buscar

Home

PMG: Capítulo 1158 - Venganza

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1158 - Venganza

Después de que Lin Feng salió, retiró su arco, por lo que ahora solo le quedaban 400,000 gemas. Por supuesto, eso era aún más que la mayoría de las personas, pero como antes, Lin Feng no estaba satisfecho, especialmente después de haber tenido sus propias semillas de destino azul.

Lin Feng tampoco tenía ganas de intercambiar su arco de atardecer, ya se había convertido en su arma.

"Meng Qing, ¿cómo es tu túnica taoísta hecha de plumas?", Preguntó Lin Feng sonriendo. La ropa de Meng Qing se difunde en siete colores diferentes. Era un arma sagrada de alto nivel. Con todas esas luces y su Qi celestial, se veía increíble.

"Te ves muy bien en eso" Dijo Lin Feng riendo. Meng Qing se la quitó. Con esa túnica, aparte de los cultivadores Zun, nadie podría vencerla.

"¿No querías ir a matar a alguien?", Dijo Meng Qing.

"No hay prisa. Déjenlo ayudarnos a obtener algunas más semillas de destino primero." Dijo Lin Feng riendo malignamente. Algunas personas querían matarlo, por lo que sería despiadado a cambio.

"Vamos a buscar más semillas del destino." Dijo Lin Feng sacando su espada Tian Ji. Surfearon en el aire montando su espada Tian Ji nuevamente.

Lin Feng llegó arriba de alguien, sacó su arco y gritó: "¡Dame tus semillas destino!"

Esa persona miró a Lin Feng, su boca se crispó, pero se los dio a Lin Feng como un buen chico.

La espada Tian Ji de Lin Feng cruzó el cielo una vez más, desapareciendo rápidamente del campo de visión de esa persona.

"Maldición, él es tan rápido ..." pensó esa persona. Había hecho grandes esfuerzos para obtener unas mil semillas de destino y en ese segundo, Lin Feng se las había llevado todas. No es de extrañar que ese tipo ya tuviera cuatro semillas destino azul-verde.

Lin Feng se movió a esta velocidad y continuó robando las semillas del destino durante dos días completos. Dondequiera que Lin Feng había estado, nadie quedaba con las semillas del destino. Ciudad Fortuna era increíblemente grande, por lo que los cultivadores más fuertes no fueron fáciles de encontrar. Si Lin Feng vio a alguien más fuerte que él, los evitó.

"Es azul de nuevo", susurró Lin Feng. Sintió esa fuerza indomable en su cuerpo otra vez. Las semillas de su destino se volvieron azules de nuevo, por lo que su cuerpo físico se estaba volviendo más fuerte sin que él tuviera que hacer nada.

"Puedo matar fácilmente a personas del séptimo reino de Tian Qi, confiando únicamente en mi fuerza física", Pensó Lin Feng apretando los puños. Su fuerza física ahora contenía energías de truenos, además de su demonio y energías de Buda, era extremadamente musculoso.

"Meng Qing, ¿necesitas algo? ¡Puedo ayudarte! "Dijo Lin Feng. Él ahora tenía más de un millón de gemas. Meng Qing bajó la cabeza, "Nah, solo quiero que seas feliz."

"Chica tonta",  Dijo Lin Feng acariciando su cabello y sonriendo irónicamente. Meng Qing nunca tuvo requisitos especiales, estaba feliz de estar con Lin Feng.

"Vayamos al santuario, entonces, tengo algunas cuentas que resolver." La espada Tian Ji de Lin Feng cruzó de nuevo el cielo, en dirección al santuario.

Un poderoso Qi estaba emergiendo de su arma sagrada. A pesar de que las semillas de su destino se habían vuelto azules, nadie pensó en enfrentarse a él. ¡Todavía tenía el Qi desde la parte superior de la capa de Tian Qi después de todo!

En poco tiempo, Lin Feng y Meng Qing volvieron a estar dentro del santuario.

"Maestro, queremos ser teletransportados a esa persona" Dijo Lin Feng transmitiendo la imagen de un joven al anciano.

"¡Ve!", Dijo el anciano sacudiendo la cabeza. En un instante, Lin Feng y Meng Qing desaparecieron.

Long Teng y Gu Xiao seguían juntos buscando semillas. Long Teng ya tenía más de 400,000 gemas y Gu Xiao tenía más de 200,000.

En ese momento, Long Teng estaba sosteniendo la cabeza de alguien y le rompió el cráneo. Unas miles de gemas se movieron hacia el tercer ojo de Long Teng. Sus manos estaban cubiertas de escamas de dragón y había algunos cadáveres a su alrededor.

"¡Bzzz!" Otra semilla azul verdosa apareció en el tercer ojo de Long Teng. Ahora tenía cinco semillas destino azul-verde.

"Felicidades, pronto tendrás un millón" Dijo Gu Xiao sonriendo.

"Cuando tenga un millón, iré al santuario y pediré que entiendas las energías abstrusas."Dijo Long Teng con ojos brillantes. Quería entender las energías abstrusas más que cualquier otra cosa.

"¿Debería llevarte allí?" Preguntó Lin Feng. Long Teng y Gu Xiao dieron media vuelta y vieron a Lin Feng y Meng Qing de pie detrás de ellos.

"Semillas de destino azul." Ambos estaban incrédulos. Lin Feng tenía más de un millón de gemas.

Long Teng lo miró con avidez y dijo: "Me trajiste un regalo, ¿cómo podría rechazarlo?"

"Sip, ven y tómalos" Dijo Lin Feng. Su bandera apareció y selló el espacio alrededor de ellos. Long Teng y Gu Xiao se miraron el uno al otro, ¿Lin Feng se estaba sellando a propósito?

"¡Quieres provocar tu propia destrucción!" Los ojos de Long Teng brillaban con luces nítidas. Long Teng y Gu Xiao ya tenían escamas de dragones en sus brazos.

"Meng Qing, ayúdame a bloquearlo primero y después de que lo mate, te ayudaré." Dijo Lin Feng señalando a Long Teng. Lin Feng sabía que Meng Qing era una experto en la lucha. La píldora natural había aumentado su fuerza más allá de toda creencia, y ahora, ella se estaba volviendo aún más fuerte. Había atravesado el séptimo reino de Tian Qi, por lo que podía bloquear Long Teng fácilmente.

Los copos de nieve aparecieron y congelaron todo a su alrededor. Entonces, Meng Qing saltó hacia Long Teng de una manera elegante.

Al mismo tiempo, Lin Feng saltó hacia Gu Xiao y la Tierra y el cielo silbaban. Era como si Lin Feng estuviera condensando la fuerza.

Gu Xiao miró a Lin Feng, un poco asustado. El Qi de Lin Feng tenía la fuerza en la parte superior del reino de Tian Qi. Rápidamente entendió que era falso, pero aun así, no se sentía seguro.

"¡Muere!" Gritó Gu Xiao liberando furiosamente al Qi dragón. Luego golpeó el aire en la dirección de Lin Feng.

Lin Feng no esquivó, en cambio, continuó corriendo hacia Gu Xiao y también golpeó el aire en su dirección.

"¡Quieres morir!", Gritó Gu Xiao. Él estaba sorprendido. ¡Lin Feng no usó ninguna energía, simplemente estaba usando fuerza física pura para golpearlo!

"¡Kaboom!" Sus puños colisionaron y la expresión facial de Gu Xiao cambió drásticamente. ¿Cómo es que la fuerza física de Lin Feng era tan explosiva?

"¡Muere!" Gritó Lin Feng furiosamente. Las energías de trueno y fuego surgieron del puño de Lin Feng y Gu Xiao fue electrocutado. Empezó a temblar violentamente, obligándose a retroceder.

"Te mataré" Dijo Lin Feng sacando su alabarda. Atacó a Gu Xiao con su alabarda esta vez, pero Gu Xiao sacó su campana dorada que colisionó con la alabarda.

"Bzzz ... bzzz ..." la campana dorada se sacudió violentamente y retrocedió. Gu Xiao podía sentir las energías que se derramaban de su campana dorada cuando regresaba a él. Apenas podía respirar cuando Lin Feng usó su técnica de agilidad Xiao Yao y lo atacó nuevamente.

"¡Roar!" Los brazos de Gu Xiao se pusieron negros y su campana dorada resonó cuando golpeó la alabarda. Sin embargo, en ese mismo momento, levantó la cabeza y vio una espada filosa que caía del cielo. Esa espada contenía tanto energías de fuego como de truenos.

Login Form

CrewChat