buscar

Home

PMG: Capítulo 1217 - Bai Qiu Luo

Duan Xin Ye

Imagen oficial de Duan Xin Ye y de Qiu Yue Xin  (Ya que son idénticas)

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1217 - Bai Qiu Luo

En la cima de la montaña, aparecían aún más cultivadores fuertes. ¡La multitud en los alrededores quedó asombrada por todos esos fuertes cultivadores!

Qiu Yue Xin aterrizó frente a Lin Feng y luchó contra unos pocos cultivadores Zun. Al mismo tiempo, Qiong Qi también llegó y susurró: "Niña, voy a atacar a la conciencia divina que está matando a Lin Feng, ¡ayúdame cuidándome!"

Qiong Qi luego se movió frente a Lin Feng y abrió su tercer ojo. Una luz dorada se movió en la conciencia divina de Lin Feng. La consciencia divina del dragón fue bombardeada aún más rápido en el palacio de la conciencia divina de Lin Feng, pero el palacio de la conciencia divina de Lin Feng aún se mantenía en pie.

Junto con la conciencia divina de fuego dorado, una voz sonó en la cabeza de Lin Feng, "Pequeño bastardo, sé agradecido. Si no te hubiera enseñado cómo usar el palacio de la conciencia divina, ya estarías muerto. Pero esos bastardos del Castillo Divino de Tian Long también te atacaron, ¡qué cruel! "Dijo Qiong Qi como si estuviera de humor para hablar.

La conciencia divina de fuego dorado luego protegió la conciencia divina de Lin Feng. Voló a través de la conciencia de Lin Feng para proteger cada lado de su conciencia divina.

"¿Quién eres?", Dijo una voz furiosa.

"¡Soy el Emperador de la Llama Yan Di!", Dijo Qiong Qi.

"¡Boom boom!", Las garras del dragón agarraron de frente al fuego dorado de la conciencia divina, pero la conciencia divina de Qiong Qi era muy resistente.

"Ahora que sabes mi secreto, ¿crees que te dejaré? ¡Eres demasiado optimista! "Dijo Qiong Qi arrogantemente. Surgió un hilo de conciencia divina. Qiong Qi tuvo que destruir la conciencia divina del enemigo y nunca sabría lo que había sucedido.

"No eres de Tiantai, ¿por qué atacar, morirás?", Dijo el dueño de la conciencia divina de una manera fría. Qiong Qi se rió fríamente y dijo: "Eres ridículo. ¡Solo muere!"

"¡Boom!" Llamas terribles quemadas y un horrible grito se extendió en su conciencia. Entonces Qiong Qi dijo: "¡Te atreviste a enfrentarme, morirás trágicamente por tus pecados!"

"¡Bzzz!", La garra dorada de la conciencia divina se vino abajo y se convirtió en cenizas. Qiong Qi pensó que era cruel que un cultivador Zun hubiera ayudado a Long Teng y atacado a Lin Feng.

"¡Pero afortunado por ti, aparecí! Soy un cultivador sin igual, soy un héroe." Dijo satisfecho Qiong Qi. Él no sabía que Qiu Yue Xin estaba bloqueando a tres cultivadores Zun en ese momento.

Mientras Qiong Qi todavía estaba luchando contra esa conciencia divina, una silueta aterrizó en la cima de la montaña. Muchas personas lo notaron porque esa persona era extremadamente famosa. Era incluso más famoso que Lin Feng o Long Teng. Fue uno de los diez cultivadores más fuertes de la provincia de Ba Huang: Bai Qiu Luo.

Sin embargo, esa persona no era ni de Tiantai ni del Castillo Divino de Tian Long, entonces, ¿qué estaba haciendo allí? ¿Iba a aprovechar la situación?

Fu Hei y Yi Ren Lei también miraron a Bai Qiu Luo, también estaban entre los diez cultivadores más fuertes de Ba Huang, por lo que se sorprendieron al verlo allí.

Bai Qiu Luo caminó hacia Long Teng, lentamente. Nadie le impidió hacerlo tampoco. Todo el mundo estaba luchando y Long Teng estaba sanando. Lin Feng lo había lastimado y lo había maldecido, por lo que ya estaba medio muerto.

Una espada apareció en la mano de Bai Qiu Luo, era aguda y deslumbrante.

"¿Qué está haciendo?"

Como si Long Teng hubiera sentido algo, abrió los ojos y vio esa espada que parecía fría como el hielo.

"¡Bai Qiu Luo!" Dijo Long Teng sonriendo de manera resplandeciente. Esa sonrisa se llenó asesinato, parecía horrible y malvada.

"No hay tensiones entre Pabellon del Ocaso y el Castillo Divino de Tian Long, ¿quieres causar tensiones entre nuestros dos grupos?" Gritó Long Teng furiosamente. Bai Qiu Luo levantó su espada y la presionó contra la garganta de Long Teng.

"Slash ..." salpicó sangre. Bai Qiu Luo sonrió con una sonrisa resplandeciente, pero extrañamente malvada. La cabeza de Long Teng se alejó volando y rodó por el suelo. ¡Bai Qiu Luo lo había decapitado!

"Pfew ..." la multitud estaba asombrada.

Long Teng del Castillo Divino de Tian Long, que tenía un cuerpo de dragón celestial, ¿había muerto de una manera tan trágica?

La gente del Castillo Divino de Tian Long  estaba igual de sorprendida. Habían protegido Long Teng, incluso habían impedido que Lin Feng lo matara y ahora estaba muerto.

Bai Qiu Luo tomó los artículos de Long Teng, su Escudo Dragon y su anillo. Luego, miró a Lin Feng y Qiong Qi.

"¿Bai Qiu Luo va a matar a Lin Feng también?", Pensó la multitud. ¿Qué estaba haciendo el Pabellon del Ocaso?

"Slash ..." Bai Qiu Luo sacó su espada de nuevo. Atravesó el cielo en dirección a Lin Feng. Como la multitud esperaba, después de matar a Long Teng, Bai Qiu Luo quería matar a Lin Feng.

¿Estaba loco? ¿Se estaba volviendo loco el Pabellon del Ocaso?

"¡Técnica de ilusión bestial de espacio vacío!", Pronunció Lin Feng con voz débil. De repente, Qiong Qi y Lin Feng se escondieron en la ilusión del espacio vacío.

"¡Espacio abierto!", Dijo Bai Qiu Luo alzando su espada. Las luces que difundía se parecían a la Vía Láctea, como una cascada de estrellas. La fuerza se condensó y aparecieron grietas en el espacio vacío. El espacio vacío pronto desapareció y Bai Qiu Luo continuó moviéndose hacia Lin Feng, sonriendo de manera resplandeciente.

Lin Feng recordó de repente lo que el Adivino le había dicho a Bai Qiu Luo. Lo que había querido decir con "cambio" para Bai Qiu Luo era matar gente para tener la ventaja.

Después de romper el espacio vacío, Bai Qiu Luo sonrió y caminó lentamente hacia Lin Feng. Luego dijo fríamente: "¡Ilusión!"

Entonces, Lin Feng se dio cuenta de que había aparecido en el mismo espacio vacío que Bai Qiu Luo. Los otros habían desaparecido, ni siquiera Qiong Qi estaba allí con ellos.

Bai Qiu Luo quería matar a cualquiera que pudiera interponerse en su camino en el futuro.

Lin Feng estaba sentado como antes. A pesar de que no había muerto por la conciencia divina del cultivador Zun, su conciencia divina había sido herida. Todavía se sentía mareado y su cabeza se sentía pesada. Su alma estaba temblando.

"¡Muere!", Dijo Bai Qiu Luo alzando su espada.

"Slash ..." Aparecieron energías de espada y, al mismo tiempo, Bai Qiu Luo abrió su tercer ojo, liberando una pequeña espada deslumbrante. Sabía que la conciencia divina de Lin Feng estaba herida, por lo que quería debilitar aún más a Lin Feng o quizás matarlo terminando su conciencia divina.

Lin Feng lanzó su palacio de conciencia divina de nuevo. Bai Qiu Luo condensó su conciencia divina y su Qi, causando que el palacio de conciencia divina de Lin Feng temblara violentamente. ¡Al mismo tiempo, Bai Qiu Luo levantó su mano y su espada afilada se volvió dorada!

 

Login Form

CrewChat