buscar

Home

PMG: Capítulo 1157 - Mundo de Truenos

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1157 - Mundo de Truenos

Lin Feng cerró los ojos y su expresión facial se volvió seria, luego se sentó. Su espada Tian Ji emitía silbidos mientras avanzaba hacia las nubes oscuras: los truenos y los relámpagos.

"Kaboom!" Un relámpago aterrador golpeó la Espada Tian Ji. Como el alma de Lin Feng también estaba en la espada, sintió el rayo y se sacudió violentamente. Sintió que su alma iba a ser expulsada de su cuerpo.

Él escupió sangre.

"¡Lin Feng!", Dijo Meng Qing. La cara de Lin Feng se puso pálida como la muerte y también la cara de Meng Qing.

"¡No vengas aquí!" Gritó Lin Feng mientras continuaba, "Meng Qing, haz tus propias cosas durante estos cien días, practica la cultivación también."

Su alma tembló de nuevo y el cuerpo de Lin Feng tembló. Al mismo tiempo, las semillas de su destino continuaron nutriendo su cuerpo y regenerándolo. El dolor era más soportable de esa manera.

"Lin Feng ..." Meng Qing estaba preocupada por Lin Feng. Estaba escupiendo sangre y parecía muy doloroso.

"Estoy practicando la cultivación, ¡estoy bien!", Dijo Lin Feng sonriendo. Más truenos golpearon a Lin Feng mientras emitían sonidos rugientes.

La técnica que usaba para levantar su espada consistía en alimentar la espada con la fuerza de su propio alma. Mientras limpiaba su espada con las atronadoras energías, solo estaba desarrollando un alma, necesitaba varios para condensarlos.

"La espada del emperador Wu Tian Jian es como un ser humano", Pensó Lin Feng. El emperador Wu Tian Jian había alzado su espada durante diez años, por lo que debe haber sufrido inmensamente para convertirse en emperador. Durante diez años, nadie lo conoció, y de repente, él había asombrado a toda la provincia de Ba Huang.

La habilidad era aterradora, por lo tanto, no muchas personas la practicaron, probablemente solo lo hicieron los locos. Pero los genios reales también eran, a menudo, locos.

La espada de Tian Ji continuó temblando violentamente en las nubes oscuras. Algunas grietas incluso aparecieron en él, pero aguantaba el dolor. Después de ser limpiado de esta manera, también se estaba curando y cambiando lentamente.

Cuando Meng Qing vio cuánto estaba sufriendo Lin Feng, se puso roja de preocupación. Pero Lin Feng le sonreía de vez en cuando, así que se sintió aliviada.

Después de tres días de sufrimiento, Lin Feng no sintió el dolor tanto como antes. Su espada Tian Ji era aún más deslumbrante. La espada también se había acostumbrado a ser aturdida. Aunque todavía era doloroso, no fue tan malo.

Después de siete días de sufrimiento, Lin Feng se sintió aún más relajado, incluso pudo mantenerse de pie y ver cómo el trueno y el rayo le limpiaban la espada.

Meng Qing miró la espalda de Lin Feng y sonrió resplandeciente. No estaba sufriendo tanto, ahora estaba parado constantemente. Lin Feng se dio la vuelta, sonrió de manera resplandeciente y dijo: "Practica la cultivación, de lo contrario, ¡pronto te superaré!"

"Bien" Dijo Meng Qing asintiendo. Luego, ella también comenzó a practicar el cultivo. Pensaba que si se volvía más fuerte, Lin Feng ya no tendría que sufrir tanto. Por supuesto, ese era el pensamiento de una mujer, solo estaba preocupada por su marido. ¿Cómo podría un hombre como Lin Feng dejar que una chica lo proteja? Lo que quería era proteger a sus esposas, familiares y amigos. Él quería ser más fuerte.

Treinta días pasaron. La Espada Tian Ji estaba absorbiendo fácilmente esas atronadoras energías púrpuras.

"Ahora puede ser golpeado por un rayo sin ningún problema", susurró Lin Feng. Lentamente caminó hacia el trueno.

"¡Kaboom!" Cuando Lin Feng caminó hacia el borde de la zona atronadora, un trueno aterrador lo golpeó y escupió sangre mientras caía de rodillas. Sin embargo, no emitió ningún sonido porque no quería molestar a Meng Qing que practicaba la cultivación.

"600,000 gemas para eso, no puedo perder nada de esto. Como mi espada ahora está limpia, también tengo que mejorar mi fuerza física. "Aunque Lin Feng tenía sangre goteando por la comisura de su boca, todavía estaba sonriendo. Lanzó energías demoníacas y usó su habilidad Buda-Demonio de las tres vidas.

Él saltó en el aire y fue impulsado de vuelta al suelo de inmediato. Él hizo eso una y otra vez. Ya había perdido tanta sangre, pero al mismo tiempo, podía sentir que se estaba volviendo más fuerte a causa de eso. Tal vez sería capaz de comprender las energías del trueno como su espada, y luego no necesitaría usar su espada para enfrentarse a las atronadoras energías.

Continuó este entrenamiento de trueno durante treinta días más. La fuerza demoníaca continuó fluyendo a través de su cuerpo y ese rayo nunca dejó de golpearlo. Finalmente, logró caminar más adentro de las nubes donde el rayo era aún más brutal.

Por supuesto, Lin Feng no era un arma sagrada. A pesar de que tenía fuerza demoníaca y las semillas del destino, no podía bañarse en esos truenos.

Se estaba volviendo mucho más fuerte y aún más musculoso.

Lin Feng no sabía que Meng Qing, que practicaba la cultivación junto a él, estaba llorando.

Después de ochenta días, Lin Feng se dio cuenta de lo mucho más fuerte que se había convertido. Había llegado al sexto reino de Tian Qi. Solo de pensarlo lo hizo reír hasta la muerte. Sorprendentemente, bañarse en un rayo fue terapéutico.

Cien días finalmente pasaron. Lin Feng había sufrido mucho, pero todavía estaba decepcionado porque quería pasar más tiempo sufriendo bajo esas energías.

Cuando Lin Feng regresó al santuario, había atronadoras energías chispeando alrededor de sus manos.

Él estaba sonriendo de una manera resplandeciente.

"¡Te has quedado estupefacto tantas veces que te has vuelto estúpido!", Dijo Meng Qing. Lin Feng estaba sonriendo fatuamente, había sido golpeado por el trueno muchas veces y había sido extremadamente doloroso, por lo que ahora solo estaba sonriendo con fatiga.

"Unas cuantas veces más y habría abierto al siguiente reino de Tian Qi nuevamente. Mi cuerpo físico es increíblemente fuerte ahora. Además, ahora entiendo la intencion de trueno, ¡incluso tengo un nivel de trueno de nivel siete! ¡No me importa estar estupefacto un poco más! "Dijo Lin Feng sonriendo. Lo que más le sorprendió fue que había aprendido la intención del trueno e incluso el nivel siete de la intención del trueno.

Por supuesto, Lin Feng era perfectamente consciente de que había aprendido a usar el intención de trueno tan rápido porque ya entendía otros tres tipos de intención.

Lin Feng no podía esperar a que su espada Tian Ji progresara aún más. Su espada se había vuelto más fuerte también, aún no se había convertido en una arma sagrada de nivel medio, pero pronto lo sería. Su espada ahora tenía su primera alma, era rudimentaria, ¡pero aún así!

Login Form

CrewChat