buscar

Home

PMG: Capítulo 1255 - Tiempos pacíficos

Duan Xin Ye

 

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1255 - Tiempos pacíficos

Lin Hai y los demás miraron a Lin Feng de una manera extraña, ¿era él tan fuerte?

"Pequeño Lin Feng, después de Ciudad Fortuna, ¿sucedió algo?", Preguntó Lin Hai con curiosidad.

"La larga historia se resumió, pasaron muchas cosas en Ciudad Fortuna y me hice más fuerte. Además de eso, no hay necesidad de mencionar los detalles, de lo contrario podría hablar durante días y días." Dijo Lin Feng riendo. De repente, su expresión facial se volvió muy seria. Luego preguntó: "Papá, escuché que algunas personas querían atacar nuestro palacio."

Lin Feng había querido preguntar todo el tiempo, pero todos estaban tan felices de que no quisiera arruinar un momento tan precioso.

Lin Hai permaneció en silencio por unos segundos, asintió y dijo: "Lin Feng, en la ciudad de Yangzhou, han aparecido muchos cultivadores fuertes. Muchos cultivadores Zun están en las aldeas y hay tres grupos poderosos que quieren invadir nuestro palacio. Nos dieron tres días para irnos, de lo contrario nos matarían."

"¿Matarlos?" Lin Feng parecía furioso.

"Además, no podían hacer eso gracias al hechizo de despliegue en primer lugar, de lo contrario, ya habrían invadido el palacio. Incluso mataron a algunos soldados Chi Xie ", Dijo Lin Hai. Cuando Lin Feng estuvo allí, Lin Hai se ocupó de los asuntos del país, se enfrentó a esos fuertes cultivadores y se sintió débil frente a ellos. Solo podía depender del hechizo de despliegue.

"Si nos vamos, ya no tendremos el hechizo de despliegue, por lo que no pueden decidir lo que quieren hacer." Dijo Lin Feng.

"Me preguntaba si el mayor número posible de personas entraría en el área del hechizo de despliegue, pero si un cultivador fuerte logra romperlo, entonces nos matarán a todos, e incluso si no lograron romperlo, no podemos quedarnos allí para siempre." Dijo Lin Hai.

"Ese es un dilema." Dijo el señor Huo suspirando. Eran débiles por lo que estaban atrapados.

"¿Tres días dijiste?", Dijo Lin Feng.

"¡Pequeño Lin Feng, no puedes pelear!", Dijo Yue Meng He con voz frágil, "Hay tantos cultivadores Zun, a pesar de que eres fuerte y puedes vencer a algunos cultivadores Zun, no puedes lidiar con cultivadores zun de tres grupos influyentes monumentales. Solo podemos escondernos y tratar de encontrar otra solución."

"Si nada funciona, tendremos que escondernos en el área del hechizo de despliegue y ver cuánto tiempo permanecerán en la ciudad de Yangzhou", Dijo Lin Hai. También esperaba que Lin Feng no peleara.

"Necesitas ser más fuerte, Lin Feng", Dijo el señor Chi. Lin Feng sonrió, sabía que todos estaban preocupados por él.

"Además, envié a algunas personas a explorar el país, no solo están en la ciudad de Yangzhou, están en todas partes del país. Sorprendentemente, los cultivadores más fuertes están donde solías estudiar, en la cordillera de Yun Hai. Aunque no sé cómo van allí,"

"Son de la provincia de Ba Huang, como yo." Dijo Lin Feng sonriendo.

"No es de extrañar que sean tan fuertes. Ellos de Ba Huang ."

"Pequeño Lin Feng, no pelees, ¿está bien? Necesitas tiempo. Lo primero es lo primero, ¿nos quedamos o nos vamos? Te escucharemos ". Lin Hai estaba terriblemente preocupado.

"Papá, lo entiendo." Dijo Lin Feng asintiendo. No explicó mucho porque sus padres estaban demasiado preocupados de todos modos.

"Bien, pequeño Lin Feng, viniste desde la provincia de Ba Huang, así que has tenido un largo viaje y debes estar cansado. Quédate con Xin Ye. "Yue Meng He dijo sonriendo. Feng tenía su propia forma de hacer las cosas, le había dicho a su hijo su opinión, por lo que ahora Lin Feng podía decidir lo que quería hacer.

"Los pequeños Lin Feng, Meng Qing, Xin Ye y Fei Fei están felices de tenerte en sus vidas, tienes que ser un hombre responsable." Dijo, esta vez usando la telepatía. Su hijo tenía tantas mujeres hermosas, estaba feliz y orgullosa, pero también esperaba que fuera un marido responsable. Lin Hai y ella habían estado separados durante mucho tiempo, por lo que no esperaba que le sucediera lo mismo a Lin Feng y a las mujeres que lo amaban.

"Mamá, lo entiendo", Dijo Lin Feng. Yue Meng He lo miró y sonrió. Luego, ella le dijo a Xin Ye y Liu Fei, "Xin Ye, Fei Fei, disfruten su tiempo con el pequeño Lin Feng".

Entonces, se fueron. El señor Chi y el señor Huo sonrieron y dejaron a Lin Feng a solas con las chicas.

Xin Ye y Liu Fei miraron a Yue Meng He de una manera tímida. Lin Feng miró a Xin Ye, "Xin Ye, has pasado por mucho".

Xin Ye puso su mano en la boca de Lin Feng y dijo: "Has vuelto, estoy tan feliz. ¡Vamos para allá!"

Xin Ye arrastró a Lin Feng para que se pusiera de pie y luego caminó hacia Liu Fei y la agarró de la mano. "Fei Fei, vas a vivir conmigo también, ¿verdad?"

Liu Fei solía vivir en la sede del general, pero ahora, era mejor para ella pasar de esas cosas tristes.

"Gracias." Dijo Liu Fei a Xin Ye.

"Somos una familia, no decimos gracias. Ahora somos hermanas, así que vamos. "Las dos chicas estaban tomadas de la mano y casi se habían olvidado de Lin Feng, haciéndolo sonreír con ironía.

"¡Hermano, todavía soy la mejor para ti!", Dijo Xiao Ya saltando sobre la espalda de Lin Feng.

"Bien, eres la mejor." Dijo Lin Feng. Se veía tan esbelta y elegante y, al mismo tiempo, también actuaba como una niña, eso era extraño.

A Xin Ye le gustaba el silencio y la elegancia, por lo que el lugar donde se había instalado dentro del palacio tenía un río, una cueva, algunas piedras y árboles. Xiao Ya y Yun Xi también vivieron con Xin Ye. Algunas chicas juntas, viviendo una vida feliz y sin pensar en ninguna de las cosas tristes.

"¡No hay aguas termales!", Dijo Lin Feng sonriendo, haciendo que la cara de Xin Ye se pusiera roja.

"Esta noche, Fei Fei y yo compartiremos una cama, ¡puedes dormir en el bosque de bambú!", Dijo Xin Ye.

"Eh ..." Lin Feng sonrió. Él acababa de regresar, entonces, ¿por qué era tan cruel?

"¡Debería haber espacio para una tercera persona!" Susurró Lin Feng. Xin Ye tragó saliva y dijo: "¡Eres tan indecente!"

"¡Fei Fei, ven conmigo y simplemente ignóralo!" Xin Ye y Liu Fei caminaron hacia el ceder y dejaron atrás a Lin Feng. Como en el pasado, cuando Xin Ye y Meng Qing estaban juntas, lo ignoraron.

"¡Maestro, puedes dormir en mi cama y puedo compartir una cama con Yun Xi!", Dijo Yi Xue. No pudo evitarlo cuando vio que Lin Feng sonreía con ironía.

Lin Feng miró al cielo y asintió, "Bien, ¡gracias Yi Xue!"

"No digas gracias, eres el maestro y yo soy tu sirviente." Incluso te limpiaré la habitación." Dijo Yi Xue corriendo hacia adelante, seguido de Yun Xi. Lin Feng miró a Xiao Ya y le preguntó: "Xiao Ya, ¿extrañas a tu abuelo?"

Xiao Ya permaneció en silencio y asintió.

"Iremos y lo veremos juntos, tarde o temprano." Dijo Lin Feng acariciando su cabeza.

"Sí, primero tenemos que ser aún más fuertes. Hay muchos cultivadores poderosos en la Ciudad Santa. Hasta que vayas allí, no entenderás qué lugar tan poderoso es. Es incluso más increíble que la provincia de Ba Huang." Dijo Xiao Ya riéndose.

"Xiao Ya, deberías volverte más fuerte también, ¡buena suerte!", Dijo Lin Feng sonriendo. Lin Feng era cada vez más fuerte, por lo que sabía aún más cosas. En aquel entonces, el señor Xiao le había dado un talismán, no estaba completo pero contenía un hilo de conciencia divina, y aunque era solo un hilo, el señor Xiao había aterrorizado a un cultivador Zun. La fuerza del señor Xiao debe ser insondable.

Login Form

CrewChat