mundos del Inframundo, no debería desaparecer. Es genial, ¿verdad? "Dijo Yan Di usando telepatía.

"¿No tienes miedo de que pueda matarte?", Preguntó el Emperador Demonio del Inframundo con frialdad.

"No lo harás. Pon tus pensamientos en él y fusiona con su cuerpo. Deja que tu alma fluya por todo su cuerpo. ¡Entonces, podrás quedarte con la Emperatriz Xi toda tu vida! "Dijo Qiong Qi. La expresión facial del Emperador Demonio del Inframundo cambió. ¿Usar el cuerpo de Lin Feng para quedarse con la Emperatriz Xi por el resto de su vida?

Bajó la cabeza, parecía tan triste.

"Boom!" En ese momento, Lin Feng sintió una mano gigantesca agarrar su cuerpo. Entonces el emperador demonio lo puso en la fuente de agua de nueve mundos negros.

"Nueve canciones, Cancione de los Nueve Mundos del Inframundo," Dijo el Emperador Demonio del Inframundo. Lin Feng sintió el malvado flujo de agua por todo su cuerpo, pero no destruyó su cuerpo, sino que se convirtió en una bella melodía que resonaba en su cabeza.

Lin Feng estaba asombrado. Ahora se dio cuenta de que Yan Di había tenido éxito. Sin embargo, Lin Feng también estaba un poco enojado, Yan Di había tomado tantos riesgos.

Lin Feng cerró los ojos y se sentó con las piernas cruzadas en el agua maligna. La fuente de los Nueve Mundos Negros continuó fluyendo por todo su cuerpo.

La multitud estaba asombrada, ¿qué estaba pasando? ¿Por qué estaba Lin Feng sentado con las piernas cruzadas en el agua de nueve mundos negros?

Solo Qiong Qi, Lin Feng y el emperador demonio sabían de lo que habían hablado. En ese momento, mucha gente en Xue Yue también levantó la cabeza y vio a Lin Feng, su rey, sentado con las piernas cruzadas en el cielo, en la fuente de nueve mundos negros.

Qiong Qi estaba sudando, había apostado y había funcionado.

"Tienes razón, la canción Nueve Mundos del Inframundo, no puede ser olvidada. Sin embargo, incluso si la emperatriz Xi vuelve a la vida, no será la misma que antes, por lo que quedarse con ella todo el tiempo sería inútil ", Dijo el Emperador Demonio del Inframundo mientras mira a la hermosa niña en sus brazos.

"¿Qué sentido tiene proteger su tumba? Ella ya está muerta." Dijo el Emperador Demonio del Inframundo mirando la gigantesca tumba.

Luego, el Emperador Demonio del Inframundo miró a Lin Feng y dijo: "Cuando domines la Canción Demoníaca de los Nueve Mundos del Inframundo,, si así lo deseas, ayúdame y mata al Demonio de las Tres Vidas."

Entonces un alma penetró en el tercer ojo de Lin Feng y el Emperador Demonio del Inframundo desapareció.

"¡Aunque te caigas, me quedaré contigo porque aún te amo!", Dijo una voz fuerte. Finalmente, las energías demoníacas se dispersaron y el agua malvada desapareció.

El tercer ojo de Lin Feng ahora contenía una aterradora conciencia demoníaca ya que sus ojos estaban completamente negros.

Cuando el Emperador Demonio del Inframundo se fue, había decidido dejar un hilo de conciencia con Lin Feng.

"Cuando domines la Canción Demoníaca de los Nueve Mundos del Inframundo,, si te da la gana, ayúdame matando al Emperador Demonio de Tres Vidas", Susurró Lin Feng. El Gran Emperador de las Tres vidas, el Emperador Demonio del Inframundo, el Gran Emperador Sellador de Demonios, la Emperatriz Xi, ¿cuáles fueron sus relaciones? Y esa lápida, ¿quién lo hizo? El gran emperador demoníaco había sellado al Emperador Demonio del Inframundo, pero ¿por qué quería que matara al Gran Emperador de las Tres vidas? Y también parecía que Yan Di había convencido al Emperador Demonio del Inframundo de que se quedara con la Emperatriz Xi a causa de su cadáver. ¿Fue a propósito hacer que el demonio sellara nuevamente el sello del gran emperador?

"Con el último hilo de alma que tienes, ¿qué deberías hacer?", Dijo Lin Feng a la silueta que ya había desaparecido.

"Boom, boom, boom ..." Sonidos fuertes hicieron que Lin Feng volviera a sus sentidos. Miró al suelo y vio a los cultivadores fuertes luchando. Había incluso más y más marcas de grietas, probablemente se liberarían pronto.

"¡Rompe!" El Emperador Peng parecía un demonio en ese momento. Su Qi estaba corriendo hacia los cielos, estaba rodeado de Qi dorado y demoníaco.

Los otros siete emperadores también estaban luchando, pero estaban por tener éxito. El Emperador Demonio del Inframundo había sido capaz de liberarse de las energías de sellamiento que demostraban que no eran tan fuertes como antes.

"¡Boom!" Finalmente, las marcas demoníacas se rompieron y los sellos se rompieron con ellos.

"¿Quién puede detenerme?" Gritó el gran roc oriental. En ese momento, parecía un pájaro corrompido.

Los otros emperadores también se liberaron de los sellos, pero no parecían tan terroríficos. Sus rostros también estaban mortalmente pálidos.

"¡Malditos sellos! ¡Finalmente libre!"

"¡Jajaja, finalmente, se rompieron!"

"La emperatriz Xi está muerta, el emperador demonio se ha ido, ¡quién puede detenerme ahora!"

Qiong Qi y Lin Feng volaron tan rápido como pudieron.

Todo el mundo fue repentinamente cautivado por la tumba.

¡Xue Yue estaba lleno de deslumbrantes luces y un gigantesco palacio estaba emergiendo de la zona sellada!

"¡Robando tumbas! No es de extrañar que Qiong Qi quisiera robar tumbas, ¡esos son los pequeños mundos de la Emperatriz Xi y el Emperador Demonio del Inframundo! ", Pensó Lin Feng.

Login Form

CrewChat