buscar

Home

PMG: Capítulo 1261 - Ir a la cordillera Yun Hai

Duan Xin Ye

 

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

_______________________________________

Capítulo 1261 - Ir a la cordillera  Yun Hai

"¡Se fueron!", Pensó la multitud, asombrada y confundida.

"¡Papá!", Dijo Lin Feng. Lin Hai se acercó a él y sonrió.

Lin Feng caminó hacia su padre y miró fríamente a los dos poderosos grupos. Estaban todos estupefactos y temblando, todavía no podían creer que se habían convertido en esclavos.

"A partir de ahora, obedecerás a mi padre, ¿entendido?", Dijo Lin Feng. La boca de esas personas se crispó, pero luego vieron los ojos de Lin Feng llenos de asesinato, por lo que inmediatamente asintieron con la cabeza, uno tras otro, "¡Entendemos!"

"¡Papá, si alguno de ellos desobedece, diles a esos dos y los matarán!", Dijo Lin Feng a su padre.

¡Lin Feng nunca pensó que algún día, tendría cultivadores Zun como esclavos!

"Si hay algo que no entiendes sobre el cultivo, también puedes preguntarles cualquier cosa-" Dijo Lin Feng. Lin Hai sonrió, de hecho, podrían aprender mucho de los cultivadores Zun.

Lin Feng miró a Lin Qian y al Clan Lin. Ya no pertenecían al mismo mundo.

"¡Largo!", Gritó Lin Feng a Lin Qian.

Lin Feng luego se giró y no la miró de nuevo.

Debería haber estado feliz de que Lin Feng no los matara, pero estaba triste. Lin Feng la miraba con desprecio cada vez que la veía. Ella había hecho un gran esfuerzo para volverse más fuerte, y por eso pensó que podría alcanzarlo en algún momento, pero la diferencia ahora era demasiado grande.

Ella se dio vuelta, luciendo extremadamente deprimida y se fue. El Clan Lin también miró a Lin Feng y se fue, deprimido.

La gente de la ciudad de Yangzhou también se dispersó. No pudieron volver a la normalidad durante mucho tiempo después de eso. Hubo problemas en la ciudad de Yangzhou, pero su rey regresó y resolvió todos sus problemas.

Lin Feng había asignado dos cultivadores Zun para quedarse en el palacio imperial de Xue Yue, eso sería genial para Lin Hai y los demás. Tenían que aprovechar esa oportunidad. Lin Feng tendría que irse pronto de la ciudad y seguiría fortaleciéndose.

"¡Hermano, eres tan fuerte!", Dijeron todas las chicas que se reunían alrededor de Lin Feng. Xiao Ya parecía extremadamente emocionada, tenía una gran sonrisa y seguía riendo.

"¡Y tu! ¡Eres fuerte también! ¡Hermano y hermana son muy hábiles! "Dijo Lin Feng encogiéndose de hombros y sonriendo. Los soldados Chi Xie se sorprendieron por su súbita naturaleza dulce, se miraban el uno al otro, sonriendo.

"Desafortunadamente, el general Liu nunca verá lo fuerte que te has vuelto". Los soldados Chi Xie vieron a Lin Feng agarrar la mano de Liu Fei y pensar en su ex general. Al general Liu le faltaban los mejores momentos de la vida de su hija y de sus soldados.

"¡Vamos a la sede del general y compartamos algunas bebidas!", Dijo alguien. Los otros asintieron y caminaron hacia el palacio. La multitud restante también se dispersó.

Después de eso, Lin Feng jugó al ajedrez con su padre, conversó con su madre, fue al Clan Yue para ver a su abuelo, Yue Qing Shan. Yue Qing Shan estaba extremadamente feliz de escuchar todo lo que Lin Feng estaba haciendo. ¡Estaba orgulloso de tener un nieto que ahora podría matar a los cultivadores Zun!

Lin Feng le dio la mancha de lágrimas a su abuelo. Yue Qing Shan de repente pareció haber recuperado algunos años. Podía sentir la vitalidad fluyendo a través de su cuerpo otra vez. Debido a que Yue Qing Shan solo había atravesado al reino Xuan Qi, el agua de vitalidad fue extremadamente efectiva para él.

Lin Feng también pasó un tiempo con Xin Ye, Liu Fei y las otras chicas. Pasó algunos días relajándose. Y luego, finalmente, Lin Feng salió del palacio imperial.

Mucha gente lo acompañó a la puerta.

Lin Feng acarició las mejillas de Xin Ye, le hizo cosquillas en la nariz a Xiao Ya, sonrió y dijo: "Solo voy a la cordillera Yun Hai. Con mi velocidad actual, solo me lleva media hora llegar allí. Puedo volver en cualquier momento, ¡así que no necesitan acompañarme a la puerta! "

Aunque Lin Feng dijo eso, todos estaban tristes de verlo partir una vez más. ¿Se iría por unos años nuevamente, como la última vez?

"¡Me voy!", Dijo Lin Feng. Estaba feliz de tener una gran familia y amigos tan acogedores. Su gigantesca espada apareció, saltó sobre ella y cruzó el cielo.

Lin Feng estaba montando su espada sobre las nubes. Suspiró, a pesar de que no estaba lejos de la ciudad de Yangzhou, podría no regresar como lo deseaba. Fuertes cultivadores de la provincia de Ba Huang se habían reunido en la cordillera, por lo que algo increíble probablemente sucedería.

En el pasado, Lin Feng necesitaba diez días mientras montaba a caballo para ir de la ciudad de Yangzhou a la cordillera Yun Hai, pero ahora solo necesitaba media hora. Cuando vio nuevamente la cordillera Yun Hai, suspiró tristemente. Ya no se parecía a la cordillera Yun Hai, solo quedaba una montaña.

Antes, cuando había personas en todas partes dentro de la cordillera Yun Hai y hasta la Montaña del Viento Negro. Ahora, solo había personas de la provincia de Ba Huang.

"¿Qué está pasando en la cordillera Yun Hai?", Pensó Lin Feng. En el suelo, muchas personas se levantaron en el aire y lo bloquearon, "No puedes ir por ese camino. Es un área sellada."

"¿Sellada?", Preguntó Lin Feng. "¿De qué grupo eres?"

"Ocúpate de tu propio negocio, no tienes nada que hacer aquí, especialmente dado que eres un cultivador trivial del reino Tian Qi. ¡Simplemente largate! "Dijo uno de ellos con frialdad.

Lin Feng los miró con frialdad y soltó un Qi espada terrorífico, "¡Muere!"

Las deslumbrantes luces de la espada aparecieron al igual que los truenos y la atmósfera comenzó a temblar.

"¡Eres Lin Feng!", Dijo esa persona después de reconocer su espada Tian Ji. Golpeó el aire, pero la Espada Tian Ji continuó moviéndose hacia él.

"¡Se misericordioso!" Dijeron los otros moviéndose hacia la Espada Tian Ji también. El espacio se sacudió violentamente cuando finalmente lograron bloquear la Espada Tian Ji.

"Crrr ... crrr ..." La Espada Tian Ji finalmente se detuvo, pero continuó emitiendo silbidos.

"Como eres Lin Feng, el área, por supuesto, no está sellada para ti. ¡Por favor, adelante! "Dijo esa persona. Su expresión facial había cambiado drásticamente cuando se apartó.

"¡Vuelve!", Dijo Lin Feng retrayendo su espada Tian Ji. Su gigantesca espada continuó emitiendo silbidos mientras avanzaba hacia adelante.

Login Form

CrewChat