buscar

Home

PMG: Capítulo 1159 - Extrañeza en el cielo

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1159 - Extrañeza en el cielo

Gu Xiao levantó la cabeza y al instante se puso pálido. Esa espada era aterradora, incluso tenía su propia alma.

"Sombra Bestial!" Gritó Gu Xiao furiosamente mientras retrocedía como Long Teng el otro día. Las habilidades de dragón del Castillo Divino de Tian Long fueron increíbles.

"¡Toma esto!" Garras gigantescas surcaron el cielo.

"Kaboom!" Gu Xiao quería agarrar la espada Tian Ji de Lin Feng, sin embargo, un rayo golpeó su mano y lo electrocutó. Luego, comenzó a temblar violentamente otra vez. No pudo detener la alabarda de Lin Feng esta vez, por lo que envió volando.

"¡Muere!" Lin Feng atacó a Gu Xiao con su Espada Tian Ji otra vez y al mismo tiempo, se levantó en el aire y sacó su arco. Gu Xiao entró en pánico. Estaba sorprendido por el estilo de lucha de Lin Feng, ¡qué combo terrorífico!

"¡Boom!" Su campana dorada se movió hacia las flechas. Podía bloquear las flechas, pero Lin Feng también lo estaba atacando con la alabarda. Una luz apareció y se movió directamente hacia Gu Xiao, rompiendo instantáneamente su armadura de dragón.

Gu Xiao gimió. Había intentado usar casi todo ahora.

"¡Muere!" Lin Feng estaba decidido a matar a Gu Xiao.

"¡Bzzz!" Gu Xiao dejó de luchar, dio media vuelta y corrió hacia Long Teng. Esperaba que Long Teng lo protegiera, sin embargo, Long Teng estaba luchando contra Meng Qing y estaba luchando. En ese momento, estaba casi completamente congelado y apenas podía moverse. No había forma de que pudiera ayudar a Gu Xiao.

"¡Bang!" Lin Feng golpeó el aire en dirección a Gu Xiao, sus manos contenían tanto fuego como energía de truenos. Él también sostenía su alabarda en su otra mano.

"¡Roar!" El Qi de Gu Xiao se volvió caótico. Se giró, quería agarrar la alabarda con su armadura de dragón, pero al final, no pudo bloquear la alabarda. La fuerza de la alabarda penetró en su pecho y gimió fríamente. La sangre comenzó a derramarse de su abdomen.

Lin Feng usó su técnica de agilidad Xiao Yao y corrió hacia él nuevamente. La espada Tian Ji de Lin Feng cayó del cielo y cayó en su mano. El corazón de Gu Xiao comenzó a latir violentamente y parecía aterrorizado.

"¡Destruye!" Gritó Lin Feng atacando con su espada. Trueno de fuego cruzó el cielo, desgarrando parte del espacio.

Luego todo se calmó de repente, Gu Xiao quedó petrificado cuando una marca apareció en su frente y la sangre comenzó a derramarse desde esa marca.

"¡No!" Esa fue la última palabra de Gu Xiao. Entonces, su cuerpo, cortó en dos. Sus semillas destino se movieron hacia el tercer ojo de Lin Feng, más de 200,000 gemas.

"¡Muere!" Long Teng golpeó el aire, rompiendo el hielo a su alrededor. Sus ojos estaban inyectados en sangre. ¡Gu Xiao estaba muerto y Lin Feng lo había matado!

"¡Ve!" La espada Tian Ji de Lin Feng surcó el cielo en dirección a Long Teng. El trueno y las energías de fuego rodaban en ondas detrás de él.

Al mismo tiempo, Lin Feng disparó tres flechas en Long Teng.

"¡Cuerpo de dragón!" Apareció la armadura de dragón de Long Teng. Rápidamente se convirtió en un dragón feroz, sus ojos se veían aún más bestiales.

"¡El cuerpo de dragón de Tian Long!" Lin Feng lo miró con frialdad. Long Teng era mucho más fuerte que Gu Xiao. Y con su armadura, él era aún más fuerte.

"Lin Feng, utilizaré mi especial ataque sagrado celestial contra él, preparé para matarlo." Dijo Meng Qing utilizando la telepatía.

"Está bien." Dijo Lin Feng usando telepatía también. Long Teng estaba en un frenesí, bloquearlo con hielo era imposible ahora.

En ese momento, Meng Qing se elevó en el aire y liberó energías sagradas y celestiales. Aparecieron nubes multicolores y parecía una diosa.

Meng Qing realizó algunos sellos a mano y de repente, ella desapareció en las nubes de nieve. Entonces apareció un punto que señalaba a Long Teng.

"¡Muere!", Gritó Long Teng persiguiendo a Meng Qing. Sin embargo, tan pronto como llegó a Meng Qing, ella tenía su dedo apuntando hacia él. Cuando tocó ese dedo, se congeló por completo, sólido.

"¡Sello de Nieve!" Dijo Meng Qing. Los copos de nieve ahora se derramaban con fuerza y ​​rápidamente rodearon Long Teng.

Al mismo tiempo, Lin Feng atacó con su alabarda y su espada Tian Ji simultáneamente.

Su alabarda apuntaba al corazón de Long Teng. Sin embargo, algo lo bloqueó. La armadura de dragón de Long Teng era más dura de lo que pensaba, su alabarda no podía atravesarla.

Meng Qing atacó también y lo golpeó, pero sucedió lo mismo. Luego, Lin Feng atacó con su espada Tian Ji, que contenía energías de fuego y trueno. Lin Feng quiso cortarle la cabeza a Long Teng, pero solo cortó ligeramente a Long Teng cuando la sangre apareció dentro del hielo.

"Roar, roar ..." se rompió el hielo. Una fuerza terrorífica atacó a Lin Feng. Lin Feng y Meng Qing retrocedieron cuando Long Teng apareció nuevamente. Apenas podía moverse porque el hielo todavía lo estaba restringiendo. Estaba sangrando, pero si no hubiera sido por su armadura de dragón, ya estaría muerto.

Miró a Lin Feng y Meng Qing, luego se elevó en el aire y atacó la bandera sellando el espacio a su alrededor, rompiéndolo. Luego, se levantó en las nubes y escapó.

Lin Feng no lo persiguió. En cambio, él solo miró. Long Teng había logrado romper el sello de la bandera con un solo ataque. Lin Feng había logrado lastimar a Long Teng, pero matarlo resultó ser más difícil, especialmente considerando su armadura de dragón.

"Es tan fuerte, pero hay personas más fuertes que él en la provincia de Ba Huang. Incluso con la fuerza del sexto reino de Tian Qi, ¡soy demasiado débil! "Susurró Lin Feng.

"Paso a paso. La primera vez que nos vimos, estabas tan débil. Ahora, mírate. Casi nadie puede competir contigo en el mismo nivel de cultivo. Y a medida que subas de nivel, te volverás aún más fuerte." Dijo sonriendo Meng Qing.

Lin Feng asintió, aceptando.

"¡Bzzz!" "En ese momento, una extraña fuerza apareció a su alrededor. Lin Feng y Meng Qing levantaron la cabeza y vieron aparecer algunos retratos.

"Adivino, ¡el ciclo de la reencarnación va a comenzar!", Susurró Lin Feng. Era como si Lin Feng hubiera visto la vida.

Login Form

CrewChat