buscar

Home

PMG: Capítulo 1155 - ¡Viajando y trabajando!

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1155 - ¡Viajando y trabajando!

Jin Xing parecía furioso, no podía creer que moriría en Ciudad Fortuna. Pensó que su vida cambiaría después de Ciudad Fortuna. Fue uno de los genios más increíbles presentes en el evento. Además de eso, solo estaba muriendo porque había envidiado las semillas del destino de un cultivador en elquinto reino de Tian Qi.

"¡Roar!" Rugió Jin Xing, fue el último rugido antes de la muerte. Su fuego se disparó a los cielos, así como su fuerza de oro.

"¡Lin Feng, regresa!", Gritó Yuan Fei en voz alta. Lin Feng continuó liberando Qi desolado en el cerebro de Jin Xing. Jin Xing sabía que se estaba muriendo.

Lin Feng sacó su alabarda del cráneo de Jin Xing y retrocedió. Rumores y luces deslumbrantes oprimieron a Lin Feng, haciéndole toser sangre y empujarlo hasta sus rodillas. Entonces, Jin Xing dejó de respirar.

Lin Feng apenas podía respirar mientras se limpiaba la sangre de la boca. Jin Xing había atacado sorprendentemente a Lin Feng mientras se estaba muriendo. Sin embargo, una sexta semilla del destino apareció en el tercer ojo de Lin Feng, ahora tenía 600,000 semillas de destino.

Lin Feng todavía no estaba satisfecho, eso aún no era suficiente.

"Vamos otra vez. Si alguien intenta atacarte, también los mataremos." Dijo Yuan Fei agresivamente. Sorprendentemente, Jin Xing había obligado a Lin Feng a teletransportarse a él. Bien, si la gente continuara forzando a Lin Feng a teletransportarse a ellos, continuarían matándolos.

"Ese tipo probablemente tenía muchos tesoros. Incluso si no los necesitas, siempre puedes cambiarlos por semillas del destino. "Lin Feng encontró un anillo que no estaba roto en el cuerpo de Jin Xing. No se lo dio a Yuan Fei, no porque fuera codicioso, sino porque Yuan Fei era el nieto de un emperador, por lo que era rico. Yuan Fei podría tener todo lo que quisiera, incluidas las armas sagradas sin igual. Sin embargo, parecía que el Gran Simio Emperador no quería que Yuan Fei confiara en las armas sagradas. Por lo tanto, Lin Feng pensó que, aparte del palo de madera negro, nunca había visto a Yuan Fei usar ninguna otra arma sagrada.

Pero en cualquier caso, ese palo de aspecto ordinario era en realidad un arma aterradora.

"Jin Xing era de la parte sur de la provincia de Ba Huang y era muy famoso. Según las leyendas, él había heredado la sangre del Cuervo de Oro, un pájaro dorado supernatural de tres patas que vivía en el cielo. Además de cultivadores increíbles en la parte superior del reino de Tian Qi, nadie podría derrotarlo. Esta vez lo matamos juntos, ¡pero lo había pedido! ", Dijo Yuan Fei a Lin Feng.

Los tres continuaron caminando, tal vez más personas tratarían de atacar a Lin Feng.

"Entonces, ¿quiénes son los cultivadores más increíbles aquí?", Preguntó Lin Feng a Yuan Fei. Él no sabía mucho sobre la provincia de Ba Huang. Probablemente se encontraría con esa gente en Ciudad Fortuna, pero él estaba seguro de que Yuan Fei era uno de ellos.

Lin Feng ahora tenía una opinión diferente sobre la provincia Ba Huang, no creía que fuera tan grande. Cuando acababa de llegar, conoció a Yang Zi Lan, que ya era considerado un genio, y luego conoció a Xuan Yuan, que también era considerado un genio. Luego, conoció a Yuan Fei, que era un verdadero genio.

En el pasado, Lin Feng admiraba incluso a los cultivadores comunes Zun, pero ahora, ya no pensaba de esa manera. Los cultivadores ordinarios Zun de bajo nivel podrían ser fácilmente derrotados por personas como Jin Xing. La gente admirada por Lin Feng también era gente que quería superar. El evento en Ciudad Fortuna fue una oportunidad única para Lin Feng.

"No hay necesidad de hablar de ellos por ahora. El Continente de las Nueve Nubes es gigantesco. Los cultivadores fuertes no son necesariamente aquellos que han heredado una sangre fuerte, probablemente entiendan a qué me refiero. Para los genios que quieren fortalecerse, convertirse en un discípulo de cultivación imperial significa oportunidades más amplias, mejores herramientas de cultivo y más amigos del mismo nivel. Entonces, cuando los emperadores les concedan importancia, recibirán aún más oportunidades. Por lo tanto, los cultivadores jóvenes más destacados de la provincia de Ba Huang son aquellos que han recibido las enseñanzas directas de los emperadores. Esta vez, en Ciudad Fortuna, los conocerás " Dijo Yuan Fei hablando y caminando.

"No puedo esperar para verlos", pensó Lin Feng. Pero de acuerdo con Yuan Fei, personas como él y Ave Trueno no eran los cultivadores más sobresalientes de Ba Huang, o al menos eso es lo que pensó que quería decir.

"Tal vez ahora sean fuertes, pero no será así en el futuro." Recientemente, varios cultivadores increíbles han aparecido en la provincia de Ba Huang. Además, algunas personas más jóvenes también están comenzando a levantarse, como usted. Es una carrera constante, por lo que es muy pronto para saber quiénes son los mejores. Solo el tiempo puede decirnos esas cosas. Si realmente quieres saber, conviértete en un emperador y vence a esas personas." Dijo Yuan Fei.

Lin Feng asintió. Lin Feng vino del pequeño país de Xue Yue, en la pequeña región de Xue Yu. Él entendía esas cosas mejor que la mayoría. En la provincia de Ba Huang, no se lo consideraba un gran cultivador, pero en la región de Xue Yu era uno de los más fuertes.

En diferentes lugares, las personas tenían diferentes puntos de vista y diferentes percepciones. Lin Feng estaba en el camino correcto, por lo que si quería convertirse en emperador terminaría peleando con esa gente tarde o temprano.

Los tres llegaron pronto al santuario. Esta vez, el anciano no hizo que Lin Feng se fuera de inmediato, lo que significaba que nadie había pedido que se teletransportara a Lin Feng.

"Parece que nadie me pidió esta vez." Dijo Lin Feng encogiéndose de hombros y sonriendo. Miró al anciano y dijo: "Necesito tener un Qi increíblemente fuerte, tengo que parecer que tengo la fuerza de la parte superior del reino de Tian Qi."

"¿Eh?" Yuan Fei escuchó a Lin Feng y entendió al instante lo que quería decir. ¿Cuán astuto era este tipo?

El anciano asintió, le estrechó la mano y, de repente, el Qi de Lin Feng estaba en la parte superior del reino del Tian Qi. Aunque era falso, nadie lo sabría.

Lin Feng pagó mil gemas por eso.

"Lin Feng, me voy." Dijo Yuan Fei saliendo. Lin Feng asintió. Lin Feng le había pedido ayuda a Yuan Fei porque algunas personas querían matarlo. Sin embargo, Yuan Fei no tuvo tiempo para cuidar de ambos. Él lo había ayudado, entonces ahora Meng Qing y Lin Feng podrían protegerse juntos. Yuan Fei también necesitaba las semillas del destino.

El anciano teletransportó a Yuan Fei a un lugar con muchas personas. Lin Feng también le pidió al anciano que lo teletransportara a él y Meng Qing a un lugar donde había mucha gente, pero no al mismo lugar que Yuan Fei. De esa forma, los tres podrían obtener aún más semillas del destino.

Lin Feng y Meng Qing aparecieron en otro lado y la espada Tian Ji de Lin Feng se elevó al instante en el cielo. Lin Feng y Meng Qing saltaron sobre él.

Deslumbrantes luces doradas aparecieron cuando Lin Feng sacaba su arco, el Qi de la parte superior del reino Tian Qi fluía a través de su cuerpo.

"¡Vamonos!"

Lin Feng cambió su rostro y su espada Tian Ji se elevó en el aire, apareciendo pronto por encima de alguien que tenía unas miles de semillas de destino. Lin Feng gritó furiosamente, "¡Dame tus semillas de destino o te mataré!"

Esa persona percibió el Qi de Lin Feng y vio su arco. Parecía petrificado y obedeció. No tenía más remedio que dar sus semillas de destino si quería vivir.

Lin Feng tomó las semillas del destino y se fue. No se detuvo mientras continuaba haciendo eso con mucha más gente. Un cultivador en la parte superior del reino Tian Qi sosteniendo un arco aterrador, montando un arma sagrada, y una chica con un Qi celestial. La gente tenía otra opción que entregar sus semillas del destino. Muchas personas se sintieron desanimadas ...

Algunas personas ya habían visto la reverencia de Lin Feng antes, pero ahora no era el mismo tipo que la tenía. Con una fuerza en la parte superior del reino de Tian Qi, probablemente la había robado y ahora estaba robando sus semillas. Que cruel. Se había abierto paso hasta la parte superior del reino Tian Qi, entonces ¿por qué necesitaba robar también armas sagradas? Lo que enfureció aún más a las personas fue que estaba surfeando con una espada que también era un arma sagrada. ¡Qué mocoso mimado!

Login Form

CrewChat